La llegada. Por Esteban Fernández.

LA LLEGADA

 
             por Esteban Fernández
 
Hoy en día los cubanos vienen al exilio y ven que la mayoría de sus compatriotas -que llegaron primero durante los años 60-  están cómodos económicamente.   Tienen casas propias, automóviles y sus hijos han terminado carreras universitarias. 
Pero muy pocos saben  los trabajos que se pasaron durante los primeros tiempos del destierro. Inicialmente,  aquello fue un desastre.  Con mis 17 años recién cumplidos, recuerdo lo preocupado  que  iba rumbo a mi primer trabajo de lavar  platos en un hotel  de Miami Beach.
 
Sin embargo, con qué orgullo me lancé a trabajar arduamente después de 15 minutos de entablar conversación con mis compañeros cubanos de labor. Había un anciano que me dijo que él había pertenecido  al Tribunal Supremo de Justicia en Cuba, estaba un médico, dos abogados, otro señor había sido Representante a la Cámara en la época de Carlos Prío;   y todos estaban sudando la gota gorda trabajando en aquel lugar.  Todos sin complejo alguno y sin quejarse.  Tremendo impulso cogí cuando el hombre que limpiaba unas enormes cazuelas me dijo: “Muchacho, esto es miles de veces mejor que vivir en el comunismo castrista”. Nunca en mi vida lo había visto antes,  sin embargo  estreché su mano empapada en agua hirviendo.
 
Recuerdo que una señora cubana que estaba trabajando de ascensorista  me miró con cara de lástima y me preguntó: “Muchacho, ¿Qué tiempo hace que llegaste de Cuba?” Y le dije: “Veinte días”. La mujer metió la mano en su cartera y me regaló un dólar. Ustedes pueden imaginarse la facha que yo tendría para inspirar a una desconocida a darme una limosna.
 
Un famoso declamador cubano llamado Jorge Raúl Guerrero estaba recorriendo todo Miami vendiendo helados en un camioncito. Un conocido  dentista estaba trabajando de sepulturero. Un abogado amigo mío le escribía a su mamá en El Cotorro diciéndole que estaba trabajando en Max Factor de «Cajero». En realidad estaba cargando cajas en el Warehouse de esa compañía.  
 
Al fin, y con tremenda alegría, fui tres días a trabajar en una planta de envarsar tomates conocida como LA TOMATERA… Allí laboraban la hermana de Eloy Gutiérrez Menoyo y varias señoras cuyos esposos habían desembarcado en Cuba y estaban  presos. También conocí en la tomatera a un brillante joven llamado Gregorio del Campo que después se hizo médico y que llegó a ser dirigente de la F.E.U. en el exilio y Jefe Militar del Movimiento Nacionalista Cristiano que dirigía Aldo Rosado Tuero.
 
¿Ustedes creen que ahora en el exilio hay muchos fidelistas? Bueno, pues en aquel momento habían más. Miami estaba lleno de miembros de células del Movimiento 26 de Julio que todavía no habían regresado a Cuba y que campeaban por su respeto en Florida,  New York, New Jersey. Eran exiliados contrarios al depuesto régimen de Batista. Y esos castristas nos hacían la vida imposible. Nos consideraban esbirros y latifundistas. Y las broncas eran diarias.
 
Como es de suponer, en aquellos  tiempos los policías eran todos  norteamericanos, no como ahora que la mayoría son tan cubanos como usted y yo. Pues cuando veían a cuatro cubanos vociferando en una esquina,  paraban su carro  y nos decían: “Speak English or go home!”. Nos dispersaban.
Todos los días yo pasaba por delante de un quiosco que tenía afuera un refrigerador con sudorosas y frías  botellas de Coca Cola.  Hacía  un  calor de 100 grados y casi nunca tenía  las monedas necesarias para comprarme una.  Esa fue  la única vez en mi vida que tuve tentación de robarme algo, pero no me atreví.
 
Fui al Welfare Católico a buscar ropa y lo único que me dieron fue un abrigo de lana  que parecía que  había sido de un futbolista de siete pies de estatura. Y yo pensé ¿qué carijo hago yo con este gigantesco gabán en agosto y con un sol que rajaba las piedras? Lo boté en el primer latón de basura que encontré. Al mes de estar aquí ya tenía tremendos huecos en las suelas de los zapatos. Y no era yo solo, todos los cubanos pasaron más trabajo que un forro de catre durante muchos años.
 
