Nada. Por Esteban Fernández.

    

                                             por Esteban Fernández  
     NADA  

Ahora, después de leer este escrito, usted se lo envía a sus amigos -para volverlo locos- y  se los recomienda  encarecidamente. Les dice: «Miren esto que redactó Esteban Fernández ¿ustedes han visto antes algo parecido? Este tipo no escribió NADA . Absolutamente no dijo NADA DE NADA. Léanlo para que ustedes vean.» Y sus amigos le responderán: «¡Chico tu’ta loco!»…
 
Sí, porque muchos escritores se sientan delante de las computadoras y piensan: «No sé de que escribir, no tengo NADA en mi cerebro». Y entonces no escriben NADA. Yo soy diferente, tengo un chorro de crónicas ya hechas y listas para publicar, pero me entra la tentación de no escribir NADA. Desde luego, desde el mismo instante en que comienzo a escribir de NADA ya estoy escribiendo de algo.
 
¿Cuantos escritores locos usted conoce que se atreven a escribir de NADA? Ninguno. Yo soy el primero. El único. Eso no me convierte en el mejor, simplemente aspiro a ser el más loco entre los locos.

 
Entonces vamos a comenzar este experimento de no hablar de NADA. Hoy les voy a escribir sobre NADA. Porque NADA es la palabra más importante del idioma español. NADA en el mundo es mejor que NADA. Y al final de la jornada, al cantar el manisero, todos dicen: “No somos NADA. NADA más que polvo y cenizas”. La palabra NADA es sagrada para los vagos: «¿Qué hiciste hoy en el trabajo? «¡NADA!» Y odiosa cuando una mujer está buenísima y no nos quiere dar NADA.
La palabra NADA fue mi primera mentira y la que me salvó de un buen regaño. Mi madre me preguntó: “¿Qué tu hiciste, Estebita?” Y yo respondí: “NADA”… Y como mi mamá aceptó esa simple palabrita con mucha ecuanimidad yo seguí utilizándola a través de toda mi vida.
NADA demuestra caballerosidad. Por ejemplo, nos dicen: “Oye, me enteré que anoche saliste con María Josefa, y ¿qué pasó?”. Un alardoso da detalles. Lo correcto es decir: «NADA, entre nosotros no pasó NADA».
Los dueños de los periódicos donde yo escribo, Abel Pérez, Demetrio Pérez y Antonio  Purriños, y el director de la revista Ideal, Lorenzo De Toro, no me pagan NADA. Y eso es magnífico porque si usted se queja con ellos porque hoy estoy escribiendo sobre NADA no me pueden hacer NADA. Es más, no pueden ni rebajarme el sueldo porque no hay NADA que sea menos que NADA.
La palabra NADA puede resultar peligrosa solamente cuando a uno lo están interrogando y torturando e insisten en preguntarnos: “¿Tú sabes algo, qué tú sabes al respecto?” Y ante cada “NADA” que damos por respuesta nos suenan otra trompada.  Mientras tanto, nunca la palabra NADA es más preciosa y esperada que cuando el Doctor termina de examinarnos y nos dice: “No tienes NADA”.
Jamás el hablantín nos hace más feliz que cuando nos dice: “Hoy no tengo ganas de hablar de NADA”… O cuando la hija sale por primera vez con un noviecito y no dormimos hasta que regresa y le preguntamos: “Mi niña ¿qué hubo, qué pasó?” y nos responde: “Tranquilo, papi, no pasó NADA”.
Una de las grandes alegrías de los cubanos de hoy en día es que el tirano no dice casi NADA. ¡Ñooooo que descanso, nunca pensé que llegaría el momento en que el H.P. mantuviera largos silencios!… ¡Cuánto dieran los venezolanos porque Hugo Chávez hiciera mutis por el foro y no dijera más NADA.!.

¿Saben ustedes cual es la frase más bella, cortita y brillante de toda la historia mundial? Fue la de Sócrates cuando dijo: “¡En cuanto a mí, sólo sé que no sé Nada!”. Y el cubano más sincero del planeta sería el que dijera: “Oye, chico, la verdad es que yo de eso no sé NADA”.
La palabra NADA se utiliza para denotar apatía patriótica y la gente lo señala diciendo: “Ese no hace NADA por Cuba”… En el argot y en la jerga cubana  NADA se decía: “Nananina jabón Candado” o “De eso Nada, monada”. Y cuando el hombre se pasa mucho tiempo sin hacer el amor entonces la mujer dice a sus amigas: “Muchacha, mi marido de eso NADA de NADA”.
Para nosotros los cubanos ansiosos de noticias sobre nuestro país no hay NADA que nos moleste más que los noticieros no digan NADA de Cuba. Es como si no decir NADA de Cuba es un “crimen”. El otro día un amigo me dijo: “Ya ni veo a Jorge Ramos, ese comebolas no dice casi NADA de Cuba”.
Recuerdo que durante los regímenes de Batista y de Castro mis padres invariablemente utilizaban la palabra NADA para evitarme el martirologio. Ante cualquier crítica mía a ambos gobiernos mis padres me repetían hasta el cansancio: “¡Usted no se meta en NADA!”.
Nunca NADA es más terrible que cuando llega el estado de cuentas (statement) del Banco y nos damos cuenta que no nos queda NADA. Ahí es cuando NADA se convierte en “Me estoy comiendo un cable” o “Ahora si que no tengo ni donde amarrar la chiva”. 
Y para terminar de hablar de NADA le diré que mi me encantan los comentarios sobre mis escritos en el Blog de Zoé Valdés. Unas veces me atacan y otras me felicitan. Vamos a ver que pueden comentar hoy porque no dije «ni pío»… ¿No van a tener NADA que decir?…

(Amabilidad del autor).

