El gallego cubano. Por Esteban Fernández.

por Esteban Fernández

EL GALLEGO CUBANO.

Lo mismo que les dije hace varias semanas de los “chinos cubanos” igual pasaba con los españoles, y a todos los clasificábamos como “gallegos”. Parece que creíamos que en España cuando un ciudadano quería emigrar hacia Cuba le preguntaban: “¿Usted es de Galicia?” y si respondía que “No” entonces le negaban la salida.

La primera pista para distinguir a un “gallego” era que cuando se ponía bravo le ponía a Dios un “re” delante. Solamente había que portarse un poquito mal delante de un “gallego” y nos decía: “¡RE-DIOS, pórtese bien muchacho!”…

Algo interesante era que cuando el “gallego” ponía un negocio casi siempre traía de España a un SOBRINO para que lo ayudara en las labores. No sé porqué pocas veces traía a un hermano, a un primo o un tío, siempre era un “sobrino”…

Un “gallego” muy querido en mi pueblo llamado “Tuto” Ochoa puso una ferretería y trajo de España a su sobrino Arsenio. El muchacho era súper chévere y se hizo amigo de todos los jóvenes del pueblo. Se hizo famoso porque un día llegó un señor a la ferretería y pidió unos clavos de una pulgada, el sobrino no los encontró y le dijo al cliente: “No, no tenemos clavos de una pulgada”…Y se fue el marchante sin comprar nada.

Ochoa, que escuchó la conversación, le dijo a su sobrino: “Jolines, cuando alguien te pide algo y no lo tenemos trata de venderle otra cosa, le hubieras dicho que tenemos otros clavos que son casi de la misma medida”.Al otro día llegó una mujer y le preguntó si tenía papel higiénico,  y el “gallegito”  le respondió: “No, señora, pero tenemos un papel higiénico magnífico”.

Incomprensible era para mí poder asimilar  la enorme atracción que ellos sentían por la Isla de Cuba, un país donde todas las fechas patrióticas, las celebraciones y los héroes eran producto de una larga lucha en contra de sus antepasados. No tengo ni la menor idea de como “se sentían por dentro” al respecto, pero lo cierto era que aceptaban eso con estoicismo, con resignación y muchas  veces hasta con muestras de solidaridad.

Jamás vi en Cuba a un “gallego” con una foto de Valeriano Weyler en su casa. Sin embargo, en mi casa, mi padre (hijo de una catalana) tenía en la sala una enorme foto de Máximo Gómez.

Mi “gallego” preferido era  el actor Federico Piñero. Mi simpatía por él no era por “gallego” sino por Almendarista, y nada disfrutaba más que escuchar a “Sopeira”-en su programa radial junto a “Chicharito”-pidiéndole a Julián que “tocara la gaita” tras el triunfo de mi equipo favorito. Otro “gallego” muy simpático era Adolfo Otero en su genial papel de “Gumersindo Caldeiro y Escobilla” en la Tremenda Corte…

Los hijos de los “gallegos” nacidos en Cuba ya perdían la “zeta”, sé casaban con cubanas, y ya sus hijos eran cien por cien cubanos. Usted les preguntaba: “¿Qué cosa eres tú?”  y respondían orgullosos: “Soy cubano pero “pichón de gallego”?”… Y muchas veces el que así contestaba sus abuelos eran  asturianos o isleños…

Y al igual que hoy nuestros hijos conocen y quieren a Cuba “de oído” (por tanto escuchar nuestras historietas y nuestras añoranzas)  los herederos de los españoles en Cuba también aprendieron a querer a España viendo las lágrimas en los ojos de sus abuelos cuando alguien simplemente comenzaba a recitar: “Para Aragón en España tengo yo en mi corazón, un lugar todo Aragón, franco, fiero, fiel, sin saña”…

Y es que esa poesía venía de la inspiración del más grande de los cubanos hijo de españoles, del más sagrado, del más sublime. Es como sí hoy un hijo nuestro fuera el héroe más grande de los Estados Unidos, y todavía tuviera en su corazón a CUBA. Ese poema lo vi por primera vez en la sala, de adorno, de Don Mariano Domínguez (Q.E.P.D.), un gran baluarte de Aragón en mi pueblo.

