La Milicia. Por Esteban Fernández.

por Esteban Fernández

 

  

      LA MILICIA

 

El 22 de marzo de 1959 Fidel Castro propuso la creación de las Milicias. En mi opinión, y a contrapelo de la creencia general, las Milicias Nacionales Revolucionarias no se crearon solamente para conculcar las libertades ciudadanas y para combatir a los enemigos de la revolución sino que su objetivo primordial fue opacar, emular y superar a cualquier revolucionario sincero y anticomunista que había combatido a Fulgencio Batista.

 

Aunque luzca increíble Castro logró (con la excepción de un grupo selecto de complotados con él para implantar una tiranía) borrar del mapa político los merecimientos que consideraban tener los militantes del Movimiento 26 de Julio, del Directorio, del Segundo Frente del Escambray, de la O.A. y de todo grupo que había combatido al derrocado gobierno pasado.

 

El motivo de la creación de las Milicias fue agrupar una enorme y descomunal masa de ventajistas que sirviera para hacer valedera la frase que les mencioné hace dos semanas: «No me digas los que hiciste en el pasado por la revolución sino lo que estás dispuesto a hacer hoy»…

 

La cosa fue muy sencilla: Un hombre había sido Coordinador del Movimiento 26 de Julio en Marianao, pero era una persona decente y honesta, sólo quería que su labor en favor del triunfo revolucionario fuera respetada, y a lo mejor aspiraba a que en unas futuras elecciones pudiera postularse para algo. Si bien simpatizaba con la revolución no estaba en sus planes, ni en su idiosincrasia, ser chivato ni comunista ni torturador. Las Milicias se formaron para «bajar de esa nube» a ese tipo de individuos.

 

Usted sabe que el 99 por ciento de los nuevos milicianos no habían hecho absolutamente nada por el derrocamiento de Batista y nos burlábamos y nos reíamos de ellos, y se hizo popular la frase «comiendo bola y rompiendo zapatos»…

 

Ni por las cabezas nos pasó que el objetivo era ese precisamente: agrupar a los arribistas para servir de MURALLA contra los que habían contribuido enormemente a la caída de Batista.

 

Obviamente los que no habían participado en la lucha, desesperados por ganar galones estuvieron dispuestos a rebajarse muchísimo más que los que habían hecho algo. Y los que se creían que ya tenían «méritos» suficientes no pudieron competir con el desparpajo de los que no poseían una historia combativa  pero tenían el respaldo absoluto de la recién instalada dictadura.

 

El león deja de ser el rey de la selva si usted lo encadena, le pone un tranquilizante y les suelta a su alrededor a cien mil gatos hambrientos. Sin dudas que los gatos se comen al león. De la misma manera los que fueron verdaderos opositores al gobierno de Batista se vieron relegados por millares de gatos igualados. Con la venia, desde luego, del tirano.

 

Al ser destruidas todas las instituciones cubanas, al ser reducidas a cenizas todas las fuerzas vivas del país, al ser prácticamente neutralizado el poder de la Iglesia Católica ¿qué quedaba en pie allí?:  los que se creían que habían triunfado, los que consideraban que habían cooperado a tumbar a Batista, los que suponían tener méritos antibatistianos.Y había que captarlos o hacerlos polvo.

 

Y…¿cómo eliminarlos y bajarles los humos?. La respuesta de Fidel Castro a eso fue levantar UN MURO DE CONCRETO formado por millares de mequetrefes y descarados,  dispuestos a ponerse una camisita azul de mezclilla, un pantalón verde olivo, una boina negra, agarrar una metralleta, a marchar por las calles y gritar «paredón».

 

Gracias a las Milicias los que se consideraban tener  «méritos revolucionarios» pero no eran lacayos ni apapipios del régimen  fueron cortados de cuajo. 

Cumplieron ese cometido y después pasaron a ser criados, chivatos, carne de cañón en el Escambray y en Girón, cortadores de caña, y hoy en día no pueden ni bañarse en una playa exclusiva de los turistas.  

(Amabilidad del autor).

10 respuestas para “La Milicia. Por Esteban Fernández.”

