Ceguera de alma y de pies.

CEGUERA DE ALMA Y DE PIES.

Se cuenta que Jorge Luis Borges apenas veía, pero iba al cine y oía las películas, la persona que lo acompañaba le contaba el resto, y él escribía valiosas e imaginarias críticas de cine. Lo que le permitió aseverar –lo hizo con Guillermo Cabrera Infante, con quien mantenía largas conversaciones sobre cine- que Khartoum (1966) de Basil Dearden era mejor filme que Laurence de Arabia (1962) de David Lean, porque siempre “resulta más interesante la historia de un perdedor que la de un triunfador”… Y ¡cuánta razón tenía!

Alicia Alonso, la prima ballerina assoluta, lleva años ciega, casi tantos como los que ha vivido, lo que no le impidió bailar y ser la gran danseuse que es. Pero Alicia Alonso, tal como afirma Miriam Gómez, es más ciega de alma que de ojos, es la razón por la que adora defender dictadores, y además, ahora, dedica el preciado y limitado tiempo de su vejez (aunque ella está segura de poder vivir 200 años) a hacer una crítica de cine –que es lo que nos ocupa hoy en este post- sin haber visto, ni oído, la película Black Swan de Darren Aronosfky, cuyo guión trata de manera imaginaria de la historia de una perdedora (Nina), y que ha recibido, sobre todo su actriz Natalie Portman, una gran cantidad de reconocimientos, incluido el Oscar para la mejor interpretación femenina.

Es cierto que los premios no hacen al artista, ni lo consagran. Lo que consagra al artista es su arte. Pero los premios reconocen esa consagración. Numerosos artistas no han sido premiados y eso no ha minimizado para nada la grandeza que los habita. Una actriz que es tan o más grande que Natalie Portman es Annette Bening, qué duda cabe, ha sido nominada en tres ocasiones, y jamás ha conseguido la estatuilla, lo que considero una verdadera pena. Tampoco Marlene Dietrich recibió la estatuilla, pero eso no quiere decir que otras actrices que la recibieron lo merecían menos que ella, porque tratando de hacer justicia con la Dietrich se estaría entonces siendo injustos con las demás. Tampoco Jorge Luis Borges recibió el Nobel, en su lugar lo recibió Gabriel García Márquez, quien, todo sea dicho, jamás ha escrito una crítica de cine mejor que las que hacía Borges, aun teniendo él la capacidad de ver. Pero con toda seguridad el alma de Borges veía mejor y más transparente que la de García.

Alicia Alonso afirma categórica que Black Swan es una monstruosidad y añade que con esta película –no cito textualmente- se usa al ballet para demonizarlo. Como si el ballet necesitara de una película para demostrar lo demoníaco que es, y qué fuera el arte, y sobre todo el ballet mismo, sin su lado apolíneo más que dionisíaco. Sin embargo, por encima de todo, la película Black Swan no es película sobre el ballet, es una película sobre la capacidad auto-destructora del artista poco seguro de sí mismo, y de la presencia vital y letal de la madre frustrada como impulsora febril. El horror del que ahí se expresa es el mismo horror que se podría encontrar en cualquier manifestación artística, sólo que el ballet es el lenguaje perfecto para traducirlo, porque el ballet clásico es un arte de extremos; sólo hay que pedir audiencia y ver a las petits rats del Ballet de la Ópera de París, para percibir la excesiva presión que se ejerce sobre las jóvenes y hasta las niñas bailarinas, presión, desde luego, absolutamente necesaria en esta disciplina artística, pero monstruosa cuando se quiere hacer de un arte elitista, un arte del pueblo; lo que ha sido la obra malvada de Alicia Alonso durante estos 52 años de dictadura castrista.