Desde Luego, quiero aclarar que el bandido Ángel María Bautista Castro Argíz- y un montón de españoles comunistas que también nos cayeron en Cuba- ojalá nunca hubiera pisado la tierra cubana.¡Qué pena que no emigró a la Conchinchina!

Amabilidad del autor.

11 Replies to “El gallego cubano. Por Esteban Fernández.”

  1. Estebita este artículo me ha emocionado sobremanera.
    De niña yo no resistia a los españoles (mis abuelos, aunque hijos de catalanes, asturianos y canarios nacieron en Cuba) algo que ver con que mi primer amor fué Ignacio Agramonte(tenia un poster suyo en el cuarto) y como bien dices el énfasis en la educación era la historia de los Mambises, etc.,
    Hasta que me enteré que el bodeguero Pepe de la esquina donde yo vivia (Luz y 10 de Octubre en La Vibora) y la familia asturiana de enfrente ayudaban a mi madre y a mi abuela con mandados para las jabas de los presos. En varias ocasiones llegaba una máquina de alquiler a casa en la madrugada para llevarnos a mi madre y a mi al Castillo del Principe donde mi padre preso se encontraba en la enfermería, gentileza de Pepe el Gallego…
    Ya, claro he madurado y no juzgo a nadie por su historia.

    Me gusta

  2. Este artículo también me ha emocionado, por lo que me toca. Mi madre, cubana,hija de españoles andaluces. En su propio país natal, todo el pueblo la conocía como Isabel la galleguita, y cuando emigra al país de referencia, dejó de ser la galleguita, para pasar a ser, Isabel la cubana. Y yo pasé una infancia en Cuba,escuchando las batallitas de mi abuela sobre su juventud en España, a una juventud en España,escuchando las batallitas de mi madre, de su infancia en Cuba. Podríamos llamarnos las mujeres sin patria, pero con patrias.

    Me gusta

  3. Pinceladas de nuestra nacionalidad que siempre nos agradan mucho. Cabe recordar que la inmensa mayoria del cuarto de millon de soldados espanoles, no pocos reclutas, a los que llamaban quintos, se quedaron en Cuba, uno de ellos, Juan Rubiano Jimenez, fue mi abuelo. Jamas se metieron con ellos, no hubo venganza alguna a pesar de que habia motivos suficientes para, al menos, expulsarlos. Se asentaron y se diluyeron en el arbol de la cubania. Muchisimos, como los chinos, reuniendo pesetas lograron hacerse propietarios de inumerables tipos de comercios; pero tambien llenaron los campos de fincas prosperas. La Republica mostro una exquisita sabiduria en ese sentido y gracias a esa tolerancia buena parte de aquellos avances socio-economicos todavia asombran al mundo, solo en 59 anos. Si un hombre abominable de las lomas de Biran como Chacumbele I hubiera presidido la Republica de princ. del S XX, a la mitad los hubiese fusilados, y el resto, entre carceles, actos terroristas de repudio y destierros, no hubieran tenido otra que perderse.

    Me gusta

  4. Contra, Estebita… como diría un “gallego andaluz”, me has tocado “jondo, jondo”. ¿Sabes una cosa?, ese cuadro que colgaba en la sala de mi abuelo…”Para Aragón en España…..” fue un regalo de Pepe Expósito Pernas, un gran amigo de la familia. Siempre me he preguntado en qué manos habrá caído ese cuadro. No sólo por su valor sentimental, sino porque se trata de una obra de Pepe. También desaparecieron cuadros pintados por mi tía María que, igualmente, colgaban de las paredes de la sala. No sé si sabías que tía María fue una gran pintora. Había murales de ella en la Esquina de Tejas los cuales se deterioraron con el paso del tiempo…
    ¿Me prestas el artículo? Voy a publicarlo en “Ecos del Mayabeque”.
    Muy cierto que la mayoría de los inmigrantes españoles traían a un sobrino para que los ayudara… Pero para hacerles justicia a los Ochoa, Benjamín, que era el dueño principal de la ferretería, aparte de traer al “sobrinillo” Arsenio, trajo a sus hermanos, siendo Fernando el último en llegar. Un abrazo, Marianito

    Me gusta

  5. No me pude identificar con otras personas que tenían abuelos españoles, pues los míos ya eran cubanos. Lo que si me emocionó hondamente fue la descripción que hace el autor de nuestro Apóstol cuando cita el poema dedicado a Aragón. Para mi no hay otro héroe mas excelso que José Julián Marti y Pérez. Después de él, no queda mas nada que decir. Gracias, L10

    Me gusta

  6. Frida, que Chiquito es el Mundo, casi Fuimos Vecinos , la Bodega de mi Barrio era la de El GAllego Garcia. Esquina de GENERAL LEE y 10 DE OCTUBRE. Muy buena cronica Sr: ESTEBAN.

