Una Cuba legal y universal.

UNA CUBA LEGAL Y UNIVERSAL.

Hace tiempo que algunos amigos y lectores de este blog me preguntan sobre el futuro de Cuba, acerca de cuáles creo yo que pudieran ser las soluciones para que Cuba pueda volver a ser un país normal, con todos los derechos y deberes que los ciudadanos deberían disfrutar (no le tengamos miedo a la palabra, los deberes también se disfrutan), en una Cuba democrática.

Debo empezar por aclarar que este texto sólo agrupa algunas reflexiones primordiales que me he ido haciendo a lo largo de veinte años. Cuatro años antes de mi exilio, dentro de Cuba, cuando empecé a sopesar la idea de que había que dar un vuelco radical a lo que ha estado aconteciendo en mi país desde hace 52 años; a esos cuatro años debo sumarle los 16 años de mi exilio, que se cumplirán el próximo 22 de enero. Los cuatro años antes de mi exilio los cuento por puro respeto a la verdad, pero puedo afirmarles sin que me quepa la menor duda, que la claridad con la que he visto las cosas sólo la he conseguido en el exilio.

No existe un país ideal, ni situaciones o realidades perfectas. En el año 1959, Cuba no era un país ideal, pero podía ser considerado un modelo cultural y económico para varios países del área, e incluso para algunos europeos; y lo había sido desde el punto de vista democrático en el pasado. Hace varios años, ya estando fuera de Cuba, le pregunté a una persona muy próxima a Fidel Castro, quien vivía y vive exiliado desde mucho antes que yo, en Puerto Rico, ¿por qué razón ellos habían decidido hacer la revolución? (Fue la palabra que usé “revolución”, hoy no creo de ninguna manera que esa sea la palabra adecuada). Esperaba cualquier tipo de respuesta, menos la que me dio: “Porque éramos muy ignorantes, y pensábamos que Cuba era el peor país del mundo. Fuimos irresponsables e ignorantes.” Esa fue su respuesta. Y esa es también la que da, en biais, el inmenso escritor Guillermo Cabrera Infante, en su magnífica novela Cuerpos Divinos. Y yo añadiría otro hecho: El cubano estaba demasiado ocupado en disfrutar, en gozar, de las bonanzas que ofrecía ese país para ocuparse de asumir la libertad y el futuro del mismo como algo sumamente serio.

Entonces, los cubanos permitieron que el país fuese secuestrado por un grupo de facinerosos que ocuparon a través de una revuelta oscura con pretensiones comunistas un país que se merecía otro tipo de cambio, un cambio que nos devolviera la democracia. Desde entonces la isla ha estado sujeta a los acaloramientos de un grupo de bandidos que lograron fama internacional a través de la prensa izquierdista norteamericana. Visto desde el lado internacional, que no quepa la menor duda fueron los Estados Unidos de Norteamérica los mayores promotores de ese horror, los que decidieron que el reemplazante de la posible democracia en Cuba fuese un joven de 33 años, churrupiero, bandido y pendenciero, con una jerga arenguista y extravagante, locoide e histérico, más que pesado, que tomara el poder por las armas, militarmente, de un país que no había sido precisamente una joya en democracia, pero que, no lo olvidemos, en los años cuarenta, cuando Europa se hundía en las garras del fascismo, aquel pequeño país dio varias lecciones de democracia al mundo y enfrentó al nazismo apostando por la libertad de la humanidad antes que por los negocios que hubieran podido enriquecerlo, tal como hicieron muchos otros países durante la Segunda Guerra Mundial.

Yo no tengo la intención de someterles ningún proyecto personal para el futuro de Cuba, ni pretendo erigirme más que en lo que soy: escritora. El proyecto, por demás, ya existe, para mí, el mejor, es el de La Rosa Blanca, pensado y escrito por Rafael Díaz-Balart, y discutido y aprobado por las personas que compusieron, en el exilio de Nueva York, una suerte de partido político del exilio (el único inteligente que ha habido hasta el momento). El proyecto de La Rosa Blanca lo publiqué en este blog, y les ruego que tomen el tiempo de leerlo para aquellos que todavía no lo hicieron. Dentro de Cuba, otro proyecto, a mi juicio, posee carácter universal y reúne a los cubanos de adentro y de afuera, y es aquel llamado La Patria es de Todos. Es cierto que para aquellos que luchamos contra los nacionalismos la palabra “patria” nos chirriaba, pero aquel documento podía servir de transición entre lo que existe hoy en Cuba y una propuesta como la de La Rosa Blanca del Dr. Rafal Díaz-Balart. Entre paréntesis, para los que creen que el señor Díaz-Balart es un representante del gobierno de Fulgencio Batista, primero, nadie lo niega, segundo, reflexionen y comparen a aquel gobierno con el estado totalitario en que nos han sumido los Castro desde hace ya más de medio siglo. Batista no podrá regresar a Cuba, ni tampoco regresaremos a aquella época. Sin embargo, los Castro y su herencia todavía pueden quedarse en el poder, sin pudor, durante numerosas décadas más. Díaz-Balart fue un señor que, mediante la política y un pensamiento abierto político, pudo sopesar y medir acontecimientos y realidades. No estaba solo, un equipo reforzó sus ideas. Otros proyectos han existido, como ha sido el Proyecto Varela, y otros podrán seguir emergiendo.

Cuba necesita de proyectos de unidad más que de líderes. Cuba necesita más de ideas que de ideólogos, más que de personalidades que, fabricadas y propuestas por ajenos a nuestros intereses (no hay nada malo en tener intereses democráticos cubanos), nos impongan sus individualidades y egoísmos desde un marketing demasiado parecido al que inventó Fidel Castro. Cuba necesita –sobre todo- la madurez del pueblo, y que el puebla comprenda que tiene todo el derecho de lograr un futuro diferente pleno de vida y de proyectos verdaderos de vida real. Cuba necesita que su pueblo, el que vive dentro, sepa que el castrismo no es la solución eterna que ellos se merecen, que el castrismo ha sido el lastre, la gruesa piedra en el camino que les ha impedido durante décadas ver la luz, luchar por el futuro de sus hijos, por la prosperidad de generaciones enteras. Para saberlo, el pueblo cubano necesita activistas que viajen la isla de una punta a la otra, que informen, y preparen a las personas para la formación y organización de partidos políticos. No de grupos políticos, no, de verdaderos partidos políticos. Esos activistas deben representar la democracia, estar movidos por ella, y no solamente por las ambiciones personales y por las lascas que se puedan sacar de la situación, pero incluso con esos personajes oportunistas tendremos que contar. Pero ahí es donde el exilio juega un papel fundamental, el exilio debe ser crítico y manifestarlo, sin miedos. La democracia es un derecho, y los que vivimos en democracia debemos demostrarle y enseñarle a los que viven dentro de Cuba, que la democracia es aceptar o no una propuesta, estar a favor o en contra, y expresarlo sin pelos en la lengua. No se trata de apañarnos con lo que hay, se trata de ser mejores, y más críticos con lo que hay, se trata de arrancar el mal de raíz, de sacar a los dictadores del poder. No se trata de apañarse con los dictadores y pedirles un cambio. Nadie que no haya cambiando en 52 años cambiará nada más, y mucho menos si tenemos en cuenta que a los criminales los mueve la avaricia, la riqueza personal que se han construido, los mueve ser dueños de un país, manipular a sus ciudadanos como esclavos o ficheros de un juego que siempre los favorecerá a ellos.

Los dictadores no cambian, que alguien me ponga un ejemplo de un dictador que haya cambiado a favor del pueblo. Ni uno solo. Por lo tanto, los cubanos debemos conseguir la unidad y pedir unánimemente a todas las democracias del mundo que los Castro y sus secuaces sean juzgados y condenados en un tribunal internacional y sean invitados a abandonar el poder por los representantes de la democracia mundial. Es hora de que todos los cubanos demandemos nuestro derecho a ser libres, absolutamente libres del castrismo. Para conseguir que nos escuchen debemos unirnos en ese sentido, el único: Sacar a los Castro del poder lo antes posible. Urge sacar a los Castro del poder. Es el primer paso, el paso decisivo, y para que nos escuchen, para que el mundo nos oiga, debemos conseguir la unidad de todos los cubanos en ese único objetivo, y sin complejos de ningún tipo: Eliminar a los Castro del poder.

Lo siguiente no es tarea fácil, pero soy de las que piensa que la solución no viene de los jóvenes únicamente y mucho menos de los jóvenes que no conocen más que el castrismo. Ya hemos tenido la experiencia de haber permitido que un iluminado de 33 años asaltara nuestras libertades, marcara nuestros nacimientos y nuestras existencias y dominara nuestras vidas durante 52 años. No podemos permitir que otros iluminados, por muy frescos y jóvenes que sean, se introduzcan en la vida política del país y la manipulen a su antojo para conseguir beneficios personales, y mejoras en sus ficticios modos de existencia. No, eso no es la política, y mucho menos la democracia. Sin embargo, creo que dentro de Cuba existe una generación compressée que cuenta entre 40 y 70 años, dormida o adormilada, que ha vivido la experiencia del castrismo y que conoció, por diferentes vías, lo que fue y es el capitalismo;  que posee ideas para lo que pudiera ser una Cuba futura. Recordemos que 70 años no es una edad vieja para la vida política, quizás límite, pero no es para nada una edad desechable.

Vivimos en sociedades que sólo piensan en restituir lo viejo por lo joven, lo que es natural que suceda, pero no debería ser la única opción. Yo pertenezco a una generación que todavía leía y lee autores clásicos, que todavía se emocionaba y se sensibiliza con los consejos de los mayores, que no reemplazaba, que agregaba, sumaba, analizaba y sacaba conclusiones. Pero la vida ha cambiado.

Sin embargo, la vida no debería cambiar tan rasamente después del fenómeno de Internet. Internet es una herramienta para la cultura, pero no es la cultura, y mucho menos la educación. Internet no puede llegar a anunciarnos que sólo lo joven vale porque es joven, porque ¿qué pasará cuando esos jóvenes estén en el clímax de la sabiduría en la edad madura o sabia? Internet debería incidir en hacernos comprender en que lo que vale es lo auténtico, lo sustancialmente inteligente, profundo, lo que nos mueva a vernos y a comprendernos y a comprender el mundo de una forma más penetrante y sólida. Internet debería hacernos huir de las frivolidades cotidianas, o al menos, debería ayudarnos a discernir y a actuar más rápido con nuestras opciones personales. Pero creo que Internet apareció demasiado temprano, no estábamos preparados para ello. Y en el caso de algunos ha sido una magnífica herramienta para hacer lo que hizo Fidel Castro en 1959 con las armas, una revolucioncita que ha traído consecuencias desastrosas para nuestro país y para el mundo, una de esas consecuencias ha sido el terrorismo. Internet es un maravilloso instrumento para desarrollar la inteligencia y la cultura, pero puede convertirse, de hecho, ya se ha convertido, en un arma explosiva que eche al traste con siglos de lectura, de apreciación de la buena música, de las bellas artes, de los hondos análisis de la información, y de la gran política. Internet puede convertirse en una dictadura en manos de aquellos que sólo han convivido bajo estados totalitarios. Si sólo los leemos a ellos, si sólo nos dejamos dirigir por ellos, a través de una pantalla de computadora, y no vemos, y no observamos y analizamos la verdadera realidad, la que viven a diario millones de seres humanos, ¿a dónde creen que irá a parar el mundo? Al punto donde nos encontramos los cubanos hoy.

Cuba, en estos momentos, podría darle una lección al mundo de verdad humana, con seres humanos reales, reclamando libertad y vida, derechos a la dignidad y al arte. Cuba es el último país anclado en la Guerra Fría, congelado en el pasado. Cuba podría despertar y decirle al mundo, tal como lo hicieron los iranís hace poco, y los iraquís (aunque de manera incompleta), despierten, la vida es dolorosa, pero pudiera ser hermosa, y debemos seguir luchando por la vida, por la libertad, y por la belleza de la verdad, y no por seguir escondidos detrás de unas pantallas de computadoras. Creo que algunos cubanos han conseguido hacerlo, algunos han ido de la disidencia a la cárcel, de la cárcel a la disidencia organizada en la calle, se han modernizado a través de blogs y de Twitter, pero no han renunciado a la vida y a la libertad reales y dignas. Es el caso de Martha Beatriz Roque Cabello, y de Jorge Luís García Pérez Antúnez, de Osvaldo Payá Sardiñas, por poner sólo tres ejemplos. No menciono a los presos políticos, entre los que se encuentra el Dr. Oscar Elías Biscet, porque a estas alturas no conocemos el estado en el que se encuentran. No, Internet todavía no ha llegado tan lejos, su conquista no ha sido tan vasta.

Una vez que los Castro no estén en el poder, o estén en vías de abandonarlo, la oposición tradicional y la reciente oposición (no todos son jóvenes, cuarenta años ya no significa juventud, aunque en política es como estar en pañales), unida al exilio, deben concentrarse en formar partidos políticos, presentar proyectos de estos partidos a los gobiernos democráticos del mundo, y aceptar que el exilio tiene un derecho seguro a participar de la vida política y democrática interna del país. Confío enormemente en las figuras de la estructuración económica real del exilio, en aquellas personas que han tenido éxito económico y político, que han sido discretos y no se han dedicado a la bambolla o al pantallerismo, que unidas a las que han tenido experiencias políticas en el exilio, puedan contribuir y actuar, en un futuro gobierno democrático en la isla. No se trata de elegir a una persona, sino de actuar y asimilar que lo que se intente deberá llevarse a cabo con un grupo de personas, capaces, efectivas, que amen la vida y la libertad; lo que sólo se consigue con gestiones económicas y sociales inteligentes, e inmenso amor y respeto por el pasado, y por la historia de un país, que dio pruebas de coraje, tolerancia, de cultura, educación y generosidad al mundo. Esos, a mi juicio, serán los instrumentos, con los que podremos restituir la libertad y la democracia.

