‘Por favor, vengo a preguntarle a qué temperatura desea que ponga la hoguera en la que me van a quemar’.

‘POR FAVOR, VENGO A PREGUNTARLE A QUÉ TEMPERATURA DESEA QUE PONGA LA HOGUERA EN LA QUE ME VAN A QUEMAR’.

Zoé Valdés.

Imagínense a Juana de Arco haciéndole semejante pregunta a su verdugo. O vayamos más lejos, y pido perdón porque de ninguna manera esto se trata de una broma, todo lo contrario, más bien resulta de una extrema seriedad. Imagínense a una víctima del Holocausto dirigiéndose a felicitar a una parienta de Adolf Hitler por la eficacidad (ya sé que pudiera ser eficacia, pero suena mejor en este caso eficacidad, gracias) de los hornos y cámaras de gas.

Despreciable, hondo desprecio. Es lo que he sentido al leer este artículo, del que reproduzco un fragmento:

“El trabajo de la disidencia, periodistas independientes, blogueros y sociedad civil en general para que sea útil tiene que estar basado en la realidad de Cuba (La realidad de Cuba es la de una dictadura pura y dura, no hay más). Hasta todos los cubanos tienen que llegar y estimular a hacer por la evolución del país. Pregunto: ¿qué grupo ha visitado a Mariela Castro para felicitarla por lo que ha hecho por los homosexuales e invitarla a que haga por la libertad de todos? (Esto es el colmo de la estupidez, de la mala leche, o de otra barbaridad). Es necesario un contacto de carácter práctico, amable y respetuoso entre nacionales (O sea, además, con los criminales). Esta es la alternativa, la receta cubana para no seguir esperando por milagros que no existen. En cada municipio, provincia e instancias nacionales, las autoridades tienen que sentir el respetuoso reto cívico de otros cubanos. (O sea, los que reprimen y faltan el respeto son los cubanos, y no los dictadores y sus secuaces). Convertirse todos en los abogados de los problemas sociales del pueblo. Así sea un hueco en la esquina, la falta de aceite en la bodega, o los trancazos y abusos de la policía. (Todos problemas menores que suceden en cualquier otro país del mundo, bajo democracia. Me recuerdo el tono de un blog famoso).”

Los paréntesis son míos, el artículo es de Oscar Peña, no tengo la menor idea de quién es, según me cuenta la persona que me hizo llegar el artículo se trata de un connotado pacifista disidente en el pasado, o pasado por disidente, que admira la pintura de Robertico Roba’y’ná –ya con eso se los digo todo. Por cierto, la persona que me mandó el artículo pasó 22 años en una cárcel castrista, su nombre es Ernesto Díaz Rodríguez (doy su nombre con su consentimieto).

El artículo, como era de suponer, ha sido publicado en El Nuevo Herald. Yo me muero de la vergüenza cuando leo estas tonterías –que no lo son para nada, pero yo todavía quiero creerme que lo son-, y es entonces cuando tengo que pedir disculpas a las personas a las que, no siendo cubanas, algunas muy ocupadas en sus propios asuntos, las he involucrado en esta lucha por la libertad de Cuba.

Porque cuando uno lee artículos como éstos, tan insoportablemente bajos, tan inaguantablemente irrespetuosos con la inteligencia de los lectores, es cuando uno se pregunta si vale la pena seguir luchando y apoyando a la oposición o si lo mejor, lo más lúcido, lo más inteligente, y lo más saludable, no sería dejar que se las apañen solos, como puedan, y al carijo y la vela.

Zoé Valdés.

