Presentación de Le Paradis du Néant en el Salón del Libro de Saint-Louis en Alsacia.

Llegué anoche a Saint-Louis, en Alsace. Hice el viaje por tren. Me detuve en una esquina y alguien me señaló detrás de unos edificios rojos: aquello es Suiza, y detrás de aquella montaña se encuentra Alemania. Es lo que me gusta de vivir en Europa, las fronteras apenas existen. Bordeo uno de los canales del Rhin, un río que es hombre, padre, amante. No como la Seine, que es mujer, madre, querindanga.

Esta mañana empecé temprano mi trabajo en el Salón del Libro de Saint-Louis, presenté Le Paradis du Néant, en compañía de Raymond Courau, luego hice algunas entrevistas de radio y televisión, y me fui a las firmas de libros, dedicatorias.

En el mismo stand estamos Eduardo Manet, y uno de los críticos literarios más importantes de Francia, Éric Naulleau. Las ferias y salones de libros poseen el encanto de encontrar a los lectores, y de compartir mesa con escritores, críticos, e incluso actores, actrices, y personalidades del mundo de la economía, de la política, etc. Patrick de Carolis, Presidente de France Télévision es un periodista reconocidísimo, y novelista, vino a saludarme cariñosamente, ambos formamos parte del Jurado de la Fundación HSBC de la Fotografía.

Abrazo también a mi querido y admirado Gilles Lapouge, paso junto a Françoise Bettencourt-Meyers, la hija de Liliane Bettencourt, la mujer más rica de este país. Converso con Catherine David. Conozco a Leslie Devos, hablamos de nuestros padres, el de ella es el célebre actor, comediante, Guy Bedos. Leslie Bedos es una mujer de una gran belleza, esquiva aunque simpática. Me gusta la gente arisca.

Estoy sentada entre Joëlle Miquel, novelista, actriz y co-escenarista de Eric Rohmer, de Claude Pinoteau, de Claude Lelouch et Jean-Jacques Beinex, y Patrick Haimzadeh, que ha escrito el mejor libro sobre Libia y Khadafi, vivió cuatro años en aquel país en guerra civil ahora. El joven de orígen egipcio Lassaâd Metoui me dedica sus caligrafías árabes, extraordinarias. Descubro escritores jóvenes, sonrientes, emocionados de participar en sus primeros salones del libro, y recuerdo, que yo nunca tuve ese derecho en mi juventud, en Cuba, pero Francia me lo dio, y aquí hallé la verdadera esencia de la literatura, es sencillo: el de la libertad interior à tout jamais.

Eduardo Manet, Éric Naulleau et moi

 

Videos, muy temprano en la mañana, a media mañana, y hacia el mediodía:

8 respuestas para “Presentación de Le Paradis du Néant en el Salón del Libro de Saint-Louis en Alsacia.”

  1. Que te puedo decir, te deseo todo el EXITO del mundo, te lo mereces, porque te lo has ganado gota a gota…
    Me encanto como describes en el primer parrafo del comentario: «Llegue anoche a Saint Loise hasta querindanga», no he estado ni en Suiza ni en Alemania,pero lo vi todo desde la esquina detras de los edificios rojos…la descripcion de los rios, unica!!

  2. ZOE EN TU VIAJE DE LA VIDA
    TENDRAS SIEMPRE EXITO
    DISFRUTALO

  3. Tremendo swing! Muchos éxitos para El Todo Codidiano en Alsacia.

  4. Así me gusta verte, con intelectuales, triunfadores: en tu elemento.
    Estos últimos meses han sido de triunfos merecidos y Zoé, qué linda que te ves!
    Feliz Dia de Las Madres.

  5. Que la disfrutes y tengas muchos éxitos. Siempre he pensado que las ferias de los libros son los carnavales de los amantes de la lectura. Imperdibles.
    Gracias por compartir, Zoé.

  6. Exitos con Le Paradis du Néant !!!!!

  7. Que rico Zoe!!!!. Me encantan las ferias de libros. Pero te digo una cosa. Cuando vivia en Cuba la falta de libros y de informacion hacia que la Feria del Libro fuera algo histerico para los amantes de la lectura. Cosa extraña de ver por los extranjeros que vemos las cosas con mucha mas calma. Como que fuera de Cuba tu vas a una libreria y te encuentras de todo y si no lo tienen te lo mandan a buscar o lo encargas por internet….para los extranjeros ver ese pueblo con ese frenesi por los libros que se origina una vez al año y bastante pobre , es muy impactante. Te felicito por tu labor. Eres una persona incansable y te mereses lo mejor porque los haz sabido ganar con tu esfuerzo y don. Un don no lo tiene cualquiera. Cuando vivia en Cuba tus libros se pasaban de mano en mano con mucha discrecion. Yo habia leido Sangre Azul publicada en Cuba y como trate de buscar mas novelas tuyas nunca las encontre , solo amigos me las prestaron porque las tenian de personas que viajaban.

Deja un comentario