Anuencia, disidencia, competencia. O la intoxicación del lenguaje. Por Rolando H. Morelli.

En Cubanet. ¡Soberbio!

8 respuestas para “Anuencia, disidencia, competencia. O la intoxicación del lenguaje. Por Rolando H. Morelli.”

  1. Este escrito es mas que eso, es un tratado social de la evolucion y experiencia vivida del cubano en 51 annios, muy bueno, tiene muchas respuestas a preguntas que nos hacemos.
    Sobre todo por la forma de reaccionar y proceder de las ultimas generaciones ( sin generalizar) de cubanos.

    Me gusta

  2. Querida Zoe: El lenguaje que utilizan las nuevas generaciones es cierto que esta marcado por un algo casi imposible de descifrar.Hoy al leer este excelente trabajo de Rolando H. Morelli,comprendo que es la sobre saturacion de ideologia comunista/caribegna/chacumbele. Que los envenena hasta el tuetano.Trabajo duro,el de los futuros educadores y cubanos cultos en general,sera el cambiar todo ese motanje de falsas palabras y consignas,que entre otras cosas han creado una sociedad de dobel moral.
    Quiera Dios que dentro de otros 50 agnos,ya el mal este erradicado.Ojala..eso espero.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

    Me gusta

  3. Los doce “Coños” mas famosos de la historia:

    1.- ¿Cuándo “coño” va a parar esta lluvia? (Noé, año 431 A .C.).

    2.- ¿Cómo “coño” se te ocurrió eso? (La madre de Pitágoras, año 126 A.C.).

    3.- ¡¡¡”Coño”, qué calor!!! (Juana de Arco, año 1431).

    4.- ¿Cuándo “coño” vamos a llegar? (Cristóbal Colón, año 1492).

    5.- ¿Cómo “coño” quieren que pinte el techo? (Miguel Ángel, año 1566).

    6.- ¿Qué “coño” te has tomado Julieta? (Romeo, año 1595).

    7.- ¿De dónde “coño” han salidos todos estos indios? (General Custer,1876 )

    8.- ¿Por dónde “coño” entra tanta agua? (Capt. Smith, SMS Titanic, 1912).

    9.- ¿Por qué “coño” no entendéis esto? (Einstein, año 1938).

    10.- Vamos Mónica, ¿qué te pasa? ¿Quién “coño” se va a dar cuenta? (Bill Clinton, 1997).

    11.- ¿ Y Qué “coño” hacemos ahora? (Barack Obama, 2009).

    12.- ¿Quien “coño” votó por este negro? ( se preguntan millones de norteamericano 2010 ).

    Me lo encontre en Babalu Blog y lo comparto con ustedes, saludos:

    Martin

    Me gusta

  4. De acuerdo con Rolando. La verborrea fidelista funciona como un codigo secreto de pertenencia a una sociedad, que aunque abierta, se vigila y persigue entre si. El fidelismo tenia que crear una literatura “revolucionaria”, una musica combatiente, un cine de vanguardia…era mas facil que producir bienes de consumo. Tambien popularizo un lenguaje distinto donde “se ubicaban al margen del proceso aquellos elementos apaticos que no asimilaban la dialectica planteada por los cuadros provenientes de sectores antes marginados por la coyuntura internacional. Ademas, nosotros (el) hemos plasmado en las directrices los aspectos que coadyuvan en la elaboracion sistematizada del picadillo de gorrion”…algo asi, tan denso y abrumador, identificador de fieles simpatizantes, ha surgido en Cuba. Un lenguaje cuajado de irrelevancias, de estructura preconcebida, de rigido esquema oficial, es lo que separa a los fieles de los infieles.
    Si el Castrismo dura medio siglo mas, en la isla se hablara un dialecto, por aqui spanglish, y sera algo asi como una conversacion entre un espanol y un portugues…que creen de eso?

    Me gusta

  5. Admirable y consistente artículo del Dr. Morelli. Una lúcida exposición sobre la doble moral y la incoherencia del ‘hombre nuevo’. Nada que agregar a lo que, ya de por sí, es excelente. ¡Felicitaciones!

    Me gusta

  6. Me encanta el tema en cuestión. Excelente el artículo.

    Me gusta

  7. Desbarajuste
    Lázaro González Valdés

    MIAMI, Florida, agosto, http://www.cubanet.org -Opositores y analistas pronostican que el régimen de Fidel Castro está en las últimas. Otros ven luchas intestinas en el Partido Comunista de Cuba (PCC). Hay quienes esperan perestroikas a cambio de presuntas flexibilizaciones legales que el gobierno de Barack Obama efectuaría a favor de potenciales estadounidenses deseosos de hacer turismo en la isla. También se destacan los que vislumbran el triunfo de la oposición y no faltan quienes esperan un foro donde cubanos de todas las ideologías, incluso la comunista, se sentarán civilizadamente a solucionar el conflicto causado por estos últimos.

    De esta confusión al menos emerge un aspecto claro: nadie presenta pruebas que confirme su hipótesis cuando existen decenas de hechos que demuestran lo contrario.

    Por ejemplo, si en verdad la dictadura comunista se acerca a su final por qué sus fuerzas armadas no están en máxima alerta, por qué no hay toque de queda, por qué no salen de Cuba los diplomáticos extranjeros y por qué prevalece el comercio y otras relaciones con un gobierno en fase terminal.

    Sobre las presuntas escisiones en el PCC, se impone cuestionar por qué la facción moderada del mismo no se identifica públicamente y trabaja con los grupos disidentes que proponen modificar los aspectos negativos del sistema comunista y mantener algunos que consideran positivos.

    En lo referente a cambios democráticos por levantamiento de restricciones, los sostenedores de esta idea deberían dar a conocer cuántas libertades han ganado los cubanos desde el primer intercambio académico entre profesionales nacionales y americanos, desde que aumentaron las exportaciones de alimentos al PCC, o desde la actuación en La Habana de los trapecistas Sylvia Friedman y Samuel Sion.

    Respecto a la anunciada victoria de la oposición sobre el PCC solo espero que se publique la fecha de las nuevas elecciones y se diga cuándo los criminales serán presentados ante tribunales imparciales para ser condenados por sus actos.

    Por último, si los opositores minimalistas tienen fe en su procedimiento por lo menos deberían anunciar cuándo, dónde y con quiénes se reunirán para comenzar las transformaciones hacia la democracia.

    Creo que ninguna de las partes responderá estas interrogantes pues de la nada, nada sale. Si lo planteado en este texto es incorrecto cualquiera de las partes mencionadas en él tiene la opción de presentar sus pruebas en otro escrito para demostrar que no existe ningún desbarajuste. Eso sí: no sirven consignas ni especulaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .