Aromas, el instante y la emoción.

AROMAS, EL INSTANTE Y LA EMOCIÓN.

Zoé Valdés.

Resulta extraño comparar los olores de dos ciudades tan entrañables para mí como La Habana y París. El perfume de la primera se perpetúa en la memoria cual una caricia de engañoso enamorado, en la segunda todavía vivo la fascinación del instante, y aún sus huellas hierven y entibian mis sentidos.

Una es pasión, otra es deseo. Ambas íntimamente mezcladas.

La Habana huele a mar, en el primer impacto. Recuerdo que del puerto hacia la Habana Vieja, emanaba provocante la brea, y después de un insolente aguacero la hierba fresca mutaba en matojos podridos y cuando desbordaban los alcantarillados y cloacas se revolvían toda suerte de aguas, la límpida del océano con la turbia de la bahía, también la de la lluvia y la de los albañales, entonces el suelo despedía un vapor ácido, nauseabundo, y humeaba un aliento plateado del empedrado recién pulido por los riachuelos provenientes de los empinados callejones.

A la madrugada el cielo se tornaba de un azul oscuro, y de su inmensidad descendía la frescura nocturna, brisa que resbalaba de la montaña al llano, y las nubecillas se empantanaban en nuestros escotes de adolescentes, cubriéndonos de un perfume entre dulzón y salado. A esa hora llegaba mi madre, de su piel fluía la mandarina y el cundeamor, y una sequedad penetrante a ron y a semen encartonado en su vestido.

La noche habanera filtraba efluvios de besos demorados e hilillos seminales, recorriendo entre los muslos de las muchachas y los traseros de los jebos, atajados con un pañuelo al final de los tobillos.

La alborada penetraba con su manantial de leche cortada, café, y madera recién estrenada en un pupitre escolar. El calor intenso tostaba la basura amontonada en las esquinas, el mosquero me conducía por un pasillo estrecho, del techo se derrumbaba mierda y orines. La maestra enjuagaba sus manos con naranja agria, remedio contra las manchas, y contra la peste persistente a bacalao. Me fascinaba sacarle la punta al lápiz y husmear en el grafito.

Si obviamos el hedor de las axilas parisinas y del metro, la ciudad trashuma mirra y melocotones. Una dama muy garzona a lo Guerlain pasea su yorkshire por los Campos Elíseos y su disimulado bostezo exhala gardenias.

De súbito huele a antibióticos, y la ambulancia se detiene a socorrer a un accidentado, el vómito tiñe un charco bajo el contén de la acera.

En el Jardín de Luxemburgo el agua del estanque refleja pétalos verdosos o lilas, muy en el estilo de los nenúfares de Monet, y yo ando tan distraída en esos menesteres, imaginando que vuelvo a tropezarme con Samuel Beckett leyendo junto a su gato, y justo en sus ojos, y que acabo de pisar un mojón de perro muy bien esculpido, cual una de las obras magistrales de Botero, o de Cárdenas.

Un hombre salpica loción de rosas desde sus rizadas pestañas y el elegante gesto me recuerda a un gran y antiguo amor que en las noches más largas del mes de junio se sumergía en tinas de leche y de Kuoros de Ives Saint-Laurent, subterfugio para atraer a las melusinas.

París huele también a baguette crujiente y a croissant recién horneado a la mantequilla. En las madrugadas húmedas de soledad invernal un cálido tinto de Bordeaux nos perfuma las entrañas.

Y más tarde, en el amanecer convidado, un té verde y unas madeleines proustianas: al llevármelas a la boca, y morderlas suavemente, mi nariz atrapa la sustancia nacarada de la bahía habanera.

París, octubre del 2003.

Yo en el Malecón habanero. Foto Yvo.

44 respuestas para “Aromas, el instante y la emoción.”

  1. Tempranito me has puesto nostalgica, es verdad, los olores traen recuerdos y el olor a Cuba no se olvida, todavia cuando llueve algunas veces me huele a Cuba, o especialmente en la primavera, siento ese olor que no puedo explicar, pero se que es a Cuba. Llorando en el Malecon y con tu tete colgado, cuantos recuerdos…. Saludos!

