Petróleo: El futuro democrático de Cuba. Por Leopoldo Fornés Bonavía-Dolz.

Este trabajo del 2007 tiene una tremenda actualidad viendo las perforaciones que se suceden en la costa norte de Pinar del Río. Mi agradecimiento al autor.

PETROLEO: EL FUTURO DEMOCRATICO DE CUBA

Artículo para la organización People-in-need

Praga, República Checa.

Madrid, 10 de noviembre de 2007.

Autor: Leopoldo Fornés-Bonavía Dolz

Escribir sobre hidrocarburos en Cuba habría sido hasta hace poco como hablar de agua en el desierto de Takla Makán en Asia Central: una quimera. Pero no, parece que nos equivocamos y que es posible. Ahí está a la espera. Un país en donde hasta hace poco se vivía de la zafra de la caña de azúcar de pronto ha dado un cambio radical. Hoy la caña  apenas produce 2 millones de Ton., después de haber producido tradicionalmente entre 5 y 10 millones de Ton. Terminó, por desgracia, ser Cuba el primer país exportador de azúcar refinada del mundo. El sistema actual de política y economía que reina en Cuba desde 1992 impide esas producciones. Por ello, gracias a las masivas inversiones de países como Canadá, los yacimientos de minerales como el níckel, cromo y cobalto y otros metales pesados se ha logrado sustituir a la zafra como los primeros ingresos del exterior, junto con el turismo, ahora en decadencia, y las remesas de los emigrantes, sean políticos –los de antes- o económicos –los de ahora.

Tradicionalmente, desde los años de la Segunda Guerra Mundial, Cuba explotaba algunos yacimientos de petróleo pesado y denso en la zona de Bacuranao, al este de La Habana, con ayuda de los EE.UU. pero producía un crudo de difícil y cara explotación, poco rentable. El cubano se había conformado con saber que no eran ricos en yacimientos de hidrocarburos como pudieran ser en la región americana Venezuela, México, o el sur y oeste de los EE.UU. Durante los primeros años revolucionarios recuerdo que el gobierno comunista rumano, -con cierta tecnología dados sus yacimientos- habían intentado perforar en diversos puntos del país, principalmente en la costa norte, con torres de perforación que se compraban o alquilaban y que Cuba pagaba con inmensas cantidades de naranjas que producía a ese país en los años sesenta. El asunto fue engavetado por imposible en los años setenta y ochenta.

Entonces llegó para el gobierno cubano el año “terrible” de 1989, 4º de la pierestroika soviética. El muro de Berlín cayó, la URSS comenzó a desintegrarse y el petróleo soviético barato por subsidiado a Cuba –tardaba unos 18 días en llegar desde el Mar Negro a cualquier puerto de Cuba-cesó su largo y ruinoso periplo para la quebrantada economía de los pueblos que constituían la ya extinta URSS, en especial, para el sufrido pueblo ruso. Los rusos se había “liberado” del yugo cubano. Lo mismo pensaron los demás países de Europa Central y Oriental, antes de régimen comunista y hoy en la Unión Europea.

El régimen cubano se tuvo que poner las pilas durante casi una década para suplir el subsidio soviético comprando petróleo aquí, allá y acuyá: en el Irak de Sadam, en el Irán de los Ayatolás, en México o, en cierta medida, en la Venezuela democrática. Todos, sin embargo, tenían la mala costumbre de cobrarlo, algunos en efectivo, en cash, como en algún caso México, que si no hacían el ingreso en el banco adecuado, el petrolero se marchaba de la bahía donde estaba atracado con la panza aún repleta de petróleo. Nunca he sabido si llegó a ocurrir que alguno de esos tanqueros (así le llama con ese anglicismo a los petroleros en algunos países latinos) zarpara de vuelta. Lo que sí llegó a mis oídos fue algún tira y afloja por los pagos. ¡Si no hay dinero ingresado en el banco nos llevamos el crudo!

Sin embargo, a fines de la década de los noventa sucedió el milagro tan solicitado a los dioses del Olimpo marxista: Hugo Chávez, el populista,  fue elegido presidente de la riquísima Venezuela y comenzó a otorgar enormes cantidades de petróleo –y de dinero- a precios más que de subsidio, de ganga,  precios políticos que le dieron gran respiro a la dictadura cubana unipersonal.

