Un diablito H.P. en 1933. Por Esteban Fernández.

por Esteban Fernández
UN DIABLITO H.P. EN 1933

Una mañana durante el año 1933 un niño perverso de siete años recibió una paliza en una finca de Birán, Oriente, Cuba y airado miró a su abusador padre y le gritó: “Algún día yo voy a tener más tierras y ganado que tú”…

Muy lejos estaba de imaginar el viejo Angel que lo que tenía en mente ese diabólico muchacho era convertir a todos sus conciudadanos en un gigantesco ganado vacuno y al país en un monumental latifundio. Es más, ni el mismísimo Diablo hubiera convencido al ex soldado español de que su monstruoso engendro lograría su objetivo.

Y al final de la jornada está más que comprobado que ese niño no utilizó el titulo universitario que tanto dinero le costó a Angel lograrlo, ni fue socialista, ni comunista, ni idealista, simple y llanamente se convirtió en latifundista (del país completo) y en su enfermiza mente considera a todos los cubanos parte de un enorme ganado.

Los perros segurosos tratan de morder a  todo el que intenta protestar porque el dueño de esa granja que se llama Cuba considera e impone que los cubanos solo deben mugir. Nunca ha querido aceptar que somos seres humanos y queremos libertad. ¡Y la vamos a lograr!

Comenzó adueñándose de un pedacito de tierra en un Pico llamado Turquino, y a su alrededor tenia a 12 hombres que los nombra (no como todo el mundo considera: “Comandantes”) futuros terratenientes.

No quiero hacerles la historia que todos conocen sino llegar rápidamente al resultado, al final, la actual MOMIA y su hermano (el mayoral de la finca que es Cuba) son propietarios del más grande latifundio del Universo y están totalmente convencidos de que los cubanos son sus reses.

Al cubano que ha querido seguir siendo UN HOMBRE LIBRE Fidel Castro no le aceptó ese titulo y lo llevó como si fuera una res al matadero. Al cubano que discrepa lo encierra en lugares 20 mil veces peores que un establo.

Cuando Fidel Castro “dialogaba” con cubanos del exilio, cuando tenia salud para hacerlo, no era una conversación de hombre a hombre, de tú a tú, sino que tal parece que el dueño de una finca le permite su entrada a unas vacas descarriadas.

A la Hacienda solo la pueden visitar los que su dueño lo permita. En realidad la idea de dejar a algunos recorrer sus predios fue de él. En su mente podrida no tiene nada de malo (al contrario es productivo para él) que alguien le pague  por el derecho a alimentar y llevarle pienso a lo que él considera ser su ganado.

Desde luego que allí hay muchos que el capataz no considera completamente parte del ganado sino animales encargados de cuidar a las reses y a su gigantesco rancho. A esos él lo mismo les ordena que le pasen la lengua a un turista como que le arranquen una pata a una de sus vacas de una mordida.

Gobernantes de todo el mundo aceptan de buen talante esta situación, inclusive cubanos exiliados están de acuerdo en que Fidel Castro y sus PERROS de presa sean los dueños absolutos de lo que ayer fue un gran país y hoy es un enorme LATIFUNDIO, establo y potrero. Los esclavos tenían más derechos y comida que los que tienen actualmente el pueblo cubano.

Cuando un compatriota dice con resignación: “Aquello no se cae más nunca” está aceptando que la tierra más bella del mundo, y el pueblo más bueno del Orbe sea eternamente patrimonio y atajo de reses de aquel mocoso que un día se lo prometió a su sorprendido progenitor. Hay que demostrarle de una vez y por todas a este H.P. (¡que no acaba de morirse, coño!) que nosotros somos seres humanos.

GENTILEZA DEL AUTOR.

10 respuestas para “Un diablito H.P. en 1933. Por Esteban Fernández.”

  1. No es nada nuevo el Tirano lo comento hace unos anos,CUBA SOY YO..creo que eso es suficiente para entender…..!!!

  2. «L’etat, c’est moi» (el estado soy yo), famosa frase del rey Luis XIV de Francia, que por lo menos, a la usanza de su tiempo, ocupaba su puesto legítimamente y no era un bastardo advenedizo ni un farsante vulgar.

  3. Aministiar a esos asesinos en 1955 fue un crimen de lesa humanidad que propicio el derrumbe de nuestra nacion, la entrada, como otros han escrito de un tigre en una aula de primaria. ?Cuanto pesa un plomito calibre 22? Con eso bastaba para salvar a Cuba de esta miseria moral y material. Merecia en cualquier codigo de justicia una cadena perpetua por cada una de las victimas del horrendo ataque al Moncada. El tema es reiterativo pero usted siempre encuentra una forma original de presentarlo. Felicidades.

  4. Que lastima que el padre no lo hubiera matado en esa paliza Carajo!

  5. Por estos lares he aprendido (más bien escuchado y leído) que la regla de oro de la industria ganadera se basa en que la sustentabilidad de la industria es mayor cuantas más cabezas de ganado haya por habitante. Ahora bien, según la ilustración de Estebita sobre el modus operandi de La Bestia de Birán desde sus lejanos días como cachorro malparido, todo indica que su “regla de plomo” se ha basado y se basa en todo lo contrario: La sustentabilidad de su tiranía es mayor cuantas más cabezas de habitantes haya por ganado. ¡Qué monstruo!
    Bravo por Estebita.

  6. me he reido mucho, gracias! tienes una vena de humorista escondida debajo de los rencores que te envenenan el alma. A los tiranos les importa un pito que tu (y yo) y los demas los odiemos. No dejemos que la amrgura ensombre nuestras vidas, con mas claridad podremos seguir con mas eficiencia esta lucha contra la dictadura.

  7. Genial como siempre Esteban Fernandez! Saludos!!

  8. Estoy en total discordancia con la idea de llamarle amargura que ensombresca vidas al hecho de sentir una total repulsion por el HP mas vil que se haya visto en los ultimos tiempos, con la claridad de sus maltratos es suficiente para que se sepa que la unica formula eficaz es la de una buena entrada de palos como la que le dieron a los 7anios, pero esta vez con consecuencias mortales.

  9. «ensombreZca» con Z. Es una pena que los comentaristas tengan faltas de ortografia. El comentario del dia tambien lo tiene «aDversidades». Por favor cuidemos nuestro precioso idioma. Es uno de los pocos legados de nuestra patria que podemos disfrutar cada dia. Bueno no quiero discordar con la total discordancia de Miranda pero creo que sentir repulsion es una cosa pero sentir odio visceral a los tiranos como lamentablemente el autor del post ha manifestado con orgullo no hace mas que danarnos a nosotros mismos. El odio es un sentimiento que enferma y ciega. Hay que tener claridad en nuestra lucha por la libertad.

  10. Les quiero comentar que en un reportaje que vi recientemente en la TELE, daban al Fidel como bastardo,salia con su verdero apellido una certificacion de nacimiento. Fué muy rapido y no pude verle en detalle. He tratado de conseguirle y no le encuentro, yo que pense que el único bastardo es Raul, hijo del chino bodeguero de Biran, por cierto le enseño canciones infantiles en chino.

    bastardo, da
    adj. y s. desp. [Hijo] natural o nacido fuera del matrimonio.
    desp. Que tiene mala intención o es un indeseable:
    no te puedes fiar de él, es un bastardo.
    Que degenera de su origen o naturaleza.

Deja un comentario