  2. DELICIOSO!!!!! De los recuerdos del ayer, al disfrute del presente.

  3. …..tengo una nariz que no se la deseo a nadie….huele de mas…..y soy guajiro, por lo que cuando conocí La Habana me olía a carne de puerco recién muerto el animal, hasta unas 4 horas después de estar buscando donde vendían la dichosa carne tan fresca, me di cuenta que era un simple olor y no la maravilla de una abundante venta de carne de puerco en caad esquina habanera…..mucho después llegue a la conclusión de que así olía todo eso que ustedes dicen mas el humo que despedían todos los vehículos de La Habana…y se acabo definitivamente la ilusión: nada huele como el campo abierto, y ese lo tenía, y lo sigo teniendo, de sobra….

  4. Sobre todo a mi me encantan los olores del imperio, «OLORES DE LIBERTAD» y sobre todo agua y jabon,para limpiarse el sudor nuestro de cada dia con que se gana el pan de cada mes y la electricidad ,para conservarlo fresco en el Fridge….

  5. Te faltò describir el aroma en un vagòn del Metro de Parìs a las 7 de la noche… Parìs es perfecta… la peste glamorosa!… Instante sublime… 🙂

    Lindo escrito… soy «vomeronasal» por excelencia… los olores me enloquecen…

  6. Vamos, Zoé, eso se llama nostalgia…y de la buena. Muy bonito y sensible escrito.

  7. Querida Zoe: Hermoso tecto. Es lo mejor que me ha pasado hoy: Leerte!!!.Gracias.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  8. perdon q escribi TEXTO con c,que mal escribo,…a veces.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  9. Hermoso artículo! Rebosante de esa sensualidad que sólo un artista Tauro es capaz de expresar.

  10. QUE FOTO MAS TIERNA
    HERMOSISIMO TEXTO

  11. La Habana huele a mar, y Santa Clara huele a guarapo que se desborda en una gran jarra de metal plateado. Al guarapo del Café de la esquina de Independencia y Juan Bruno Zayas (años ’60).

  12. Ay Zoe yo vivia cerca del Malecon, el olor a mar lo respiraba todos los dias en camino a buscar pan, años 50’s, pero lo que mas recuerdo es ese aroma a tierra mojada antes de llover. Se extraña muchisimo.

  13. Y pensar que lo escribiste en 2003.
    En ese tiempo estabamos en el exilio ilusionados, esperando lo mejor.
    Pero no pudo ser.
    Lo que si ha sido es el bálsamo de tus textos.
    Desde el inicio de tu carrera, hasta hoy, leerte a ti es un regalo al alma, un inmenso placer.
    Gracias.

  14. zoe creo que esas sensaciones las tenemos muchos de los cubanos que vivimos en Europa quien en Paris, Ginevra, otros en Roma, o en Madrid pero al final vence siempre esa nostalgia que nos recuerda los olores del terruño y esos si son bien dificil de cubrilos con otros olores aun los mas refinados

  15. Imaginate que yo vivia enfrente al malecon! y todavia tengo el olor a salitre en la nariz… Pero no hay nada que mas exrane que el olor de Guanabo en el invierno con esos pinos batiendo con un viento frio del norte. Me encante leerte Zoe, lo hago todos los dia!
    Saludos

  16. Todos disfrutamos esos olores y sufrimos esa nostalgia. Y Ud. Zoe ha sufrido mucho. No hay espacio para el sufrimiento de los cubanos.

  17. Tarde, pero aqui estoy.
    Me olia la Habana a gasolina, a electricidad, y a hollin.
    Sobre todo, me olia a mar, un olor que se degeneraba en el olor a miasmas de la bahia y Cayo Cruz.
    Era una premonicion, que aun oliendo a lluvia olia a mar. Sabia que lo cruzaria.
    Sabia tambien que lo cruzaria en un solo sentido, para no volver. Y eso lo sabia sin saberlo.
    Hoy no siento ya los olores de la Habana, me han olvidado los olores. No yo a ellos, ellos a mi.
    Gracias Zoe por esa magnifica recopilacion de sensaciones….

  18. Huele y duele. Gracias. Hermoso este artículo. Como una pitufa, he terminado de leerlo olfateando el aire de Buenos Aires. Y no es que huela mal Buenos Aires, pero nada que ver con el aire del Cienfuegos de mi infancia, ni con el de la Habana de mi juventud ni el de la Isla de Pinos de mi calvario. Nada que ver.
    Gracias.