Hoy en día Venezuela cubre la mitad de las necesidades de combustibles fósiles para generar electricidad, automoción y gas de cocina; la otra mitad queda cubierta por la producción de los pozos existentes en la costa norte de La Habana y otros, unos 67.000 barriles de crudo diarios, que la empresa Sherritt Int. de Canadá extrae para la empresa estatal CUPET mediante mangas especiales desde tierra.

El panorama empezó a cambiar completamente cuando a principios del siglo XXI el régimen cubano se planteó hacer calas y perforar en serio en la plataforma submarina de la costa NO de la isla, aproximadamente desde el puerto de Cárdenas al Este hasta más allá de la península de Guanahacabibes –impronunciable nombre en lengua siboney o arahuaca-, en el extremo occidental de la isla y relativamente cercano a la península mexicana de Yucatán. Todo indica que fue la empresa hispano-argentina Repsol-YPF la que comenzó a hacer calas de tanteo -a fondo perdido- en esa zona submarina del NO de Cuba y descubrió entre 2005 y 2006, contra todo pronóstico, algunos pozos que dieron un crudo ligero y rentable con los que se presumía que se podrían pagar los inmensos gastos de las plataformas, los derricks de perforación alquilados. Este hallazgo de los españoles, publicitado de inmediato, hizo sonar las “campanas” de las compañías buscadoras de nuevos yacimientos. El gobierno comunista de Cuba, con gran lógica, repartió en “bloques” las concesiones de perforación a las compañías que primero se interesaron.

Alertados por la noticia, el U.S. Geological Service realizó los estudios más exhaustivos que pudo y calculó que los depósitos de crudo del subsuelo cubano en la parte NO del lecho marino podrían contener la friolera de unos 4.600 millones de barriles y unos 3.000 millones de metros cúbicos de gas natural, cantidad astronómica que variaba completamente la perspectiva de un país con una densidad de población europea (más de 100 hab. por km cuadrado) y una economía languideciente por tener un sistema económico ineficaz y con un turismo en baja. ¡Qué gran alivio¡

De inmediato, ante la interesada llamada del necesitado régimen y la “involuntaria” de los geólogos americanos, se realizaron concesiones a las compañías. Sherrit Int. de Canadá, la pionera, desde que explotaba yacimientos de metales pesados en Nicaro, Oriente, -donde antes de 1990 actuaban técnicos checos y eslovacos y donde aún tienen inversiones en deuda- se reservó aproximadamente la zona costera de la provincia de La Habana, que ya explotaba, mientras que Repsol-YPF se reservaba, al E y el O, dos bloques contiguos a la de Sherrit Int y cinco más paralelos a la costa habanera pero ya metidos en alta mar, que abarcaban la plataforma aproximadamente desde la altura de Bahía Honda, en la provincia de Pinar del Río hasta la ciudad de Cárdenas, ya en la provincia de Matanzas según un inexacto mapa. Dado su éxito inicial en los años 2005 y 2006, se unieron a ésta, aportando su capital y tecnología,  la noruega Norsk Hydro y la OVL Videsh india.

Es dato anecdótico que la noruega Norsk Hydro, cuya presencia señala el interés marcado de Holanda por perforar en una zona que está vedada por EE.UU. por su ley de embargo a Cuba, que esta compañía noruega, antigua y sólida, es la misma que en un fiordo de Noruega había sido la única fábrica que producía agua pesada para el Tercer Reich de Hitler, tan necesario para fabricar una bomba atómica, y que en 1942 fue debidamente destruida por la RAF británica y por los valientes patriotas y demócratas noruegos. Videsh Oil de India se ha reservado dos cuartones en la costa NE de Pinar del Río;  Petronas de Malasia, -la de las famosas Torres Petronas, tan vistas en fotos y en TV-  en la plataforma costera central y occidental del N de la misma provincia de Pinar del Río, terminando las concesiones, hasta ahora, a la empresa venezolana PDVSA que abarca la plataforma submarina paralela a la península de Guanahacabibes, envolviendo el Cabo de San Antonio y penetrando en aguas internacionales del canal o estrecho de Yucatán, a cierta distancia de Cabo Catoche, México.

