Carta a Los Reyes Magos. Por Esteban Fernández.

CARTA A LOS REYES MAGOS

Por Esteban Fernández

Queridos Reyes: Lo primero que les pido es que eliminen a las alimañas del mapa cubano y después poder regresar allí y visitar al Platanal de Bartolo, ver al Gallo de Morón, ir a Perico y visitar el lugar exacto donde corrieron los liberales.

Un gran deseo mío es poderle estrechar las manos a los GUAPOS DE YATERAS y también poder ir de cacería utilizando la Carabina de Ambrosio.

Me gustaría echarle salsita a las butifarras del Congo, ir a Luyanó para ver si todavía vive Bigote de Gato, encontrar a Matías Pérez, conocer a Olga la Tamalera, y sobre todo encontrar a Adela (la de «me lo dijo Adela») aquella chismosa que «vio al dentista con un tremendo vacilón». Quisiera ir a CACARAJICARA a tomarme una Maltina, y me gustaría montarme en el Burro de Bainoa y en La Mula que tumbó a Genaro.

Queridos Reyes ¡Cuánto yo daría por conocer a Mingoyo el de la soga, al Gallito del Ring, a Pelayo el del palo encebado (sube Pelayo, sube) Quisiera ver la pelota que Miñoso hacía bailar el Cha-cha-cha, me gustaría ir a Prado y Neptuno a ver si por ahí todavía pasa la «engañadora», me gustaría encontrar a Catalina para que me compre un guayo, y conocer las cuevas que Felipe Blanco- un día bailando el sucu-sucu- les tapó a los majases.

Desde que tengo uso de razón he escuchado hablar del Bobo de la Yuca y yo espero, MEDIANTE USTEDES, encontrarlo y saludarlo, y conocer al Hombre de la Casa Prado, e ir al solar del Reverbero, y a Coco Solo y a Llega y Pon…

¿Ustedes saben si está vivo Julián el de la Gaita? A ese también me encantaría conocer. Es una verdadera lástima que ya murió El Caballero de París, porque yo tenía mucho interés en ser su amigo.

Quisiera conocer el Merequetén porque todo el mundo dice «le ronca él Merequetén» pero yo no sé exactamente en Cuba dónde queda eso… Uno que me interesa muchísimo encontrar es a Pelencho el de «Ave María, Pelencho, que bien me siento».

Desde luego, no hay nadie en el mundo que a mí me gustaría conocer más que a la Guajira Guantanamera (¿dónde estará metida esa guajira?) y quisiera saludar a Simón el Enterrador, y al Panquelero (se va el Panquelero, rico pan).

Quisiera conocer el lugar exacto de Cuba donde por primera vez «se formó un titingó», y conocer a «la pequeña que Enrique Santiesteban invitaba a beber de su copa».

Me gustaría visitar a Balance el borracho de la Taberna de Pedro para ver si ya dejó la bebida, y conocer a «la mujer de Antonio que camina así» y me encantaría saludar al hombre que tira el cañonazo de las nueve…

Desearía conocer al policía Tiburcio Santamaría y al periodista S. Vinagreta y Unga de Vaca, y sería un verdadero placer encontrar a la mujer que tenía «aquellos ojos verdes».

Quisiera que me presentaran a Flora la de «Anota Flora», ir «a donde el Diablo dio las tres voces», visitar a Remanganagua (me encanta el nombre de ese pueblo, pero no lo conozco) y visitar todos los establos de Cuba para ver si todavía viven Azabache, Centella y Tormenta. Yo me imagino que Ciervo Ligero (el indito  interpretado por Normita Suárez) ya debe ser un anciano, y también me gustaría conocer al Viejito Tobías y al gago Quiñones… Todos de la serie radial de Los Tres Villalobos.

Queridos Melchor, Gaspar y Baltazar, si por casualidad les es imposible conseguirme todo esto antes del 6 de Enero, me conformo con un rayo en la cabeza de Raúl Castro, y aunque el año pasado no me complacieron cuando les pedí a Jennifer López, ahora estoy enamorado de otra, si pueden me traen a Blanca Soto la actriz de «Eva Luna». Gracias Estebita.

 

17 respuestas para “Carta a Los Reyes Magos. Por Esteban Fernández.”

  1. Esteban, tú igual que siempre, CUBANO hasta la médula de los huesos!!
    Está garantizado, que si usted no es cubano y vivió en la Isla antes de la llegada del castrismo, no entiende ni jota de lo que habla Esteban. Pero para los que somos de la vieja guardia, es un refrescante oasis volver a recordar, no solamente los dicharachos de la gente sino las frases populares de los anuncios comerciales de la televisión de los 50. Una vez mas, mil gracias por llevarnos a ese maravilloso mundo de los recuerdos y, a pesar de los embates de la vida, conservar tu gran sentido del humor. Un abrazo, L10

  2. Buenisimo,,Lindisimo,,, yo pido el mismo rayo y que les rompa el coco a Fidel y Raul , Tambien deceo conocer El indio Hatuey ,por el tuve que recitar un monton de veces ,a ver si me lo agradece ,, y ver por fin al Manicero que como capullito se acuesta a dormir y me deja deja sin Mani ,y a Lindo capullo de Aleli que no se haga la graciosa y que pase otra vez a la radio ,,y visitar cuba para cocnocer a poncio y pilato ,, A todo esto si la vaca pinta me deja ,,!!