Mientras tanto,  en nuestra Patria los fidelistas eufóricos gritaban: “¡Qué bueno que se fueron, y que  se vayan todos los gusanos a pasar hambre, miseria y frío en el Norte Revuelto y Brutal! Y mi madre lloraba cuando escuchaba eso.
 

(Amabilidad del autor).

26 respuestas para “La llegada. Por Esteban Fernández.”

  1. Esteban , what can i said ?? THE SAME HERE ., but los nuevos emigrantes cubanos llegan con las botas puestas y los 6 meses estan en Cuba » DE VACACIONES» que gandinga .

  2. Ay hermano BRO siempre o casi siempre le leo. se que vive en California. pero está al tanto de todo. y aqui en miami ahora hay mas chivatos, castristas, traidores,camajanes,aprovechados, e Hijos .P. que han llegado. diz que «perseguidos politicos y a al otro dia estan en cuba lameando las patas sucias de los que dice ellos que los hicierobn salir ,cuando en realidad salieron como todo cualquier otro que viene a este pais a mejorar su miseria. ya la verguenza aquella en la que Ud. participó se fue
    al carijo – quedan muy pocos que se estan yendo tambien- creo que cuba se merece lo que tiene
    Ah yo vine tambien con 17años en 1966 mis saludos y felicidades

  3. Hola, Zoé:

    Ayer reproduje yo también el excelente post de nuestro colega (¡saludos abicueriles!) en Nuevo Acción. Añadí por mi cuenta un subtítulo, dos fotos, una cita y un vídeo ilustrativo. Va precedido de la introducción copiada ahí abajo…

    Saludos a todos,
    El Abicú
    ________________________________________________________

    …a Miami durante los primeros años de un éxodo que aún dura

    Por Esteban Fernández (foto)

    COMENTARIO ABICUERIL.- Doy por sentado que, a fuer de caballero, el colega Fernández (¡saludos!) se ha abstenido de ponerle sujeto al predicado del post. En verdad, a buen entendedor, ni falta que haría. Pero, dada la notoria escasez de buenos entendedores, así como de la abundancia de ciegos que no quieren ver y sordos que no quieren oír, sin ánimo de adjudicarle aquí al autor alusiones inconsultas, mi insidioso Alter Ego no ha resistido la tentación de asociar por su libre albedrío el delicado tema al llantén de nuestros dizque cruelmente «desterrados» a la Mdre Patria, donde dichos heroicos «licenciados extrapenales por misericordia biránica estarían penando desde el día de la llegada junto con los suyos en condiciones de total abandono oficial, infrahumana penuria cotidiana y hacinamiento forzoso.

    Admitamos que les vaya peor que a los doce apóstolesque optaron por quedarse a dar la pelea, lo cual –comparado con la fortuna de combinar las «gratuidades indebidas» restantes con el estatus especial concedido a los grandes macetas del negocio de los derechos humanos– tampoco es que sea demasiado admitir. Parece que ahora, a juzgar por las últimas noticias, la moda de «pedir limosnas con escopeta», estrenada grimosamente en Madrid, amaga con propagarse a la Capital del Exilio. Del otro lado del estrecho, olvidan, se puede subir la parada mendicante precisamente gracias al edificante precedente histórico de aquellos que, como el autor, tuvieron que sudar mucho la camiseta antes de acceder a la mitad de los beneficios gratuitos otorgados por el contribuyente español a los quejosos ex reos de la Primavera Negra sin necesidad de alargar la mano al apearse del jet de en Barajas.