Además de estas compañías han expresado interés por el posible y rico bolsón compañías como Sinopec de China,  Nigeria Oil , PetroVietnam, y probablemente Pemex, Petróleos Chilenos y Petrobras de Brasil, ya que el gobierno del Presidente Lula está interesado no sólo en petróleo sino en la explotación de minerales en Cuba para lo cual visitará Cuba al parecer en el mes en noviembre.Llama la atención a este cronista que compañías europeas como Elf, British Petroleum, Royal Dutch/Shell o Total, francesas la primera y la última, o ENI de Italia, no hayan hecho acto de presencia siendo de la Unión Europea y que los consorcios petrolíferos de Rusia y países exsoviéticos, tampoco. Es sabido que Cuba le debe a Rusia, heredera de la extinta URSS, la friolera de unos 20.848 millones de rublos transferibles, y a la Rusia post 1991 unos $819 millones US, tantos que puede que sean impagables por servicios y maquinaria suministrados en el pasado. Eso es lo que dice el presidente de Cuba cada cierto tiempo. Quizá eso explique la ausencia de perforadores y técnicos rusos.

En cuanto a las compañías norteamericanas Chevron, Exxon, Mobil Oil, Sun, Tenneco, Amoco y otras,  que han sido “invitadas” colectivamente por el gobierno cubano a perforar, no han hecho acto de presencia debido a la ley de embargo dictada por el gobierno del Pres. Eisenhower desde 1960, consecuencia entonces de las expropiaciones cubanas de bienes norteamericanos y cubanos (hoy en el exilio) sin compensación alguna. Esa misma ley de embargo recientemente ha sido rechazada por la inmensa mayoría de los países integrantes de NN.UU. Todo hay que decirlo. Ahora bien, habida cuenta de que el precio del barril de crudo ha pasado en 2007 de unos $25 dólares/barril en marzo a $60 en septiembre, cualquier inversión en tecnología y prospección se hace rentable con solo encontrar un buen pozo mercable y fácilmente refinable en la isla. Y quizá se acerque la fatídica cifra del barril a $100 dólares, clarinada de una recesión internacional peor que la de 1973. De donde la creciente importancia del bolsón cubano.

Ahora bien, ¿cuál es la situación económica de la isla en este 2007 que termina? Si recurrimos al think tank de la Universidad de Miami, a los expertos en economía que se agrupan en el Institute for Cuban and Cuban-American Studies de esa institución docente, la isla, en estos momentos, medio vive de los siguientes ingresos, que enumeramos de menor a mayor:

Tabaco, productos farmacéuticos, azúcar y productos del mar, que generan unos $800 millones US. Obsérvense los bajos ingresos por azúcar agrupados en conjunto cuando hasta los noventa eran el producto rey en Cuba desde hacía dos siglos. El actual régimen consiguió, con delicada ineficacia, acabar con el azúcar, al punto de tener que cerrar desde 2002 setenta de los ciento cincuenta y cinco centrales azucareros.  Mató la gallina de los huevos de oro. Hoy somos el 12º productor-exportador de azúcar en el mundo después de haber sido el 1º hasta 1977 (Quid France 2007).

Remesas enviadas por los trabajadores en el exterior o por los exiliados (estos últimos suman alrededor de 1,5 millones más hijos y nietos) a sus familiares en la isla, que generan $1.200 millones US en un país de unos 11,3 millones de hab.

Extracción de metales pesados como el níckel, el cromo, el cobalto y algo el cobre, generan unos $2.000 millones US. Desde hace pocos años estos metales pesados constituyen la principal exportación que en gran medida controla Canadá y que antes  explotaba con su tecnología la transformada Checoslovaquia.

Turismo extranjero, que genera unos $2.000 millones US, procedentes principalmente de Canadá, España, Italia y demás países de la Unión Europea.  Experimenta actualmente cierta baja.

Créditos, por unos $1.600 millones US, de Venezuela, China, Irán y Rusia y

por último, subsidios anuales de Venezuela en hidrocarburos por valor de unos $2.200 millones US, lo cual hace que Cuba sea nuevamente dependiente de otro país como históricamente lo fue de la España colonial, después de los EE.UU., más tarde de la URSS, y ahora de Venezuela desde 1999, además de China e Irán, cuyos países siempre “pasarían la cuenta” en apoyos políticos a cualquier actitud nacional o internacional caso de cambiar la orientación política del país hacia la democracia y el pluralismo. No les interesa.