Anuncios

32 Replies to “‘Por favor, vengo a preguntarle a qué temperatura desea que ponga la hoguera en la que me van a quemar’.”

  1. Pues asì sucede cuando los pueblos se vuelven mansos y se acostumbran a ser gobernados por dictaduras… hasta el alpiste es agradecido al verdugo… se pueden complicar en cualquier imbecilidad pretendiendo que por estos infames medios pueda resultar de la divina providencia un beneficio que al final, es ficticio y que sòlo contribuye al debilitamiento de una oposiciòn sobre base de principios y valores…

    Me gusta

  2. Con las dictaduras no se negocia, se las extermina, ese artículo parece escrito por un niñito idealista o más bien por un “disedente de nuevo diseño”, el pueblo cubano fué y es aún hoy en día para nuestra desgracia VICTIMA y de lo que se le puede culpar es de haberles creído el cuento con que durmieron a muchísimos en su sucia campaña para hacerse del poder y atrapar adeptos…Acércarsele a algún Castro para agradecerle algo? es el disparate más grande que he leído en mis 48 años, a ellos hay que acercárseles con una bomba de exterminio, llevarlos a juicios internacionales por delitos de lesa humanidad y por incontables crímenes contra la sociedad y el mundo pues se han exttendido más allá de sus costas cual epidemia mortífera. La solución de Cuba para comenzar es ELIMINAR LA DICTADURA CASTRISTA Y TODOS SUS ACÓLITOS, EL RESTO VENDRÁ LUEGO…

    Me gusta

  3. Yo creo que el tiempo y la distancia hacen perder la nocion a las personas, asi que darle las gracias a la hija del verdugo para que no ahorquen no a todo el mundo sino a los homosexuales, no me imagino a los judios visitando al encargado de los campos de concentracion Nazi o familiares asi como los de Stalin por no dejar morir a los homosexuales en los centros de exterminio. No me imagino semejante humillacion, ahorita est sennior es capaz de decir que hay que darle las gracias por meterle por cualquier boberia 20 o 30 annios ha alguien por no haberlos fusilados injustamente, realmente es tan atroz y mesquino lo que ha dicho este sennior Pena que no se que ejemplo poner. Miren dirigentes asi o disidentes asi para que de lideres? se ha escrito tanto que ya no se sabe que van ha decir.

    Me gusta

  4. Ya veo que ud tambien vio el articulillo. Lo de felicitar a la tal mariela, no me parecio en serio,,,,mas bien, creo que, por como escribe no se trata de cubano…….. Mi respetuoso saludo

    Me gusta

  5. Querida Zoe: Estamos viviendo el raulismo light del Herald.Yo tambien lei eso y me dio verguenza. Te entiendo,te aplaudo y te apoyo. Gracias a Dios que te tenemos.Gracias.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

    Me gusta

  6. Recuerdo el mito de Mackandal, en El reino de este mundo, y me pregunto cuántos Mackandal harán falta por “aquella isla” para acabar con “aquella cosa”. Patético el tal Oscar Peña. Patético.

    Me gusta

  7. y no solo eso. Este Oscar Pena es un desvergonzado que se dedica a mandar una docena de correos electronicos diarios a cientos de inocentes, cuyas direcciones de email ha robado por ahi.

    Me gusta

  8. Los disidentes no son producto de nuestra época. En la década de los treinta previa a la segunda guerra mundial el ” no a la guerra” era muy fuerte, tanto, que uno de sus representantes, el Sr. Chamberlein, representando a Inglaterra firmó con Hitler y Mussolini un papelucho “de paz”, y con él regresó a Londres, hablando orgulloso de haber conseguido “la paz de nuestra era”…

    Pocas semanas después tuvo que tomar el mando de Inglaterra un viejo septuagenario de apellido Churchill, personaje duro, fiero y tenaz, que llevó a su país a la guerra y venció a la Alemania nazi.

    Tengo la seguridad de que la la tenacidad de la dueña de este blogg está contribuyendo a expulsar a la banda castrista y a conseguir para cuba un futuro democrático.

