París entre bomberos y rusos.

PARÍS ENTRE BOMBEROS Y RUSOS.

Bajé al metro. Siempre que bajo al metro me creo que soy una protagonista de Melville o de Truffaut. Aunque la verdad, la verdad, es que me hubiera gustado ir de Marlene Dietrich a Mónika Vitti, o sea ser dirigida por Joseph Von Sternberg o Michelangelo Antonioni. Desabroché mi largo abrigo de cachemira gris plateado, con el gesto de las películas de la Nouvelle Vague, y me tiré la bufanda hacia la espalda, al estilo de Marina Vlady.

No sé si muy al estilo de Marina Vlady o no intenté ayudar a un mendigo a subir su carrito del Monoprix repleto de tarecos, por la escalera hacia el tren, pero me rechazó con un mal gesto y con el sonido onomatopéyico de quien espanta a un jabalí. Por suerte, en el horóscopo chino soy jabalí y lo entendí perfectamente. ¡Cómo estará la vida en la calle que hasta los clochards desconfían de una mujer que lleva en la muñeca un Cartier de verdad y no una copia! Así que cómo no voy a desconfiar yo, viniendo de donde vengo, del retongonal de emailes diarios rebosantes de héroes y heroínas prefabricados.

Di mi vuelta por las librerías, compré un par de libros, cuando los lea les diré. Uno sobre los poemas que garabateaba Marilyn después de meterse el coctel molotov de pastillas para poder soportar a los Kennedy y a la loca de Truman Capote, genial, pero insoportable; y otro sobre ebanistería. Como mi padre era ebanista, a mí me ha dado por eso. La que fue marimacha de niña no se cura de vieja. De niña andaba de mata en mata, o sea, nunca mejor dicho, mataperreando, ahora veo una mata, quiero decir, un árbol, y enseguida lo talo con la imaginación y prefabrico el mueble. Iba a comprar el libro de Bush, pero me dije que cuando Bush compre los míos y me mande 150 mil dólares para mi blog y 50 mil para Ars Magazine, entonces yo me ocuparé de su libro escrito por un “negro”. Y cuida’o.

Las calles estaban atestadas de policías y de rusos. Para mí que estos rusos son unos títeres que nos han mandado de algún planeta no identificado, eso mismo: unos robots rubios. Andan con el chorro de euros en las manos, siguen con la misma agresividad de cuando eran bolos en Cuba, no han dejado de apestar a grajo y a vodka y se creen los dueños del mundo. Tendrán que ponerse en la cola. Todavía no lo son, por el momento son los chinos. El Marais, sin ir más lejos, ya es de chinos apolíticos y comerciantes. Todas las chinas se han operado los ojos, todas se parecen a Hello Kitty, y las tetas van en camino.

Salgo huyendo de los rusos y me topo con los policías. “¡La calle está llena de policías!” Exclamo. “¿On vous dérange?” (¿La molestamos?) Me pregunta uno de ellos peligrosamente sonriente. Los policías franceses tienen esos dientes y esas nalgas y esos muslos apretados que ni esculpidos por Michelangelo (no Antonioni, Buonarotti)… Non, pas du tout, c’est moi qui me dérange moi-même… (« No, para nada, soy yo la que me molesto a mí misma”) Intento torpemente hacerme la chiva loca.

De buenas a primeras me doy cuenta de que no es un policía. Es un bombero. Y claro, caí en el dato porque sacó el mazo de calendarios y trató de venderme uno. Y de idiota se lo compré. No uno, dos. Incluso le insisto en que es para mi copinette Marcela. Ya llevo quince calendarios iguales, es que no me puedo resistir a un bombero francés que vende calendarios. Son tan sinceramente amables, y saben vender calendarios como nessuno. Ya me transfiguré en Mónika Vitti.

Regresé a casa con el par de libros, dos calendarios iguales, y otra torre Eiffel. Ahora me ha dado por comprar Torres Eiffels, de todos tamaños. A mitad de camino me senté a tomarme un té y a comerme un chausson au pomme. Pido el chausson a la manzana, y la flacuchenta que tengo delante se voltea y me mira con tremenda cara de cura… Putain, dans cette ville manger un chausson au pomme ça deviens un délit! Exclamo exaltada. El Pestillo perfumada con Parisienne (esencia cuya imagen es la de Kate Moss, la modelo bizca, patizamba, y destetetá, pero que todo el mundo halla sexy, menos yo) se recompone, asustada, claro; estas parisinas suelen ser tremendas pendejonas. ¿O será otra muñeca rusa?