22 respuestas para “Nada. Por Esteban Fernández.”

  1. Chico Esteban,
    ¿Puedes creer que no se me ocurre NADA… mejor que decir?
    Déjame seguir pensando!!!
    Saludos,
    Enrique

  2. Pues te equivocas…pues este escrito tuyo,hablando
    de NADA,esta muy bueno,te felicito.
    Aracelita

  3. Ud., aunque no diga NADA, siempre va a ser querido, venerado, amado por todos los cubanos que le queremos, le veneramos y le amamos aunque Ud. no se crea NADA,

    Un abrazo muy fuerte,

  4. Sin escritores duros, intransigentes como tú y como Zoé Valdés, a estas alturas en el exilio no seriamos NADA…
    Gracias a los dos.

  5. Estebita, eso de hablar de NADA no es más que una nadería. Francamente no nos has contado NADA que no supiéramos.Pero no te preocupes, porque no va a pasar NADA y nadie te reclamará NADA, porque en el fondo, y si te pones a ver, en todo este artículo tuyo no hay más que NADA. No me agradezcas NADA este comentario, porque no me ha costado NADA el hacerlo. Saludos.

  6. Haré como si no hubiese leído NADA, como si no me hubiese reído NADA, y te felicitaré por NADA.
    Gracias, Estebita.

  7. Estebita, me tenías pensando porque no oí NADA de ti en muchos días, pero no te contacté porque no quería darte NADA de molestias. Además, ahora que veo que no te pasaba NADA, tampoco tengo NADA que decirte. NADA, nada más que te mando un abrazo que no significa NADA porque en realidad estamos lejos y no te lo puedo dar. Gracias, L10

  8. He cavilado largo sobre ( encabezamiento del blog) esta frase :

    Witold Gombrovicz
    «Écrire est très facile, c’est pourquoi c’est très difficile.»
    («Escribir es muy fácil, es por lo que es muy difícil.»)

    la vire al reves , le cambie la coma , pero no me paso por la cabeza NADA de lo que usted expone magistralmente arriba , le agradezco mucho i seguro estoy que me respondera en buen cubano : de Nada .

    Rey .

  9. Esteban con tus simpáticas metáforas y verdades de esa NADA que sí dice algo más que NADA, mucho me he divertido. A veces el estilo vernáculo y jacarandoso del cubano ,sin decir DICE, y me acordé de aquello de Los Zafiros, LA NADA NADA INSPIRA y terminé en la adivinanza de un jodedor cubano sobre el significado de la palabreja donde invariablemente rectificaba las muy doctas definiciones de sus anfitriones diciendo:-Según el filósofo Mangucio del Caney NADA ES UN CUCHILLO SIN CABO QUE LE FALTA LA HOJA,ja,ja,ja,…oye, mañana vuelve con algunas de esas crónicas que tienes guardadas…saludos

  10. Nada! excelente texto! Nada… sin comentario!! eso si, por NADA del mundo dejo de mandarselo a mis amigos!!

  11. Y no me callo nada pues. No digo mas Na.. Grande Estevita na asi por na

  12. Soy tu Fan #1, comento tus artículos, pero por supuesto mencionando tu autoria, …. gracias…. Lucy Chamaco

  13. Asi me dijo el socio que se tiro conmigo por la playita 16 para coger la balsa donde fuyi de Cuba..NADA CABRON!!……[habia mal tiempo]

  14. Te la comiste, contra; como hablaste porquería de nada, tu amigo desde la niñez, Manolo Amich

  15. Oye ,todo suena muy comico en tu escrito, pero dejame decirte que cuando el Dr. te dice “No tienes nada” si continua con «que sirva» (No tienes nada que sirva) ahi mismo le cayo “comejen al piano”.

    Saludos y abrazos,

    Max

  16. Si tengo que decir y quiero decir MUCHO pues esta relacionado con Cuba y es que -nada- pasa alla en la Isla-Manicomio pues -nada- hacen los que se quedaron por una razon u otra,-nada- critican en publico,excepcion de JAMA!! Uds. saben quien..la disidencia y sus heroes!! e IDOLOS, para mi -nada- tienen de importancia, algunos dicen que son las voces del pueblo y yo no lo creo!!..El verdadero pueblo sufre,espera que algo pase pero no desde dentro y -nada-pasa!!!!!….pero de la NADA saldra la respuesta……

  17. «TODO»,lo espones con magistral elegancia y despliegue de cubania, por lo que no me dejas «NADA» que agregar.

  18. El articulo es importante y NADA dice para mi que tengo las neuronas en silla de ruedas ya no le doy importancia, pero para los religiosos-Uds. saben- y para los fisicos y filosofos-que son los cerebros- tiene tremenda importancia pues algo sin espacio y tiempo tiene que tener una explicacion ,pues a la NADA la llenan de materia negra,energia negra, 11 dimensiones,teorias e hipotesis que la de las cuerdas,que la de ….al final todo continua igual y me pregunto tendra que ver con la pregunta ,que es primero el HUEVO o LA GUALLINA????…..

  19. Esteban,nada queda por decir cuando te empeñas en hablar de nada.Porque aunque queriendo nada que decir has dicho mucho.Y es que mucho es el valor intrínseco de nada.
    Naah Esteban,que a veces diciendo nada sabemos que has dicho todo.

Deja un comentario