    La antepenúltima gota que desborda el pomo de lágrimas de cocodrilo la acaba de derramar Normando Hernández (la cita en lila ahí abajo es un aporte del titular de este calumnioso y envidioso blog) apenas desembarcado en Miami. Siginifativamente, el ex reo estelar de la selecta «Guara de los 75» ha tenido a bien denunciar a sus benefactores españoles en el «Norte revuelto y brutal». De ponerle la penúltima –pónganle el cuño que habrá más– se esta encargando ya a título futurible, por interpósitas personalidades de la prensa exiliar, la Mater Dolorosa de Banes, que habría sido cruelmente destinada por las autoridades migratorias de la Yuma al desierto de Arizona. O sea, bien lejos del ansiado cubaneo bajo las candilejas mediáticas de La Florida pero como y los , a diferencia de cientos

    Aparte de demostrar por enésima vez la insolvencia moral de nuestra pomposa Diáspora local y reforzar el tumbao de usar a los grupos opositores como agencias de viajes gratuitos, aquellos lacrimógenos sainetes a orillas del Manzanares, elucubra mi pérfido Alter Ego, persiguen al menos tres nebulosos objetivos contrainteligentes: (1) Enrarecer aún más, si cabe, el dudoso, ambivalente, selectivo apoyo de La Moncloa a la oposición cubana. (2) Seguir vendiéndole al goloso Partido Popular el cordero envenenado de la disidencia leal. Y (3): Enajenarle tanto a la colonia criolla como a la Cubanidad las simpatías tradicionales de los peninsulares de a pie. Eso tan sólo por lo que toca a España. Por lo que toca a las relaciones Isla-Diáspora, lo que buscan es ahondar el creciente foso afectivo entre los que estaríamos «vacilando el capitalismo fuera» de «puta madre» y los que -según propalan graciosamente no pocas malas lenguas exiliares– se estarían «jodiendo» la vida allá dentro por amor al futuro de la «Patria que sufre» (y huele a azufre). Sin más leche cortada…

  4. Esteban…buen articulo…como nos tiene acostmbrado..pero creo que todos pagan su cuota de sacrificio al llegar…ni al principio ni al final todos pagan su cuota..eso es el exilio para cualquier ser humano..lo que sucede es que Cuba ha cambiado..los cubanos de alla y aqui tambien…y ba veces en ese cruze generacional-social.no nos entendemos..el cubano reciente tiene mas en comun con el de la isla..sera bueno o malo??…who knows it???….Pero hubo y hay muchas cusas para emigrar..pero todas tiene unj solo culpable: El regimen castrista…..por eso tenemos un enemigo comun todo el exilio; no castros ..no problrms…

  5. Y hay unos Cubanos Nuevos que se quejan en Espa~a.

  6. Absolutamente todo lo que describe el autor es cierto. Al inicio del destierro hubieron miles de casos similares. Pero gracias a Dios, a la gran tenacidad del cubano y a las oportunidades, nunca sin escollos, que brindan los Estados Unidos, la situación fue cambiando para mejorar. Hay que tener presente que la gran mayoría de los desterrados en aquella época eran parte de la gran masa de cubanos que pertenecían a la clase media, profesionales especialmente. Después que estos sudaron tinta empezaron a llegar otros que se encontraban el terreno labrado. No quiero oír las quejas de los que dicen que EE.UU es un país muy duro y hay que pasar mucho trabajo. Si me lo dicen, les respondo: pues por qué no regresan al suyo si este país es tan malo. Y entiéndase, que no digo que es PERFECTO, pero el que tiene interés, progresa. Un abrazo muy fuerte para Esteban por una excelente exposición de la verdad y un buen recordatorio para muchos que se le han olvidado aquellos primeros tiempos del exilio. Gracias, Sra. Valdés, por darnos este espacio para nuestros comentarios. L10

  7. Negativo, Luisa10. La gran mayoria de la clase Media exiliada eran trabajadores con buenos salarios.

  8. Hay vece me haces llorar, pero son buenas dulces lágrimas.
    Ayer estuve con otra leyenda de Cuba, Felo Ramírez en el ATT Park de San Francisco, los Florida Marlins visitaban. Yo trabajé narrando con Felo en 1998 en una Serie Mundial. Las cosas que en este país hemos podido lograr. Cuando yo tenía 9 años escuchaba a Felo en la pelota Cubana. En 1998 trabajé al lado de Felo. ONLY IN AMERICA.
    Un abrazo Amaury

  9. Sabemos hace mucho ya que la mayoria de los comentaristas y autores de estos Blogs sobre Cuba pertenecen al Cubano Nuevo salidos de Cuba despues de la caida de la URSS. Y apartando la Justicia, NADIE se puede escapar del analisis Historico y de la Verdad.

