Bill.

Hoy me tropecé con unas cuantas ardillas en Kensington Park. Esta particularmente se me acercó y se llevó las patitas al pecho, mientras husmeaba en el aire. Sus ojos no eran azules, pero yo quise llamarla Billy, en homenaje a uno de esos príncipes que pasan por el mundo, y nos permiten conocer de la autenticidad y del verdadero romanticismo: Bill. Un abrazo en el alma, Cepp.

12 respuestas para “Bill.”

  1. Me quede con deseos de que siguieras escribiendo!

  2. Que ternura! Ojalá y esa sea la ardilla premonitoria del fin de la cosa!!!

  3. Querida Zoe: A veces nos encontramos que un animalito,a veces el mas sencillo,nos transmite tanta buena energia.Es como si algo hiciera que la empatia,fuera reciproca.
    Donde vivo tambien hay ardillas,son adorables,inteligentes y saben muy bien con quien buscar la comida.Muy hermoso lo que has escrito sobre BILL.

    GRACIAS Zoe.

    Luisa Mesa

  4. LO REUNES TODO
    CUANTA SENSIBILIDAD!

  5. Zoe.
    Por acá hay muchas ardillas. Yo les doy comida y vienen a comer a mis manos. Precisamente en una palmita que hay frente a la casa, una ha hecho un nido.

  6. Las ardillas me han ayudado a conocer al hombre que las rodea. Cuando visitas ciudades de gente civilizada, las ardillas son sociables, mas curiosas sobre lo que los humanos pueden ofrecerles. Cuando han tenido que compartir su territorio con seres mas agresivos , las ardillas se vuelven desconfiadas.
    Las ardillas, como las ratas, son roedores, casi de igual tamano, pero el hombre persigue y mata a las ratas. Por que? Porque las ratas prefieren la oscuridad, los basureros, y comen cualquier cosa.
    Las ratas infestan cultivos, y si tienen que atacar un chico dormido, lo hacen para alimentarse. Las ardillas son laboriosas, guardan semillas para el invierno, disfrutan la altura de los arboles y no atacan la mano que las alimenta.
    Hay hombres ardillas y hombres ratas.

  7. Que linda! me encantan las ardillitas, me gusta verlas correr de un lado a otro y por los cordones de la electricidad!

  8. Encantador Bill.

  9. Más claro ni el agua: la pluma de la escritora famosa alzando lo cotidiano a la memoria.
    Privilegio leerla.

  10. Yo también dejé alli a una amiguita asi, hace unos años, en Russell Square. La llamé Churry y se comio media manzana delante de mi, asi, tranquilita.

  11. ABSOLUTE ZOE!

    Gracias querida.

    <3
    Cepp

Deja un comentario