Empresarios capitalistas, cómplices de explotación laboral en Cuba. Por Iván García.

Empresarios capitalistas, cómplices de explotación laboral en Cuba.

Por Iván García.

Cuando de dinero se trata todo vale. Empresarios capitalistas de naciones democráticas evaden olímpicamente estatutos universales a la hora de invertir en Cuba.

No cuestiono el derecho de una corporación occidental hacer negocios con los hermanos Castro. No. Lo que se trata es de cumplir las reglas de juego. Si Meliá desea construir y administrar hoteles, como ahora sucede, perfecto.

Pero, por favor, cíñánse a las leyes internacionales. Es bochornoso hacerse el tonto. Empresarios asentados en la isla pagan el salario de sus empleados en dólares y el Estado, único empleador, los cobra en su totalidad.

Luego ingresan un sueldo de miseria al trabajador. Pongamos ejemplos. Ricardo, ingeniero en telecomunicaciones desde hace 20 años, señala: “Cuando ETECSA (empresa cubana de telecomunicaciones) era una compañía mixta con una corporación italiana, el sueldo de un profesional rondaba los 2 mil dólares. Los días de cobro, el gobierno nos ingresaba 500 pesos cubanos (23 dólares) y entre 27.50 y 35 pesos convertibles (30 o 40 dólares)”.

Es decir, el Estado pagaba algo más de 60 dólares. Entre 1,200 y 1,940 dólares se lo guardaba. ETECSA cuenta con 16 mil empleados. Durante 14 años, el tiempo que uró el negocio de empresarios italianos con Fidel Castro, por concepto de salarios el régimen tuvo beneficios millonarios.

Agregue que al inicio, las ganancias en el negocio fueron del 51%. Pero con el paso de los años llegó a ser del 71%.

Cuando los mandarines calcularon el filón de posibilidades futuras de ETECSA en torno a la telefonía internacional, móvil y comercialización a corto plazo de internet, enviaron de vuelta a Roma a los italianos y se hicieron con el negocio.

Hace unos meses, una misteriosa sociedad anónima cubana, RAFIN S.A. (fue creada en 1997 y sus siglas corresponden a Raúl y Fidel Inversiones) compró el 27% de las acciones que aún quedaba en manos de la corporación europea.

Según una funcionaria de ETECSA, en esos años los trabajadores de la empresa recibían una atención adecuada. Los socios italianos desembolsaban al Estado cubano dinero para almuerzos, meriendas y actividades recreativas. También daban plata para que cada empleado recibiera una bolsa con artículos de aseo. Tenían derecho a medicinas y atención oftalmológica. “Después que los italianos se fueron, las cosas han empeorado”, asegura la funcionaria.

Gracias a la fuerte inyección de divisas, la única empresa de telecomunicaciones de Cuba se modernizó. La compañía italiana financió cursos en el extranjero para adiestrar en nuevas tecnologías al personal. Adquirió equipamiento avanzado y medios de transporte.

Pero cuando al gobierno se le antojó, los echó a un lado. El caso de la compañía italiana no es el único. Desde 1982, el régimen diseñó una rocambolesca ley de inversiones extranjera. A pesar de algunas modificaciones en los años 90, y ciertas enmiendas que se espera realicen próximamente, invertir en Cuba es un negocio de alto riesgo.

Es triste ver como naciones democráticas exigen a Cuba respeto por los derechos humanos y callan ante la explotación  y groseras violaciones laborales que practican o son cómplices sus empresarios.

Cuando la compañía estadounidense Nike tuvo que abonar una alta suma por prestarse a la esclavitud laboral en China, se hizo justicia. Pero todavía numerosos monopolios transnacionales lo siguen haciendo sin recibir castigo.

En sus países son escrutados permanentemente por instituciones jurídicas y la sociedad civil. Pero fuera de sus fronteras se comportan como genuinos explotadores coloniales.

Ya es hora de que se le ponga coto. Tribunales internacionales deben imponer fuertes sanciones a los que permiten la explotación laboral en Cuba.

Se debe demandar al gobierno cubano. Si desea hacer negocios con empresarios capitalistas, debe pagar lo pactado a a los trabajadores. Los empresarios foráneos también deben exigirlo. Por ganar dinero fácil y rápido son capaces de hacer tratos con el diablo.

Iván García.

(Amabilidad del autor y de Tania Quintero).

9 respuestas para “Empresarios capitalistas, cómplices de explotación laboral en Cuba. Por Iván García.”

  1. Los empresarios capitalistas son cómplices junto con la dictadura castrista. Sí, pero el empresario sabe que para hacer algo en Cuba tiene que contratar la fuerza de trabajo con la dictadura castrista. De lo contrario no puede hacer nada, pues tengo entendido que el empresario extranjero no puede contratar directamente a un nativo. Si necesita un técnico de algo tiene que solicitarlo al departamento de la dictadura, y entonces contratarlo a ese departamento, y el pago es al departamento de la dictadura. Y es ese departamento el que a su vez paga al

  2. Y es ese departamento el que a su vez paga al nativo en moneda cubana. Si el empresario no acepta esa forma de contratación no podrá establecese en la Cuba castrista.

    Las leyes internacionales pueden decir misa que en la Cuba castrista no funcionan. Entonces creo que lo indicado sería sugerir al empresario que se fuera a otro país del mundo en vez de acusarlo de pagar salarios de miseria.

  3. Pero es que alguien duda que esos comerciantes van a Cuba específicamente para aprovecharse del trabajo esclavo?

  4. La complicidad del mundo (que jura venerar los derechos humanos) con el castrismo es algo muy viejo y acostumbrado, completamente «normal.» Todos lo saben perfectamente y por supuesto les resbala. Todo el que se presta a sacarle ganancia alguna a la tragedia cubana se merece, como mínimo, que todo se le haga sal y agua. Pero no se ilusionen: mientras el abuso es permitido y provechoso, el abuso es inevitable.

  5. Y lo que seguramente Ivan no sabe y muchos otros es que el periodo en que ETECSA trabaja en Cuba en Italia habia un gobierno socialista del tipo mas rojito donde aun estaba el partido de Rifondaziones Comunista (ya desaparecido), bien en ese periodo ese gobierno regalaba a Cuba 240 millones de Euros a fondo perdido (por solidaridad) que sucede?? Oh!! que sale al poder Berlusconi y en el ajuste de cuentas sale para afuera el escandalito que los comunistas se apuraron en tapar la caquita como siempre! pero Berlusca no le dio un centavo mas a estos vividores de los Castros y por suerte que ese gobierno no durò mucho solo de ese periodo fueron 480 millones de Euros(digo euros no $$$), aparte los desastres de Berlusca lo mejor que tiene es que no comulga con los Castros

  6. Empresarios capitalistas explotan gente en el mundo entero, incluyendo en sus propios paises, o cierrran su negocio y se van a explotar chinos o quien sabe, pero ya sabemos que el comunismo no funciona asi que si no inventan otra forma de vivir…
    Es cierto que Melia le paga al gobierno y se somete a sus reglas pero para el nivel de vida de Cuba tambien es cierto que nunca pagaria a un cubano lo mismo que le paga a un espanol que rabaja en Mayorca, pagaria lo menos que pudiera manteniendolo conntento, y se quedaria con el resto de todos modos

Deja un comentario