  10. Don Esteban: De nuevo te aplaudo. Muy bueno. ¡Que fenomenal sería que los cubanos pudieran deleitarse leyendote en el Diario De La Marina en una Cuba ya libre! Sigo dedicandote aplausos. Te los mereces.
    Manolo Campa. REVISTA IDEAL. MIAMI

  11. Pasabamos muchas necesidades, pero estabamos convencidos de que lo que estaba sucediendo en Cuba era una aberracion de la civilizacion cristiana y era un lugar donde no se podia vivir pues habiamos vivido otra vida y no comprendiamos como a nadie podia atraerle la que se nos venia encima. Sin embargo los que vienen hoy nacieron en la porqueria y se adaptaron a vivir en ella y cuando tienen el mas minimo tropiezo aqui empiezan a añorar lo que de verdad les gustaba que era no trabajar, no aspirar a nada, solo darle satisfaccion a sus sentidos mas primitivos y lo mas importante RESOLVER, una palabra que odio tanto que la he retirado de mi vocabulario.

  12. Eso sin contar que habia que cortar cana y recojer papas hasta que te llegara la salida
    unos dias atras la presidenta del comite le hacia una contabilidad de lo que tenias en cas,si tenia automovil,cadenas de oro y todo tenia que aparecer para poderte ir y Jorge Guerrero fue el mas famozo declamador de esa epoca,pues Luis Carbonel tambien era famozo ,pero mas bien costumbrista.

  13. Comiquisimo el parrafo del abrigo de lana. El mundo cambia senores, yo conozco en la zona por donde vivo a varios homeless que pesan mas de 250 libras, abundan los comedores para ellos, y no hay cafeteria, restaurant, negocio de comida por libras que no les ofrezcan suculentos platos diariamente, se cambian de ropa cada semana, porque tambien proliferan los good will donde los visten de paquete y ni se como andan borrachos casi siempre y sin trabajar. ?Que culpa tienen cientos de miles de cubanos de que los favorezca una ley que no contempla saber su background? Si tocan tierra continental o cayeril ya son refugiados como el que se fundio 28 anos en una celda tapiada y pasan a recibir los mismos beneficios, y ahi se cuela de todo lo que brilla bajo el sol. En Cuba existen numerosos lugares donde se puede comprar una causa politica, sin que la Oficina de Intereses se entere. Segun el censo los mexicanos en diez anos pasaron de 20 a 31 millones, porque las mujeres paren como curielas a ciudadanos americanos que reciben 200 doll por food stamp mens, toda clase de beneficios de salud y educacion y varios miles anuales, lo mismo con todos nosotros. Todas esas razones muestran una nacion pujante y poderosa, capaz de establecer un estado de bienestar general; pero que ya adeuda 13 trillones. En 1959 vivian en Cuba casi 200,000 extranjeros domicilados, hoy para que un haitiano se asentara en aquel infierno habria que llevarlo con un cepo puesto.

  14. Buen articulo para recordar el proceso evolutivo. Desgraciadamente mi generacion y las siguientes, fuimos victimas de los voceros y propagandistas que apoyaron a los pasajeros del Granma.

  15. Efectivamente, actualmente muchos son los cubanos cuya llegada a la libertad (dondequiera que la encuentre) está intrínsecamente ligada a su regreso a la prisión (la isla). Es como una especie de vínculo indisoluble con el cautiverio, como ocurre con algunas aves. En fin, hay quien no puede vivir sin la adrenalina que le produce el hecho de que le corten de vez en cuando el oxígeno. Culpa del castrocomunismo y de su híbrido hombre nuevo. No critico a nadie. El que quiera regresar, que regrese. Por mi parte, mientras más lejos, mejor. Lo siento por mi madre.
    Gracias, Estebita.
    Gracias, Zoé.

  16. Ahora ,segun comentarios de los foristas en el Nuevo Herald han LLENADO de GALLINAS muertas,caracoles,tabacos a medio fumar los parques en Miami .
    Los americanos piensan que son extraterrestes,morones, que dejan esas huellas..
    Otros que es un VIRUS avicola enviado por quien tu sabes…
    Pero se sabe,por los expertos, que debe ser algo relacionado con la BRUJERIA cubana .
    Ahora , no es a estafar al Medicare,..es estafar a la poblacion haciendo SANTOS,Midium?….
    el que esta entre el de aqui y el de ALLA…
    Lo proximo que rayo sera??????????????????????

