Timerman con los disidentes.

Timerman con los disidentes

Le transmitieron su postura sobre la situación en Cuba. Timerman los escuchó y habló de la postura sobre derechos humanos.

Dos de los principales referentes de la disidencia cubana, el periodista y ex preso político Alejandro González Raga y Blanca Reyes, de las Damas de Blanco, se reunieron ayer con el canciller Héctor Timerman en el marco de una gira que vienen haciendo por la región para pedir “ayuda” a los gobiernos latinoamericanos para impulsar la liberación de las personas que permanecen detenidas en Cuba. En forma escueta, la Cancillería informó que Timerman los escuchó “con atención” y les reiteró la postura argentina a favor de la vigencia de los derechos humanos, aunque también recordó la condena al bloqueo económico a la isla que mantiene Estados Unidos.

La visita no dejaba de ser incómoda, dada la buena sintonía que mantiene el gobierno argentino con el de Raúl Castro. Aunque, por otro lado, la presidenta Cristina Kirchner –desde que era senadora– siempre tuvo en cuenta la situación de la disidencia en la isla. En ámbitos diplomáticos siempre se comentó que esa preocupación frustró años atrás un viaje del entonces presidente Néstor Kirchner a La Habana. Otro punto de fricción fue el de la neurocirujana Hilda Molina, quien, luego de largas gestiones, vive desde el año pasado con su hijo en Buenos Aires.

González Raga milita en el opositor Movimiento Cristiano de Liberación cubano y estuvo preso cinco años. Ayer insistió en que su detención junto con otros opositores en aquel momento tuvo como objetivo “sofocar el proyecto político” que impulsaban.

“En las cárceles cubanas pasan las cosas más horribles”, afirmó Blanca Reyes, de las Damas de Blanco. Explicó que la intención de la visita es la de hallar en el gobierno nacional un “receptor de sus reclamos” porque “nuestra lucha ha sido muy intensa”. “Fue una visita muy cordial y distendida”, dijo Reyes tras el encuentro con Timerman, e insistió en que el canciller se mostró “muy receptivo”. “Vengo de un país en donde no hay democracia. Lo que le pedí al canciller fue solidaridad del pueblo argentino y que nos oyera. Y lo conseguí”, agregó la mujer que desde hace cinco años vive afuera de la isla.

La delegación de cubanos, compuesta por otros ex presos y dirigentes de la oposición política, llegó a través del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal). El grupo ya se reunió con autoridades de Perú y de Chile, en tanto que el miércoles fueron recibidos en Montevideo por el presidente José Mujica. También se entrevistaron con dirigentes de la oposición uruguaya para pedirles “consejo” sobre la mejor manera de hacer una reforma política como la que pretenden llevar adelante en Cuba.

“El canciller Timerman escuchó con atención a los ciudadanos cubanos y reiteró la tradicional posición argentina en materia de promoción y protección los derechos humanos”, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores sin dar mayores precisiones sobre el alcance de esos términos respecto de Cuba. Y añadió, “a la vez”, el firme rechazo del país al bloqueo, una posición que Argentina mantiene en los principales foros internacionales.

Más cómodo, el canciller fue desde allí al Auditorio de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo donde explicó el rol argentino en el G-20.

En Página 12. Gracias a Ignacio.

4 respuestas para “Timerman con los disidentes.”

  1. Estos viajes son pura paja. Persistencia de la inutilidad. ALgunos disidentes se presentan ante funcionarios de gobiernos que mantienen relaciones diplomáticas y económicas con el usurpador del estado en Cuba, con el PCC, relaciones que obviamente calzan a la dictadura en el escenario internacional porque legitimidad no tiene ya que se sabe no hay elecciones auténticas en la isla, y que le proponen los disidentes a estos funcionarios cómplices del comunismo cubano, ahhh, le piden solidaridad, apoyo, ayuda, bla, bla, bla. pero no hay planes concretos, ni unidad, ni discursos claros y convincentes. En fin, para que enrollarle más la pita al trompo, otra gestión etérea, inútil, que no trascenderá más allá de algún que otro titular en los medios necesitados de rellenar sus planas.

  2. Otra forma de hacer política.

  3. Pedro, puede que tengas razón, pero esta recepción a los disidentes cubanos de un ministro argentino, hasta hace poco embajador en Washington, molesta mucho a Cuba y a sus seguidores. Por ejemplo, puedes entrar al blog de izquierda radical «kaosenlared», lamebotas de los Castro, y leer allí notas muy disconformes. No sé si hablar de un giro «a la derecha» de la política exterior argentina respecto de Cuba, pero esta reunión se hizo, es un hecho. Y molesta, porque marca algo.

  4. Esto es solo una mueca del gobierno argentino para guardar las formas y decir que se entrevistan con la disidencia.
    Enonces por que recientemente le concedieron el premio Libertador San Martin al embajador de la tirania castrista galardonaldolo con el premio mas grande politico argentino?
    Cristina Kirchner es admiradora ferviente de Chavez y Castro y lo ha demonstrado fehacientemente a lo largo de su mandato presidencial. Ahi estan las fotos de la Cristina KIrchner con el cagandante sonriente y feliz de haber podido retratarse con el en Cuba durante su convalecencia agarraditos de las manos.

Deja un comentario