Rally. Por Charlie Bravo.

Los comediantes de televisión Jon Stewart y Stephen Colbert organizaron
el rally de este sábado, «Restore the Sanity», en Washington DC y claro,
por ahí me tuve que dar una vuelta. Para mi, restaurar la cordura en
Washington DC significa(ría) expulsar a una panda de incapacitados que
han sido puestos por el dedo inconstitucional del presidente en los
puestos de «zares» desde donde estos «asesores» tienen el poder de
decidir y dictar hasta por encima de lo establecido y respetado por el
congreso norteamericano. Pero opiniones aparte, me dediqué a estudiar
una buena selección de los asistentes a esta «marcha del pueblo
combatiente obamista» -de haber salido tal y como planearon los
comediantes de la izquierda.
Habría que hacer notar la ausencia de otros comediantes de televisión
que han sido más críticos con la desastrosa situación (inter)nacional,
como Jay Leno, y sus rivales Conan O’Brien y David Letterman. Estos tres
no han andado con paños tibios con la presidencia, ya que han dado con
el mazo duro y en la cabeza durante las presidencias de Bill Jefferson
Clinton, George Walker Bush, y B’rak Hussein Obama. No le han perdonado
pifias a ninguno de ellos, no culpaban a sus predecesores por los
errores de esto, muy lejos de la política de la eterna excusa a B’rak
Hussein Obama y la eterna culpa a George Walker Bush exibida por los
señores Stewart y Colbert, que por demás trataron de presentar el
«rally» como un acontecimiento únicamente pro-obámico.
A pesar de un abanico de posturas «liberales» (en el sentido americano,
que para los lectores en Europa ser liberal es algo muy distinto) el
público asistente fue tan variopinto como las celebridades que actuaron
en el protestódromo obámico. Hubo mucho liberal americano traído en
ómnibus desde los estados más cercanos a los más lejanos, así como un
par de ómnibus -al menos vistos por mí- que traían asistentes del
Canadá. Francamente, no me explico que tienen que hacer los canadienses
en un acto de apoyo o protesta americano, ya que si de acá se mandan
buses a este vecino país para alguna de sus escasas manifestaciones
políticas se vería como un acto de «ingerencia hegemónica imperial
estadounidense». Me pregunto quien pagó por el transporte de esos
manifestantes obamunistas desde allende la frontera norte. Me queda el
amargo convencimiento de que fue el contribuyente americano, a través de
alguna organización no-gubernamental de esas que nos sacan el kilo a diario.
Fuera de los cálculos de los comediantes organizadores, aparte del piar
obamunista hubo también un formidable rugido antiobámico en el publico
asistente. Llegué al Mall -que corría el peligro de transformarse en la
plaza de la revolución obamunista- caminando cerca de un grupo del Tea
Party y cerca de otro grupo de marines que asistían en el centro de
convenciones a la preparación de la maratón de ese cuerpo armado. La
prensa -tergiversando la realidad como siempre- mencionó que habia desde
hippies a neonazis, sin que al menos yo viera a uno solo de esos
supuestos hitlerianos, siendo esto no más que una maniobra para hacer
creer al mundo que los conservadores en este país son unos fascistas.
Fascista es el método de manipulación de las masas y la propaganda
estatal, en mi opinión.
Lo que si ví y sentí de cerca fue una mentalidad de comité espantosa en
mis vecinos, todos pasaban y me preguntaban si no iba a ir a apoyar a
Obama. Les dije que no, que iría solo para oponerme a sus políticas,
mientras pudiera. Al menos, los que no estamos de acuerdo con la
política del actual presidente estábamos también representados y en
números no muy exiguos, aunque la prensa y la televisión se resistan a
mostrar esa parte de la realidad.
Me llamó la atención que aparte de la muy liberal Sheryl Crow, invitaran
a Ozzy Osbourne, que es inglés y no americano, para buscar la asistencia
de los rockeros, lo mismo que hacen en Cuba, cuando invitan a una banda
de rock aprobada por el régimen a participar de un «acto de reafirmación
revolucionaria». Más aún me llamo la atención que invitaran al rumano
residente en Inglaterra, converso  musulmán, por más señas, Yusuf Islam,
el artista que era antes conocido como Cat Stevens. Osbourne cantó su
clásico, Crazy Train y se le unió Yusuf para cantar Peace Train, porque
como todos sabemos la religión de la paz es la suya. No importa que este
mismísimo fin de semana nos hayan llegado paquetes explosivos enviados
como cortesía de unos cuantos fans de la religión de la paz, y que el
no-religioso, no musulmán del presidente B’rak Hussein Obama le haya
quitado los méritos de la investigación al FBI y a la inteligencia
americana para dárselos a los «informantes» sauditas, que casualmente
son los generosos donantes del baro para la pacífica mezquita de la
victoria en New York City. En estos momentos, nuestro gran timonel
no-musulmán se apresta a visitar su país de adopción del cual tuvo (o
tiene) ciudadanía, Indonesia, donde irá a rendir pleitesías a Alá y su
profeta Mahoma en la tercera mezquita más grande del mundo. No se le
ocurre visitar una iglesia cristiana, en el mismo país donde los
cristianos son decapitados y descuartizados, como ocurrió hace varios
años a unas escolares pre-adolescentes. Un jefe de estado no tendría que
visitar iglesias ni mezquitas, ni ningún tipo en ninguna parte del
mundo, ni hacer genuflexiones ante reyezuelos y tiranuelos. Pero así
estamos.
En un gesto de hipocresía sin fin, los comediantes y el presidente han
secuestrado las ideas de una buena cantidad de participantes en ese
rally, porque han hecho creer al mundo través de la prensa y la
televisión que todos los miles de manifestantes estaban allí para apoyar
al presidente y para culpar a Bush por los casi dos años de fracasos
constantes de la administración obámica. La honestidad les es ajena, y
no les queda más remedio que secuestrar el descontento de millones de
norteamericanos y disfrazarlo de apoyo al régimen obamunista. Por eso es
un régimen, por la propaganda política y el culto a la personalidad a
alguien del cual ni se puede disentir sin ser atacado por una jauría
irracional y rabiosa. Es como si en un meeting de repudio en la Habana
se dijera que las Damas de Blanco estaban allí para apoyar a los Castro
junto a los chivatientes, solo por estar en minoría y no tener la
simpatía de los medios.