Creo que partiendo de estos principios nos respetarán más, y el mundo comprenderá lo que quieren y urge a los cubanos: Libertad y vida.

Les deseo un Feliz Año 2011, y que nuestro sueño se cumpla: El de una Cuba legal y universal.

Zoé Valdés.

Anuncios

46 comentarios en “Una Cuba legal y universal.

  1. Feliz Año nuevo, Zoe Valdes y todos los miembros de esta comunidad de lectores y comentaristas cubanos y no cubanos que se interesan en los asuntos de la isla. Analisis excelente: los Castros quieren dejar una dinastia estilo Corea del Norte aunque sus hijos varones ninguno parece interesado en eso, padecen del cubanismo, a gozar sin responsabilidades. Tal vez sea Mariela la proxima reina cuando mueran Raul y Fidel. Algo que escribiste , que ningun dictador suelta voluntariamente el poder: es muy cierto, sin embargo Pinochet cedio al referendum del pueblo y solto el poder: algo asi necesita Cuba. Yo opino que el exilio cubano es unico y no preparado para la lucha politica que Cuba necesita: el Cambio tiene que ser en Cuba. Es cierto tambien que EUA apoyo a Castro: a base de decir mentiras, ese apoyo murio bien pronto, con el robo a CocaCola, Shell etc etc etc. En cambio Sartre y los comunistas franceses e europeos lo adoraban y todavia lo adoran. Otra vez, Feliz Año

    Me gusta

  2. Querida Zoe: AMEN!!!!;
    Si leen tu texto,todos,sin recillas,sin quien da mas o quien a puesto mas,sin querer ser mas alto y poner al otro mas bajo. En fin sin las fronteras que limitan la razon. Reconoceran todos los cubanos,el sentido de Unidad,que proclamas.
    La Rosa Blanca,como proyecto es lo mas perfecto.Unamos Ideas. Como bien dices una sola: Los Chacumbeles fuera del poder. Y la magia de esa union,dara sus frutos en un 2011,que se perfila inseguro para el pueblo de Cuba.

    Gracias Zoe

    Luisa Mesa

    Me gusta

  3. Gracias Zoe, leyendo tu articulo, siento que no todo esta perdido, que todavia tenemos esperanza, tambien creo que el proyecto de La Rosa Blanca es el correcto, yo tuve el honor de conocer al Dr. Rafael Diaz Balart era un hombre integro, con una educacion esmerada, que Descanse en Paz!

    Me gusta

  4. Zoe excelente escrito, estoy de acuerdo contigo que lo primero es que los Castros salgan del poder, entonces comenzaremos a transitar por el camino de la democracia. Muchas cosas buenas te deseo para el 2011 y sigue escribiendo tan bien como lo haces, lo necesitamos.

    Me gusta

  5. Es un placer considerable, una inmensa satisfaccion poder leer sus dudas sobre esa supuesta “revolucion cubana” que tacha con excelente expresion de “revuelta oscura”.
    Precisamente, es de una imperiosa necesidad sacar a la luz ese oscuro acontecimiento de 1959 que en su forma y su fondo considero una impostura, es decir, una monumental tartuferia, con un Tartufo en jefe impostor.
    El trabajo considerable que queda por llevar a cabo es este: hacer la luz sobre lo que realmente fabricò el tartufo impostor en 1959. Ya va siendo hora de quitarle la mascara a toda esa parafernalia, tartuferia supuestamente revolucionaria. Entonces se verà claramente lo que esconde ese regimen, su verdadero rostro.
    La dificultad no es ni de orden metodico, ni formal, ni de medios a disposicion, sino de voluntad: la intelectualidad cubana fuera o dentro es en el fondo una fabricacion castrista, y siguen todos amarrados a esa mentira “revolucionaria” porque es lo unico que les queda para no perder todas aquellas bonitas ilusiones pasadas de jovenzuelos castro-romanticos.

    El tartufo impostor que bien supo utilizar la fibra martiano-revolucionaria y el izquierdismo romantico revolucionarista… Lo màs patetico es que todavia hoy, despues de todo lo ocurrido y lo ya sabido, nadie quiere ponerse a pensar seriamente sobre ese acontecimiento de 1959. Hacerse algunas preguntas, por ejemplo ?porqué el tartufo en jefe pasò 10 años, todos los años 60, gritando, eructando, proclamando, propagando dia y noche la palabra revolucion? Una palabra que empleò metodicamente, de forma masiva y hasta la nausea durante todo el medio siglo.

    Lo que necesita Cuba entonces es en primer lugar salir de esta mentira “revolucionaria”. En segundo lugar, y lo leo màs o menos expresado en su texto, pero no con suficiente claridad, Cuba necesita que el pueblo cubano se levante en masa y reclame sus derechos. Quien tiene que conquistar su libertad es el pueblo, y no hay ninguna otra manera de conquistarla, como la Historia nos lo aprende todos los dias. Es necesario sacar al pueblo de su oscuridad, levantarlo para que grite sus deseos de vivir libre. Pero nadie quiere llevarlo por ese camino, bajo el pretexto falso y erroneo del denominado “baño de sangre”. Como si Cuba no estuviera viviendo a cada hora en un charco de sudor, de sangre y de miseria. Como si cada hora que pasa sin libertad no fuera una hora indigna de esclavitud.

    Como he sido critico, y a veces intransigente, con sus escritos sobre Cuba, aqui con mucho gusto le dejo mi placer de haber leido algo que comparto completamente, absolutamente.
    En el fondo y en la forma.
    Un saludo y un feliz año nuevo.

    Me gusta

  6. Si antes de 1959 estabamos desunidos ahora es infinitamente peor. Como escribi en un comentario en el blog de Ivan Garcia, ahora los de aca con la ambicion desmedida de dinero para sustituir la Patria perdida, los de alla de igual forma para poder tener lo que nunca tuvieron. Muy pocos Cubanos(Jose Marti, otros pocos)han puesto a la Patria por delante de sus intereses materiales. Todo eso Fidel Castro lo ha sabido y ha hecho muy buen trabajo en destruir a Cuba pues hace tiempo ya la Isla de Cuba dejo de existir como Nacion. Happy New Year.

    Me gusta

  7. El talento no tiene edad. Las neuronas y energías tampoco tienen fecha de caducidad. En los países donde el promedio de vida es de 80 años o más, la edad de jubilación es de 65, 66, 67 años… Algo que tal vez en Cuba no saben: allá, a los 55 años jubilaban a las mujeres y los hombres a los 60. Normal en un país que no se caracteriza por su laboriosidad ni productividad.

    En el Canal Sur, de Andalucía, todas las tardes trasmiten un programa dedicado a mujeres y hombres de la tercera edad en busca de pareja. Conducido con respeto y humor por Juan y Medio, cientos de abuelos han dejado de estar solos y pueden viajar acompañados por España y por el mundo. Demi Moore, que para un cubano es una temba, pues ronda los 50 años, es feliz con un actor que pudiera ser su hijo.

    En el decenio que hoy termina, el mundo ha cambiado con la misma velocidad que han ido surgiendo nuevas tecnologías. A no ser en países aislados y desfasados, como Cuba, o en otros, supuestamente superdesarrollados, como Estados Unidos, pero donde predominan pensamientos conservadores, ya no se puede clasificar a las personas por su edad, raza, inclinación sexual, religión…

    En todos los grupos humanos hay viejos inteligentes y creativos, y jóvenes que parecen viejos, por su físico y su mentalidad. Saber manejar el último gadget no es sinónimo de juventud ni de talento. En todo caso, de habilidad.

    Si alguien tiene duda de que la edad no determina, en ninguna esfera de la vida, que revise las listas de los Premios Nobel, en todas las categorías. Creo que uno de los más jóvenes ha sido ese ruso, ganador este año de un Nobel de Física.

    Feliz 2011 a todos los lectores de este blog!

    Me gusta

  8. Considero que los cubanos dentro de la isla deben tomar la iniciativa. El exilio o la diaspora cubana deben ayudar sin protagonismo pues Cuba no solamnete es papeles, es la sangre. Como decia Selena [Cantanta Tejana Mejicana]: “Papeles Son Papeles, La Sangre, Alma, y Corazon es la Sangre, Alma, y Corazon”.

    http://alvarezgalloso.wordpress.com/2007/11/20/libertad-igualdad-responsabilidad-2/

    Tampoco busco protagonismo excepto estar en mi Cuba de Sangre y Alma pues aunque naci en EEUU, mi alma y sangre era Cuba. Incluso, lleve ese gozo cuando pase por China en el 2008.

    Zoe:

    Te regalo mi articulo “Libertad, Igualdad, y Responsabilidad” para publicar en su blog. Escribi este articulo en el 2006 durante la madrugada en que Castro tuvo que “delegar poderes” a su hermanito. Este articulo ha recorrido el mundo pues lo quiero asi. El articuloes producto de mi experiencia en la vida. Esa experiencia del Norte de los EEUU, Europa, y America Latina.

    La unica condicion que pido es mi reconocimiento como autor de “Libertad, Igualdad, y Responsabiliad” . Te dire que el problema de Cuba radica como cualquier pais incluyendo a Venezuela, EEUU, y otros lugares que es la irresponsabilidad. El titulo “Libertad, Igualdad, y Responsabilidad” fue inspirado en el lema de l Republique Francaise “Liberte, Egalite, Fraternite.

    He aqui el vinculo.

    http://alvarezgalloso.wordpress.com/2007/11/20/libertad-igualdad-responsabilidad-2/

    Feliz 2011 Zoe desde Miami Florida

    Roberto Carlos

    Me gusta

  9. Estimada Zoe, no entiendo que digas que Cuba necesita de proyectos de unidad más que líderes –con lo cual estoy de acuerdo- y a la vez hagas un reconocimiento a personas que no son capaces de ver más allá de sí mismos y que por su sectarimos se han frustrado importantes proyectos. Me viene a la mente uno de estos esfuerzos que más que ser neutralizado por la dictadura lo fue por su creador al querer anotarse el solo los puntos y tirar a basura a Todos Unidos que había dado cobijo a su proyecto. En fin, te admiro por tu honestidad y perseverancia, pero todavía hay cosas en las que eres demasiado políticamente correcta.

    Me gusta

  10. Brillante escrito. Los hombres inteligentes e ilustres, de Cuba y el exiio, deben unirse para recibir a la nueva Cuba. Pero lo que mas temo es la falta de honestidad que pudiera manchar esa republica. Se debe ser intolerante con el robo, y vigilante ante la obstentacion que hiere la reconstruccion del pais.
    Cada inversion debe ser analizada, la eficiencia de cada producto importado estudiada, la necesidad de cada medicamento justificada.
    Debemos aprender sobre como Japon y Corea se levantaron despues de guerras.
    Educar al pillo cubano desconocedor de planes realizables, no va ser tarea facil.

    Me gusta

  11. Zoe..Yo fui uno de los que te pidio este articulo con vehemencia a ti y a otros destacadas figuras de cubanos en el exilio…..Gracias por tu analisis que supero toda mis expectativas..Felicidades en union de tu familia y ..Happy New Year !!!……

    Me gusta

  12. Largo y muy complicado ensayo que aborda muchos topicos. Algunos de estos, como las posibilidades del Internet, son muy filosoficos. Y,claro, el rol de la juventud. Lo que la juventud del futuro va a ser, etc.
    La juventud siempre manda, Zoe. La juventud lo redefine todo. El mundo cambio despues de la invencion de la imprenta, la gente empezo a leer, la trasmision oral fue mucho menos importante.Toda la filosofia europea que sigue a ese periodo… Todo lo que ocurrio en la Europa del Norte a partir de Martin Lutero y del protestantismo,todo eso es el pensamiento abstracto en la palabra escrita.La Biblia traducida a los idiomas nacionales y una clase media que sabe leer (esto no existia durante el milenio medieval) y que compra y lee libros.Y la solucion de todo es la clase media, los que humanizan la cultura, los protagonistas del progreso.
    El homus erectus no se convierte realmente en homo sapiens hasta que se convierte en clase media. O, por lo menos, su inteligencia no se cultiva.
    La iglesia catolico romana habia jugado (experimentado) con las imagenes visuales en el arte religioso del Renacimiento. Esto se continua en la cultura americana varios siglos despues,fines del siglo XIX, comienzos del siglo XX. La publicidad, la sociedad de consumo, la cultura de masas. El cine, la TV… Esta es una cultura VISUAL,no-abstracta..
    Y ahora es la revolucion de los computers, del Internet. Y esto es IMPORTANTISIMO: de la comunicacion de ida a vuelta. O sea, tu no eres la unica que habla. Nosotros tambien te contestamos.
    Yo soy un viejito, pero yo creo en el Internet.
    Sus posibilidades son ilimitadas.
    (Bueno, exagero,lo unico ilimitado en Dios)…

    Yo no se lo que la juventud de Cuba es hoy (culturalmente), no tengo la menor idea.No me atreveria ni a opinar (yo no entiendo el universo de Yoani Sanchez, no podria ni imaginarmelo, ni remotamente – y lo reconozco con toda humildad)…Pero si hay algo que aqui dijiste en lo que estamos completamente de acuerdo. Lo repito ahora:

    Urge sacar a los Castro del poder. Es el primer paso, el paso decisivo… debemos conseguir la unidad de todos los cubanos en ese único objetivo, y sin complejos de ningún tipo: Eliminar a los Castro del poder.

    Absolutamente de acuerdo, Zoe.

    UNIDAD CONTRA EL CASTRISMO.
    FELIZ 2011!!!

