De privilegios y privilegiados. Por Luis Alberto Ramírez.

De privilegios y privilegiados

Un axioma es la expresión de un juicio que no necesita demostración, por ejemplo: “Detrás de un castrista se esconde un oportunista” Este juicio no necesita mayor explicación, sin embargo, en el caso que me ocupa, si vale la pena reflexionar al respecto, porque nos llevaría a concluir que cualquier movimiento que haga el gobierno de Cuba que afecte en lo más mínimo las ventajas que tienen sus seguidores por encima de la mayoría del pueblo cubano, pondría en peligro su seguridad, incluso su existencia.

Los gobiernos de corte totalitario, incluyendo al cubano, basan su estrategia existencial en la envidia; usan este sentimiento humano como herramienta necesaria para su existencia. Existen varios axiomas que demuestran hasta donde es capaz de llegar el individuo con tal de sentirse por encima de los demás. Una muestra de eso por ejemplo, es cuando decimos: “Son capaces de dar un ojo por ver a los demás ciegos” o “En un país de ciegos el tuerto es el rey” los anteriores no son axiomas sino, aforismos, porque entran en el campo de lo figurativo, pero muy bien pudieran serlo porque no se necesita mucha explicación para entenderlos.

En un estudio realizado por estudiantes de la universidad de Harvard hace algunos años, se descubrió que la envidia generalizada no solo afecta a los países pobres, sino que es una especie de epidemia que afecta a toda la humanidad. Se comprobó que dondequiera que coexistan más de veinte individuos la envidia es como la carcoma, que no para de alimentarse. En centros laborales de todo el país se hizo un experimento que consistía en probar hasta dónde puede llegar la envidia. Se le preguntó a varios obreros si querían que le aumentaran el salario y todos respondieron afirmativamente, sin embargo, cuando se puso a prueba su personalidad envidiosa la inmensa mayoría dio positivo. Se les dio dos opciones: ¿Te gustaría ganar cien mil dorares anuales mientras que el resto de tus compañeros ganan doscientos mil, o querrías mejor ganar cincuenta mil y que el resto gane veinticinco mil? ¡Todos se fueron por la segunda opción!

Como decía George Orwell “En un país gobernado por  totalitarios, la simple posibilidad de tener un pedazo de pan más grande que el de los demás, se considera un privilegio” En Cuba los privilegiados son todos aquellos que se sienten por encima de la escasa multitud que los rodea. Cualquiera puede considerarse un privilegiado, incluso, un simple barrendero puede considerarse como tal si el carrito de basura que maneja es mejor que el de los demás.

La casi multitud de ex altos dirigentes castristas que viven como refugiados en el exterior es la prueba más contundente de que el castrismo no posee base ideológica de ningún tipo, y que su existencia está contrayéndose  y al punto de estallar cuando su masa dirigente histórica llegue a cero.

Si el ex Canciller Roberto Robaina, Felipe Pérez Roque y el ex vicepresidente de los Consejo de Estado y de Ministros Carlos Lage, tuvieran la posibilidad, sin riesgos, de abandonar territorio cubano, como aparentemente la tuvo el Sr. Pedro Álvarez Borrego, ex presidente de la firma Alimport y Zar de las relaciones económicas entre Cuba y Estados Unidos, se convertirían en enemigos acérrimos de la dictadura, incluso más peligrosos que cualquiera que lo haya sido por los últimos cincuenta años.

¿Cómo puede sobrevivir el sistema cubano una vez la nomenclatura se vea en la obligación de dejar de ser garante oficial de la subsistencia nacional? Cuando esto ocurra, y parece que en este año comienza a suceder, entonces el equilibrio social cubano, que siempre ha estado sobre una especie de cuerda floja, perderá  su base y caerá sin remedio. No es posible mantener un gobierno totalitario sin totalitarismo laboral, cuando el pueblo deje de sentirse dependiente del Estado ¿Qué significado tendría pues apoyar al Estado? Los polos sociales se invierten y entonces pasarán a sentir envidia del pueblo independiente, los dependientes del Estado.

Raúl Castro quiere hacer un socialismo competitivo, funcional y efectivo, y eso es imposible, porque históricamente no funciona así, no funcionó nunca, y cuando quisieron hacer que funcionara fracasó. La muestra de que el simple hecho de creer que con cambios cosméticos el castrismo puede salvarse es un grave error, el simple hecho de que para comenzar han tenido que depurar el relevo es la prueba de que al gobierno de Cuba lo único que le interesa es mantenerse en el poder hasta tanto duren sus octogenarios líderes ¿Puede tener éxito un sistema social acabado de renovar con dirigentes que estás a punto de terminar? “Raúl ha tomado con calma algo por lo que muchos han perdido la cabeza, sin duda es que no ha captado la gravedad del problema” (Axioma).

Luís Alberto Ramírez.- Miami.

Es el creador de los Katungos.

Anuncios

14 Replies to “De privilegios y privilegiados. Por Luis Alberto Ramírez.”

  1. Mucha verdad, la envidia nos tiene donde estamos y en Cuba hace mas efecto que en otros lugares, pues el pais de los ciegos el tuerto es rey.

    Me gusta

  2. Si la envidia fuera tiña cuantos tiños hubieran? para mi gusto demasiados creo que esto de la mala envidia es una mal comun a los incapaces , la buena envidia en algunos casos es el input para superarse pero de todas formas no es un sentimiento sano y Cuba hoy esta llena de gentes envidiosas que pueden llegar a ser muy peligrosas

    Me gusta

  3. Me olvidè de complimentarme con Katungo muy buen post gracias y gracias zoe

    Me gusta

  4. excelente trabajo el de luis alberto. uno de los atractores sociales que le permite al castrismo disminuir la entropia endogena del sistema es la piramide estructural de castas sustentada en la lealtad en tanto modo de supervivencia. saludos.