    Me gusta

  9. Al tipo lo ponen de vuelta y media en los comentarios del artículo… todavía queda algo de esperanza entre los lectores del Herald… no está todo perdido…

    Me gusta

  10. No encuentro descabellado lo que plantea Oscar Peña: la disidencia tiene que salir del armario y dejar de estar reunidos y fajados entre sí, protagonizando episodios bochornosos, como ese ojo que le poncharon a Francisco Chaviano afuera de la Oficina de Intereses, que no se sabe si fue Félix Bonne Carcassés o René Gómez Manzano, dos disidentes de quienes tenía buena opinión. Los opositores, como los periodistas independientes, blogueros, activistas de derechos humanos y bibliotecarios independientes, tienen que ligarse a la gente, porque sólo con el apoyo masivo de la ciudadanía podrán lograr algo. Mientras sigan sin bajar a la calle, friéndose en su propia salsa, seguirán siendo un cero a la izquierda, para el régimen, la población y para el exterior, empezando por Estados Unidos, que por los cables de Wikileaks ya se ha visto que también han empezado a ningunearlos. Cuando la gente tiene que luchar cada día su yuca, para poner un plato caliente en la mesa, ahora con el desempleo sobre su cabeza, con cada vez menos productos en la libreta (lo que significa que tiene que resolver más fulas para poder comprar siempre en la shopping los jabones de baño y de lavar, el detergente y el tubo de pasta), vive al margen de todo lo que no sea la lucha diaria por su subsistencia. Y le importa tres pepinos lo que hagan o dejen de hacer los opositores, periodistas independientes y blogueros, todos muy conocidos en su casa. A veces ni en su propia cuadra les conocen, salvo excepciones de aquellos que a cada rato los reprimen, como Reina Luisa, o les asedian y pintan las paredes del pasillo, como Martha Beatriz. Las grandes cosas comienzan hacerse con pequeñas cosas, desde abajo. A un opositor, tanto o más que a uno del partido o el poder popular, le tiene que preocupar como viven sus vecinos, y no andar contínuamente reunidos, sea en tés literarios, conversatorios o clases de los más variados temas. Día a día sigo los temas cubanos y para mí lo más interesante que en los últimos tiempos se ha hecho, es la Red de Comunicadores Comunitarios, porque de eso se trata, de reflejar los problemas de la gente, que es lo que los cubanos de la isla necesitan: personas honestas y transparentes que los representen. Hoy y en el futuro.

    Me gusta

  11. Zoe de estos “Panchos Perez viven muchos en Buena Vista” … ( como dice un dicho ,creo que de mi pueblo) hay que ser un desvergonzad@ para escribir semejantes tonterias , claro amparados en la democracia y sus valores ¿ a ver quien tiene guevos para escribir algo asi en Granma? jajaja ni de broma hay que reirse de estos imbecilitos , porque si deverdad les vas a contestar es pa partirles una pata…La verdad me gusta creer y creo que estos ni dicen lo que verdaderamente pienzan ,acostumbrados a ser como las focas del acuerio que aplauden cuando le muestran un pez..

    Me gusta

  12. Zoe esa misma pregunta me hago todos los dias, porque hacerse el higado a cuadritos cuando vemos , leemos y escuchamos esta verguenza que no es ajena sino de todos los que quicieramos una Cuba democratica los asi llamados disidentes que hacen agua por todas partes, los blogueros oportunistas, los muchos cubanos que cooperan con la dictadura aun viviendo en el extranjero los asi llamados el exilio frijolero, mulero, y chantajeados emocionalmente y aun tienen el coraje y la indecencia de pretender con arrogancia de decirles gracias señora/o se acabò el querer

    Me gusta

  13. Gracias a todos. Tania, estoy de acuerdo con que la disidencia tiene que salir a la calle a codearse con el pueblo, de hecho mucha de esa disidencia es el pueblo, y ha salido del pueblo. Creo que no has leído bien el artículo de Oscar Peña ni el mío. Y ya me he ido informando de quién es Oscar Peña.