Llegué a casa, fui a darle un beso a mi hija, luego a la cafetera Nespresso. A veces lo hago al revés. Cuando mi hija está haciendo las tareas, me dirijo primero a la cafetera. Incluso como soy bastante entretenida también puedo preguntarle a Nes (yo la llamo cariñosamente por el diminutivo, no a la niña, a la cafetera), si ha terminado de hacer los deberes. Entonces es mi hija la que me rectifica: “Mamá, estás hablándole de nuevo a la cafetera como si fuera yo”.

Me puse a revisar Ars Magazine, el próximo número. Un trabajo en solitario, para solitarios.

Zoé Valdés.

Publicado en Zoé en el metro.

25 respuestas para “París entre bomberos y rusos.”

  1. Me he reido pero asi son los dias en le metro y en las calles de Paris ,, entre chinos rusos y kebabas ,cartier encontro su brazo ,, y por los bomberos ya han apagado el fuego con sus Almanaques , al menos aqui tambien he contribuido a la causa ,, nada mejor qu eun lavado visual ,, cuando se ve un bombero con es a

  2. Pardon se me fue el comentario ,,

    Nada mejor que un lavado visual ,,cuando se ve un bombero con esa bella sonrisa !!

    bello dia brisy

  3. Me gusta más a lo Nini Tirabuscio.Genial!!!

  4. Querida Zoe: Ese arte de llevarnos de la mano,por todo Paris,Dios mio, es solo tuyo. A proposito por favor;como se ven los bomberos en el calendario?,seria mucho pedir,que pusieras algunos en el Blog. Solo curiosidad nada mas. Divino el articulo.Se necesitan cosas asi por estos dias.Que nos hagan sonreir y » ver».

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  5. por que no escribes para franceses marimacha??? cuando vivias en un solar en la habana no te andabas con frases tan finas, escritas todas en frances para realzar tu alta cultura…. te lo digo en buen cubano… comepin….. ( no hace falta terminar la frase verdad??? esa te la sabes bien en espanol…. comemierda)

  6. Zoe, gran post para comenzar el dia. Me gusta tu animo de hoy.
    Gracias,

  7. Ay Zoe, me encanto el relato, sin haber estado nunca en Paris, subi al metro, me sente en un aire libre a tomarme un te y un pastel, compre calendarios a los BOMBEROS! me los imagino buenos mozos!, yo tambien hubiera comprado los calendarios!
    Para Jesus Moreno: Get a life!!! no te iba a decir nada, porque realmente eres un irrespetuoso, pero como yo no me puedo callar ante lo que considero fuera de lugar, aqui estoy ripostando tu actitud grosera para con una mujer, porque seguramente has de ser asi con todas las mujeres! Que pena!!

  8. Que tendra la gente que vive tan envenenada que no pueden dejar a los demas ser felices,son tan bajos de alma que tienen que vivir con la condena de hacer sufrir a los demas,por favor tan temprano y ya estan haciendo dano.

  9. jesus montero
    caryoscar@yahoo.com
    205.158.179.173
    17/11/2010 en 2:23 pm
    por que no escribes para franceses marimacha??? cuando vivias en un solar en la habana no te andabas con frases tan finas, escritas todas en frances para realzar tu alta cultura…. te lo digo en buen cubano… comepin….. ( no hace falta terminar la frase verdad??? esa te la sabes bien en espanol…. comemierda)

  10. Presumiendo de Cartier, de casa de lujo frente al Sena y comiendo compulsivamente, así está de gorda. Bueno, bueno y como se excita con los bomberos….. ¡Que picara! Menos mal que ella no tiene un «negro» como Bush porque quien sabe lo que haría con el negro, cualquier cosa menos pedirle que escriba por ella.

