Falleció Enrique Agramonte.

Lo siento muchísimo. Fue un gran poeta, un magnífico pintor, un editor generoso. Que en paz descanse, mi pésame a sus familiares. La información en El Penthouse de Heriberto.

Agramonte me envió este angelito por Navidad.

12 respuestas para “Falleció Enrique Agramonte.”

  1. ¿Enrique Agramonte Robles?

    De Camaguey?

  2. Gracias a David por darnos a conocer la triste noticia. Cuando trabajé en Bohemia, durante un tiempo coincidí con él, pues los reporteros estábamos muy ligados al departamento de diseño, donde Enrique Agramonte laboró.

    Teníamos excelentes relaciones con todos los diseñadores: Ñico, que era entonces el jefe del departamento, Hortensia Deyú, Xiomara Crespo, Pedro Contreras, Peyi, Alistoy, Luis y Enrique. Entonces los periodistas íbamos a ver cómo quedaban nuestros trabajos ante de ser llevados a la imprenta, a donde también a veces hacíamos revisiones antes de entrar a la rotativa.

    Bohemia fue para mí una verdadera escuela de periodismo. En Bohemia se
    trabajaba con mucha profesionalidad y, sobre todo, mucho compañerismo.

    Enrique era muy bien parecido, lo recuerdo siempre con jeans, jaranero y jodedor. No sé exactamente, pero creo que se empató con una puertorriqueña y se fue.

    Me alegro que El Nuevo Día le haya dedicado unas líneas, se lo merecía.

    Desde Lucerna, hago llegar mis condolencias a sus familiares y allegados, en Puerto Rico y Cuba. Se fue demasiado pronto. Descansa en paz, Enrique!

  3. Yo creo que ya allegados no tenía muchos. Posiblemente una hermana que estaba en Cuba. Su madre ya había muerto. Y con su hijo no se llevaba. No sé si la legión de mujeres que tuvo lo lamenta o no, pues creo que estaba bastante solo. Bueno, todo el mundo siempre está solo al final.

  4. Mis condolencias a sus familiares.Que descance en paz.

  5. Una pérdida.
    Que Dios lo acoja.

  6. Zoé, me he enterado del fallecimiento de Enrique Agramonte por esta nota, pero me temia que debia estar muy mal. Yo tambien recibi ese angelito, y lo seguire guardando como homenaje a su memoria. Espero no haya sufrido demasiado, el era un alma buena, muy dedicado a la creacion artistica, siempre atento y generoso, y muy persuasivo, por eso logro la hazaña de que yo dedicara un poco de tiempo para escribir y colaborar con su revista electronica, siempre se lo agradecere. Todavia no puedo creer que ya no esta fisicamente entre nosotros. Gracias.

  7. Soy una de esas de la lista quizas?? de sus historias de amor pero queria decir que supongo que yo y ojala que muchas lo estemos llorando pero esta nota no es para confirmar el Donjuanismo de Enrique AGRAMONTE, no lo sé pero si para aclararle al senor Lago que Enrique tenia una esposa desde hace 20 anos, Maria Eugenia Agramonte, que ella y su familia lo acompanaron hasta el final,con tremenda ternura, que NO murio solo y que ella se merece todo el respeto y la admiracion que puedan darle sus amigos por haber sostenido a este Gran hombre durante tanto tiempo y llevar su amor hasta sus ultimas consecuencias.
    Enrique ya no puede saberlo aqui va todo mi carino de 30 anos que pongo en nombre de ella. Va por Maria Eugenia.

  8. Saludos a Zoe y a los verdaderos amigos de Enrique.
    Al Sr Lago, por favor respete la memoria de Enrique.Ya el esta con Dios y gozando de su plenitud. Enrique vivio y murio dignamente. Tuvo un talento excepcional y logro ser reconocido y querido.Dejelo descansar en paz.
    Maria

  9. Saludos Zoé!

    Acabo de dialogar con un gran amigo argentino que no sabía de la muerte de Kiki como cariñosamente yo le decía al igual que mis hijas. Puedo decirte que Enrique para mi fue mi gran hermano, amigo solidario, un ser espiritual y sensible. La primera vez que hablamos de ti fue cuando le presté el libro Cafe Nostalgia, y le dije, Kiki es cubana, profunda y enigmática. Kiki, un incansable explorador de la vida, siguió tu trayectoria hasta que un día me dijo, sabes a quien logré poner en The Big Times, a Zoé Valdés. La vida de Enrique fue fascinante en todos los sentidos. El recuerdo de Kiki va a quedar permanente en el corazón de todos los que disfrutamos de su compañía. Era de esos amigos con los cuales tú no tienes que estar todos los días, podías pasar meses, o años y cuando nos reencontrabamos el espacio de vida estaba intacto. Su muerte me devasto, porque estaba fuera de Puerto Rico, y cuando me lo comunicaron lamentablemente no pude localizar a su inseparable esposa, Maria Eugenia, que fue quien inicialmente nos unión en una hermandad que será para siempre eterna. Su presencia está en mi casa a través de sus hermosas obras de pintura que embellecen algunas de las paredes en mi hogar. La Virgen que simula la monalisa, cuando mi esposo y yo la contemplamos nos acordamos de la alegría que tuvo Kiki, el día que se la compré, y se la regalé a mi marido en su cumpleaños. Era una obra que él quería mucho, y siempre anhelaba que quien la comprara la amara como él.

    Enrique Agramonte amaba la vida, y la vida amó a Enrique Agramonte. Conserva con mucho amor ese angelito que te obsequió, e inspiraté una vez más con ese gran don que tienes. Un abrazo y gracias por reconocer a mi gran amigo y hermano.

    Un abrazo,

    So

  10. Acabo de encontrar estas noticias tan tristes sobre Enrique. Traduje unos de sus poemas formidables. Enrique siempre era tan generoso con su apoyo de mis traducciones. Hablamos varias veces sobre la idea de compilar sus poemas en una coleccion en ingles y otra coleccion de su prosa. Me gustaria comunicarme con alguien que tenga los derechos de su obra y a quien le interese ayudarme con el proyecto, un tipo de homenaje a nuestro amigo.

  11. Pamela.conozco al hijo de Enrique no se si sabe que su Padre fallecio pues ha estado malito me gustaria que lo pudieras ayudar en respuesta al gran respeto que sientes por su fallecido Padre no se si sabes que su hijo es tambien un gran pintor y necesita un angel amigo

Deja un comentario