    ,

  17. Muy bueno como siempre el post de Esteban, me declaro su fan.
    Pero con el comentario de Gilberto casi me parto de risa.

  18. Esteban, Anotate un jonron con este escrito…Georgina

  19. No nos pueden culpar,todos aquellos que llegamos de Cuba recientemente solo sabemos de lo de adentro de cuba y nada mas.Para eso estamos aqui confundidos con nuestra propia historia de ayer y de hoy,la de hoy con la adoctrinacion con que fuimos educados en el peor oscurantismo marxista,la de ayer que solo nos enteramos cuando ponemos un pie en esta pais y nos tropesamos con todas esas historias del calvario vivido y del cual ne Cuba nadie nos hablo,por miedo o por desconocimentos,lo cierto es que ya cinco decadas son demasiadas para hacerle entender a las nuevas generaciones de cubanos emigrados hacia los EEUU, que existio un pasado con gente de mucho valor ,eso se perdio para siempre y nunca lo recuperaremos porque aunque las cosas cambien en Cuba seguiran su cause nuevas generaciones dentro de la isla que nunca miraran el pasado y solo sera historia perdida,porque al fin y al cabo la Cuba es de los cubanos que la habitan no de quienes la dejamos .

  20. SR: ESTEBAN, GRACIAS A DIOS QUE USTEDES SE LIBRARON TEMPRANO DE LA PISADA DE LAS BOTAS CASTRORUSAS,NO SUFRIERON LAS CARCELES,NI TORTURAS,NI TUVIERON QUE RECIBIR LOS PRIMEROS SUEROS LEMATICOS QUE LAVAN CEREBROS. MIS TIAS VINIERON TAMBIEN EN TU EPOCA,PERO ALGUNOS DE MIS FAMILIAS SE QUEDARON PARA INTENTAR LUCHAR CONTRA LA NACIENTE DICTADURA,RESULTADO, TODOS TERMINARON EN LA CIRCULAR Y EN GUANACABIBE.SOY DE LOS QUE HORGULLOSAMENTA DICE QUE LOS CUBANOS HICIERO LA FLORIDA,PRINCIPALMENTE MIAMI,SIN ESE PRIMER EXILIO FORSADO NO TUVIERAMOS ESA BUENA REPRESENTACION EN EL GOBIERNO FEDERAL Y ESTATAL QUE HOY DEFIENDEN LA NOBLE CAUSA CUBANA. A TODOS USTEDES LOS PIONEROS DE ESE SUFRIDO EXILIO DAMOS NUESTRA GRACIAS Y ORGULLOSAMENTE DECIMOS QUE VALIO LA PENA EL SACRIFICIO DE LOS CREADORES DE LA COMUNIDAD CUBANA EN USA. A TODOS MIS MEJORES DESEOS DE VIDA Y MIS HONESTAS G R A C I A SSSSSSSSSS!!!!!!!!.

  21. Uno de los mejores artículos de Esteban.

    Me pregunto qué porcentaje de los exilidados izquierdófilos pre 1959 regresaron a CuBirán , y cuántos se quedaron en USA como cimiento de la asquerosa edmundicie zurda de hoy.

  22. Lo felicito por su post, me ha hecho reir de todas las miserias y visicitudes del pasado, que gracias a nuestra idiosincracia y a nuestro caracter de cubano nos reimos ante todas esas realidades, ahora bien pasando a la seriedad, muchos quieren que olvidemos todo ese pasado y tratemos de negociar y perdonar todo ese pasado con el regimen castrista en Cuba, vuelvo a reirme sin poder evitarlo.