    Me gusta

  13. Gracias Zoe por este texto tan completo , el cual debe ser leido por todos los cubanos que en verdad quisiera un cambio en Cuba . Aunque no he estado de acuerdo con usted respecto a criterios acerca de Yoani y otros considerados como disidentes o como se les quieran llamar. Debo reconocer que esto es una joya que no debe ser leida solamente, sino analizada ya que abarca bastante claro la realidad cubana.
    Al ver los videos donde habla Pardo Llada estoy mas convencido que nunca que Fidel ha sido un manipulador, algo que tenia bien claro al ver leido su libro de Pensamiento economico , politico e ideologico de Fidel Castro. Esto que he leido hoy ha reforzado mas mi criterio acerca de este hombre, lo triste es que aun hay miles de cubanos que se hacen los tontos o son unos idiotas al darle credibilidad a este sujeto despuesde 52 anos.

    Me gusta

  14. Las ideas que expresas son muy interesantes. Son una invitación a hacer un breve alto en el hacer diario y analizar tus sugerencias de vías para el medio y largo plazo de la futura Cuba. Gracias, y feliz año.

    Me gusta

  15. Estoy muy contendo de saber , que hay verdadera , significativa y real respuesta ala pregunta universal. “Que sera manana ” Haciendonos complices de sus ideas seria lo mejor,para nuestro pais. “nosotros tambien podemos”.

    Me gusta

  16. La juventud lo redefine todo.
    Y cada nueva generación lo ve todo de nuevo.
    Hace 200 años la cultura europea era mucho más musical y menos visual que ahora.
    Pero después de la invención de la fotografía y después del cine, y con toda la cultura de masas y la publicidad modernas la forma de percibir, ver, imaginar, son ahora muy distintas. El hombre común, en los Estados Unidos, quizás jamás haya ido a Egipto ni tampoco a Francia, pero las imágenes de las pirámides y de la torre Eiffel están bien claras en su mente. Son parte de su universo visual imaginario. Igual que lo es Robin Hood interpretado por Errol Flynn, etc.
    Y Fidel Castro, como tú bien explicas, ha sabido jugar maravillosamente con estos trucos de la publicidad para fabricarse su leyenda.
    Esta leyenda necesita ser explicada (dilucidada) y DESTRUÍDA, ésta es nuestra misión, ¿no? Igual que la más ingenua y estúpida aún leyenda del Che Guevara.

    Yo quisiera soñar con un mundo en el que no hubiese líderes políticos, sino solamente funcionarios eficientes.
    Porque un gobernante es un administrador, ¿no?
    Y si yo mañana voy a un hospital para que alguien me abra el estómago, yo quisiera que fuese el mejor cirujano, el más capacitado, no un entretenedor simpático.

    El Internet es lo que tenemos ahora, el protagonista cultural de este minuto histórico.
    Lenin se dio cuenta de la importancia del cine (en 1917).
    En Cuba, Eddy Chibás de la radio y Fidel Castro de la televisión.
    En los Estados Unidos, en la década de 1930, FDR hizo gran uso de la radio, era un orador poderoso, y el público norteamericano no sabía que él era un inválido, que les hablaba desde una silla de ruedas. ¡Qué interesante!
    Reagan, que había sido un actor de cine, sabía proyectar maravillosamente su imagen (visual, en este caso). Y era un viejito extraordinariamente apuesto (y con maravillosa sonrisa). Fue el presidente más amado por el público norteamericano en todo el siglo XX.
    Y el predicador religioso más famoso e importante de los Estados Unidos en el siglo XX fue Billy Graham, gran orador y también un hombre muy físicamente apuesto. Los grandes comunicadores.

    Zoé, tú sabes todo esto.
    ¿Cuántos jovencitos de hoy en día, en los Estados Unidos, se acuerdan de Billy Graham? Y Billy Graham aún vive. Muy pronto no se acordarán de Reagan tampoco. Cuando yo era niño, en Cuba, el presidente Eisenhower era “como el representante de Dios en la tierra”…
    Bueno, para hacer justicia, todo el mundo se acuerda aún de Elvis.
    Pero no, yo no creo tanto en los ídolos eternos. Creo que todo pasa.
    Lo único que queda es Dios, en las Alturas, el Único que comprende este Misterio de la Creación. Todos los de aquí abajo somos meras criaturas insignificantes.

    Volviendo al Internet, es la comunicación instantánea y la comunicación de ida y vuelta. Nada como esto habíamos tenido jamás antes.

    Además, que es una inmensa biblioteca (también instantánea) a la que todos podemos tener acceso sentados cómodamente en casa.

    Y Zoé, tú estás en una posición privilegiada. Eres – indudablemente – una escritora de gran talento. ¿Y qué edad tienes ahora? ¿51 años? Y, mediante el Internet, ahora tienes un segundo público. La potencialidad de todo esto es algo que aún no sabemos.

    En cuanto a Cuba, Cuba no es el centro del mundo. En realidad, al resto del mundo le importa poco lo que ocurra en la desdichada isla. ¿Y qué es lo que ocurre allá? No es fácil saberlo desde aquí. La experiencia “cultural” siempre es “de segunda mano”.
    Lo saben los que viven allá, los que pasan hambre, se prostituyen por necesidad, son golpeados, esclavizados, van a parar a las cárceles.
    Aquello no es una “dictadura”. Dictadura es una palabra menor. Dictadores fueron Napoleón y Julio César. Y dentro del subdesarrollo latinoamericano, dictadores fueron Batista, Trujillo, Pérez Jiménez. Todos estos últimos eran ligas menores.
    El castrismo es un TOTALITARISMO comunista, un Súper Estado – invención de Lenin que después fuera llevada a su máximo horror con Stalin, Hitler, Mao y Fidel Castro.

    Pero, después de la caída de la Unión Soviética, el Totalitarismo cubano se debilita.
    Hoy en día, parecen existir movimientos de disidentes dentro de la isla con cierta libertad para operar – aunque sean aporreados y encarcelados, pero esto no existía en la isla hace 25 ó 30 años, ¿no?
    Y, obviamente, es aquí donde está la oportunidad.
    El exilio tiene que unirse y apoyar a los disidentes (a la resistencia interna) que exista adentro.
    Ellos son los protagonistas.
    Y yo, que soy un viejito aquí, no sé quiénes ellos son – ni mucho menos los entiendo.
    Porque llevamos cuatro a cinco décadas fuera de Cuba, ¿no?
    Esto es pura lógica, se cae de la mata.
    Y tú llevas fuera de Cuba década y media. Y naciste y te criaste allá (en la revolución).
    Tú eres “una hija de la revolución” – y esto te da una gran ventaja (para entender mejor las cosas).
    O sea, que ésta es tu fuerza.
    ¡Adelante, Zoé! ¡A tirarle con todo! ¡A ROMPER al castrismo!

    Y después vendrá… ¿qué? No sé, cualquier cosa. En realidad, casi da lo mismo. En primer lugar, porque las nuevas generaciones definirán todo eso y no nosotros.
    Y además porque una vez que el Súper Estado Totalitario se rompa, volverá a desarrollarse el capitalismo. O sea, la normalidad. Y Cuba se reintegrará al mundo de la libertad y de la prosperidad en el siglo XXI.
    Gracias por permitirle a este viejito expresarse.
    Buena suerte Zoé, ¡adelante!

    Me gusta

  17. ¡Feliz 2011, Zoé!

    Este texto contiene una enorme dosis de amor por Cuba y por la libertad. Mis respetos. También por el conocimiento y la visión global del asunto.

    En un arranque de optimismo hasta imaginaría que no importa que el pueblo cubano sea hoy 50 veces más morronga que hace 50 años. Que madure, pues. En definitiva, siempre tendrá el gobierno que merece.

    Me gusta

  18. Me siguen bloqueando comentarios legitimos en el blog de Fernando Ravsberg de la publicacion Mundo de BBC.

    Me gusta

  19. He releído, pensado, repensado, revisado los proyectos para Cuba: “El Proyecto Varela”, “La Rosa Blanca” y otros, las interpretaciones que he hecho del pensar de la media Cubana y han hecho otros, de los de dentro y de los de fuera, de las coincidencias y diferencias. He desempolvado artículos, testimonios, historia e historias de la ya vieja historia cacareada por el Castrismo…
    Quería comentar sobre “Una Cuba legal y Universal” de Zoé Valdez y hacerlo rápido, fragmente el artículo, busque compatibilidades, analice interpretaciones, separe todo y uní, dedique muchas horas desde recién publicado…Y no pude comentarlo rápidamente, me atrapo en la profundidad de sus palabras y su significado, en su pensamiento y en la emoción que motivo en el mío propio.
    Yo he sido uno de los que ha esperado la opinión personal de Zoé, sobre una solución para Cuba. Y recuerdo que un comentario mío en este blog, ante las críticas a posturas disidentes, dije: “Cualquiera pinta una paloma el problema es ponerle pico y hacer que coma” (Frase de un patriota Mambí). Esperaba de la fuerza de Zoé y su visión…
    Y acertó, porque si algo ha faltado en todos los programas, organizaciones, es una filosofía que marque los amplios caminos hacia un fin, un propósito, no a caminos divergentes a ponerle pico a la paloma y hacer que coma, a que vuele la paloma blanca…
    Seriedad, responsabilidad, patriotismo que recorra la isla, tocando conciencia y corazones, reclamando unidad haciendo partidos políticos legales o no según las leyes castristas, uno, unos, diez, cientos, miles, los que sean necesarios y se puedan formar. Partidos con diferentes modos y formas pero con un solo objetivo común, derrocar al Castrismo y sus pretendidos sucesores, que no se repita, que n o siga la continuidad en preparación. Trabajar más dentro de las voluntades allí con los protagonistas. El toque a la puerta, reuniones, charlas que aúnen voluntades y expresiones de libertad. La revolución no hecha la por hacer, la por la libertad, para crear las bases de la democracia. Y el exilio por igual en un solo propósito, el mismo de los de dentro combatir al Castrismo, sus esbirros y su propaganda donde quiera se manifiesten.
    Ganarnos el prestigio del la comunidad internacional, de las naciones democráticas con nuestra unidad inquebrantable, dejando de lado las diferencias no fundamentales para después para a la hora de la libertad proceder en unión de todos con los mejores propósitos a establecer la democracia.
    Muy profunda ha sido COE e imposible expresar el todo de lo que abarca en un comentario.
    “Cuba Legal y Universal” no es un programa, es una línea de acción, es reencausar la ofensiva para deponer el castrismo como principal y fundamental objetivo, restringir el liderato el posible caudillismo avizor y populista, los protagonismos mercantiles y ambiciones que no llegan a nada y deforman y desacreditan la lucha por la libertad y la democracia y restan el prestigio necesario ante la comunidad internacional, el patriotismo por la libertad que romperá las infiltraciones por no tener sentido ante el sentimiento y las voluntades unidas expresadas. Miles de partidos sin tener que firmar pactos de futuro, unidos en un fin y propósito común. Y sin el miedo a no hacer `pactos o alianzas o hacerlos, en su momento se harán. Muchos cientos de cabezas, millones de cerebros “que más vale cabeza de ratón que cola de león” unidas en derrocar la falsa Revolución más larga del mundo, que no revoluciona que ha involucionado nuestra patria, la de todos.
    Debe “Una Cuba legal y universal” ser leída profundamente, dada a leer y divulgada, sus frutos con seguridad va a traer, nuevo estilo, nueva filosofía, nuevos conceptos….
    Y muchas cosas que hacer que titanes abnegados requiere… ¡Y los hay! Aquí está la intención… Y esto si depende de nosotros no de que otro pais lo haga, hagamoslo nosotros…

    Me gusta

  20. Desde hace mas de 40 anos los Yankees utilizaron esta frase: No Castro…No problem!….Tenian razon..pero ellos lo resumieron,,,pero hay mucha manera de eliminar a los castros…fisica, politica, moral….no abogo por la eliminacion fisica de nadie, pues nadie tiene ese derecho, de ahi que estoy en contra de la pena de muerte y el aborto…pero..tenemos que lograr distanciar mas aun al pueblo de los castros…la izquierda mundial de los castros..la opinion internacional de los castros..en fin ..aislar al regimen de todos dentro de Cuba y fuera..para eso tenemos que utilizar inteligentemente toda la s posibilidades que existen, llamese internet, viajes de cubanos a la Isla, prensa , blogs, forum, juridicas, …Zoe,,Nosotros tenemos panico a un leader..pues ya vimos a donde nos llego…pero el exilio necesita una persona reconocida que hable por nosotros,,,que represente a un exitoso exilio y exista el consensum…desgraciadamente lo que mas dividio al exilio de Miami fue el cabildeo en el congreso y la administracion de la millonaria ayuda del gobierno americano para la oposicionn en Cuba….Se impone este ano que un grupo de leaderes se reunan y traten este tema…..parece una tarea de titanes,,,pero vale la pena intentarlo…personalmente creo que bien podria ser Carlos Alberto Monataner…..

    Me gusta

  21. La unica alternativa a la continuacion del castrismo es la total y plena anexion a los Estados Unidos de Norteamerica. Basta ya de autoenga~arnos. Si no pudimos preservar la Patria antes mucho menos lo vamos a poder hacer ahora.

    Me gusta

  22. Llegaron unos periodicos algo viejos de Cuba, y me llamaron la atencion:
    1- Jose Alejandro Rguez, digital@juventudrebelde.cu “Los remos, el arca” Nov14, 2010
    Defiende el trabajo no estatal para erijir un socialismo pleno, sin dogmas!
    2- La firma de abogados Rabinowitz, Boudin, Standard, Krisky & Lieberman defiende al
    gobierno cubano en las cortes estadounidenses desde Sept 12, 1960. La idea surgio mientras
    Mr. Rabino…witz jugaba ajedrez con el Che en la isla. En esa epoca no sabian que aquello iba a terminar en una dictadura. Pero…ya se habran enterado?
    3- Granma Sept 8, 2010. Ya no es el azucar, el cafe caturra, la flota de pesca, los citricos, u otros proyectos que involucran cada cubano. Ahora es la nanotecnologia lo que sacara a Cuba del III mundo. Imagino ya intentaron con los superconductores!
    Imagino muchos de ustedes hayan leido esto en las versiones virtuales de la prensa cubana, pero quizas algunos lo aprovechen.
    Gracias.