  19. Maravilloso, estando mi mami muy enferma salia patra el aereopuerto a las 6 de la mañana en camaguey, senti un olor gigante yerva recien cortada y le dije e mis hermanos, este olor me dice que no pondre un pie mas en este pais. Mami murio exactamente a los 15 dias, por mucho que hice no me dejaron entrar. Y no he tenido fuerzas para volver sin ella y el olor a yerva recien cortada no encuenro el sentido. Gracias Zoe solo tu.

  20. Cuando me cruzaba con alguna turista en alguna playa cubana, su Coopertone me olia a perfume, el color de su trusa confundia mi retina, y si me invitaba a comer (jamas lo insinue, ni ocurrio) hubiera descubierto nuevas areas de sabor en mi confinada lengua.
    Imaginaba que una ciudad desarrollada era color, olor y sabor. Cuando sali del infierno, conoci colores pasteles, y pasteles de mil sabores. Aprendi a que saben los famosos esparragos, que era el tocino, el pate y muchas cosas mas.
    Lo dificil era decidir que marca seleccionar entre tantas opciones. Las marcas, independientemente del precio, ayudan a identificarnos, a sentirnos distintos (no mejores), peculiares, a creernos especiales y unicos….individuos con caracteristicas resultado de investigaciones profundas o un gusto esquisito a pesar de la espontainedad. Si, el pueblo uniformado carece de creatividad. La variedad es simbolo de la libertad.
    De Cuba estraño el aroma a cedro de la muebleria, el de pienso y montura donde vivia mi abuelo, el de alcohol y kerosene de la bodega, mezclado con el olor a cafe y tabaco.
    Me molestaba el olor de Cayo Cruz, de azufre en Regla, de desague en la Playa del Chivo. Me asfixiaba el diesel de los omnibus, me ahogaba el olor de Sabates cuando corria en el Ponton. Me mortificaban los pisotones en la guagua, que empezaban a media pierna y terminaban en la punta del zapato….pense ponerme un overall antes de montarme al transporte publico….y una mascara antigas no hubiera estado de mas.

  21. Oh La Habana, Oh La Habana[como Canta WILLY] despues de 3 decadas, queda La Añoranza, queda la Semblanza de los momentos y sensaciones que no se olvidan, a pesar de El DOLOR.
    MUy Linda de Niña, muy Bella y Sugerente Mujer, Como La Habana, que esta… Esperando.
    Gracias ZOE: DE TAURO a TAURO.

  22. En Noticias 24:

    La Habana, 25 ene (EFE).- El 40% de la superficie cultivable de Cuba sigue ocioso, pese al plan de entrega de tierras en usufructo iniciado en 2008, según datos oficiales publicados hoy en el diario Granma.

  23. MIAMI — El Partido Republicano se esforzará por reducir el gasto federal y cambiar los planes del presidente Barack Obama que han generado una crisis fiscal en Estados Unidos, dijo el martes la legisladora Ileana Ros-Lehtinen en una respuesta en español al informe del mandatario sobre el estado de la nación.

    Ros-Lehtinen, que preside la Comisión de Asuntos Extranjeros en la Cámara de Representantes federal, aseguró que los republicanos mantienen la firme decisión de evitar nuevos préstamos del gobierno y reducir el «exagerado» gasto gubernamental.

    «Nos enfrentamos a una deuda aplastante», señaló la representante por el sur de Florida sobre el débito público que supera los 14 billones de dólares.

    «Ninguna economía puede mantener esos altos niveles de deuda e impuestos. La próxima generación va a heredar una economía estancada y una nación disminuida», agregó en alusión a la solicitud gubernamental al Congreso para elevar el tope de la deuda pública a 14,3 billones.

    Ros-Lehtinen, que nació en Cuba y radica en Miami, dijo que Obama heredó hace dos años una difícil situación fiscal y económica, pero ha adoptado decisiones equivocadas que complicaron el problema.

    «En vez de restaurar lo fundamental para un sólido crecimiento económico, el presidente se empeñó en un plan de gastos de estímulo (económico) que no sólo le impidió cumplir su promesa de crear más empleos, sino también hundió al país en una deuda mayor», afirmó en la respuesta transmitida por medios en español.