  23. Si, Esteban, se pasaron muchísimas dificultades. A lo de ‘lavar platos’, cuando alguien preguntaba ‘¿en qué trabajas’?’, la respuesta inmediata era, ‘imprimiendo discos’, y se decía de buen humor y sin quejas. En aquel entonces había muchas factorías y se hacía todo el ‘overtime’ que ofrecieran. Algunos tenían su trabajo y un part-time (incluso los sábados y domingos se hacían ‘sustituciones’ en un ‘tercer trabajo’). Ya por entonces costaba mucho llegar a fin de mes porque había ‘obligación’ de ‘mandar paquetes a Cuba’ cada 45 días, para los ‘infelices’ familiares que no habían podido (o no habían querido) salir, hasta que, después de varios años en ese sinvivir de ajetreo y desgaste, se recibía una carta de los ‘susodichos’ anunciando ‘a bombo y platillo’ que ‘dejasen de escribirles y no mandasen más paquetes ‘de mierda’, porque ellos ya se habían integrado a la revolución y les perjudicaba tratar con los ‘gusanos contrarrevolucionarios’. Mientras tanto, había que vivir en un reducidísimo ‘efficiency’ con un sofá-cama y un ‘pimpampún’, que permanecían recogidos durante el día y se desplegaban por la noche; el ‘aire acondicionado’ no funcionaba y había que abanicarse con un cartón para poder soportar el calor de las noches húmedas y pegajosas. Había que madrugar muchísimo para coger las guaguas y llegar a tiempo al trabajo, donde no había tiempo para ‘salir a comer’ y se iba a una maquinita de bolsas de papas fritas y otra de Coca-Cola y ‘engullir’ las papitas y ‘atragantarse’ con el gas del refresco y después… ¡a seguir bregando! Cuando se iba al ‘ropero’ del Gesu, en pleno downtown de Miami, se buscaba ropas que vinieran bien y que estuvieran ‘aceptables’, y cuando se conseguía algo medianamente decente, después, en casa, se ‘reformaba’ con algunos adminículos de costura y con mucho esmero, se lavaba ‘a mano’ (no había suficiente dinero para lavadoras y secadoras) y se colgaba con infinita delicadeza en la barra del baño para que quedase ‘planchado’, por suerte, el poliéster era ‘permanent press’.

  24. Muchas, muchas GRACIAS sobre su comentario a la Sra. DIANA
    Si lo comentas de una manera SERIA NO LO TOMAN en consideracion lo que quieres
    expresar.
    Pues pienso que la mejor manera es ser ligero,normal y con sentido de humor.
    Al final la vida continua y como persona poco uno puede hacer en cambiar o influir en situaciones..
    Pero pienso que lo que expreso es la realidad aunque SE que a muchos no le agrada!!!
    pero yo no estoy corriendo para ningun puesto POLITICO por lo tanto NO TENGO que agradar O gustar a nadie…
    Gracias otra vez……….

  25. Con todo mi sentido respeto le digo que su pobre mama lloraba en ese
    entonces y ahora lo hago yo tambien al leer esto. Que duro es el
    destierro……………….
    Como siempre mi respeto para Ud por ese innato estilo de escribir.
    Yo arribe a este pais en el ano 1967 asi que somos de «la primera etapa» y vivi todo eso como lo narra Ud con tanta exactitud y precision.
    Como dice ese viejo refran: recordar es vivir aunque a veces recordar es tambien morir un poco………………..
    Gracias por tan emotivo y sentido escrito, un abrazo, Mayda.

  26. Asi mismo fue como lo cuenta Esteban y como lo cuentan todos ,un exilio que nunca protesto por lo que tuvo que hacer para salir adelante , parece ser que fue porque ya conociamos lo que era ser exiliados, en nuestro propio pais pasamos las de Cain por ser desafectos al regimen , asi que al llegar a un pais ajeno pero con derechos y libertades , cogimos todo con dignidad , desde abrigos viejos en la iglesia , hasta trabajar en factorias , jamas reclamamos nada ni fuimos carga al gobierno , ojala que estas historias ayuden a los que estan confundidos , que sepan que esto tambien es parte de nuestra historia , que ese es el odio que no nos deja pactar con ellos , que si hay cubanos que no han vuelto a pisar suelo cubano es porque nos sentimos refugiados politicos y no podemos volver mientras siga esa dictadura y que cada viaje q. se haga a Cuba el dictador coge su lasca , cada cual lo asimila como mejor le parezca , pero para los que todavia seguimos peleados a muerte con los dictadores , la una respuesta es la de cero entendimiento. Wonderful Esteban !

Deja un comentario