    Me gusta

  23. Ahí estas, con la verdad : “Cuba necesita más de ideas que de ideólogos”.
    Porque tenemos a Zoé Valdés, sólo necesitamos lo que a ella le sobra: coraje.

    Me gusta

  24. Bueno el comentario, nos pone a reflexionar pero, y que ha pasado con Reina Luisa que hace muchos dias no se menciona en este blog. . No se han cumplido todos los pronosticos de Zoe. Aunque sea este, que es el segundo del ano, no me lo moderes.

    Me gusta

  25. Maravilloso texto Zoe, lleno de amor por Cuba y muy optimista. Como siempre gracias por tu aporte. Besos.

    Me gusta

  26. Maravilloso texto Zoe ahi estas con la verdad como una lunita en el cielo, porque te tenemos Zoe con tus cojones y tu coraje, tu escrito es una joya impercedera con tu conocimiento y vison del asunto

    Me gusta

  27. Un troll: Cristina 67.184.50.200 Enviado el 04/01/2011 a las 2:57 pm Que tus alas sigan firmes… que tu ojos sean lamparas de libertad…. que tu luz ilumine a Cuba 2011… Vida y Libertad!… Rechazar | Responder | Edición rápida | Editar | History | Spam | Enviar a la Papelera ¡Libertad y vida! ¡Feliz 2011! 49 # Marianito 67.184.50.200 Enviado el 04/01/2011 a las 4:48 am Estoy buscando con vehemencia a mi hombre ideal entre los sublimes heroes…!!! Gracias Zoe…!!! Una Cuba legal y universal. 41 # Aceremas 67.184.50.200 Enviado el 04/01/2011 a las 4:37 am Zoe te la comiste botaste la pelota de home run Una Cuba legal y universal. 41 # Maria Luisa R 67.184.50.200 Enviado el 04/01/2011 a las 3:59 am Maravilloso texto Zoe ahi estas con la verdad como una lunita en el cielo, porque te tenemos Zoe con tus cojones y tu coraje, tu escrito es una joya impercedera con tu conocimiento y vison del asunto Una Cuba legal y universal. 41 # Luisin 67.184.50.200 Enviado el 04/01/2011 a las 3:32 am Que linda foto En El Vaticano, pidiendo por todos, agradeciendo. 14 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 03/01/2011 a las 3:28 am Se me olvidaba responderle a la señora Anzola: Batista no creó la prosperidad que existía en Cuba en la década de 1950. Esta era la prosperidad del sistema capitalista, de la proximidad con los Estados Unidos, etc. Esa misma prosperidad ya existía en los tiempos de Grau y de Prío. Y si usted se siente tan apasionadamente batistiana, eso está muy bien y yo no tengo absolutamente ningún problema al respecto, le aseguro, eso sería absurdo. En serio, ¿no me cree?, de verdad que no. Yo siento absoluto respeto por su persona, por sus sentimientos, por su derecho a pensar con su propia cabeza y por sus derechos de ciudadana. Lo que yo creo es que las elecciones programadas para mayo de 1952 deberían haberse celebrado (de acuerdo a nuestra Constitución y de acuerdo a la ley). Y Batista hubiera participado como candidato. Y las personas que sintieran como usted pudieran haber ido a las urnas y votar por Batista (o por el candidato que ustedes escogieran, con absoluta libertad). Y es claro que todo eso está muy bien. Es como debería siempre ser. Y quién sabe, nunca se sabe – no era muy probable, pero quizás Batista hubiese ganado (legítimamente) aquellas elecciones. Y entonces él hubiera sido – verdaderamente – el verdadero presidente de Cuba. Legítimamente y con todas las de la ley. Y todo normal y todo el mundo feliz. Y Cuba hubiera seguido siendo “un país civilizado” y una democracia. Y pandillero de Fidel Castro nunca hubiera tenido ninguna causa (o excusa), ni nunca hubiera encontrado su oportunidad. ¿Está todo esto bien claro? Voy a la pregunta del señor Rubiano. Es mi especulación – porque es algo que yo no sé, no estoy seguro – que el muy joven e ineducado Batista de la década de 1930 tiene que haber sido asesorado por “cerebros” que lo enseñaran a gobernar, etc. (Ésta es mi deducción, nada más que eso. Pero la lógica no es la verdad. La lógica no es más que lógica, especulación abstracta. La verdad es realidad concreta – y, a veces, es ilógica y absurda). Aquel fue un período (de los años 30) muy complejo. Y si mi teoría es correcta – y aclaro que no es más que una teoría, porque no tengo ningún dato para confirmarla – estos asesores (de aquella década) tienen que haber sido gente muy capacitada y lista (si juzgamos por los exitosos resultados). Pero yo nunca he encontrado datos en ningún libro que me expliquen todo esto. El Batista de los años 30, para mí, sigue siendo – en mi perplejidad – un gran misterio. Pero el Batista de los años 50 es lo contrario. Casi 20 años habían pasado, más edad y muchísimas experiencias. Uno podría suponer que este otro Batista (más viejo) resultaría mucho más sabio. PERO OCURRIÓ EXACTAMENTE LO CONTRARIO. ¡Que extraño es todo! Mi deducción aquí es que Batista esta vez carecía de asesores o que sus nuevos consejeros eran increíblemente torpes. Pero ésta es pura especulación mía, otra vez aclaro. Yo no sé. En cuanto a su ineficiencia lidiando con el joven pistolero Castro… De nuevo, yo no sé. Y Batista ya está muerto, no podemos preguntarle. Fidel era hijo de un amigo de Batista. Y se había casado con una chica de una familia de batistianos también. En fin, yo no sé. Yo nunca creí que Batista fuese tan “matón” como se le pinta. He repetido decenas de veces aquí que mi impresión es que él era un dictador MODERADO… Batista no odiaba a gentes, él no quería destruir. Ésta no era la psicología del personaje. Batista quería hacer millones y millones y hacerse aceptar por una sociedad (cubana) que lo despreciaba. Yo no me imagino que él fuese un hombre que quisiera matar ni perjudicar a nadie. Su destructividad estaba en su primitivismo, en su grosería, en su torpeza. Por otra parte, su ejército no peleaba, dejaba sobrevivir y hacer y deshacer a los rebeldes. Nadie sospechaba lo que venía. La burguesía cubana financió abiertamente a Fidel Castro y a otras tantas organizaciones revolucionarias. Todo el mundo quería libarse de Batista. Ésta es la explicación. La verdad sobre José Antonio Echeverría. Testimonio de su hermana, Lucy Echeverría. 24 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 03/01/2011 a las 2:13 am Está bien, acepto el reto (intelectual) y voy a responder a todos. Primero una ACLARACIÓN: Para mí, esto es un juego de ideas. Estoy apelando a la INTELIGENCIA de todo el mundo. Mi intención no es – ni nunca ha sido – la de ofender a nadie. Repito: No quiero caer en personalismos. Esto es “inteligencia pura”. No es – repito – para humillar ni ofender a nadie. Así que todos vamos poner las mentes en blanco y tratar de razonar. De razonar ideas. Y, por favor, justicia aquí. Que se me lea bien y se me cuestione y rete por lo que yo haya verdaderamente dicho (no por lo que nunca dije). Porque yo creo que me he cuidado de darle un significado preciso a mis palabras. Ante todo, es importante no confundirnos. El tema – aquí – no es Batista contra Fidel. Es Batista en relación con lo que existía antes. Es decir, en comparación con los gobiernos de Grau y Prío, democracias capitalistas pero con un gobierno legítimamente elegido por el pueblo. Todos los gobiernos que existieron en Cuba antes de la revolución de 1959 operaban dentro del sistema capitalista. Desde 1902 hasta 1958. No estamos discutiendo aquí el capitalismo versus el comunismo. El comunismo significa DESTRUCCIÓN TOTAL, TOTAL ESCLAVITUD y eso está bien claro. Y éste el problema y el RETO de ahora: Destruir al castrocomunismo y devolver a Cuba al sistema capitalista y de libertad. Y creo que aquí todos estamos de acuerdo. Y, como dice la señora Anzola, esto es lo único que importa ahora. ¡De acuerdo otra vez! Y ya estamos viviendo en el año 2011 (no en 1959, ni en 1952). Pero éste no es el tema que anteriormente discutíamos. . Una vez repetido y aclarado lo anterior, hablar de Batista (ahora) ya es un mero tema de revisión histórica. Sí, Historia Antigua, pero quizás valga la pena reexaminarla. Porque quizás esto tenga aplicación en un futuro. Y esta revisión, si vamos a hacerla (y esto es algo que se hace siempre, inevitablemente, siempre hay curiosos a quienes les gusta revisar la Historia, como es mi caso) debe ser hecha con seriedad, creo yo. Pero, para empezar, hay que definir y que aclarar bien ciertas ideas. O sea – y para empezar – “nuestros principios”, aquello en lo que creemos o no creemos. ¿Sabemos en qué creemos? Pregunta retórica, ¿no? Pero (en realidad) todas las (nuestras) ideas (con las que jugamos en nuestra mente todos los días) tienen (en realidad) una historia, y vienen de algún lugar. O sea, no han estado ahí “desde siempre y para siempre”, ni son necesariamente “principios universales”. Vamos a no juzgar a nadie aquí. Después de todo, nuestras vidas y la forma en que pensamos (cada uno de nosotros) es siempre “accidental” y producto de circunstancias. O sea, que (todos nosotros) somos y hemos sido determinados (mentalmente) por contextos. Sé que me repito, pero quiero que se me entienda bien: El dónde y cómo nos criamos, quiénes nos educaron, etc. Eso determina cómo pensaremos después. Pero, aún así y por este mismo motivo, es/sería interesante e importante analizar nuestras ideas. Tratar de averiguar lo que verdaderamente pensamos (tratar de conceptualizarlo), y después tratar de ver (contemplar) todo esto desde un punto de vista histórico-cultural. Por ejemplo: Creemos en Dios o no creemos en Dios. ¿Creemos en la superioridad de la cultura europea? ¿Creemos en la Carta Magna inglesa? ¿Creemos en el parlamentarismo y en la democracia? Todas estas ideas tienen su historia. La democracia griega (ateniense), la república y el imperio romanos, la conversión del emperador Constantino al cristianismo, la Edad Media de la Europa occidental y después el Renacimiento. En este continente (en América) nosotros somos la continuación de la cultura europea. Zoé, tú me entiendes, tú sabes muy bien todo esto, ¿verdad? Las ideas contenidas en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (escrita por Thomas Jefferson) eran ideas inglesas. Y Cuba es la colonia o provincia española (como queramos llamarla, los cubanos éramos españoles) a 90 millas del gran nuevo imperio anglo sajón y protestante (que es una continuación del Imperio inglés, vamos a llamar las cosas por su nombre). Pero los imperios traen estabilidad, civilización y progreso…. (Yo no tengo nada en contra de los imperios, todo lo contrario – y éste sería otro tema a discutir: casi todas las grandes civilizaciones de la Historia de la Humanidad han sido creadas por grandes imperios). Sí, el imperio egipcio, el imperio babilónico, el imperio persa, el imperio romano – y por ahí hasta nuestros días… La Francia de Carlomagno y de Luís XIV y de Napoleón (esto es para Zoé que vive en ese país)… El imperio español (de Carlos V y de Felipe II), el imperio británico de la reina Victoria… Y en Cuba (la pequeñita isla) se produce una guerra de independencia. Y nace la frágil república en 1902. Y los cubanos estamos cogidos – atrapados, en una situación muy rara – culturalmente – entre Estados Unidos y España. Entre la tradición (española) de nuestros padres y abuelos y la convicción que debíamos copiar este nuevo modelo de progreso, el nuevo gran imperio anglosajón. Ésta era la Cuba republicana (nuestro drama mental). Vamos a Batista: En primer lugar, Batista no era sinónimo de democracia y de capitalismo. Y esto último hay que analizarlo y que detallarlo bien. No se trata aquí de “Batista contra Fidel Castro”. Vamos a analizarlo aquí comparándolo con los gobiernos (anteriores) de Grau y de Prío. Batista era uno de tantos personajes históricos (de gobernantes locales) que operaban dentro de tal sistema (capitalista) – o sea, desde Don Tomás Estrada Palma hasta Carlos Prío Socarrás (y después Batista)… La prosperidad y adelanto de aquel sistema era – y valga la repetición – la prosperidad de un sistema económico que funcionaba. No lo inventó Batista. Surge a finales de la Edad Media europea, primero en Italia, y después lo desarrollan al máximo los ingleses. Y el tema a discutir (con respecto a la islita de Cuba) – si vamos a ser serios – es, dentro de aquel sistema, una comparación entre los distintos personajes y alternativas de nuestra vida pública local. Y AHORA, POR FAVOR, PONGAMOS ATENCIÓN a lo siguiente: Carlos Prío (en una época en que Cuba era igualmente capitalista) era el presidente legítimo de Cuba, elegido, de acuerdo a la Constitución y a la Ley, por la voluntad del pueblo. Y Batista fue un dictador. Su gobierno era ilegal. Fue Batista quien destruyó a la democracia en Cuba. ¿Es que alguien quiere discutir este punto conmigo? Sería imposible, ¿verdad? Batista NO era el presidente legítimo de Cuba (en 1952). Batista era ilegal. Carlos Prío es la última persona que merece ser llamado presidente de la república de Cuba. Elegido verdaderamente por el pueblo. En elecciones totalmente libres y honradas y con multiplicidad de partidos políticos, etc. Por otra parte – y no sé si me han leído bien – yo afirmo y repito varias veces que Batista fue un dictador bastante discreto y moderado. Que no era el monstruo de la imagen que el castrismo nos ha querido presentar después (el Gran y Absoluto MONSTRUO es Fidel Castro). Y además que Batista – aunque desmoralizó toda la vida pública con la ilegalidad del golpe de estado – no hizo apenas mella en el sistema económico. ¿Por qué? Porque el sistema era capitalista, un sistema económico que funcionaba. Más aún, Cuba era – económicamente – una extensión de los Estados Unidos. Y éste era – y creo que aún es – el país más progresista de toda la Historia de la Humanidad. Aclaro que para mí, los personajes más “progresistas” no están “en la izquierda”. Son gente como Thomas Alva Edison, Henry Ford, etc. O sea, los que produjeron el desarrollo científico, tecnológico e industrial, lo que trajo la un alza del nivel de vida y la participación de millones de personas en los beneficios de la prosperidad económica. Zoé, tú sabes lo que yo estoy hablando, ¿verdad? (Por si otros no me entienden). Zoé, tú eres inteligente, tú sabes, ¿no? Los primeros patriotas cubanos – Narciso López, Céspedes, Agramonte – eran, en realidad, anexionistas. O sea, que la causa de la república de Cuba era un proyecto parecido a lo que fuera la república de Texas (antes de convertirse en otro estado de la Unión). De hecho, la bandera cubana, la bandera de la estrella solitaria, era una copia de la bandera de Texas. Y Cuba, por estar a 90 millas de los Estados Unidos, aún bajo el período de la colonia, tuvo ferrocarril antes que España (en el siglo XIX). Es por eso que los criollos comienzan a despreciar a los peninsulares. Y los Estados Unidos se convierten el ideal absoluto. La anglofilia es la constante (cultural) de los primeros 50 años de la República. Y quizás lo sea aún ahora en la isla… Detrás de la fachada de los comunistas, supongo que la gente aún adora a los Estados Unidos. ¿O no? Yo no lo sé. Es algo que me pregunto. Bueno, llega la República (en 1902) y comienzan las dificultades. En toda la Historia de los Estados Unidos jamás ha habido una dictadura. O sea, jamás ha habido un gobierno militar no elegido democráticamente por el pueblo. Ustedes lo saben, ¿verdad? En toda la Historia de los Estados Unidos jamás hubo un 10 de marzo. ¿Está bien clarito? Y las instituciones políticas de Cuba eran una copia de las de este país. Pero nunca llegaron a funcionar perfectamente bien. Pero – y esto es IMPORTANTE: Para la clase media educada cubana de antes de la revolución, los cubanos deberíamos copiar a los Estados Unidos y NO ASPIRAR A MENOS. O sea, espirar al sistema democrático. Y esto es lo que yo he tratado – largamente – de explicar aquí (quizás con muy poco éxito). Ésta era la posición y ambición de José Antonio Echevarría (entre tantos otros). De nuevo: la visión de José Antonio no era, en aquel entonces, la excepción, sino la regla. Era “el momento cultural” de Cuba en aquel entonces. Y YO CREO QUE TAL ERA BUENO. O sea, los cubanos de aquel entonces no se percibían a sí mismos como “primitivos” ni como “subdesarrollados”. El Batista de 1940 es discutible. Hay diferentes teorías al respecto y yo no pretendo saber