Charlie Bravo.

(Cortesía del autor).

11 respuestas para “Rally. Por Charlie Bravo.”

  1. Es casi increíble la arrogancia de tantas «celebridades,» en muchos casos de pacotilla, que se creen gente superior e iluminada, «elegida» para instruir y guiar a los meros mortales sin que nadie se lo pida. Por supuesto son, como mínimo, una partida de equivocados con muy mala educación, pero los medios siempre cooperan con ellos por vender y estar con la moda imperante. Aún cuando alguien tiene talento para entretener de alguna forma, eso no le da ningún derecho a erguirse como orientador y maestro de la humanidad. Puede tener su opinión como cualquiera, y actuar en consecuencia en su propia vida, pero eso de meterse a dar sermones y arengas, o de entrometerse en cuestiones claramente ajenas (¿recuerdan el «Concierto de la Paz» en La Habana?) es sencillamente prepotencia y falta de respeto. El colmo es cuando farsantes que quieren ser vistos como salvadores del mundo son mediocres o peor en su verdadero trabajo de entretener al público, lo cual resulta absolutamente insoportable (volvemos a Juanes y su pandillita «pacifista,» aunque nunca, jamás política, claro).

    Naturalmente, prácticamente toda esta gente «comprometida» es de la más ortodoxa izquierda, que no por gusto responde a la moda y proyecta una imagen «progre» y «atrevida.» La imagen y la moda son absolutamente clave para gente que viven de eso y se mueren por mantenerse «en onda» y en el tapete como sea. En muchos casos dieran risa por tanto pujo y tanta payasería si no se les presentara tal y como ellos quieren ser vistos (los medios, en resumen de cuenta, suelen comportarse como putas). Al menos yo, mientras más pretenden meterse en lo que no les corresponde, más los rechazo. Zapatero, a tus zapatos.

  2. Cada dia mas este presidente, por sus actitudes y discursear diario, con la intencion de no trabajar por el pais y salir a diario en la television se me parece mas a un vago y vividor ajeno que a un presidente norteamericano, pero lo mas gracioso es que los obamistas, se parecen, dicen que con el tiempo el perro y el amo se parecen, por mi parte su estilo y forma de proceder hasta donde el puede hacerlo o le permiten, se me parece al de Hugo Chavez y al de Castro, aunque me salgan esos idiotas a decirme que soy un exagerado esos todavia creen en la izquierda o en los liberales, son socialistas y mas nada, no me gusta estar en la cerca, por un problema de higiene mental y principios o soy de derecha o de izquierda, como les ha gustado clasificar, lo demas son amalgamas de nombre donde se ocultan los cinicos socialistas. Ayer en la television, CNN, CNBC, sangraban, eran perros que se babeaban de lo molestos que estaban, hablando las sandeces que se les ocurria sobre el Te Party, claro para ellos no existe el patriotismo, porque ellos no tienen sentido de lo que eso es, a mi no me impresionan porque trabajen en esas cadenas, eso no significa , ni que son inteligentes, ni son los mejores del ramo de las comunicaciones, solamente son y se prestan ha decir los improperios que les mandan sus amos a decir.
    YO soy de derecha o de derechisima como les de la gana de clasificarme, soy del Te Party, si quieren y del Cafe Party tambien, todo lo que simbolice, amor a la nacion, a la familia, el trabajo, el decoro, la decencia y el no vivir de los demas (cosa que les encanta a los Obamistas a Obama y comparsa, vagos por excelencia) .
    Este sennior desde su puesto de mando,el y los zares que ha nombrado estan saqueando la nacion y haciendo de este pais la burla del mundo, payaso y demagogo como todo socialista, hipocrita y mentiroso, con los medios de comunucacion a su favor, que estan invadidos de los que odian esta nacion, hundiran este pais, por algo lo calificaron, peor que Jimmy Carter que es mucho decir, hasta ese momento el peor presidente en la historia de esta nacion, esperemos a manniana martes.
    QUIEN RIE ULTIMO RIE MEJOR