  3. ¡Chispeante, antológico! El mejor pedido a los Reyes Magos que pueda concebir la insondable nostalgia de quienes peinamos canas o pulimos calvas en este «pedregoso exilio». Abicueril pase de sombrero empluamado a los pies de Don Esteban…

    Saludos a todos,
    El Abicú

  4. se me salto la pc.

    Querida Zoe: Ojala que los Reyes Magos le concedan a Esteban todo lo que el pide. Que es muy parecido o casi igual a lo que pido yo. Bella carta,de un nigno lindo y bueno.Gracias Estebita.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  5. Creo que con los Rayos[2] Vendria ya todo por añadidura.
    Salud y Felicidad Esteban.

  6. Muy buen recordatorio de lugares comunes de nuestra cultura popular, que el regimen ni ha podido ni podra borrar…..

  7. Delicioso.
    Gracias Estebita.

  8. Ay Esteban gracias! cuantos dichos cubanos, que rica era mi Cuba, para todo teniamos una respuesta simpatica, porque el cubano es de sangre ligera, leyendo el articulo me he reido pensando en cada personaje y cada dicharacho, Feliz Año Esteban Fernandez!!

  9. Muy ocurrente. Genial. Pero no sé por qué pensé, mientras leía el artículo, que en algún momento uno de los pedidos iba a estar relacionado con conocer a la india Guanaroca. Será en otra ocasión, me imagino. Por ahora me conformo con el rayo en la cabeza de Raúl Castro. No pediría más. Justo y necesario regalo para todos.
    Gracias, Estebita.
    Gracias, Zoé.

  10. Se te olvido no recostarte en «palo cagao»….ni orinar en el bidel de Paulina…o en el canal del Cerro que tiene la llave….Pogolotti con su templo Abacua….o tomarte un Pilon sabroso hasta el ultimo buchito…con meneito…o conocer en Holguin al chivo que toma cerveza…o del perro que habla….o que te salga un Guije en el rio Toa..[el mas largo de Cuba]….pero..por lo que pides de Eva Luna de dire:..»tienes tu el gusto joven»??…

  11. Esteban…No dejas de asombrame…Que cubanazo!!!

  12. Guajiro, siempre te la comes, de donde sacas ese catauro inagotable de las cosas que tanto nos gustaron. No creo que yo tenga tiempo para llegar a una Cuba restaurada y si el Senor y los Santos me lo conceden, seria de poca duracion. Ni en veinte anos contando con una generosisima ayuda intern. se reconstruye tanta destruccion fisica y moral. Hay un tema que desearia que un escritor tratara y es esa falta de humor, de sonrisas en los dictadores comunistas. Se habran fijado como los Chacumbeles, Ramirito, el calvo Ventura, Colome Ibarra, los defenestrados Perez Roque y los talibanes de la FEU parecian agentes de Bin Laden, la legion de grales gedosianos y los primeros secretarios prov. siempre tienen un discurso agresivo y un rostro patibulario. Fijense en el buen mozo de Ecuador, Correa, cuando discursa es una mueca, Chavez un remolino de odio, Ortega, infernal ese violador de menores, el indigena narcococalero de Bolivia, un brujo maligno acusando y amenazando. Santos sonrie, sonrie la bella pdta de Brasil, sonrie la Bachelet, a pesar de su tendencia comunistoncita, sonrie el ex tupamaro pdte de Uruguay, seria como una tuza siempre veo a la Kirchner, esa elegante senora. ?Que ache mas peligroso y malo tiene esa gentuza que destierra hasta el buen humor.

  13. Me gustaria ver a Paulina en el bidet y a la china,una senora que daba grandes recitales en la calle sobre todo en Belascoain y Reina la gente decia que habia sido la duena de La Casa de Los Tres Kilos;Cuba con todas sus cronicas pueblerinas.

  14. Muy divertido y que paso’ con chichiricu mandinga o el cuarto de tula o en casa de la malanga,la verdad que somos unicos.Muy bueno.

  15. La Canción Aquellos Ojos Verdes se le escribió a mi parienta Nena Capestany. Su hermana, mi tía política Caridad Capestany está en un nursing home en Miami. Nena murió hace muchos años. Muy buenos recuerdos de ella!

Deja un comentario