la verdad (no tengo suficientes datos). El personaje (Batista) de aquella época es “misterioso”. Creo que, si me leen bien, esto fue lo que dije antes. Pero el personaje del golpe de estado de 1952, era perfectamente negativo e inadmisible. Y esto es lo que yo he tratado de presentar. Batista NO destruye la prosperidad cubana, quiero volver aclarar bien. LA PROSPERIDAD CUBANA ES DESTRUIDA POR EL CASTRISMO QUE VIENE DESPUÉS, repito de nuevo. Y Batista NO crea tampoco “un sistema Totalitario” (como el fascismo y el comunismo, ninguno de esos HORRORES), sino una especie de dictadura moderada y bastante liberal, para ser totalmente justos. En la época de Batista se vivía bien y había todo tipo de libertades individuales. El gobierno de Batista no se metía en la vida privada de nadie. Pero Batista destruye la democracia. O sea, que lo que no existía era el derecho a elegir a los gobernantes en elecciones honradas y libres. ¿Está todo aclarado? En el plano material, después del golpe de estado de 1952, Cuba sigue prosperando dentro del sistema capitalista. Pero, en el plano político – y esto fue lo que dije y aún lo creo – Batista convierte a Cuba en una ridícula Banana Republic. Nos degrada a todos los cubanos en este capítulo. Los cubanos aspiraban a una democracia como la de los Estados Unidos. Para ponerlo todo clarito: El presidente Eisenhower había sido elegido democráticamente por el pueblo de este país. ¿No? Y, en Cuba, Grau y Prío habían sido elegidos del mismo modo también. O SEA, QUE GRAU Y PRÍO ERAN GOBERNANTES LEGÍTIMOS. Dentro de aquel sistema de ideas – que parece ser el mejor del mundo, ¿no? La imitación de los Estados Unidos, el ser – o tratar de ser – igual que los Estados Unidos era el ideal de excelencia. Y en Cuba existía una clase media educada, con muchos profesionales (graduados universitarios), ¿no? Y era así como la mayor parte de esta clase educada pensaba. Y para ellos, el golpe de estado de 1952, significaba UNA INFINITA HUMILLACIÓN. ———– Volviendo a la pregunta original: ¿Creemos en la democracia o no? O, para ponerlo de otro modo, si creemos en el gobierno civil versus el gobierno militar. Ésta es la pregunta – súper básica y fundamentalísima – que tenemos que contestarnos. Y, si creemos en la democracia, no hay (no había) justificación posible (de ningún tipo) para el golpe militar del 10 de marzo. ¿Y qué quiere decir democracia? Quiere decir (etimológicamente, en griego) “gobierno de la mayoría”. De la voluntad de la mayoría. O sea, que el pueblo elige y tiene derecho a equivocarse. Pero las elecciones son periódicas. En la Cuba republicana, igual que en los Estados Unidos, eran cada dos y cuatro años. Y entonces vienen las rectificaciones. Y el sistema, dentro de la democracia, rectifica y se reajusta a sí mismo. Ésta es la idea general. Y es un proceso ruidoso. Con oradores, demagogia, politiquería, todo eso incluido. Y aún con todos sus posibles defectos, mejor que ninguna otra alternativa. Mejor que la dictadura. ¿No? O sea, que en 1952, lo correcto, lo único aceptable, era permitir que la elecciones se realizaran en mayo de ese año, como estaban programadas, de acuerdo a la Constitución y a la Ley. Y éstas eran unas elecciones en las que Batista, de acuerdo a todos los cálculos anticipados, no tenía ninguna probabilidad de ganar. Ganaría Agramonte o Hevia. ¿Por qué Agramonte? Sí, el obeso y aburrido y eminente profesor universitario. Porque era el primo y heredero de Chibás, que sí había sido un líder infinitamente popular. Podríamos analizar críticamente a Chibás, aristócrata criollo de honradez impecable pero con cierto desequilibrio mental… Bueno, no voy a agobiarlos con eso. Chibás contra Prío, fue un espectáculo ruidoso, pero parte del “natural y saludable” proceso democrático, ¿no? ¿No es lo mismo lo que ocurre en los Estados Unidos? El Tea Party de ahora, etc. Ganara Agramonte o ganara Hevia, el proceso democrático en Cuba hubiera seguido por esta vía normal. Normalidad y legalidad. Y en aquel universo “civilizado” un Fidel Castro nunca hubiera encontrado su oportunidad. Fidel Castro se nutre de la ilegalidad y del primitivismo. Fue precisamente Batista quien facilitó su carrera a Fidel Castro, quien creó “la circunstancia” oportuna para que todos estos movimientos revolucionarios se desarrollaran después. La ilegalidad trae más ilegalidad, ¿no? Balance final: ¿Qué ganamos con el golpe de estado? ¿Ganamos algo? Se me olvidaba, la corrupción de Prío. ¿El gobierno de Batista no fue igualmente o más corrompido? Se estimaba que Batista, al huir de Cuba, gozaba de una fortuna de 400 millonea de dólares. Es decir, 400 millones de aquel entonces, ¿cuánto sería en dinero de ahora? O sea una fortuna similar a la de familia de los Kennedy (durante el mismo período). Cabe deducir que Batista haya robado infinitamente más dinero que lo que jamás robaran Grau y Prío (los dos combinados). Pero, de nuevo, esto no es lo más importante (corrupción hay en todas partes). A la corrupción sobrevivíamos. Ahora sí me voy. Y gracias por permitir que me exprese. Temo haber abusado de vuestra hospitalidad. Saludos a todos. La verdad sobre José Antonio Echeverría. Testimonio de su hermana, Lucy Echeverría. 24 # gallo 10 67.184.50.200 Enviado el 02/01/2011 a las 11:03 pm zoe estas que le paras la tranca a un muerto, bella!!! ¡Libertad y vida! ¡Feliz 2011! 49 # Lucio Andalucia 67.184.50.200 Enviado el 02/01/2011 a las 3:42 pm Vale, Zoe, que estas muy guapa y de rechupete! ¡Libertad y vida! ¡Feliz 2011! 49 # Felipito 67.184.50.200 Enviado el 02/01/2011 a las 3:40 pm Zoe se ha convertido en una dama elegantisima. ¡Libertad y vida! ¡Feliz 2011! 49 # Marianito 67.184.50.200 Enviado el 02/01/2011 a las 3:37 pm Ay Zoe, que maravilla, que bella estas…!!! Cuanto te envidio…!!!! ¡Libertad y vida! ¡Feliz 2011! 49 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 01/01/2011 a las 4:11 pm La juventud lo redefine todo. Y cada nueva generación lo ve todo de nuevo. Hace 200 años la cultura europea era mucho más musical y menos visual que ahora. Pero después de la invención de la fotografía y después del cine, y con toda la cultura de masas y la publicidad modernas la forma de percibir, ver, imaginar, son ahora muy distintas. El hombre común, en los Estados Unidos, quizás jamás haya ido a Egipto ni tampoco a Francia, pero las imágenes de las pirámides y de la torre Eiffel están bien claras en su mente. Son parte de su universo visual imaginario. Igual que lo es Robin Hood interpretado por Errol Flynn, etc. Y Fidel Castro, como tú bien explicas, ha sabido jugar maravillosamente con estos trucos de la publicidad para fabricarse su leyenda. Esta leyenda necesita ser explicada (dilucidada) y DESTRUÍDA, ésta es nuestra misión, ¿no? Igual que la más ingenua y estúpida aún leyenda del Che Guevara. Yo quisiera soñar con un mundo en el que no hubiese líderes políticos, sino solamente funcionarios eficientes. Porque un gobernante es un administrador, ¿no? Y si yo mañana voy a un hospital para que alguien me abra el estómago, yo quisiera que fuese el mejor cirujano, el más capacitado, no un entretenedor simpático. El Internet es lo que tenemos ahora, el protagonista cultural de este minuto histórico. Lenin se dio cuenta de la importancia del cine (en 1917). En Cuba, Eddy Chibás de la radio y Fidel Castro de la televisión. En los Estados Unidos, en la década de 1930, FDR hizo gran uso de la radio, era un orador poderoso, y el público norteamericano no sabía que él era un inválido, que les hablaba desde una silla de ruedas. ¡Qué interesante! Reagan, que había sido un actor de cine, sabía proyectar maravillosamente su imagen (visual, en este caso). Y era un viejito extraordinariamente apuesto (y con maravillosa sonrisa). Fue el presidente más amado por el público norteamericano en todo el siglo XX. Y el predicador religioso más famoso e importante de los Estados Unidos en el siglo XX fue Billy Graham, gran orador y también un hombre muy físicamente apuesto. Los grandes comunicadores. Zoé, tú sabes todo esto. ¿Cuántos jovencitos de hoy en día, en los Estados Unidos, se acuerdan de Billy Graham? Y Billy Graham aún vive. Muy pronto no se acordarán de Reagan tampoco. Cuando yo era niño, en Cuba, el presidente Eisenhower era “como el representante de Dios en la tierra”… Bueno, para hacer justicia, todo el mundo se acuerda aún de Elvis. Pero no, yo no creo tanto en los ídolos eternos. Creo que todo pasa. Lo único que queda es Dios, en las Alturas, el Único que comprende este Misterio de la Creación. Todos los de aquí abajo somos meras criaturas insignificantes. Volviendo al Internet, es la comunicación instantánea y la comunicación de ida y vuelta. Nada como esto habíamos tenido jamás antes. Además, que es una inmensa biblioteca (también instantánea) a la que todos podemos tener acceso sentados cómodamente en casa. Y Zoé, tú estás en una posición privilegiada. Eres – indudablemente – una escritora de gran talento. ¿Y qué edad tienes ahora? ¿51 años? Y, mediante el Internet, ahora tienes un segundo público. La potencialidad de todo esto es algo que aún no sabemos. En cuanto a Cuba, Cuba no es el centro del mundo. En realidad, al resto del mundo le importa poco lo que ocurra en la desdichada isla. ¿Y qué es lo que ocurre allá? No es fácil saberlo desde aquí. La experiencia “cultural” siempre es “de segunda mano”. Lo saben los que viven allá, los que pasan hambre, se prostituyen por necesidad, son golpeados, esclavizados, van a parar a las cárceles. Aquello no es una “dictadura”. Dictadura es una palabra menor. Dictadores fueron Napoleón y Julio César. Y dentro del subdesarrollo latinoamericano, dictadores fueron Batista, Trujillo, Pérez Jiménez. Todos estos últimos eran ligas menores. El castrismo es un TOTALITARISMO comunista, un Súper Estado – invención de Lenin que después fuera llevada a su máximo horror con Stalin, Hitler, Mao y Fidel Castro. Pero, después de la caída de la Unión Soviética, el Totalitarismo cubano se debilita. Hoy en día, parecen existir movimientos de disidentes dentro de la isla con cierta libertad para operar – aunque sean aporreados y encarcelados, pero esto no existía en la isla hace 25 ó 30 años, ¿no? Y, obviamente, es aquí donde está la oportunidad. El exilio tiene que unirse y apoyar a los disidentes (a la resistencia interna) que exista adentro. Ellos son los protagonistas. Y yo, que soy un viejito aquí, no sé quiénes ellos son – ni mucho menos los entiendo. Porque llevamos cuatro a cinco décadas fuera de Cuba, ¿no? Esto es pura lógica, se cae de la mata. Y tú llevas fuera de Cuba década y media. Y naciste y te criaste allá (en la revolución). Tú eres “una hija de la revolución” – y esto te da una gran ventaja (para entender mejor las cosas). O sea, que ésta es tu fuerza. ¡Adelante, Zoé! ¡A tirarle con todo! ¡A ROMPER al castrismo! Y después vendrá… ¿qué? No sé, cualquier cosa. En realidad, casi da lo mismo. En primer lugar, porque las nuevas generaciones definirán todo eso y no nosotros. Y además porque una vez que el Súper Estado Totalitario se rompa, volverá a desarrollarse el capitalismo. O sea, la normalidad. Y Cuba se reintegrará al mundo de la libertad y de la prosperidad en el siglo XXI. Gracias por permitirle a este viejito expresarse. Buena suerte Zoé, ¡adelante! Una Cuba legal y universal. 41 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 31/12/2010 a las 6:55 pm Cierto, todo esto es un tragedia de hace más de medio siglo. En el presente, todo este tema ya es casi irrelevante. La Cuba prerrevolucionaria era un sociedad clasista, culturalmente provinciana, todo eso. Y los jovencitos como José Antonio eran gente limpia, pero muy-muy ingenuos. Y es cierto que había politiqueros por todas partes – pero esto es un fenómeno universal (la corrupción), igual ocurre en Europa y en los Estados Unidos. Lo que José Antonio se planteaba era si Cuba iba a ser un país civilizado o no. Para ponerlo en términos modernos, José Antonio tenía altos standards – que eran (sencillamente) los standards de la clase media educada de aquella época. Cuba aspiraba a ser “igual que los Estados Unidos”… El presidente Eisenhower había sido elegido democráticamente por el pueblo, etc. ¿Por qué los cubanos íbamos a ser menos? Y entonces viene ese mono grotesco de Batista con el golpe del 10 de marzo… La verdad sobre José Antonio Echeverría. Testimonio de su hermana, Lucy Echeverría. 24 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 31/12/2010 a las 6:18 pm Para explicarme mejor voy a repostear aquí lo que ya había posteado en este mismo blog, en realidad sobre este mismo tema, pero bajo otro tópico: Yo estoy fundamentalmente de acuerdo con Aurelio Cruz Hernández, aunque no exactamente en todo… Para mí es muy difícil concederle demasiada categoría a este personaje (Batista), aunque me imagino que fue astuto (probablemente haya tenido este tipo de “primitiva inteligencia animal”, aunque ni eso sabemos, no podemos estar seguros) e indudablemente él jugó un papel de innegable importancia durante la década de 1930, entre 1933 y 1944. Pero es muy importante recordar aquí que Batista significó dos períodos muy distintos. El primero, el de la década de 1930, en el que parece ser medio malo y medio bueno, éste es un período sobre el que cabe el debate. Y el segundo período de 1952-1958, que fue totalmente negativo y totalmente injustificable. Porque no hay justificación posible en el mundo para el golpe de estado del 10 de marzo de 1952. Y yo no creo que haya nadie en el mundo que pueda tratar de argumentar ni de probar lo contrario. (Fue un puro acto de delincuencia vulgar). Batista nos degradó como país y nos ridiculizó delante del mundo entero. Nos hizo lucir – y que se me perdone la palabra gruesa – como un país primitivo y subdesarrollado de mierda. Por otra parte – y hay que tener sentido de la medida aquí – yo no tiendo a percibir a Batista “como un gran déspota”. Ni muchísimo menos, ¡ni remotamente! (y que quede claro), como ese criminal compulsivo y “sediento de sangre”, etc, que es la imagen que el castrismo nos quiso presentar e imponer después. No, yo no creo eso. Por el contrario, Batista parece haber sido un dictador muy moderado. No parece haber sido un hombre lleno de odio, ni con intenciones particularmente destructivas (ninguna de esas aberraciones monstruosas que caracterizaron después al MONSTRUO INFERNAL de Fidel Castro, que sí es un criminal compulsivo y sediento de sangre, que ama la destrucción por la destrucción misma, Fidel Castro – en mi opinión – es un agente de Satanás que ha bajado a la tierra, es el Rostro del Diablo)… Pero Batista no, Batista, en realidad parece haber sido un personaje muy menor en todo sentido. Su destructividad (y Batista hizo mucho-mucho daño en su segundo gobierno, hizo infinito daño porque DESMORALIZÓ a una nación entera, y éste es su gran e inmenso pecado) era como la de un animal torpe, estúpido en sus movimientos y totalmente inadecuado, ignorante, y que destruye por su grotesca vulgaridad y por el puro no saber, no entender nada, no tener noción de todo lo que destruía. Este personaje era muy ambicioso (en el plano económico), se convirtió en multimillonario, quizás en el hombre más rico de Cuba, y todo lo que él quería era hacer más dinero y hacerse aceptar por una sociedad que lo despreciaba. ¿Y por qué esta sociedad lo odiaba? ¿Por un problema de racismo? Tal afirmación es muy discutible. En primer lugar, porque Batista no era verdaderamente “negro”. ¿Cuál era la raza de Batista? Si era mulato, era un mulato muy clarito, que siempre quiso pasar por blanco, que nunca se declaró ni reconoció a sí mismo como negro, que se casó con dos mujeres blancas, etc. En Cuba había cantidad de mulatos claros que pasaban por blancos, se proclamaban blancos, se casaban con blancos y entraban en los clubs privados solamente para blancos, etc. ¿No se acuerdan de aquel dicho de que en Cuba todo el mundo tiene algo de mulato? La sociedad prerrevolucionaria cubana no era tan rígida a este respecto. Otra teoría era que Batista era mestizo – un mestizo muy clarito – de blanco