  3. Una crónica, in situ, y un análisis de primera. Gracias, Charlie.

  4. Un exámen hecho a conciencia. Ojalá que Mr.BHO pierda las elecciones y que se tenga que ‘mandar a mudar’ a Kenya, Indonesia o la mismísima ‘Conchinchina’ (antiguo nombre del actual Vietnam). La pena es que la ‘Miguelona’ no se vaya a vivir a cualquier país de ‘sharia y burka’, para que ‘disfrute en carne propia’ el ‘musulmangoneo’ o ‘musulmamoneo’ de su ‘adorado’ y canallesco BHObaba.

  5. Le critico al autor su enfoque paternalista desde el mismo inicio de su reseña.
    Se puede decir que los del Tea Party también organizaron sus “marchas de pueblo combatiente”, pues estas sí se asemejaron más a las que el autor utiliza como referente, sobre todo por la cantidad de manifestantes que se desgañitaron repitiendo consignas (para seguir en la nomenclatura de los regímenes totalitarios).
    Valdría aclarar que Jon Stewart es, más que simple comediante, alguien que se dedica a la sátira política.
    Esta oración no se entiende, debería aclarar: Estos tres no han andado con paños tibios con la presidencia, ya que han dado con el mazo duro y en la cabeza durante las presidencias de Bill Jefferson Clinton, George Walker Bush, y B’rak Hussein Obama.
    Sigo sin entender: No le han perdonado pifias a ninguno de ellos, no culpaban a sus predecesores por los errores de esto…¿de qué?
    Charlie asegura que la prensa tergiversa. Se pudiera decir que él hace otro tanto: Más aún me llamo la atención que invitaran al rumano residente en Inglaterra, converso musulmán, por más señas, Yusuf Islam el artista que era antes conocido como Cat Stevens. Es sabido que Yusuf – que ha sido toda la vida ingles o británico, si nos atenemos al jus soli – era el hijo de un greco-chipriota y de una sueca.
    Y tras la malograda argumentación sobre islamismo y pacifismo, el comentarista se olvida de la marcha que iba a describir y se dedica a resumir temas trillados. ¿Será que todos los lectores de este blog piensan que todos los musulmanes son terroristas? O, para seguir en la línea de pensamiento del blog y sus colaboradores, ¿es posible ser de izquierda y anticastrista?
    El autor dice: La honestidad les es ajena, y no les queda más remedio que secuestrar el descontento de millones de norteamericanos y disfrazarlo de apoyo al régimen obamunista. Pero, acaso los simpatizantes el Tea Party no han hecho lo mismo, ¿no se han beneficiado “del descontento de millones de norteamericanos” y lo han exagerado hasta crear niveles de pánico?

  6. Bravo Charlie!, Gracias, tu información llena un tremendo vacío, demás está decirte que estoy tan indignado como tú, pero he tenido que reirme por tu manera tan cubana de usar el español.

    Saludos.

  7. Pero espero que los que lo eligieron no vuelvan a cometer la misma estupidez para despues estar otros cuatro anos criticandolo.

  8. Gracias a Zoe, por publicar la descarga y gracias a todos los que leen, comenten o no….
    Les recomiendo a todos las excelentes fotografias de Julio C Zangroniz, que ha hecho un magnifico reportaje grafico del rally, mostrando lo que no veran en la prensa….. En el comentario de Julio (mas arriba) esta el link. Le pueden dejar comentarios, a el, que donde pone el ojo pone la foto.

  9. Ariel, los del Tea Party no han traido a otros que no piensan como ellos a su lado para manifestarse en Washington DC. Vienen ellos y se les une el que quiere, pero que yo sepa, no hay traido manifestastes del extranjero.
    Gracias por la aclaracion del origen de Yusuf Islam, lo que cuenta es que apoyo la fatwa para dar muerte a Salman Rushdie, pero quizas eso no lo haga terrorista o simpatizante de los terroristas a sus ojos, incluso dijo que el mismo lo mataria si se lo pidieran. Asi que por muy ingles que sea, eso no lo hace menos terrorista. No creo que el haya condenado ningun atentado de los militantes de su pacifica religion -por algo gritan «Allah u akbar» cuando hacen saltar a unos cuantos por el aire.
    Lo de un anticastrista de izquierda, me esta dando usted material para escribir, gracias. Es como decir, un antiguevarista de izquierda.
    Lamento que usted no comprenda el sentido de algunas oraciones. No se que decirle. Lo mismo que la marcha fue descrita y analizada, quizas usted no se dio cuenta. Los caminos trillados, por muy trillados que esten siguen ahi, y hay que recorrerlos…. por lo de prevenir el olvido.
    Lo del paternalismo, no, no lo soy. Lo son los proponentes del Nanny State o del Welfare State.
    No trato de convercerlo de nada, es solo mi punto de vista. Quedese usted con el suyo, que la variedad hace falta, aunque a una buena parte de las personas no les parezca bien.

Deja un comentario