La realizadora cubana Miriam Talavera me invitó durante varias jornadas a ver los ensayos de Alicia Alonso, eran los años ochenta; con el objetivo de que yo escribiera el texto de Espiral, a mi juicio el mejor documental que se ha hecho sobre la bailarina. El texto ya estaba escrito, el origen fue uno de mis poemas. Fui testigo de cómo Alonso se golpeaba con furia a sí misma, en las piernas, en los muslos, cuando algún giro o pirueta le salían defectuosos, y también de cómo golpeaba a las demás bailarinas, y las insultaba (lo que se evitó que saliera en el film). A esos ataques in extremis les llamo yo rigor, otros están en todo su derecho de llamarles horror, y de interpretarlo de tal modo en el cine, como en la literatura, en la pintura, y hasta en la música. El horror forma parte de la vida, así que ¿cómo no va a estar implicado en el arte, en cualquier arte? ¿Y por qué podríamos aceptarlo en otras manifestaciones artísticas, salvo en el ballet clásico?

De modo que –por mucha admiración que se le tenga, como artista- Alicia Alonso no es la más indicada para hablar de monstruosidad ni para juzgar una obra sin verla, sin oírla, y sin siquiera poseer la sensibilidad necesaria para presentirla y sentirla, dos aptitudes imprescindibles cuando se es crítico de arte. Que lo haya hecho sólo habla de lo bruta que es, y que siempre ha sido –lo que es harto conocido.

Y para finalizar, cuando se ha visto bailar a Natalia Makarova, a Margot Fonteyn, a Maïa Plissestkaïa, con esos miembros inferiores tan finos y precisos, por supuesto que la mayor monstruosidad, por muy buena bailarina que haya sido la Alonso, son esas patas largas de bailarina de jota aragonesa que tiene, tanto, que daba la impresión de que en lugar de calzar zapatillas de ballet calzaba alpargatas, y que debió domar no sin rigor, y no sin horror, supongo, y a las que tuvo que ponerles mucha imaginación para que el público reparara más en su arte que en sus sensuales y torneadas piernas. Así que, que Natalie Portman no tenga el físico de una bailarina, como se ha dicho, no significa nada en detrimento de su actuación tan premiada, porque ese físico de las bailarinas, en el caso de Alonso, no existe, lo que no fue en detrimento de su estilo; aparte de que Portman no lo es, ella es una actriz que interpreta a una mujer enferma, cuya enfermedad se somatiza a través de la danza.

Nadie le pide a un filósofo que gire encima de las puntas de sus pies, así que no veo la razón ni el interés que pueda existir en que una bailarina clásica exponga sus teorías pretendidamente filosóficas, inclusive desde la altura de su magisterio, y que intente reducir todo el arte al círculo exclusivo de la danza. Un filósofo parecería ridículo, una bailarina resultaría imbécil.

Zoé Valdés.

30 respuestas para “Ceguera de alma y de pies.”

  1. No hay una danza màs artificial y màs contranatura que el ballet… aunque pueda de ella resultar belleza… como decìa Darìo… hacer flores artificiales que huelan a primavera… he ahì el misterio… ese misterio sòlo puede ser creado con «otra mirada»… hay quienes estàn destinados a la ceguera… la otra… 🙁

  2. Bueno, lo pregunte en pd y me contesto Zoe’. Gracias.

  3. Impecable, nada que agregar sobre cine y sobre los que sin saber opinan sobre él, como sobre cualquier otra cosa.

    Gracias por citar al autor de «El jardín de los senderos que se bifurcan» que, como bien dices, no recibió el Nobel. Pero no lo recibió por sus ideas políticas, no por su obra, que es suprema.

    Estuve cerca de Alicia una vez, en La Habana y no sabía que era ciega.

  4. Muchacha eres tan cruda, dices las cosas a secas, sin el tapujo del que tiene algo que perder, eres tan sincera que por momentos asustas, me encanta la cubanía que desbordan tus textos, ese sentido común que tienes para decirnos en la cara que el pan es pan y el vino…
    Me encanta leerte.
    Un beso.

