I am gay!!! I love you, Phillip Morris!!! Glen Ficarra y John Requa.

I love you, Phillip Morris! (2009) es una de las más bellas y extraordinarias películas que he visto en mucho tiempo. Se trata de una comedia dramática, interpretada por Jim Carrey y Ewan McGregor, basada en una historial real, escrita en un libro. Ambos actores merecen el Oscar por haber interpretado soberbiamente esta historia de amor, donde lo más importante es el amor, y no la homosexualidad tratada con terapia y curitas, como bien han señalado sus directores. Por fin una historia de amor entre hombres, contada de manera natural, sin traumas, como no sean los propios de las historias de amores; por fin una mirada compleja sobre el tema sin manierismos, pruritos, o escenas donde lo que se ve es sólo el intento, y nunca lo concreto: la pasión amorosa.

Tanto Jim Carrey y Ewan McGregor están como para comérselos, sobre todo en la escena donde bailan juntos, dentro de la prisión, después de haber pedido, casi suplicado, a un vecino de celda que les ponga su canción preferida; una escena que supera aquella otra del beso en la prisión, en El beso de la mujer araña (1985, dirigida por Héctor Babenco), entre Raúl Juliá y William Hurt.

El conflicto no es precisamente el tema ya tan manido y estereotipado de lo gay, todo lo contrario, y quizás sea por eso que Hollywood se niega a estrenar la película, lean el artículo en El País, aunque el periódico omite que la película fue estrenada en Francia, y ya ha salido el DVD. El tema es la complejidad amorosa, y hasta donde puede llegar el ser humano por amor, sólo que aquí no hay un hombre y una mujer. Aquí hay un hombre casado, religioso en extremo, con hijos, que lo deja todo, por asumir -tras un accidente- su homosexualidad.

No les cuento más, no dejen de ver este filme donde el amor sobrepasa todos los límites, y la homosexualidad es lo que tiene que ser: una historia de amor; y el sida es un asunto corriente de todos los días, con el que hay que lidiar como una tragedia y una enfermedad de la época, pero sin el drama que lo liga con la condición homo-perdido-por-un-culo, más bien aquí se trata de hombre-perdido-por-otro-hombre, incluso el tema de la enfermedad es tratado de manera bromista, dentro del chantaje amoroso que cualquier tipo de relación de pareja impone.

Sin más, no se la pierdan. Reirán y llorarán, además de apreciar el arte, es a lo que va uno al cine, ¿no?

Zoé Valdés.

3 respuestas para “I am gay!!! I love you, Phillip Morris!!! Glen Ficarra y John Requa.”

  1. Gracias por la recomendaciom, la buscaremos.