y de indio, de algunos de los pocos indios que aún quedaban en algún lugar de Cuba (en algún rincón remoto – pues nuestros libros de Historia afirmaban que los taínos habían desaparecido hacía 300 años). Pero Batista, en cualquier caso, no lucía presidencial. Para mí, el ejemplo perfecto para una comparación perfecta sería con nuestro actual presidente Obama en los Estados Unidos. Obama, como presidente, como buen o mal administrador de una nación, es otro tema a discutir y yo no quiero caer en esto ahora. Pero Obama, en su imagen pública, luce presidencial. Viste con gusto impecable, es refinado, es un excelente orador, graduado de Harvard (la primera y mejor universidad de los Estados Unidos), exprofesor de la Universidad de Chicago (que es una de las 10 ó 15 universidades privadas más prestigiosas de este país). De nuevo, yo no quiero ahora discutir a Obama como administrador, bueno o malo, sino solamente examinar la imagen cultural que él representa. O sea, la de un negro muy bien educado. Y él fue elegido por el pueblo, democráticamente y sin lugar a dudas. Batista no era “definitivamente” negro – más que eso, si tenía tal sangre, él la negaba. Batista no fue en Cuba, que quede claro, el paladín ni el defensor de los negros. Él se pretendía blanco. Pero él no tenía la educación ni el obvio refinamiento de un Obama. Batista lucía como un mono recién sacado de una jaula del zoológico y que lo han metido en un traje (y disfrazado de ser humano). Y cuando hablaba, parecía que se ahogaba. Como si no tuviera las cuerdas vocales muy bien desarrolladas. O sea, como un simio que aún no puede formular palabras. Zoé, tú naciste en 1959, pero mi generación de viejitos se acuerda bien de Batista. Yo lo oí hablar, por radio, por televisión. Cuba entera se burlaba y se reía “del mono de Batista”. Y no es porque fuera “negro”, esta explicación es demasiado facilista. Es una teoría formulada recientemente para tratar de justificar lo injustificable. El 10 de marzo de 1952. Aquel acto indefendible. ¿Que Batista no fue tan malo? Completamente de acuerdo. En primer lugar, porque la situación de Cuba era próspera. Eran los años de la post guerra. La prosperidad de Cuba durante el segundo período de Batista fue la misma que había existido durante las presidencias de Grau y de Prío. Nada o muy poco cambió en el plano material. El sistema era capitalista y el capitalismo funciona. Batista no cambió casi nada. La gran diferencia es el país fue desmoralizado políticamente por el golpe de estado, algo completamente ilegal y arbitrario, y esto abrió el camino a más ilegalidad. A organizaciones clandestinas, a “revolucionarios”, a toda la DEMENCIA que siguió después. Y aclaro bien: Batista, es – tiene que ser considerado – MORALMENTE RESPONSABLE (y CULPABLE) por todo lo que ocurrió después. Batista tiene la culpa. Batista CREÓ LA CIRCUNSTANCIA que dio su oportunidad a Fidel Castro. Nada de esto hubiera ocurrido si las elecciones democráticas se hubiesen realizado en mayo de 1952. Y el presidente electo por el pueblo hubiera sido Agramonte o Hevia, nunca Batista, eso estaba claro. Fue Batista quien destruyó la democracia en Cuba. Batista cometió tal CRIMEN. ——- ¿Batista era un asesino? Yo creo que él era un dictadorcillo muy menor. O sea, de segunda o tercera categoría. No hay que ponerlo en las grandes ligas, con los VERDADEROS MONSTRUOS, con Hitler y Stalin, lista en la que habría que incluir a Fidel Castro. No hay comparación posible, de ningún tipo, entre Batista y Fidel Castro, eso es idiota. Y Batista, como todos los dictadorcillos, alquiló a un grupo de gangsters y los metió en la policía, etc. Los Ventura, Masferrer… Y estas gentes mataron y torturaron a algunos, a varios centenares de personas, hicieron algunas atrocidades, etc. Pero esto es lo que los dictadores siempre hacen… En cuanto a José Antonio Echevarría y el ataque al palacio, tal acción estaba totalmente justificada desde el punto de vista moral. Ellos querían restaurar la democracia en Cuba, matar al mono de mierda y convertir a Cuba en un país civilizado, del que ellos pudieran sentirse orgullosos otra vez. Estos jóvenes eran muy ingenuos (y perdieron la vida miserablemente – es INFINITAMENTE TRISTE), pero la mayoría no eran radicales, ni mucho menos comunistas. Eran, en realidad, la clase media educada, profesional, convencional, etc. Eran – fundamentalmente – “burgueses”. Eran lo que todo país necesita y “lo que un país ideal quería y quisiera siempre tener”. O sea, GENTE LIMPIA. Dice José Antonio en su Testamento Político: Confiamos en que la pureza de nuestra intención nos atraiga el favor de Dios para lograr el imperio de la justicia en nuestra Patria. Duele recordarlo. Es demasiado triste, demasiado injusto. En cuanto a si Batista fuera popular en los años 30, esto es altamente discutible. Batista aparece en la política cubana el 4 de septiembre de 1933, el sargento taquígrafo que es el líder que de la revuelta contra los oficiales del ejército, como todo el mundo sabe… Lo que ocurre entonces es que los líderes revolucionarios que aspiraban a tomar el gobierno civil van a visitar a Batista a Columbia y le ofrecen un pacto. Ellos tomarían el gobierno del país – eventualmente Grau es nombrado presidente y Guiteras su ministro de gobernación – y a Batista se le ofrece el mando del ejército – y es ascendido de sargento a coronel (todo el mundo sabe esa anécdota). Tres o cuatro meses más tarde, Batista traiciona a este gobierno revolucionario, depone a Grau y durante los seis años que siguen, él quita y pone a los presidentes. Batista tenía poco más de 30 años en 1933, la misma edad de Fidel en 1959 (lo que es un mero detalle pintoresco). Pero Fidel tenía toda una educación. Igual que Batista, él había sido un hijo ilegítimo, pero esta situación fue rectificada, su padre era un millonario, y Fidel fue a estudiar a Belén en La Habana, y después a la universidad como un niño rico, aunque con vocación de pistolero. Batista, en cambio, tuvo que comer tierra, fue cortador de caña, vendedor ambulante y probablemente delincuente por la calle (no por vocación, para ganarse la vida), limpiaba el excremento del ganado en los vagones de los ferrocarriles. Batista venía del subsuelo – y siempre lució como tal, no pudo librarse de esto nunca. Además, no era orador ni era simpático. En la Cuba de la república los políticos populares eran hombres con educación, que sabían hablar bonito y llevar el traje. Batista era un personaje un tanto tenebroso y oscuro, en un país que no simpatizaba con los militares. Su prestigio (de Batista) es que él se ganaría la reputación de “hombre fuerte”, fuera verdad o no. Yo siempre he tendido a creer que Batista era astuto, y que nunca fue tan brutal como él mismo quiso hacer creer que era. Yo siempre lo he percibido como un moderado. En cualquier caso, era el jefe del ejército. Y quien controlara al ejército controlaba a Cuba. Lo importante es que diferentes personas – que nunca sabremos quiénes fueron – parecen haberse acercado a él y le explicaron sus potencialidades (y lo asesoraron en muchos respectos). Batista siempre fue el favorito de la embajada norteamericana, que nunca reconoció el gobierno provisional de Ramón Grau San Martín. Y recibió el apoyo de la burguesía cubana – me imagino que porque, para ellos, Batista significaba la estabilidad, y ellos nunca confiaron en el gobierno de Grau-Guiteras. Y después Batista pactó con los comunistas, que habían sido rivales de Grau y Guiteras dentro de las filas revolucionarias. Y así. ¡Cuánta astucia! Da la impresión de que este personaje es brillante, ¿lo era realmente? ¿O quizás él no sabía nada, pero tenía muy buenos asesores? Imposible adivinarlo. Además, eran los años de FDR y del New Deal en los Estados Unidos. Éste fue el gobierno (del Partido Demócrata) el que escogió y apoyó y ayudó a Batista. El asunto es que Batista, como lo veían ellos, era el “hombre fuerte” que garantizaba la estabilidad en la isla. Por otra parte, los cubanos habían culpado a Machado por la depresión económica – que no era culpa de Machado, era una catástrofe internacional – y la economía de Cuba estaba directamente conectada a la de los Estados Unidos (lo que pasaba aquí, pasaba allá). Pero los Estados Unidos se reponen de la depresión económica en aquellos años (cuando Batista está en el poder) y después viene la prosperidad de la guerra. En Cuba probablemente Batista nunca fue popular. Se le temía – de hecho, yo siempre me he imaginado que se le pintaba como más feroz que lo que él era, pero, en cualquier caso, Cuba se repuso económicamente del “machadato” (la depresión económica) y Batista recibió el crédito. Batista había jugado un rol “tímido” – sin nunca hacerse “presidente” – durante alrededor de seis años. Pero en 1940 él se hace elegir para tal posición. Yo he conversado con – hace más de 30 años – con viejitos de aquella época (ahora el viejito soy yo) que habían trabajado para la maquinaria política de Batista en 1940, y éstos me aseguraron que aquellas elecciones no fueron verdaderamente honradas. Los auténticos, me contaban ellos, fueron siempre los más populares. Pero en aquel momento Batista tenía cierto prestigio y la brava “pasó”. Y cuatro años después, Batista dejó ganar a los auténticos y se retiró como un caballerito. ¡Que maravilla si su vida política hubiera terminado allí! Pero en 1952, él tenía que volver para arruinarlo todo. Con respecto a su entrega del poder a los auténticos en 1944: Totalmente de acuerdo, Frida. En realidad no fue un gesto extraordinario, sino, sencillamente, “como las cosas debían ser” (de acuerdo a la ley). O sea, como ocurría en los países civilizados. En teoría, nuestro sistema era democrático, ¿no? Teníamos una Constitución, teníamos leyes. Por lo menos en teoría, estábamos listos “para la mayoría de edad”. Y, en 1944, parecía que iba a ser así. Batista aquella vez no hizo algo excepcional: hizo lo correcto. O sea, lo que se suponía que iba a ser nuestra vida política “para siempre” y desde entonces en adelante. Repitamos: Cuba como un país civilizado, no como una Banana Republic de mierda. Y, por ocho años, los cubanos creían que ya el país ya estaba “a otro nivel de civilización”. Y entonces viene el golpe del 10 de marzo de 1952. Si Batista hubiese terminado su carrera política en 1944, se podría argumentar sobre si éste fuera un personaje “positivo” o no. Siempre hay aspectos positivos y negativos de todo personaje histórico y muchos diferentes ángulos y puntos de vista desde los cuales enfocar las cosas. El Batista de 1933-1944 es un personaje debatible. Aquel fue un período de gran complejidad. La revolución del 33, la depresión económica, el gobierno revolucionario Grau (que no era comunista, pero que resultara un experimento fallido), la traición de Batista pero que condujo al reconocimiento del nuevo gobierno por los Estados Unidos, la colaboración con el New Deal de FDR y la consiguiente recuperación económica, la creación de la Constitución del 40, la segunda guerra mundial, etc. Batista estuvo en posición de poder en Cuba durante aquellos 10 años. Era “el hombre fuerte de Cuba” – y yo siempre me he preguntado si él realmente gobernaba. Me imagino que Batista debe haber sido asesorado por infinidad de personas infinitamente más capacitados que lo que fuera jamás él. Después de todo, éste era un hombre de un origen humildísimo, sin educación formal, un mero buscavidas de la calle. Quizás con un IQ muy alto, con una Inteligencia y astucia “naturales” o “animales”, pero aún así. Cuando yo leo sobre este período, la impresión que me da (y quiero aclarar que yo no sé), es que el joven y semianalfabeto Batista se creó su reputación de hombre fuerte – que en realidad era una exageración, porque Batista parece haber sido un dictador discreto y moderado – y vivió de ésta (de su reputación) y que él debe haber tenido asesores muy inteligentes a su servicio durante aquel período. Además que el gobierno norteamericano de FDR había “invertido en él”. Batista, en Cuba, significaba – de acuerdo a como lo veían ellos – “estabilidad y orden”. Y aquí se cierra este misterioso capítulo del primer período de Batista, período de una gran complejidad. Inexplicable para mí y para otros tantos lectores. Y si él (Batista) se hubiese retirado a la vida privada (después de todo, ya era multimillonario y relativamente joven)… Pero el totalmente estúpido – vulgar, grosero – golpe del 10 de marzo de 1952. Fue algo INFINITAMENTE HUMILLANTE para una ciudadanía que ya se creía que vivía en un país civilizado… Fue un muy-muy rudo despertar. Fue algo – repito – infinitamente ESTÚPIDO, VULGAR, GROSERO. Y no es que Batista fuera “tan malo”… En el plano económico, Cuba continuó más o menos igual que antes. Ni yo creo que Batista haya sido ese “monstruoso asesino” como se le ha querido presentar después. Todos los dictadores atropellan, torturan, matan a algunas gentes para mantenerse ilegalmente en el poder. Ésta es la regla. Y, si lo miramos así, Batista fue un dictador bastante “discreto y moderado”. Pero la DESMORALIZACIÓN que Batista creó fue una cosa inmedible. Y, en consecuencia, Batista se convirtió en el hombre más odiado de toda la Historia de Cuba. Batista era una AFRENTA a la dignidad nacional, al “honor” de todos los cubanos. Y esto explica que jovencitos ingenuos y totalmente bien intencionados como José Antonio Echevarría – lo MEJOR y lo más puro y lo más valioso de Cuba – creyesen su deber moral el embarcarse en una trágica aventura como el Ataque a Palacio. La verdad sobre José Antonio Echeverría. Testimonio de su hermana, Lucy Echeverría. 24 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 31/12/2010 a las 5:36 pm ¿Batista era popular? Había cuatro candidatos a la presidencia para las elecciones programadas para mayo de 1952. Agramonte, Hevia, Batista y Juan Marinello. Y se anticipaba una competencia entre los dos más numerosos partidos, el Auténtico y el Ortodoxo. Se anticipaba que Agramonte iba a ganar, pero existía la posibilidad de que ganase Hevia… En cualquier caso, era una batalla entre estos dos grandes. Y Batista venía como un distante tercero. Los comunistas habían sido aliados de Batista, pero ya Batista no los quería. Ofrecieron su apoyo a los ortodoxos y estos últimos los rechazaron. Hay cantidad de documentación sobre todo esto, pero el argumento que sigue tiene infinitamente más peso. Si Batista hubiera tenido la más remota probabilidad de ganar, ¿por qué el golpe de estado del 10 de marzo? No tiene ningún sentido, ¿verdad? ¿Quién se atreve a contestarme esta pregunta? En cuanto a las elecciones que vinieron un par de años después… Total farsa electoral, los dos grades partidos (el Auténtico y el Ortodoxo) se abstuvieron. Batista fue a aquellas “elecciones” – totalmente controladas por él – como candidato único, con un solo partido. Fue una mala broma grotesca… Las elecciones de 1940, éste es un tema discutible, pero las de 1954 – ¿o fue en 1953? ¿Ustedes les llaman a eso elecciones? ¿Es que alguien en su sano juicio pudiera jamás tratar de justificar o de defender el golpe militar del 10 de marzo? ¿Estamos aquí todos locos? ¿Estamos hablando en serio? Yo he explicado aquí que yo no creo que Batista haya sido “tan malo”. Ni en un trillón de años nada comparable a la TOTAL DESTRUCCIÓN que vino después con Fidel Castro. Tal comparación sería totalmente absurda. Lo que yo afirmo es que Batista era un personaje “muy menor” en todo sentido. Un dictador moderado. Pero que no era popular en Cuba, que no podía ganar elecciones (o, por lo menos, no en la década de 1950). Y que el golpe militar del 10 de marzo fue un episodio totalmente negativo y moralmente injustificable. La verdad sobre José Antonio Echeverría. Testimonio de su hermana, Lucy Echeverría. 