El pueblo de Cuba, en un país agrícola y fértil como es, se ve obligado, para alimentarse, a comprar, -dada la ineficacia del sistema de propiedad estatal impuesto por los Hnos. Castro-, alimentos en los EE.UU., que la Unión vende cash gracias a que esos productos no figuran en el embargo, al punto de ser Cuba el 25º cliente de productos agrícolas de los EE.UU.  El embargo se centra en productos industriales, en armamento por supuesto, y en créditos.

Así que lo fundamental es que las compañías mencionadas encuentren pozos explotables comercialmente que, al menos, logren cubrir el 100% de la demanda de consumo en Cuba sustituyendo el petróleo subsidiado de Venezuela. Cuba, que tiene una población alfabetizada en un 97%, con una mano de obra preparada y una esperanza de vida de unos 77 años, nivel europeo, bien puede conseguir que un gobierno cubano, con autosuficiencia energética en los próximos diez años, no se vea presionado ni chantajeado por el cada vez más autoritario régimen venezolano, pronto dictatorial si Dios o los venezolanos no lo remedian, al dejar de necesitar los 67.000 barriles diarios de crudo venezolano que envían para mantener la máquina industrial y vital a medio gas.

Ser autosuficientes implicaría bastante estabilidad y quizá, cierta “maduración” predemocrática para el país, pero sin traumatismos violentos, al tiempo que disminuirían drásticamente las tendencias de la población en edad laboral a emigrar, principalmente a los EE.UU. y a la Unión Europea. Creo, con los eruditos en economía de la Universidad de Miami, en una transición tranquila y mitigada hacia la democracia, en una “revolución de terciopelo” a la checa,  y una cierta economía de mercado que aliviaría en gran medida las penurias que sufre la población, al habérseles impuesto artificial y obligatoriamente un sistema de producción estatal y de incentivos “morales” que ya la práctica diaria está barriendo de la actualidad de ese país. Es por eso que la aparición y posterior explotación por las compañías de petróleo de ese inmenso bolsón es de vital importancia para la felicidad del pueblo cubano, para su futuro democrático y para la estabilidad de la cuenca del Mar Caribe, tan necesitada como actualmente lo está.

7 respuestas para “Petróleo: El futuro democrático de Cuba. Por Leopoldo Fornés Bonavía-Dolz.”

  1. Es evidente el interes camuflado que muchos estan teniendo en el proceso cubano.Hasta ahora se decia que Cuba no era de interes para nadie por no tener petroleo. Ahora estan surgiendo contactos subterraneos, muchos de ellos desconocidos, pero olfateados. El riesgo del desgobierno cubano se hace cada dia mas manifiesto, cediendo, de alguna forma,su bunker,aunque lo haga mediante un tercero que se ha prestado a simular ser el motivo principal de esa limpieza de imagen.Los contactos indirectos USA-Cuba van aumentando de forma significativa y sin explicaciones publicas. Algo se esta cociendo.

  2. Tremendo ensayo, felicidades a su autor. Como en Cuba las cosas cambian de mal para peor en semanas y ese analisis esta fechado en el 2007, omite que la ultima zafra estuvo lejos de las dos mill. de TM, ellos mismos confesaron que fue de poco mas de un millon, equivalente a la de 1896. El precio del niquel se derrumbo por lo tanto las entradas disminuyeron significativamente. En el 2007 Cuba compro 710 mill. en alimentos a USA convirtiendose en el quinto socio comercial mas importante para la isla, y ojala que el petroleo a raudales tienda el esperado puente hacia la democracia, soy antioptimista en todo lo que se relacione con esa familia, ya llevan anos preparando a sus delfines segun la metodologia norcoroeana y de las dinastias arabes, que navegan en oceanos de petroleo y mantienen gobiernos beduinos y feudales perpetuos.