    Me gusta

  14. Este “”Oscaraso”” no habrá salido de las escuelita del piso 14 y (o) Villa Marista?

    Me gusta

  15. Despues de este comentario sobre ese escrito no hago ninguno mas porque creo que todo esta claro, bien claro. Sra. Tania Quintero leo sus escritos y se de su blog por este, pero creo que su comentario que lo veo muy correcto, de que hay que trabajar con el pueblo uno por uno es muy pero muy real, realmente por experiencia propia tuve la oprtunidad, haciendo comentarios de hechos fehacientes, hacer despertar a varias personas en su momento jovenes y mayores (quiero aclarar no muchos sino unos pocos) que simpatizaban con la revolucion hacerlos reflexionar y cambiar de idea y comenzar ha hacer comentarios ellos en sus medios familiares, asi fue como yo vi la posibilidad de hacer algo, al igual que otros miles lo hicieron, como muchos de los que aqui comentan y supongo que usted tambien, cuando eso no se sabia o no se oia de grupos disidentes, todos los medios de difucion masiva estan controlados por el estado y es la unica manera de llegar a las grandes mayorias de poblacion y fijense si es asi y se dieron cuenta de lo que sucedia espontaneamente en la poblacion, que Raul Castro en un discurso hablo del diversionismo ideologico y a partir de ahi comenzo la persecucion en centros de trabajos y estudios, lo demas es historia.
    Ahora lo que usted opina no tiene nada que ver con el comentario del Sr. Pena, pues eso no fue lo que el dijo, yo no se porque usted dice que no es descabellado, en mi comentario anterior hice la comparacion, me sorprende su comentario, no la conozco personalmente pero si he leido mucho de sus comentarios y se su forma de pensar y su posicion, creo que usted no ha leido bien lo que escribio ese sennior.
    Respeto la forma de pensar de cada cual todo el mundo tiene su libre alberdrio, pero que manniana sean consecuente con la posicion y lo que dijeron en un momento, creo que es lo menos justo.

    Me gusta

  16. Si Zoe, tienes razon, mejor retirate y olvidate de todo, sin tus insultos amargos , rabiosos, ganamos todo. Tu odio te nubla la razon, ya estas al borde ( sino ya los estas) del delirio

    Me gusta

  17. Tania Quintero,,Aunque en otros escritos tuyos no he estado de acuerdo..en este, coincido contigo…creo que ahi esta la clave para tener una base popular, mas que alta filosofia con la barriga llena y air condiction hasta en el carro…mas ahora con los grandes despidos,,,los problemas que a nosostros nos parecen insignificantes son grandes problemas para el cubano de a pie y con esos problemas la disidencia debe de identificarse y no con politicas para “consumo exterior”….

    Me gusta

  18. Una vez mas lo reitero, si a los Comunistas { o como les quieran llamar, que es lo mismo] les das un DEDO te ARRANCAN el BRAZO. WARNING Zoe’.

    Me gusta

  19. E-MAIL ENVIADO POR DIEGO TRINIDAD A OSCAR PEÑA

    (publicado en Nuevo Accion))

    Oscar: Concuerdo completamente con Zoé, como podrás suponer, ya que conoces mis opiniones al respecto si recuerdas que el pasado año te escribí extensamente durante tu corta polémica con mi buen amigo Aldo Rosado (creo que en esa ocasión, la opinión de los que escribieron al respecto fue abrumadoramente en contra de tu tonto artículo–para ser caritativo–cuando escribiste que habías comprado y tenías colgados en tu casa, cuadros de “Robertico” Robaina, a quien además “perdonabas”). Pero por otro lado, te felicito por tu valor en publicar la réplica de Zoé a tus nuevas tonterías.

    Me dicen amigos que te conocen personalmente que en realidad no eres tan inocente ni tan dialoguero como tus escritos indican, sino que lo haces por ser provocativo y buscar atención. Eso no excusa tus dañinas opiniones, y mucho menos que estas sean publicadas por el “trapo sucio en español”, que es el Nuevo Herald, digno compañero de viaje de su publicación paterna, el “Trapo Sucio Mayor”, el traicionero y fervientemente anti cubano y anti Exilio Histórico Miami Herald. De cualquier manera, lamentablemente tus opiniones probablemente prevalecerán en el futuro de una Cuba mas libre (libre nunca será mientras existan remanentes del Castrismo al que tu quieres perdonar), por lo que yo rehuso ninguna participación en esa “nueva” Cuba. Los cubanos dignos van desapareciendo mientras mas de ellos mueren a diario aquí en Miami. Los que van quedando y los de allá–aunque no tengan la culpa–son los hombres y mujeres “nuevos” que el régimen creó a través de medio siglo. En definitiva, aunque la Historia no absuelva a la Bestia Mayor, él y sus secuaces terminaron ganando. Tus escritos lo prueban ampliamente. Saludos.
    Diego Trinidad.