24 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 31/12/2010 a las 4:39 pm Si Batista hubiese terminado su carrera política en 1944, se podría argumentar sobre si éste fuera un personaje “positivo” o no. Siempre hay aspectos positivos y negativos de todo personaje histórico y muchos diferentes ángulos y puntos de vista desde los cuales enfocar las cosas. El Batista de 1933-1944 es un personaje debatible. Aquel fue un período de gran complejidad. La revolución del 33, la depresión económica, el gobierno revolucionario de Grau (que no era comunista, pero que resultara un experimento fallido), la traición de Batista pero que condujo al reconocimiento del nuevo gobierno por los Estados Unidos, la colaboración con el New Deal de FDR y la consiguiente recuperación económica, la creación de la Constitución del 40, la segunda guerra mundial, etc. Batista estuvo en posición de poder en Cuba durante aquellos 10 años. Era “el hombre fuerte de Cuba” – y yo siempre me he preguntado si él realmente gobernaba. Me imagino que Batista debe haber sido asesorado por infinidad de personas infinitamente más capacitados que lo que fuera jamás él. Después de todo, éste era un hombre de un origen humildísimo, sin educación formal, un mero buscavidas de la calle. Quizás con un IQ muy alto, con una Inteligencia y astucia “naturales” o “animales”, pero aún así. Cuando yo leo sobre este período, la impresión que me da (y quiero aclarar que yo no sé), es que el joven y semianalfabeto Batista se creó su reputación de hombre fuerte – que en realidad era una exageración, porque Batista parece haber sido un dictador discreto y moderado – y vivió de ésta (de su reputación) y que él debe haber tenido asesores muy inteligentes a su servicio durante aquel período. Además que el gobierno norteamericano de FDR había “invertido en él”. Batista, en Cuba, significaba – de acuerdo a como lo veían ellos – “estabilidad y orden”. Y aquí se cierra este misterioso capítulo del primer período de Batista, período de una gran complejidad. Inexplicable para mí y para otros tantos lectores. Y si él (Batista) se hubiese retirado a la vida privada (después de todo, ya era multimillonario y relativamente joven)… Pero el totalmente estúpido – vulgar, grosero – golpe del 10 de marzo de 1952. Fue algo INFINITAMENTE HUMILLANTE para una ciudadanía que ya se creía que vivía en un país civilizado… Fue un muy-muy rudo despertar. Fue algo – repito – infinitamente ESTÚPIDO, VULGAR, GROSERO. Y no es que Batista fuera “tan malo”… En el plano económico, Cuba continuó más o menos igual que antes. Ni yo creo que Batista haya sido ese “monstruoso asesino” como se le ha querido presentar después. Todos los dictadores atropellan, torturan, matan a algunas gentes para mantenerse ilegalmente en el poder. Ésta es la regla. Y, si lo miramos así, Batista fue un dictador bastante “discreto y moderado”. Pero la DESMORALIZACIÓN que Batista creó fue una cosa inmedible. Y, en consecuencia, Batista se convirtió en el hombre más odiado de toda la Historia de Cuba. Batista era una AFRENTA a la dignidad nacional, al “honor” de todos los cubanos. Y esto explica que jovencitos ingenuos y totalmente bien intencionados como José Antonio Echevarría – lo MEJOR y lo más puro y lo más valioso de Cuba – creyesen su deber moral el embarcarse en una trágica aventura como el Ataque a Palacio. Cuba: Del humanismo al comunismo. Humberto López y Guerra. 17 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 31/12/2010 a las 3:45 pm Totalmente de acuerdo, Frida. En realidad no fue un gesto extraordinario, sino, sencillamente, “como las cosas debían ser” (de acuerdo a la ley). O sea, como ocurría en los países civilizados. En teoría, nuestro sistema era democrático, ¿no? Teníamos una Constitución, teníamos leyes. Por lo menos en teoría, estábamos listos “para la mayoría de edad”. Y, en 1944, parecía que iba a ser así. Batista aquella vez no hizo algo excepcional: hizo lo correcto. O sea, lo que se suponía que iba a ser nuestra vida política “para siempre” y desde entonces en adelante. Repitamos: Cuba como un país civilizado, no como una Banana Republic de mierda. Y, por ocho años, los cubanos creían que ya el país ya estaba “a otro nivel de civilización”. Y entonces viene el golpe del 10 de marzo de 1952. Cuba: Del humanismo al comunismo. Humberto López y Guerra. 17 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 31/12/2010 a las 3:35 am En cuanto a si Batista fuera popular en los años 30, esto es altamente discutible. Batista aparece en la política cubana el 4 de septiembre de 1933, el sargento taquígrafo que es el líder que de la revuelta contra los oficiales del ejército, como todo el mundo sabe… Lo que ocurre entonces es que los líderes revolucionarios que aspiraban a tomar el gobierno civil van a visitar a Batista a Columbia y le ofrecen un pacto. Ellos tomarían el gobierno del país – eventualmente Grau es nombrado presidente y Guiteras su ministro de gobernación – y a Batista se le ofrece el mando del ejército – y es ascendido de sargento a coronel (todo el mundo sabe esa anécdota). Tres o cuatro meses más tarde, Batista traiciona a este gobierno revolucionario, depone a Grau y durante los seis años que siguen, él quita y pone a los presidentes. Batista tenía poco más de 30 años en 1933, la misma edad de Fidel en 1959 (lo que es un mero detalle pintoresco). Pero Fidel tenía toda una educación. Igual que Batista, él había sido un hijo ilegítimo, pero esta situación fue rectificada, su padre era un millonario, y Fidel fue a estudiar a Belén en La Habana, y después a la universidad como un niño rico, aunque con vocación de pistolero. Batista, en cambio, tuvo que comer tierra, fue cortador de caña, vendedor ambulante y probablemente delincuente por la calle (no por vocación, para ganarse la vida), limpiaba el excremento del ganado en los ferrocarriles. Batista venía del subsuelo – y siempre lució como tal, no pudo librarse de esto nunca. Además, no era orador ni era simpático. En la Cuba de la república los políticos populares eran hombres con educación, que sabían hablar bonito y llevar el traje. Batista era un personaje un tanto tenebroso y oscuro, en un país que no simpatizaba con los militares. Su prestigio (de Batista) es que él se ganaría la reputación de “hombre fuerte”, fuera verdad o no. Yo siempre he tendido a creer que Batista era astuto, y que nunca fue tan brutal como él mismo quiso hacer creer que era. Yo siempre lo he percibido como un moderado. En cualquier caso, era el jefe del ejército. Y quien controlara al ejército controlaba a Cuba. Lo importante es que diferentes personas – que nunca sabremos quiénes fueron – parecen haberse acercado a él y le explicaron sus potencialidades (y lo asesoraron en muchos respectos). Batista siempre fue el favorito de la embajada norteamericana, que nunca reconoció el gobierno provisional de Ramón Grau San Martín. Y recibió el apoyo de la burguesía cubana – me imagino que porque, para ellos, Batista significaba la estabilidad, y ellos nunca confiaron en el gobierno de Grau-Guiteras. Y después Batista pactó con los comunistas, que habían sido rivales de Grau y Guiteras dentro de las filas revolucionarias. Y así. ¡Cuánta astucia! Da la impresión de que este personaje es brillante, ¿lo era realmente? ¿O quizás él no sabía nada, pero tenía muy buenos asesores? Imposible adivinarlo. Además, eran los años de FDR y del New Deal en los Estados Unidos. Éste fue el gobierno (del Partido Demócrata) el que escogió y apoyó y ayudó a Batista. El asunto es que Batista, como lo veían ellos, era el “hombre fuerte” que garantizaba la estabilidad en la isla. Por otra parte, los cubanos habían culpado a Machado por la depresión económica – que no era culpa de Machado, era una catástrofe internacional – y la economía de Cuba estaba directamente conectada a la de los Estados Unidos (lo que pasaba aquí, pasaba allá). Pero los Estados Unidos se reponen de la depresión económica en aquellos años (cuando Batista está en el poder) y después viene la prosperidad de la guerra. En Cuba probablemente Batista nunca fue popular. Se le temía – de hecho, yo siempre me he imaginado que se le pintaba como más feroz que lo que él era, pero, en cualquier caso, Cuba se repuso económicamente del “machadato” (la depresión económica) y Batista recibió el crédito. Batista había jugado un rol “tímido” – sin nunca hacerse “presidente” – durante alrededor de seis años. Pero en 1940 él se hace elegir para tal posición. Yo he conversado con – hace más de 30 años – con viejitos de aquella época (ahora el viejito soy yo) que habían trabajado para la maquinaria política de Batista en 1940, y éstos me aseguraron que aquellas elecciones no fueron verdaderamente honradas. Los auténticos, me contaban ellos, fueron siempre los más populares. Pero en aquel momento Batista tenía cierto prestigio y la brava “pasó”. Y cuatro años después, Batista dejó ganar a los auténticos y se retiró como un caballerito. ¡Que maravilla si su vida política hubiera terminado allí! Pero en 1952, él tenía que volver para arruinarlo todo. Cuba: Del humanismo al comunismo. Humberto López y Guerra. 17 # Robosur 67.184.50.200 Enviado el 31/12/2010 a las 2:05 am Yo estoy fundamentalmente de acuerdo con Aurelio Cruz Hernández, aunque no exactamente en todo… Para mí es muy difícil concederle demasiada categoría a este personaje (Batista), aunque me imagino que fue astuto (probablemente haya tenido este tipo de “primitiva inteligencia animal”, aunque ni eso sabemos, no podemos estar seguros) e indudablemente él jugó un papel de innegable importancia durante la década de 1930, entre 1933 y 1944. Pero es muy importante recordar aquí que Batista significó dos períodos muy distintos. El primero, el de la década de 1930, en el que parece ser medio malo y medio bueno, éste es un período sobre el que cabe el debate. Y el segundo período de 1952-1958, que fue totalmente negativo y totalmente injustificable. Porque no hay justificación posible en el mundo para el golpe de estado del 10 de marzo de 1952. Y yo no creo que haya nadie en el mundo que pueda tratar de argumentar ni de probar lo contrario. (Fue un puro acto de delincuencia vulgar). Batista nos degradó como país y nos ridiculizó delante del mundo entero. Nos hizo lucir – y que se me perdone la palabra gruesa – como un país primitivo y subdesarrollado de mierda. Por otra parte – y hay que tener sentido de la medida aquí – yo no tiendo a percibir a Batista “como un gran déspota”. Ni muchísimo menos, ¡ni remotamente! (y que quede claro), como ese criminal compulsivo y “sediento de sangre”, etc, que es la imagen que el castrismo nos quiso presentar e imponer después. No, yo no creo eso. Por el contrario, Batista parece haber sido un dictador muy moderado. No parece haber sido un hombre lleno de odio, ni con intenciones particularmente destructivas (ninguna de esas aberraciones monstruosas que caracterizaron después al MONSTRUO INFERNAL de Fidel Castro, que sí es un criminal compulsivo y sediento de sangre, que ama la destrucción por la destrucción misma, Fidel Castro – en mi opinión – es un agente de Satanás que ha bajado a la tierra, es el Rostro del Diablo)… Pero Batista no, Batista, en realidad parece haber sido un personaje muy menor en todo sentido. Su destructividad (y Batista hizo mucho-mucho daño en su segundo gobierno, hizo infinito daño porque DESMORALIZÓ a una nación entera, y éste es su gran e inmenso pecado) era como la de un animal torpe, estúpido en sus movimientos y totalmente inadecuado, ignorante, y que destruye por su grotesca vulgaridad y por el puro no saber, no entender nada, no tener noción de todo lo que destruía. Este personaje era muy ambicioso (en el plano económico), se convirtió en multimillonario, quizás en el hombre más rico de Cuba, y todo lo que él quería era hacer más dinero y hacerse aceptar por una sociedad que lo despreciaba. ¿Y por qué esta sociedad lo odiaba? ¿Por un problema de racismo? Tal afirmación es muy discutible. En primer lugar, porque Batista no era verdaderamente “negro”. ¿Cuál era la raza de Batista? Si era mulato, era un mulato muy clarito, que siempre quiso pasar por blanco, que nunca se declaró ni reconoció a sí mismo como negro, que se casó con dos mujeres blancas, etc. En Cuba había cantidad de mulatos claros que pasaban por blancos, se proclamaban blancos, se casaban con blancos y entraban en los clubs privados solamente para blancos, etc. ¿No se acuerdan de aquel dicho de que en Cuba todo el mundo tiene algo de mulato? La sociedad prerrevolucionaria cubana no era tan rígida a este respecto. Otra teoría era que Batista era mestizo – un mestizo muy clarito – de blanco y de indio, de algunos de los pocos indios que aún quedaban en algún lugar de Cuba (en algún rincón remoto – pues nuestros libros de Historia afirmaban que los taínos habían desaparecido hacía 300 años). Pero Batista, en cualquier caso, no lucía presidencial. Para mí, el ejemplo perfecto para una comparación perfecta sería con nuestro actual presidente Obama en los Estados Unidos. Obama, como presidente, como buen o mal administrador de una nación, es otro tema a discutir y yo no quiero caer en esto ahora. Pero Obama, en su imagen pública, luce presidencial. Viste con gusto impecable, es refinado, es un excelente orador, graduado de Harvard (la primera y mejor universidad de los Estados Unidos), exprofesor de la Universidad de Chicago (que es una de las 10 ó 15 más universidades privadas más prestigiosas de este país). De nuevo, yo no quiero ahora discutir a Obama como administrador, bueno o malo, sino solamente examinar la imagen cultural que él representa. O sea, la de un negro muy bien educado. Y él fue elegido por el pueblo, democráticamente y sin lugar a dudas. Batista no era “definitivamente” negro – más que eso, si tenía tal sangre, él la negaba. Batista no fue en Cuba, que quede claro, el paladín ni el defensor de los negros. Él se pretendía blanco. Pero él no tenía la educación ni el obvio refinamiento de un Obama. Batista lucía como un mono recién sacado de una jaula del zoológico y que lo han metido en un traje (y disfrazado de ser humano). Y cuando hablaba, parecía que se ahogaba. Como si no tuviera las cuerdas vocales muy bien desarrolladas. O sea, como un simio que aún no puede formular palabras. Zoé, tú naciste en 1959, pero mi generación de viejitos se acuerda bien de Batista. Yo lo oí hablar, por radio, por televisión. Cuba entera se burlaba y se reía “del mono de Batista”. Y no es porque fuera “negro”, esta explicación es demasiado facilista. Es una teoría formulada recientemente para tratar de justificar lo injustificable. El 10 de marzo de 1952. Aquel acto indefendible. ¿Que Batista no fue tan malo? Completamente de acuerdo. En primer lugar, porque la situación de Cuba era próspera. Eran los años de la post guerra. La prosperidad de Cuba durante el segundo período de Batista fue la misma que había existido durante las presidencias de Grau y de Prío. Nada o muy poco cambió en el plano material. El sistema era capitalista y el capitalismo funciona. Batista no cambió casi nada. La gran diferencia es el país fue DESMORALIZADO políticamente por el golpe de estado, algo completamente ilegal y arbitrario, y esto abrió el camino a más ilegalidad. A organizaciones clandestinas, a “revolucionarios”, a toda la DEMENCIA que siguió después. Y aclaro bien: Batista, por todo esto, es MORALMENTE RESPONSABLE. Batista tiene la culpa. Batista dio su oportunidad a Fidel Castro. Nada de esto hubiera ocurrido si las elecciones democráticas se hubiesen realizado en mayo de 1952. Y el presidente electo por el pueblo hubiera sido Agramonte o Hevia, nunca Batista, eso est Me gustaMe gusta
  28. No creo que robosur sea un troll, Zoe’, y yo los huelo a a~os luz.De todos modos, yo voy a concentrar toda mi atencion y voluntad en el futuro y conseguir que Cuba se convierta en el proximo estado de la Union norteamericana pues creo que ya es el unico camino para Cuba(y hasta para Fidel Castro pues ninguno de sus familiares o allegados sobrevivirian en una Cuba en que el no gobierne). Por cierto, los mas adecuados para lograr esto somos la generacion que salimos de Cuba al principio de la revolucion y que constabamos en aquel entonces entre 10 y 20 a~os de edad y que hemos vivido en USA por 50+ a~os. Estamos eminentemente bien preparados para consumar ese proyecto.

