«Amar a alguien es apuntalarlo». Los diarios privados de Susan Sontag ven la luz. Por Antonio Astorga.

En ABC.

8 respuestas para “«Amar a alguien es apuntalarlo». Los diarios privados de Susan Sontag ven la luz. Por Antonio Astorga.”

  1. M encantó! Cuando llegue a casa lo enlazo en TMH. Gracias.
    Un beso.

  2. La mierda universal, un tio que vende las memorias de su propia madre, sin el menor escrupulo. La Sontag, una persona bastante repelente en el sentido que proclamaba a la raza blanca el cancer de la humanidad -ninguna raza es el cancer de la humanidad, o todas lo son, porque todos somos humanos- tambien una persona fascinada con la figura de Castro y de Guevara. Tuve que conocerla un dia, en Manhattan. Por razones de trabajo habia estado en el estudio de su pareja, la fotografa Annie Leibowitz. Al enterarse que era un exiliado su mirada de asco no falto.

  3. Pues aunque muy ético no sea, agradezco que lo haya hecho, porque así me entero de su existencia. ¡Qué ignorancia la mía! 🙁
    Gracias otra vez Zoé, ahora quiero leerla.
    Un beso.

  4. Nada que agregar a lo dicho por Charlie. También coincidí con ella en New York hace muchos años y recibí la misma cara de asco. En cuanto al hijo, hay que ser un miserable para hacer algo así.

  5. Susan Sontag, fue parte de la porqueria izquierdista norteamericana de los 60 y 70, junto con Leonard Weinglass, William Kunstler, Noam Chomsky, Sandra Levinson, y otras yerbas venenosas que crecian por esa epoca. Defensoras del llamado socialismo real o a secas «comunismo». Admiradora fanatica del asesino Che Guevara y de Fidel Castro y defensora a capa y espada de la revolucion cubana. No se que porqueria habra en sus diarios que no de asco de leer. Como bien dice Charlie Bravo, y comparto su opinion, una persona bien repelente.

  6. Más allá de la inclinación política de esta señora (que dicho sea de paso, no tenía la más pálida idea de su existencia), es muy cierto eso de que amar a alguien es apuntalarlo. Apuntalamiento emocional, en todos los sentidos, diría yo, que pese a lo peligroso del oficio vale la pena ejercerlo. Un trabajo de alto riesgo en el que hay que cuidar detalle a detalle. Porque cuando colapsan las estructuras, la labor de rescate va más allá de lo que cualquiera podría suponer. Cien dotaciones de bomberos no dan abasto; porque no digamos ya que la cuestión estaría en alcanzar el fondo, nada de eso; en estos casos primero está el fondo, luego veinte metros de porquería y más abajo quien se ocupó del apuntalamiento. Trágico.
    Gracias por el link.

  7. Esta señora, si recuerdan bien, apareció en el documental Conducta Impropia de Néstor Almendros y Orlando Jiménez Leal, a favor de los cubanos, y haciendo un análisis hondo y brutal en contra del castrismo.

  8. Tuve que llegar al final para encontrar el comentario (y de Zoé además, agradable sorpresa) que yo iba a hacer.

Deja un comentario