    «Y para empeorar las cosas, el presidente y su partido (demócrata) crearon entonces un nuevo programa federal para reforma el sistema de salud pública … (que impulsó) el crecimiento explosivo de la deuda nacional», indicó. «La ley del presidente está llevando a nuestro país a la bancarrota».

    Ros-Lehtinen, que omitió el tema de la inmigración, dijo que millones de familias han pasado momentos difíciles, «pero no por la libre empresa sino como consecuencia de malas decisiones tomadas en Washington y en Wall Street que provocaron una crisis financiera».

    Read more: http://www.elnuevoherald.com/2011/01/25/875406/legisladora-ros-lehtinen-responde.html#ixzz1C7PWx0Iz

  24. !!Que Pueblo!!Primero Zoé nos lanza la carnada inefable
    de salitre y hierba buena; y después toditos con un repertorio de olores deliciosos,(siempre el mar ,la tierra tras el agucero,la hierba cortada,cuando se plachaba la ropa almidonada,el jazmin y las gardenias del abuelo…♥♥♥).El olor del Día de Reyes (acá abunda en Miami,a objetos nuevos).Me despido con dos productos de la perfumería «Imágenes» de producción nacional y Nochesde de Moscú,para limpiar la casa.Saludos a todos y bendiciones!!!

  25. Caballeros, aflojen! Las trampas de la nostalgia… Cómo se puede hablar del «olor» de La Habana? Del «aroma» de La Habana?. Esa ciudad apesta a basurero, a orina, a cloaca abierta, a negro-que-hace-días-que-no-se-baña, a pura mierda. Cierren los ojos y acuérdense bien, no sin antes tomar algún medicamente antivomitivo.

  26. Estoy con Ibis, «huele y duele». Yo podría agregar tantos olores e impresiones de La Habana que no alcanzaría este espacio. La nostalgia se me da muy bien y la comprendo perfectamente, la de mi país y la de Cuba, que me ha dejado un recuerdo imborrable.

  27. Sencillamente : SUBLIME. Gracias Zoe, por tan entrañable artículo. Saludos.

  28. Muy sensible,,, ese rocio en las mananas con su cafecito colado ,, y esa campigna verdecita entre la bruma que levanta dulcemente ,, humm,,entre mi bohio y mi civilizacion a donde ir ,,no hay justo medio ,me quedo en los dos siendo Guajira ,,y la haban como dices me sabia a cafe con leche ,,!!!!

  29. Me averguenzo de tantas faltas de ortografia. Hare un esfuerzo y revisare mis comentarios, cuando los reviso despues de mandados me da mucha pena . Disculpen, es que no me gustan revisarlos para que salga lo mas real que me viene al pensamiento, es que mi mente es mas rapida que mis manos y mi lengua, bastante problemas me han traido.

  30. Impresionante como un olor te despierta una emocion, cuando paso por el bakery del Publix , el olor a pan horneado me transporta a las panaderias por donde siempre pasaba, una de unos polacos que estaba en Juan Delgado y Libertad y otra que se llamaba La Royal en Lacret , gracias que los aromas fueron gratos ! Zoe que monada de chinita y el mameluco adorable!

  31. La a~oranza no se establece en la Mente sino en los Sentidos.

  32. Lindo el artículo, pero,lamento decirles que aunque ya estaba avisado, en Paris la peste «a grajo» o eufemisticamente hablando , el olor axilar me cagó mi estadía en Paris . No me pude reponer, a pesar de los perfumes eventuales, nosotros los cubanos no estamos preparados para recibirlo y hacernos los indiferentes, no creo que haya nadie que se pueda acostumbrar a ese olor y pasarlo por alto.No se trata solamente del metro sino de todo Paris , museos , omnibus ,m tiendas, paseos. Que pena.

  33. Gracias a todos. No, chilenocubano, no en todo París hay peste a grajo, París es una ciudad inmensa, y es falso que usted diga, sin vivir aquí, por unos días solamente que pasó en esta ciudad, que todo París apesta a grajo. Como yo no puedo decir, por haber estado poco tiempo en Chile, que todas las chilenas tienen las patas sucias y llevan collares de perlas.

Deja un comentario