Pepito visita Arroyo Arenas. Por Esteban Fernández.

Por Esteban Fernández

 

 

    PEPITO VISITA ARROYO ARENAS

 

La sorpresa más grande para los cubanos residentes en la Isla,  es cuando llega de visita el pariente procedente del exiliodespués de haberse pasado más de 40 años en los Estados Unidos, y ¡actúa y se comporta más cubano que ellos que no han salido del barrio donde nacieron!…

 

En Cuba, la abuela le advierte a toda la familia: «Va a venir Joseíto, él salió de aquí siendo un muchachito, ha vivido toda su vida en Miami, no se vayan a burlar de él si no habla bien el español o se le han olvidado las costumbres nuestras«. Entre risas le responden: «Está bien abuelita, si nos trae algunos paquetes tendremos que soportar al gringo»…

 

Pero… desde que Joseíto se baja por la escalerilla del avión, ya toda la parentela se queda fría cuando lo ven vestido con una guayabera, una manilla de oro de 18 quilates, un cadenón en el cuello con la Virgen de la Caridad del Cobre y un tremendo tabaco apagado en la boca.

 

Discretamente el primo le va a dar la mano,pero Joseíto le suena un abrazo y le dice: «¿Qué pasó asere, qué volá? Que grande te has puesto caballo, esta noche nos vamos a Tropicana para darnos un par de palos»…

 

Los primos que viven en Cuba han ido a recibir a Pepito con unos «pull overs» que dicen «I Love New York» y una de las muchachitas trae un pantalón de mecánico quetiene un parche con una  banderita americana en uno de los bolsillos de atrás,   mientras tanto Joseíto dice: «Compadre, ñoooo que calor hay aquí» y se quita la guayabera y se queda en una camiseta que dice: «Proud to be Cuban» comprada en el Sentir Cubano de la calle 8 de Miami…

 

En el aeropuerto,  Joseíto se detiene unos instantes a observar una enorme foto de José Martí y la primita le pregunta: «Joe ¿tú te acuerdas de ese hombre?» y Pepito le responde: «Claro que sí chica, si mi padre me regaló una Enciclopedia Martiana y me obligó a aprendérmela de  memoria».  Y la primita le contesta: «Pues yo lo único que sé de Martí es que fue el precursor del ataque al cuartel Moncada».

 

En el Taxi que los lleva a Arroyo Arena le preguntan: «Joe ¿allá en el Norte, tú conoces a Lady Gaga?»… Sorprendido y molesto,Joseíto les responde: «¿De dónde ustedes sacan que yo voy a conocer a la loca esa? es más, yo lo que les traigo de regalo son unos discos que compré en New Jersey de Vicentico Valdés y de Barbarito Diez»…

 

Sorprendidos le dicen: «Chico, ¡qué equivocados estábamos nosotros, ya nos creíamos que tú te habías convertido en un americano allá en la Yuma!» y Joseíto, muerto de la risa, les contesta: «Qué va, de eso nada, si el último americano con el cual tuve que hablar Inglés fue en Hialeah, en el año 94, y le dije «Fill it up» para que me le echara gasolina al carro»…

 

Todos los miembros de la familia se quedan horrorizados cuando llegan a la vieja y destartalada choza donde nació Joseíto y éste, llorando,  se tira del carro y se arrodilla a besar la tierra del jardín de la entrada.

 

Ellos, que detestan esa pocilga, que odian al pueblo y al barrio donde tanta hambre, miseria y persecución han sufrido, se quedan estupefactos ante ese «ritual patriótico» de quien ellos suponían, que a estas alturas, ya era más «americano» que George Washington…

 

Joseíto dice: «Por favor, alguien que me traiga tres cartuchos para llenarlos de tierra, uno para mí, uno para papá, y otro para mi sobrinita que tiene dos años y nunca ha visto tierra cubana»…

 

De pronto, Pepito se va montar de nuevo en el carro, y al tirar la puerta, se aplasta un dedo y grita: «¡Shit!» y todos ríen complacidos al notar que, por lo menos,Joseito aprendió UNA PALABRITA EN INGLÉS en el «Norte revuelto y brutal»…

 

por Esteban Fernández

 (Amabilidad del autor).el mundo habla


6 respuestas para “Pepito visita Arroyo Arenas. Por Esteban Fernández.”

  1. Un escrito insuperable donde Esteban Fernández describe en detalle al cubano del exilio. La mayoría de los que formamos la diáspora somos así; mas arraigados en nuestras costumbres y tradiciones que lo que fuimos en Cuba, tratando a brazo partido que nuestras raíces no mueran y se reflejen en nuestros hijos. Nada, que ahora somos mas CUBANOS QUE LAS PALMAS. Y como me diría, hace muchos años, un médico que conocí y le pregunté que si él era cubano porque su apellido no lo parecía – como única respuesta me dijo – ¡YO SOY MAMBI! Gracias, L10

  2. Aqui en el oncologico hace anos cuando no hablaba ingles una enfermera negra me dijo ustedes los hispanos y yo le repondi,no soy hispano,ella volvio a la carga,bueno los latinos y le respondi no soy latino,la negra enfurecida me dice,de donde eres tu entonces y le respondi,caribeno,porque se por donde vienes,en mi pais no hay indigenas.

  3. Te felicito esa es la radiografía de un Cubano

  4. Esteban, esta parte del dialogo se te olvido incluirla. Con tu permiso aquí la incluyo: El primo mayor, que quiere estar seguro de su cubania, le pregunta si puede decirle 20 palabras que comiencen con la letra C.

    Pepito le responde : Consorte come candela ¿Cómo y cuándo carajo comeremos caviar con cerveza Corona, como comen los cabrones comemierdas del Comité Central Comunista Cubano?

    El primo asombrado le contesto: «!!!Coñoooo!!!»

    Y Pepito le respondió: «!Chico esa se me olvidó!”

  5. Excelente articulo..existe una Cuba que solo vive dentro de cada uno de nosotros y que no se parece en nada a la que actualmente existe y que no dejaremos morir…pues nuestro Norte para revivirla…no se logra lo que no se suena…lo se por experiencia….sigamos sonando…pues en eso coincidimos todos en el exilio…y tal vez..dentro de Cuba….Disfrte mucho esta lectura, no le falto nada…Felicidades..

Deja un comentario