  5. La Alonso no es simplemente bruta o imprudente, es sobre todo prepotente, harto acostumbrada al «assolutismo» cómo algo que le corresponde por derecho en todas las esferas, ya sea la danza o el cine. Su mentalidad es muy apta para el totalitarismo, al cual por supuesto ha servido y apoyado por medio siglo. Recordando la famosa frase de Luis XIV, «El estado soy yo,» la Alonso bien pudiera decir «El ballet soy yo, y lo que yo diga que es.» Otra prueba que a veces es mejor callarse la boca para no meter la pata.

  6. Muy buen artículo, realmente interesante, cómo puede alguien sin ver ni oir, independientemente de su talento, maestría, conocimiento, etc, ejercer la crítica y desde el punto de vista destructivo? No he visto la película, pero sé que las opiniones son encontradas. En el caso de Borges, bueno, salvemos las distancias, Jorge Luis Borges era un intelectual, y de primera. No es el caso de Alicia.
    Alguien (con todo respeto que tengo muy buenos amigos bailarines de ballet) me decía que los bailarines de ballet tienen la cabeza en los pies…!? Quise poner link de éste post en mi blog y no pude, o no lo sé hacer, o no es posible.

  7. Otro excelente artículo de los que ya nos tienes acostumbrados.
    Gracias.

  8. Sin alma, no hay ni puede haber arte. Es el caso de la Alonso. El alma la abandono, desde el instante que se dedico a defender a un(0s) criminal(es) monstruoso(s) como (los) Castro.

  9. Querida Zoe:
    Como toda buena altanera y mas egocentrista. Alicia Alonso,se cree tener el derecho a opinar y juzgar. Dios mio, donde esta la modestia de los Grandes?;que ven con ojos de nobleza todo intento positivo de hacer arte. Ella no lo tiene y nunca lo ha tenido. Que ha bailado bien,espero que si,por lo que dicen los que saben de eso ,yo no se nada de ballet para poderla descategorizar,pero la tirania de chacumbele,se ha encargado y ella contenta,de ponerla casi a la altura de los Dioses.Nada mas lejos,nadas mas fatuo y nada mas sucio,que creerse la historia esa. Han creado de ella un engendro,lleno de odio y de frustaciones , de muchas por diferentes causas,pero las mayores son personales. Pasara a la Historia como una Tirana,que hacia muchas cosas en puntas y a los que no les gustaba,los ponia bien lejos a puro fouette jete(no se poner los acentos con mi teclado).

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  10. Bravo, Zoé, igual habría cambiado su opinión si hubieran pedido su colaboración como asesora «indispensable», porque para bailar no creo. «Ha barrido a todos de un plumazo» con su comentario porque la divina no necesita ver.

  11. Hubo y hay artistas, intelectuales , escritores, pintores, que le vendieron el alma al diablo, digo al bandido mayor de Biran, por mantenerse como sus satrapas en el campo de batalla del Arte y la Literatura, saben que su lema «conmigo siempre contra mi un tantico asi», se enfila hacia su primer centenario y todavia tiemblan. La psicopatia autoritaria,hipocrita, manipuladora,envidiosa, despota de ChacumbeleI hizo metastasis en ellos. Si esa preciosa, genial actriz desde nina y gracil judia Portman, hubiera interpretado un ballet titulado «las 300,000 puercas paridoras y la batalla alimentaria del cdte en jefe», Alicia le hubiese dedicado una estatuilla de la Fed. de Mujeres Cubanas firmada por el asesino de los ahogados en el remolcador 13 de marzo. No importa que bailara la Portman como una foca borracha. A Borges y a Cabrera Infante estamos seguros les hubiera deleitado ese brillante articulo.

  12. Yo tenía entendido que el mejor documental sobre ballet cubano lo había dirigido Enrique P. Barnet y que se llama Giselle. Hasta Richard Schickel lo elogió.

  13. Brillante y justo.
    Gracias.

  14. Buenas noches, yo escribí «a mi juicio el mejor documental que se hizo sobre la bailarina», sobre Alicia, así que el documental de Enrique Pineda Barnet, que yo vi, es un buen documental sobre el ballet, sobre Gisèle, sin duda alguna, pero no sobre Alicia. Gracias.