    Me gusta

  7. Mis abuelos eran andaluces, pero Estebita te recuerdo un gallego buen HP : El Gallego Fernandez.

    Me gusta

  8. DATOS APROXIMADOS PARA ANALISIS:
    Las cifras de la emigración masiva española a cuba son inexactas y han estado deformadas primero por años de descontrol migratorio en la isla colonial, después en la naciente republica y también deformadas por las propias estadísticas de la España monárquica y la franquista que a partir de la guerra civil la emigración política se ocultaba como dato. La emigración española tuvo por siempre como destino preferente Cuba calculándose en alrededor del 90% ese destino. Se diferencian bien tres etapas:
    De 1880-1930 Caracterizada por motivos fundamentalmente económicos, geográficos etc.
    De 1930-1945 Por motivos políticos justificados con económicos.
    De 1945-1958 Por la expansión económica que alcanzaba cuba, la posibilidad de empleo y de negocio.
    Al igual que en el período colonial, el principal grupo de inmigrantes a Cuba provenía de España: de los 309,521 inmigrantes que entraron en Cuba durante los primeros 10 años de la independencia, 251,578 más del 80% fueron españoles procedentes en su mayoría de las zonas rurales de Galicia y Asturias que abandonaban la agricultura al establecerse en Cuba y, aun dirigiéndose a las nuevas regiones de desarrollo azucarero en Camagüey y Oriente, tendían a radicarse en los centros urbanos. Atraídos por la numerosa colonia española, que dominaba el sector comercial de la economía cubana dichos inmigrantes encontraban trabajo en establecimientos de comercio y fábricas pertenecientes a familiares que les habían precedido, o a través de los “Centros Regionales” – asociaciones de ayuda mutua creadas por oriundos de las distintas regiones españolas, que, además de proveer asistencia médica y social, servían como agencias de trabajo. Se calcula que entre el 70 y el 80% fue gallega. Se calcula en alrededor de 800 000 los que después de 1920 hasta 1958 de los cuales un 40% permanecieron definitivamente en Cuba.
    Las cifras no son fiables, son estimados. Pero si se puede decir precisamente que no fue una emigración de cerebros, ni de robo de cerebros se trato. En esta última etapa aumento el número de catalanes y otros, pero siguió predominando la gallega la más organizada en ayuda al paisano que llegaba.
    Observen y analicen los datos de la siguiente tabla que se expresa sobre la distribución de población pero que constituye un elemento de la fuerza laboral activa, de l919:

    Ocupación Cuba España EE.UU. Otro Total
    Agricultores 78.4% 13.0% 1.4% 7.2% 445,038
    Comerciantes 46.8% 43.2% 1.0% 9.0% 66,704
    Vendedores 39.2% 50.1% 0.6% 10.1% 15,749
    Servicio doméstico 54.0% 34.1% 0.8% 11.1% 43,478
    Asalariados en industria manufacturera 42.2% 50.2% 2.3% 5.3% 5,354
    Ingenieros 72.6% 7.4% 8.3% 11.7% 1,226
    Distribución total 88.3% 8.5% 0.3% 2.9% 2,889,004
    Fuente: Census of the Republic of Cuba 1919, pp. 432, 735-736
    Los datos anteriores pueden decir del nivel de estudios. En los primeros años de republica destino 1 millon de dólares a incentivar la emigración peninsular hacia cuba como braceros a la agricultura creciente y a la industria azucarera que se desviaba después a otros sectores de la economía. A parir de los años 30, la emigración gallega se caracterizo por un incremento en mujeres solas.

    Me gusta

  9. Se corrieron las cifras al insertar. El gobierno de Estrada Palma fue el que destino el millon de dolares. Error “a partir”…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .