Kachita. Una versión de la Carmen de Prosper Mérimée. Adaptación Zoé Valdés.

A partir de hoy les ofreceré fragmentos inéditos del guión cinematográfico KACHITA, que es una adaptación a la cubana de la Carmen de  Prosper Mérimée, hecha por mí. En un principio la película iría a ser dirigida por Bigas Luna, actuada por Penélope Cruz y Tom Cruise. Pero las cosas han ido variando de entonces a esta parte. El entonces proviene del 2004. El guión está registrado debidamente.

KACHITA.

GUIÓN DE ZOÉ VALDÉS.

SECUENCIA 1.-EXT. DÍA. CIUDAD DE MIAMI. DOWNTOWN.

Clima nublado, ciudad color acero, el puente levadizo va abriéndose poco a poco para permitir el paso de un barco, detrás los edificios silueteados en plateado.

CORTE.

SECUENCIA 2.- EXT. DÍA. MIAMI. CORAL GABLES.

Barrio residencial bajo aguacero torrencial. Calles techadas de inmensas copas de árboles, palmeras enormes a las entradas de las residencias. La lluvia repiquetea en el pavimento.

CORTE.

SECUENCIA 3.- EXT. INT. MIAMI. MANSIÓN EN MIAMI.

El sitio es una residencia en una de las islas de Miami. Piscina, jardín extremadamente cuidado. Adentro decoración de muy buen gusto, cuadros inmensos de gran valor. Un desconocido de espaldas a cámara sentado en un mullido sofá se halla muy atento de lo que sucede en la gran pantalla.

PRESENTADORA DE TV:

-«… Luego del juicio a los espía cubanos, hace cinco años, condenados a cadena perpetua; otros misterios envuelven el caso, el del tráfico humano  y tráfico de drogas y armamento, de obras de arte, entre Cuba y Estados Unidos, con la implicación de grupos mafiosos actuando por su cuenta del lado cubano y del lado americano. Nuevas pesquisas han obligado a los fiscales a reabrir las investigaciones…»

CORTE.

SECUENCIA 4.- INT. CÁRCEL DE MIAMI. CELDA PARA ENCUENTROS DE VISITANTES ESPECIALES CON LOS REOS.

Por la puerta que conduce a las celdas entra Mattheus. Un hombre acabado, acompañado de un guardia negro y fortachón. El guardia deja a Mattheus sentado frente a otro hombre de espaldas a cámara, sólo vemos un ángulo lateral de su cuerpo; el guardia se coloca del otro lado de la pared, en el corredor. El hombre extiende a Mattheus un paquete de cigarrillos. Mattheus agradece con una sonrisa, acepta unos cuantos y devuelve el paquete. Advertimos una cicatriz en su frente.

MATTHEUS, irónico:

-No necesitaré más que éstos. Gracias. Me gustaría, que haga una misa en mi nombre, a ver si salvo algo así como el alma. (tono burlón)

HOMBRE:

-¿Quiere que venga a verle mañana? Podríamos obtener otro permiso. Haré lo posible. Si te animas a contar la verdad.

Logra sacarle una leve sonrisa. Asiente de nuevo con la cabeza, se queda absorto en el suelo.

MATTHEUS:

-¿Cómo se las arregló para que éstos le dejaran entrevistarse solo conmigo?

HOMBRE:

-Tengo muy buenos contactos.

MATTHEUS:

-¿De verdad quiere que empiece por el inicio?

HOMBRE:

-Soy todo oidos.

MATTHEUS:

-Nací en Miami, y mi nombre verdadero no es Mattheus, es José Lizarrabengoa del Pino, pero mis amigos me llaman Mattheus, mi padre es vasco. ‘You know’, tú sabes, ‘man’. Mi viejo llegó a Estados Unidos en el 46 y montó una carnicería en el Farmers Market de Los Angeles. Mi madre es cubana, ‘pretty Cubain girl’. Se conocieron en Miami y ahora viven en Los Ángeles; a mí el trabajo  de mis Puros nunca me interesó, se pasan el día dentro de frigoríficos llenos de vacas y corderos muertos.Tú sabes.  Las tiendas del viejo se llaman «Bengoa Boucher¹s meats and lambs» con la coletilla de «first qualitie since 1946». Lo de Bengoa viene de Lizarrabengoa que es nuestro apellido, ‘you know’. Él quiso integrarse  en América, y lo logró, hasta cierto punto. Insistió en que yo estudiara economía o química, pero a mi me gustaban otras cosas con las que empecé a ganar un bolón de pesos, ‘man’.  Me hice investigador, para Sakuragima Insurance Incorporation, una de las aseguradoras japonesas más importantes de la Florida. (Mattheus se pone pálido, empieza a sudar, es evidente su nerviosismo) Perdone, a veces se me queda la mente en blanco, los recuerdos se me confunden… Y ella está siempre, ella está ahí… (Mattheus extiende su mano como si quisiera acariciar a alguien)

Mientras Mattheus cuenta, habrá cortes a escenas donde lo veremos a él dentro de la celda. Mattheus dentro de la celda revisa fotos, toma una de sus padres, junto a ellos él a la edad de seis años.

CORTE.

SECUENCIA 5.- EXT. MIAMI. CONVENTO DE LOS CAPUCHINOS EN MANOPELO.

Los monjes atareados van de un lado a otro de un patio soleado. Se ven que preparan un almuerzo al aire libre con invitados exteriores.

CORTE.

18 respuestas para “Kachita. Una versión de la Carmen de Prosper Mérimée. Adaptación Zoé Valdés.”

  1. Tiene un interesante gancho. Espero mas entregas….

  2. Ay Zoe me has dado por la vena del gusto, esto parece que se pone bueno, lo estoy disfrutando con un cafe americano, ya estoy metida en la corte viendo todos los movimientos de Matthews, me encanta! espero el capitulo de mañana para leerlo con otro cafecito! Gracias Zoe!

  3. Me quedé con ganas de seguir leyendo

  4. Querida Zoe: Me gusta….promete ser una buena pelicula,espero el capitulo de manana.Tienes ese Don de atrapar con lo que escribes!!!. Y ahora nos llevas de la mano con la imaginacion al set de una filmacion.Estupendo!!!.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  5. Hola Zoe, he estado leyendo en estos dias sobre la deportacion de los gitanos de Francia, me gustaria grandemente que escribieras un post sobre el tema porque vives alli y quien mejor que tu para saber que piensan los franceses sobre eso. Recibe mis saludos y sigue escribiendo asi.

  6. espero el siguiente ,promete un bello filme !!

  7. que difisil es esperar a manana. fantastico

  8. Great! To be continued…

  9. Quedé como pez en el anzuelo. Gracias, Zoé.

  10. Has dado en el clavo, que Carmen la gitana siempre fue cubana, casi nada española.
    Justicia poética, après Merimée.

  11. Bigas Luna, perfecto como director, pero en cuanto a Penélope y Cruise, mejor es que el proyecto aun no se realizara, lo habrían destrozado. Buena suerte, mala suerte… ¿quién lo sabe?!.

Deja un comentario