  1. Comparto tu opinon, 100%, estimado Esteban.

  2. No se trataba de una innovación ni mucho menos. El mismo método utilizó Hitler para deshacerse de los insumisos camisas pardas que lo ayudaron a llegar al poder.

  3. Una cosa si que hay que decir y darle merito los Castros son maquiavelicos y tropicalmente geniales del mal pero geniales , Lina se quedò ardiendo el dia que los pariò

  4. Uno, dos, tres, cuatro,
    comiendo bola y rompíendo zapatos…
    Cuatro, tres, dos, uno,
    si viene la guerra no queda ninguno…
    ¿Cómo olvidarlo? MUY BIEN ESTEBAN!!!

  5. Total y Absoluta VERDAD , de ARRIBA a ABAJO. GRACIAS ESTEBAN,UNA VEZ MAS.

  6. Estebita no te canses JAMAS de desmenuzar desde la misma raiz, la formacion y el proposito de todo lo malo que hicieron para lograr el poder absoluto, me encanta que sea una pura papillita facilita de tragar, para que la rata cobarde que hace unos meses tuvo la poca hombria de decirme que mi papa salio corriendo a coger el avion para EU despues que salio del campo de can~a en Camaguey vea como gente sin escrupulos incluyendo quizas a su familia se presto para toda esa bajeza , de no permitirnos disentir como personas civilizadas , ojala que con cada articulo vean la mierda que se han tragado , jaja! como los cogieron de criados y mequetrefes, para despues de todo tener que salir corriendo ellos tambien a coger el avioncito para la yuma y en condiciones mas vergonzosas . Gracias Esteban !!

  7. Muy acertada exposición del principio de las milicias y su propósito. Por muchos años, había pensado que Fidel Castro era un genio para la maldad y que había sido tan inteligente como para diseñar un sistema casi perfecto de control. Pero he ido aprendiendo, a través de los escritos de Esteban especialmente, que lo único que hacían en Cuba era simplemente implementar un plan diseñado por los alemanes. Y la mayoría de los cubanos completamente inocentes de esta maniobra. Estoy de acuerdo con el escrito y con el comentario de Güicho. Este sistema de eliminar al que necesitaban ya lo tenía Hitler. Hay que ver que todos los dictadores TOTALITARIOS del mundo son cortados por la misma tijera. Esteban, sigue como vas, y no solo seras nuestro vocero, sino tambien nuestro educador. Gracias, L0

  8. Esteban..Siempre con temas candentes..y tu libro???…Yo pienso que las milicias fueron creadas a solicitud del gallego Fernandes..verdadero estratega…para formar el futuro ejercito de cuadros..tal es asi..que despues de 52 anos los jefes del ejercito son los mismos que estuvieron con el en la sierra….la estrategia era cambio o rnovacion de personal menos los bhistorico la llamada «politica de cuadros»…..y esto no inventaron ellos….ademas de amplair su base popular y tener una masa desechable ..que como la ley de conservacion de masa..es. la ley de «conservacion de cuadros»….pocos generales muertos en campana …menos hijos de «papa»…eso se mataban corriendo en las pistas de Habana Varadero…como los hijos de Sergio del Valle……

  9. Cuando la plebe bandolera, odiosa,palestina, repulsiva, que jamas en elecciones hubieran accedido a una alcaldia en Cuba se acercaban a la magica Ciudad perdida, habia en la Unidad Militar de Columbia varios miles de soldados, aviones de combate, tanques de guerra de los millonarios Tabernilla, numerosos regimientos bien armados, ametralladoras cincuenta, tanquetas, y cientos de miles de ciudadanos que ante un gral con timbales, el primerito Batista, no se hubieran sumado a la pestilecencia palestina. Ahi Estebita se perdio Cuba, y se perdio cuando el ganster asesino cometio la masacre del Moncada y lo perdonaron y se requeteperido cuando desembarco en el Granma, eliminaron al 90% de la tropas invasora, y Oh Zeus, otra vez dejan a la cabeza de la serpiente. Escribenos sobre los origenes de la gran desgracia de Cuba y descansa un poco sobre los infelices analfabetos enganados por un un hijo predilecto de satan.

  10. I don’t normally comment on blogs.. But nice post! I just bookmarked your site

Deja un comentario