Dos cartas en 48 años. Por Esteban Fernández.

por Esteban Fernández


Desde Cuba

DOS CARTAS EN 48 AÑOS

16 DE SEPTIEMBRE 1962

Señor Esteban: Te escribo la primera y última carta en mi vida. Yo sé que hoy es tu cumpleaños pero yo me defeco en eso. Mi carta es para aclararte plenamente el motivo por el cual no quise que tu mamá me pasara el teléfono cuando yo estaba de visita en su casa y tú llamaste. Asco me hubiera dado hablar contigo. Yo estoy aplicando para pertenecer al Partido Comunista de Cuba y no quiero que aparezca en mi expediente que yo me comunico, ni tengo contacto, con un gusano empedernido y vende-patria como tú.

Saliste de Cuba, abandonaste la tierra de los trabajadores, del proletariado, en los momentos en que más la Nación necesita de sus hijos y te has ido a revolcar en el estercolero de la gusanera en Miami. ¡Que pena me das! Me dijo tu madre que tenías planes de irte al Ejército Norteamericano ¿cómo tú le llamas a eso si no es alta traición a la Patria? El Comandante en jefe ya los llamó a ustedes “los niños bitongos de Fort Jackson”.

Y, mientras, nosotros aquí construyendo el Socialismo. Que diferente tú a mis dos hijos: la hembra está desde hace varios meses alfabetizando en los campos de Pinar del Río, pertenece a la Brigada Conrado Benítez, y el varón se fue a estudiar a Checoslovaquia. ¡Que orgulloso estoy de ellos!

Yo, y creo que tú bien sabes eso porque yo estaba presente cuando hicimos el inventario en tu casa, pertenezco a las gloriosas milicias territoriales, ya dos veces he subido a lo más alto del Pico Turquino y me gané con creces la “boina verde olivo”. A mí la verdad que no “me cabía ni un alpiste en el c…” cuando personalmente la boina me la entregó el Comandante Raúl Castro en una ceremonia en Ciudad Libertad. Ese fue el mayor orgullo de toda mi vida.

Mientras tanto tú estás pasando más trabajo que un forro de catre en el Norte revuelto y brutal. Eso es lo que se merecen los que se arrodillan ante el odioso imperialismo yanqui.

Patria o Muerte, Venceremos,

Teniente Panchito

1 DE SEPTIEMBRE 2010

Mi queridísimo Estebita: HAPPY BIRTHDAY adelantado. Te la comiste, que bien hiciste en irte de Cuba a tiempo, aquí la caña está a tres trozos. Mi hijo el varón se metió a “disidente” y lo llevan aquí “a la una mi mula”, a la hijita (de la que te hablé que era alfabetizadora) allá la preñó uno de esos “palestinos” de Oriente y eso me desencantó muchísimo. Ahora ella está un poco mejor porque, aunque ya se le ven los años, está trabajando de jinetera en Varadero.

Hace rato que me botaron de las Milicias porque tuve un tremendo problemón con un cochino que me robé, lo maté en la bañadera, y estaba vendiendo la carne de puerco de contrabando. Estuve 22 meses preso en el Combinado.

Estamos pasando mil necesidades y ese es el principal motivo de esta carta porque necesito que de alguna manera me envíes algunas boberías: Cinco pares de tenis Vans para mis nietos, 10 o 15 pantalones de los que venden en una tienda llamada Macy’s, unos pomos de Vitaminas B12, no me envíes nada del “Coñooo que barato” de Miami, ni del K-Mart, ni de la tienda “99 cents”. A cada rato yo le llevo unas cuantas flores a las tumbas de tus padres. Debías tener eso en consideración.

Te doy mi palabra de que si algún día vienes por aquí te doy un tremendo abrazo, ya lo pasado es pasado, yo soy 40 de cintura, camisas “large” y de zapatos soy talla 9. Dice mi mujer “que no te olvides de ella” y le traigas algo de un lugar llamado “Victoria Secret”. Créeme que si me hubieran dado el trabajo de portero del Hotel Meliá, al cual aspiraba, no te molestara.

Te quiere mucho, Panchito

Mis respuestas son iguales a los dos cartas:

“Váyase usted a CASA DEL CARAJO”

Cortesía del autor.


14 respuestas para “Dos cartas en 48 años. Por Esteban Fernández.”

  1. Estebita que me haces reir y recordar.

  2. Querida Zoe: Para el Sr. Esteban Fernandez,Dios lo Bendiga me he reido,al amanecer, gracias a sus dos cartas. Geniales. Asi no trataron y asi no quieren tratar ahora. Magnificas las cartas. Saludos.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  3. Canalla acuerdate de mi talla, traidora trae dolar. Eso me gritaban mis amigas en el ferrocarril cuando me iba, ja ja

  4. Saludos, a pesar de lo real de la situacion me imagino que estas sean una broma eh?

  5. Ay Esteban Fernandez, esas cartas se han repetido durante estos años constantemente, esa gente no tiene verguenza, y aqui en el exilio hay caminando por las calles «artistas» que como Panchito hicieron trabajos tan meritorios que les dieron un premio que era «un machete»,me imagino por ser el que mas caña cotaria o no se que! como decia alguien en Cuba: como me lo contaron lo cuento! Como cambian los tiempos!, lo que no les cambia es la falta de verguenza! Muy bueno el articulo!

  6. Magnífico resumen en esas dos cartas.

  7. Comiquisima y realisima. Es la cronica de millones.

  8. bueno, este no te quedo tan bueno… Yo ya habia leido un cuento parecido de 2 cartas que se intercambian 2 primas: CARTA DE TOÑA, DESDE MARIANAO, A SU PRIMA JUANA, EN HIALEAH.. Y esta mucho mas comico. Aprieta para la proxima!

  9. Muy bueno e ingenioso el artículo de Estebita. Para reír y llorar. Porque, efectivamente, así de abyecto ha sido el despertar del Gregorio Samsa cubano (entiéndase del hombre nuevo, con carné del pcc y todo). Vergonzoso.

  10. A quien no en este exilio le han tirado un «sablazo» los ñangaras, eh? Porque yo mucho antes de irme me habian tirado a mierda, me sentia como se habrian sentido los «intocables» en la India, no querian ni rozar mi sombra, porque el gusano les contaminaba su pureza revolucionaria. Ah, pero coño, como he disfrutado mandando a cagar a unos cuantos, incluso un joeputa tuvo la osadia de decirme que lo ¡¡¡INVITARA!!! para venir a la Yuma, hay como me diverti mandandolo a donde se merecia. Esteban esas cartas aunque pueden ser ficticias, son un reflejo verdadero de la inmoralidad, la bajeza, y lo mierda que son estos ñangaras, primero nos insultaron, vejaron, escupieron, ignoraron y ahora queiren fulas, no jodan, pongan a jinetear a su abuela, cabrones!.

  11. Así es, Estebita que se vayan para el c…..!

  12. Esas cartas retratan el dano que la roboilusion ha hecho en el ser humano dentro de la isla, ha sido un experimento monstruoso y nos da la medida de los que nos espera en el futuro con la mentalidad de muchos dentro de Cuba, lo vemos en algunas actitudes [y aptitudes]de los recien llegados por el llamado bombo,,,eso es-como dice Zoe-lo que trajo el barco.

Deja un comentario