    Zoé soñará con ser Marlene Dietrich a Mónika Vitti pero yo sueño ser como Zoé, pero delgada y con «negro» para que me escriba y me haga otras «cosas» o un bombero frances que no escribiran pero lo «otro» lo haran igual que el «negro»

  11. Frigida
    chicabixex@hotmail.com
    81.37.236.30
    17/11/2010 en 3:42 pm
    Presumiendo de Cartier, de casa de lujo frente al Sena y comiendo compulsivamente, así está de gorda. Bueno, bueno y como se excita con los bomberos….. ¡Que picara! Menos mal que ella no tiene un “negro” como Bush porque quien sabe lo que haría con el negro, cualquier cosa menos pedirle que escriba por ella.

    Zoé soñará con ser Marlene Dietrich a Mónika Vitti pero yo sueño ser como Zoé, pero delgada y con “negro” para que me escriba y me haga otras “cosas” o un bombero frances que no escribiran pero lo “otro” lo haran igual que el “negro”

  12. LA ENVIDIA LOS TIENE
    ENVENENADOS
    EL TALENTO DE ZOE
    LOS RETUERCE

  13. La gente ataca mucho Zoé pero es algo que tiene que asumir una persona pública, famosa, que expone sus ideas y opiniones en un blog y ofrece la posiblidad a todo el mundo de expresar su opinión al respecto. Las personas que han puesto sus comentarios, en este caso, hablan sobre lo que ha escrito Zoé, sobre el lenguaje que ella utiliza, sobre las impresiones que ella dice tener de los bomberos y sobre los habitos que tiene y que da a conocer a todos. Es totalmente lícita una opinión u otra.

  14. MUY BUENO. Me he reído mucho.

  15. Me encantó tu paseo. Y además, te comprendo (la fascinación por los bomberos es global y toca por igual a heteros y homos de ambos sexos). Lástima esos comentarios del «populacho» (como le gustaba decir a mi amigo Oscar –antes de morirse, claro). Pero en fin, tú tienes tu Nespresso, que además evoca a Georgie Clooney, un gay fucker insaciable: «what else?»

  16. Ar, espero que lo mismo piense usted de otras personas que también son públicas y a las que no se les puede tocar ni con la punta de una pluma de pavorreal.

  17. La locura cotidiana, esa mezcla de recuerdos, el destierro, vivir en París, en el París de Alain Delon, Jean Marais, Luis de Fune, Los misterios de París, te comprendo Zoé, estás en el Paraiso y no sabes como decírnoslo.

  18. Me encanta! Ya sabes cuánto disfruto de este tipo de posts. He sentido nostalgias de París y de ti leyendo sobre tu día.

  19. Zoe..Tienes un Dharma que solo poseen los elegidos…cuando te leo me traslada a tu mundo y me convierto en ti…eso, pocos escritores me lo han hecho sentir,,,,Esa narrativa fue fantastica….Que las criticas no te acongojen…son elogios..yo me acostumbre a ellas….que hablen…bien o mal…pero…que hablen!!!

  20. ¡Delicioso este post! De lo ‘accesorio’ y ‘prescindible’, ni caso, ya sabes que siempre aparecen las ‘tres marías’: ‘mier-da, mo-jón y porquería’ a tratar de ‘embadurnar’. Por suerte, tú eres de ‘materia antiadherente’ y toda esa ‘basura’ se ‘resbala’ y vuelve al sitio de donde sale.

  21. Aplausos cerrados a nuestra querida Zoé!

  22. Zoé:
    Si, si pienso lo mismo de todas la personas públicas. Imagino que si yo dijera a todos que me gusta ir vestido de rosado y verde, quien me lea podrá expresar su opinión y decirme que soy un hortera por usar esos colores. Eso si, solo podrían opinar de las cosas que yo haya hecho publicas, el resto lo tienen que respetar. Bueno, creo que debe ser asi. Es solo una opinión y realmente no se lo que es ser un personaje público.

    Debe ser muy dificil ser conocida por todos porque se expone a la criticas de algunas personas que muchas veces no tienen buenas intenciones, creo yo. Imagino que eso se compensa con el cariño, admiración y respeto que tendrán hacia usted la mayoria de las personas entre las que me incluyo.

  23. como siempre zoe es un placer todo lo que escribes,no quiero que se acabe cuando te leo,un abrazo manny

Deja un comentario