Derecho de pernada. Por Mario Vargas Llosa.

El País.

6 respuestas para “Derecho de pernada. Por Mario Vargas Llosa.”

  1. Desde mi antimachismo, notable, modestia parte, proviniendo de un «sudaca», condeno tanto el derecho de pernada como la actitud, cuyas pruebas parecen aumentar día a día, de M. Strauss-Kahn… aunque las declaraciones de una de sus presuntas víctimas fue desacreditada, si no me equivoco, recientemente.

    Sin embargo y sin perjuicio de lo que este señor haya hecho, creo no escapará al talento de ninguno de los que particpan de este interesante blog que el Sr. Strauss-Kahn, como socialista eminente, significaba un escollo importante para las próximas elecciones presidenciales francesas.

  2. Veo una oreja izquierdosa y socialista en la crítica de Mario VL a las clases ricas, será un retorno a su militancia de juventud, o una influencia humalista o premionov/belista…, pero es una de los mejores análisis que he leído sobre el tema, sobre todo cuando dice:

    «A mí, en cambio, el personaje me parece repelente y tiendo a creer que lo que la camarera guineana dice de él es verdad. Me seguiría pareciendo repelente incluso si fuera cierto que el sexo oral con que se gratificó aquella mañana neoyorquina fue consensuado, pues, aun si lo hubiera requerido de buenas maneras y pagado por ello, habría cometido un acto cobarde, prepotente y asqueroso con una pobre mujer infinitamente más débil y vulnerable que él, la que se habría sometido a esa pantomima por necesidad o por miedo, de ningún modo seducida por la apostura o la inteligencia del personaje al que encontró desnudo en la habitación que iba a arreglar. «Tirarse a una sirvienta», por las buenas o por las malas, es un acto innoble y vil, sobre todo cuando el que lo perpetra es un señor de horca y cuchilla, que es lo que era, hasta entonces, el casi intocable Strauss-Kahn.»

    Lo que no dice MVL, es que los franceses no odian la Justicia Norteamericana, odian a los EEUU, es antiamericanismo, esa es opinión de muchos, eso lo he leído muchas veces.

    A propósito, el Chié Güevara, también se tiró a la Mucama de su casa, El Chancho, mejor dicho.

  3. Chocolatico… en cambio, yo en ese texto de Vargas Llosa no veo análisis… sólo, emocionalidad literaria y un sentimiento de culpa, digámoslo, atávico…

    Hay hechos en este caso que son incontrovertibles para la verdad procesal… aunque pueda parecernos aberrantes a priori… aunque no descarto ciertos «matices» en la interpretación de esos hechos, pero que en mi opinión no modifican el fondo del asunto… Y sí, no hay dudas del hecho que Strauss-Kahn era un escollo importante para las elecciones presidenciales francesas…

Deja un comentario