Anders Behring Breivik, un ultraderechista que no estaba en el radar de la policía.

El País.

Deja un comentario