    Me gusta

  29. Pingback: tecnoautos.com
  30. ZOE,LEI TU LIBRO LAS FICIONES DE FIDEL,Y LO CONSIDERO UNO DE MIS MEJORES LIBROS LEIDOS(LO COMPRE EN NOBLES AND BARNES EN ARIZONA,EN UN VIAJE DE REGRESO DE MIAMI(CONO ESTA UN POCO CARO,,,JAJAJA,MENTIRAS SOLO QUERIA DECIR CONO).LO RECOMIENDO A TODOS,DEBE SER TRADUCIDO EN ENGLISH,BECAUSE THAT WAY LOS ANGLO PARLANTES CONOCERAN LAS TERRIBLES VERDADES DEL DESGOBIERNO CAUDILLISTA QUE CONTROLA CUBA,ADEMAS LAREVOLUCION DE CASTRO NO FUE POR JUSTICA SOCIAL,MAS BIEN FUE POR INJUSTICIA RACIAL,PORQUE FUGENCIO BATISTA Y SALDIVAR FUE EL UNICO PRESIDENTE QUE NO ERA BLANCO,POR TAL RASON,RECIBIO TANTO APOYO(CASTRO)DE LA CLASE BURGUESA,MAS LOS QUE PUBLICARON EN LOS DIARIOS DE TODOS LOS PAISES SUS HAZANAS” HUMANISTAS”,NO QUERIAN REVOLUCION? ,LES PREGUNTO A TODOS LOS QUE LE HICIERON EL JUEGO,COJONES,PREFIERO A BATISTA CON SANGRE QUE A FIDEL CON HAMBRE.COMO DICE YOANI,SIENTO MIEDO TENER MIEDO PORQUE SERIA UN DESAGRADABLE SINTOMA QUE LE HEREDARIA A MI HIJA VANESSA.DE USA CON AMOR ELIO ESQUIVEL. ZOE TE ADMIRO COMO ESCRITORA!,Y COMO CUBANA Y LUCHADORA POR LA CAUSA DE CUBA. MUCHAS FELICIDADES,NECESITAMOS MUCHAS ZOE’S EN ESTA LUCHA.SALUDOS DE MI HIJA VANESSA.

    Me gusta

  31. ZOE SOY DE LA OPNION QUE NO TE PUEDES QUEJAR POR RESIDIR EN EL VIEJO CONTINENTE,Y MUCHO MAS DE QUE ESTES EN FRANCIA,EL PAIS DE LA BASTILLA,DE LOS GIRONDINOS,LOS JACOBINOS,LA GRAN MESA DE LA DERECHA, LA ISQUIERDA,EL PAIS DELA REVOLUCION,DE JUANA DE ARCOS,TAMBIEN EL PAIS DE NAPOLEON EL DE LAS RETIRADAS,EL NINO INQUIETO QUE ROMPIA SUS JUGUETES DE RABIA,EN FIN EL PAIS DE LA EMPERATRIZ,DICE MI ABUELA (LA MAMA DE MI PAPA),QUE SU MAMA VINO COMO SIRVIENTA DE FRANCIA A UNA ISLA DEL CARIBE,Y QUE DESPUE PASARON A VIVIR A CUBA,EL NOMBRE DE MY PADRE LO (ELIO TAMBIEN,SO YO SOY ELIO ESQUIVELJR) PUSO MI ABUELO POR SU AMICI L’ITALIANO, CHE ABITARE NEL POSTO DAL SUO GENITORE.TE FELICITO PER TUTTO IL BUONNO LAVORE .ELIO

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s