    Me gusta

  20. Se llama Maria Silvia,como la novia de Elpidio,que encarne el de la guajirita.

    Me gusta

  21. Vivir en los extremos es como vivir al borde de un abismo. En cualquier momento, un ligerísimo paso hace que una piedrita se salga de sitio y nos resbalemos de cabeza al fondo.

    Los extremos, como ejercicio patológico del día a día, como patrón sociológico instalado desde ¡cualquiera sabe cuándo! en nosotros los cubanos como pueblo, han sido los que nos han dado como resultado un país destruido, una sociedad diezmada desde su base: la familia; nos han dado una dictadura inamovible pese a haber sobrepasado las edades hábiles para hacer un buen trabajo conductor (que nunca pudieron hacer por los extremos).

    Los extremos nos llevan a escribir, leer y escuchar discursos inflamatorios (siempre llenos de llamas y hogueras, tableteo de ametralladoras y fusilamientos) y a exigir la sangre de nuestros contrarios corriendo por las alcantarillas (de la boca para afuera, porque los más extremistas son los que precisamente no van con una sierra eléctrica en la mano, a cortarle los genitales a los Castro y Ramiro Valdés.

    Los extremos nos llevan a etiquetar, a denostar, a considerar enemigos a nuestros compatriotas, a “fajarse” de manera solariega y sin el menor respeto hacia el contrario, no importa que éste sea, desde todos los ángulos, un ser humano profesional, dedicado, enfocado en nuestra misma lucha -aunque desde otra visión.

    Los extremos nos llevan a la insanidad social, en la medida que transmitimos nuestra propia insanidad personal.

    Quienes viven en los extremos, son los que más cerca están unos de otros, aunque se miren y ofendan en la distancia. No hay diferencia alguna marcada por ideologías o hasta por falta de ellas. El refugio del extremo es ahorrarse el esfuerzo de buscar argumentos de valor, de peso, de inteligencia, de razón, sobre todo eso, ¡de razón! para discutir.

    Promuevo, yo que no soy pacifista, que soy anticastrista hasta la médula -sí, personalmente anticastrista- que a quien único odio y odiaré siempre en la vida será a Fidel Castro (ya muerto políticamente) por el inmenso daño que lidereó contra su propio pueblo -usando los extremos-, promuevo, repito, que APRENDAMOS de la democracia, que ejercitemos la tolerancia, que elevemos nuestra madurez social, política y moral, que utilicemos nuestra inteligencia y nuestro intelecto, nuestros estudios superiores, nuestro afán de superación, nuestro amor por Cuba y por lo que podamos rescatar de ella, para ser mejores personas nosotros mismos y apartarnos de los extremos. Que podamos valorar lo que otros hacen, que podamos disentir como seres civilizados.

    En el fondo del abismo no debe ser grato vivir. Yo al menos sé que no quiero vivir ahí.

    Me gusta

  22. Zoé te felicito otra vez, no me interesa que ignores mi comentario; no quiero sentirme importante porque me respondas. Escucha, si una vez te dije que NO supiste comunicar respecto a tus advertencias sobre la Santa y sus Premios, esta vez, tu artículo es MAGISTRAL; el título sólo, es un monumento histórico. Difundo tu trabajo en twitter, facebook, wordpress, http://escritorescubanos.multiply.com/, etc. Saludos afectuosos.

    Napoleon03@gmail.com
    http://napoleon03.wordpress.com/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.