  3. Me pareció muy, muy interesante el artículo. No había leído nada al respecto. No obstante, sí recuerdo el desastre que, decían, produjo la utilización del crudo cubano en la obsoleta infraestructura de la refinería de Cienfuegos. No sé absolutamente nada del tema, pero se comentaba que todo tenía que ver con el alto contenido de azufre que tenía el crudo cubano que corroía las tuberías en pocos días. O algo así, me gustaría leer más sobre el tema. Gracias al autor.

  4. En mi primer año de la Universidad a finales de los años 60s, fuimos a ver una Computadora en un centro de investigaciones que había en la calle Ayestarán muy cerca de la Escuela de Geografía de la Facultad de Ciencias de la UH. y los investigadores, entre ellos Fonfrías, padre de un estudiante de Matemáticas, nos dijo que estaban investigando donde en Cuba y sus alrededores podía haber petróleo pues los norteamericanos antes de 1959 habían investigado y sabían que en Cuba o cerca de Cuba había petróleo.

    En Cuba en las minas de Motembo había un pequeño yacimiento y siempre se dijo que la veta de Venezuela podía pasar por Cuba, aunque ahora se sabe que es otra veta.

  5. El dia que ese petroleo sea una fuente de divisas, Chacumbele y sus fieles gobernaran a Cuba por siempre. No creo sera para garantizar una estabilidad «predemocratica», aunque si hara al hombre nuevo mas feliz….tendra mas pan y circo!!!

  6. Veo que este artículo es de Noviembre de 2007. Fue escrito hace casi tres años. El asunto que trata es importantísimo y me sorprende que en todo ese tiempo nadie se haya ocupado de esto. Dentro de la Cuba comunista no me extraña que ni ministros ni la asamblea de diputados haya discutido públicamente sobre el estado de la prospección de petróleo en la costa norte de Pinar del Río.

    ¿Pero en el exterior?. ¿Cómo es posible que muchos nos enteremos del alcance de este asunto nada menos que a través de un artículo de fines de 2007?. Y si fuese cierto ¿qué ha pasado tres años después, en qué estado se encuentra ahora ese asunto tan importante?.

    Dada la importancia de la prospección del petróleo en las costas cubanas sería conveniente asegurarse de la veracidad de lo escrito por el articulista.

  7. No, no y no. Diez mil veces seguidas no. Primero, yo siempre he dicho que desde mi perspectiva hay una gran diferencia entre las transiciones exitosas de los checos, polacos, hungaros, eslovacos, y las transiciones disimuladas de los mejicanos, chilenos, espanoles. Los hispanos estuvieron totalmente integrados a la economia mundial, no asi los de los paises comunistas, me puedes decir que no tuvieron un embargo pero si se relacionaban entre ellos mas que con otros paises, no estuvieron integrados a la economia mundial, y por esa razon pudieran ser mas radicales que los hispanos, lo primero que hicieron los checos era declarar al partido comunnista una empresa criminal para que no pudieran participar en la transicion, en Polonia Solidaridad domino a la transicion.
    En Chile siguen con la constitucion pinochetista, en Chile hubo el espectaculo de la Bachelet diciendo que las fuerzas armadas que mataron a su padre aman a Chile. En Mejico el PRI sigue intacta, el PAN fue creado en los 20 para disimular una democracia en el Mejico priista, el PRD seria como si algun partido de importancia en la Republica Checa diria que la epoca de oro habia sido la epoca comunsita. En Espana Garzon esta haciendo lo que esta haciendo a causa de que la transicion espanola fue una hipocresia total, esas fosas comunes debian haber sido abiertas desde el comienzo de la transicion.
    Havel, Walesa, y los lideres de la Europa pos-comunista podian poner un fin definitivo a su historia totalitaria sin hacer concesiones precisamente por no tener una economia fuerte que tenian que mantener.
    Ademas de eso yo me pregunto si hay estos grandes yacimientos de que se hablan, siempre han dicho que van a perforar y siempre se pospone, me acuerdo de como las acciones de Repsol cayeron un 15% precisamente por que una perforacion no produjo esperanza. Ahora bien, si resulta exitosa entonce tendra toda la razon el comentarista Higinio, no seria para nada la garantizacion de una estabilidad pre-democratica, al contrario, la estabilidad significa que los intereses creados no queran una disintegracion a la checa o a la polaca. Este articulo carece de cualquier sentido comun.

Deja un comentario