    Me gusta

  5. Toda la razon a “Katungo”. El cubano (en general) es envidioso, como dijo usted se saca un ojo por ver a otro tuerto y no puede pensar que alguien este en una posicion mejor que el/ella. Es muy comun entre emigrados,pero peor aun entre los cubanos en la isla. Hace algun tiempo le propuse un trabajo a un cubano en la isla por 100 cuc al mes, y me dijo que no, porque no queria ser mi empleado(no se dan cuenta que han sido esclavos por 52 anos),es como el estudio de Harvard, prefieren ganar 20 cuc de salario mensual que ganar 100 si saben que tu ganarias mas, es una locura, solo los cubanos que sepan romper esa barrera triunfaran economicamente en una Cuba Libre.

    Me gusta

  6. Yo tengo la idea y lo se que los mas envidiosos son los Comunistas y los ñangaras! Es mas estoy convencida que eso de que el Cubano en general es envidioso, no lo comparto y ni lo creo ni sigo esa falsa idea! Cada cual es libre de opinar como le venga en gana! Trabaje muchos años con negros norteamericanos y me decian lo mismo, que ellos si que son envidiosos uno de otros, tambien lo he escuchado de algunas personas de centro america! De los cubanos, envidiosos? Solamente lo he visto, leido y esuchado y palpado con toda la Ralea y caterva que tienen a el Loquito Endemoniado adentro y es el Hombre ese nuevo que penso idear o crear o no se que el Carnicero de la Cabaña! Los que yo conosco, quiero respeto y no son ni 2 o 3 cubanos de Envidiosos no tienen ni un pelo! pero, bueno cada cual cuenta la Feria segun le va! A mi en mis casi 60 años de Existencia y 44 años del Exilio, solo he confrontado y palpado a esos que tienen unos fuertes lios mentales y emocionales! Y como decia la sabia Celia Cruz, Lo de ellos es Mental! Y en vez de proponer que el cubano es envidioso, mejor ir a el meollo de el Problema que si son Los Locos Endemoniados! Los Cubanos de envidiosos la gran mayoria no tienen na de na! Eso es el descredito y la falsa propaganda de los ñangaras! Delen Libertad Democracia y que puedan votar libremente y que se salgan de aquella Horrible Dictadura y ya veremos otra cosa y claro que si Otro Gallo si cantaria! No acepto que los Cubanos somos mas envidiosos que nadie Pues que yo sepa nunca he leido nada que afirme eso y ademas lo que si somos mas exitosos que muchos otros y cuando el Medidor ese o Termometro de Envidia lo inventen! Que se lo instalen a los ñangaras y sus chivatones y chicharrones y ya veran como rompen el Medidor de la Envidia!

    Me gusta

  7. Todas las bajas pasiones que fermentan en el alma del hombre solo necesita a un demonio que las fertilice para que afloren y destruyan familias, naciones, continentes, nosotros dimos con un superdotado en esa materia. Fascinante el articulo.

    Me gusta

  8. “Detrás de un castrista se esconde un oportunista”, no mi amigo, se esconde tremendo hijoeputa.

    Gracias por el articulo, excelente.

    Me gusta

  9. La envidia existe en todas las sociedades,no se puede pasar por alto que este mal sentimiento es uno de los siete pecados capitales. En Cuba el problema se da por el estimulo directo del despotico regimen a que afloren los peores sentimientos del ser humano,y una vez que estos se apoderan de las personas,ya no hay marcha atras. En la isla no se sentian tan mal la gente porque alguien encontrara la forma de vivir un poquito menos mal o mejor que el resto,sino porque ese alguien,independientemente de “estar” en una posicion que le permitia “resolver” y colocarse en sitio de cierto privilegio,era tambien tremendo hijo de perra,le pasan por arriba a su propia madre si tenian que hacerlo,por lo que despertaba no solo envidia,sino el total desprecio de los que lo rodeaban. La envidia no solo es el malestar que provoca el bienestar ajeno no,la envidia podria tener dos vertientes,una positiva que es cuando se mira a los que han crecido y triunfado como patrones de que se puede llegar y uno tambien lograr las grandes metas,la otra,la que las personas dan todo lo que puedan dar de si,no por marchar adelante,sino por truncarle el camino a quienes consideran posibles y reales triunfadores,incluso eliminandolos literalmente.En Cuba hay muchos malos ojos puestos sobre los que intentan triunfar,el regimen no necesita usar sus sofisticados metodos de espionaje siempre,para saber como piensa este o aquel cientifico destacado,siempre hay mentes mediocres prestas a cooperar con el tablazo de estos,solo porque su exito molesta ………Saludos

    Me gusta

  10. Cuan cierto esta este analisis , y creo que , si bien pudiera ser como comenta Chris, de que es un mal comun en los incapaces, yo diria que la envidia revolucionaria es la mas nociva de todas las envidias, porque por envidia no dejan prosperar a las personas, ustedes no se han dado cuenta como se ponen cuando ven a otros triunfar?, dificil que puedan soportar ver a otros enriquecerse con el fruto de su esfuerzo , el socialismo es darle a la gente y volverla vaga , nadie tiene que competir con nadie.

    Me gusta

  11. Axiomático.
    Gracias a Katungo por compartir.
    Gracias, Zoé.

    Me gusta

  12. La envidia es un sentimiento natural y general. Lo tienen todos los pueblos, unos más que otros, desde luego. El socialismo, en todas sus variantes, se alimenta básicamente de ella, y por tanto estimula su reproducción al máximo.

    En términos generales los cubanos -como cualquier iberoamericano- son envidiosos, por supuesto, pero más que nada son deshonestos. Y muy hijoeputas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.