  15. QUE TIENE QUE VER LA GIMNASIA CON LA MAGNESIA
    EL CINE ES CINE EL BALLET ES BALLET
    LO IMPORTANTE SON LOS ANGULOS PSICOLOGICOS
    DEL PERSONAJE HUBIESE SIDO OPERA CIRCO ETC

  16. A la Paca,en Cuba le han hecho varios documentales donde cuenta su vida,la Giselle
    de Pineda era sobre la obra en si,estoy de acuerdo con Zoe,pues yo vi la filmacion del pas de deux de Don Quijote en la plaza de la Catedral,pero como los ciegos una delas cosas que mas les perjudica es la estabilidad y esa noche se dio en las piernas y grito
    esta noche cojones yo doy los giros la Giselle del documentel es viejo pues aun bailaba
    Margarita de Saa en el ballet.A veces tu escuchas a las personas hablar alla en Cuba y caes en trance,Alicia no sabe hablar,es brutisima,la escuela de ballet en la isla se le tiene que agradecer a : Fernando Alonso,Ramona de Saa y al puertorriqueno Jose Pares y a las primeras generaciones que bailaban,hacian el entrenamiento y despues a dar las clases a los alumnos,si alguien es destructor como el comandante esa es ella
    destruyo tres generaciones de bailarines y tiene poder porque cunado Fernado se divorcio de ella,esta mujer le dijo al comandante o el o yo y el comandante envio a Fernando de castigo para el ballet de Camaguey,pero a que no dicen,cuando nos reunieron a todos y se nos dijo,de lo que se trate aqui,nada puede decirse en los pasillos;el marido le habia comprado una casa y un auto a su pareja gay con el dinero de la compania,el dia que se desbarate aquello alla cuantas cosas saldran a la luz.

  17. Zoé siempre con los puntos sobre las ies.Lo de Alicia Ernestina es patética y a’solutta, por no variar.Como expresa el Sr. Rubiano, a Borges y a Cabrera Infante les hubiera gustado este excelente post.
    Gracias Zoé y saludos a todos.

  18. el 15 de marzo proximo pasado la TVE transmitio un documental burlesco , cinico y cochino que refleja explicitamente ( una secuencia) lo escrito en el articulo arrriba . agradezco a Pantalla Plana Cubana por el titulo en Youtube y la sucinta pero demoledora critica a pie de video . agradezco a Juan Antoni que subio a Punt de vista un post : TVE recibe quejas por el programa que idealiza Cuba . tambien subio un remix editando las partes mas hirientes y sugiere la historia guarde esta afrenta . en Punt de Vista a pie de video 2 cartas , la 1ra de un cubano que con dignidad y sinderesis pone las cosas en su justo sitio .

  19. Los dejan de supervisar por dos segundos, y meten la pata. Y despues quieren que Fidel Castro los respete.

  20. Muy buen articulo y hora ya de hacer una fotografía de la naturaleza de Alicia Alonzo y por quien mejor que Zoe. A Alicia Alonso y Fidel Castro les ha unido la megalomanía. Sobran anécdotas de lo dictadora que esta mujer ha sido en el ballet Nacional de Cuba del que es dueña, la opulenta Capitalista-Sociolista mas loca que catanga…

  21. Me limitare a decir que el documental es excelente, y que el texto escrito por Zoe Valdes es impresionante, por su belleza y precision. Eso de que «Hay reinos donde uno participa a oscuras», y «Eres tu quien se rebela contra ti. Eres la domadora de ti misma» son de las mejores cosas que he encontrado escritas refiriendose a Alicia.
    Por hoy dejo la politica y las diferencias de opinion de un lado; la belleza del arte y de la palabra triunfan.

  22. Perdon, debi escribir » la belleza del arte y de la palabra triunfa».

  23. Si, la belleza de una palabra ayuda a Mover Mundos.

  24. Señora Zoe, usted me parece tan prepotente y egocentrista,o mas, que Alicia Alonso, debería usted limpiar su lengua antes de proferir tamañas blasfemias contra una indiscutible señora de la danza mundial, paradigma del ballet clásico, creadora de algo tan reconocido como la Escuela Cubana de Ballet, verdadero semillero de bailarines que nutren las principales compañías del mundo una vez que ella con ese rigor que usted ataca , los formó como dios manda. Le aseguro que con las infulas que usted se gasta solo logrará fundar la Escuela Cubana de los Malhablados Blasfemadores.ECMB.

  25. LLega un momento que tanto le dicen grande que se lo creen. La Alicia Alonso que por cierto, como es ciega no sabe lo ridicula que se ve con esa boca roja sangre, me recordo al espantapajaros Norma Desmond diciendo: Yo soy grande, fueron las peliculas las que se volvieron pequenas, en «Sunsent Boulevard» . Criticar una pelicula sin verla, como ciega ni pensar en verla, por testadura en sus opiniones. Nada mas hay que decir despues del analisis de Zoe. El ballet es un arte esquisito pero brutal para sus practicantes, he leido historias de dedos de pies torcidos, magullados, unas que no crecen mas, ni hablar de dietas de hambre para no engordar. Se sufre por el arte, y eso en parte es el tema de la pelicula ( que tampoco la he visto y no doy opinion personal) Ademas, es pura ficcion. cuando salio la pelicula del asesinato de John Kennedy de Oliver Stone Teddy Kennedy dijo que el no iba nunca a ver esa pelicula, y se entiende, no solo Teddy, sino todos los Kennedys, fue un hecho real y doloroso, pero ademas fue el tema, Oliver Stone como buen agitador de izquierda , invento inventos que ofendieron a Teddy ( y Teddy Kennedy era un izquierdista) . Lo mejor es que en un pais libre cada vez lo que le da la gana.

  26. Ah, Zoe, respecto a Annette Benning, si es buena actriz pero la pelicula «The kids are All right» no es material de calibre para Oscar. Me sorprendio la nominacion pues es una comedia ligera. Me parecio casi un episodio de The L Word, que es una telenovela de lesbianas viviendo en Los Angeles. Benning actuo bien pero la pelicula no es gran cosa.

  27. Un artículo excelente que deja perfectamente situada a la bruja de Blancanieves en el lugar que le corresponde. Es lamentable lo dado que es el cubano a la idolatría de los personajes maquiavélicos. En este caso se trata de uno cuya carrera se ha extinguido, literalmente, desde hace ya varias décadas. ¿Qué credibilidad podría tener este ser tan carente de elevación intelectual como crítico de cine? Alicia Alonso no solamente es una mujer muy bruta, perversa y retorcida, sino además es la traidora de su propia obra, pues ha sacrificado sin ningún reparo varias generaciones de excelentes bailarinas cubanas, condenándolas a permanecer bajo su yugo dictatorial. Efectivamente, Miriam Gómez tiene toda la razón: está más ciega de alma que de los ojos. Nada que esta malvada diga tiene la menor relevancia. Sus opiniones sobre cine son un mal chiste y carecen de importancia.

  28. me agradarìa saber la opinion de una persona experta, como la señora Isis.

  29. Buenos días, gracias a todos. Benita, la experta Isis Wirth tiene un blog muy bueno donde ella dejó su opinión sobre esta película. Le recuerdo que si bien Isis Wirth es experta, como usted dice, en ballet, lo que es cierto, yo trabajé durante años como crítica de arte y de cine en Cuba y fuera de Cuba. Fui la subdirectora durante cuatro años de la revista Cine Cubano, y fui miembro del gran jurado del Festival de Cannes en el año 1998, así como de otros muchos festivales de cine europeos, y en el Festival de Cine de La Habana, luego de haber sido premiada con el premio al Mejor Guión Cinematográfico inédito por un jurado de prestigio. También he escrito sobre ballet, como es el caso de mi novela Bailar con la vida, dedicada, por cierto, a Isis Wirth. Y en otras ocasiones hice crítica de danza.
    Aquí no se está juzgando una función de ballet, se está juzgando una película.
    El blog de Isis Wirth es http://www.isiswirth.wordpress.com.