Más información, menos conocimiento. Por Mario Vargas Llosa.

El País.

Lo que siempre he dicho que internet es útil para algunas cosas, pero para la cultura y el conocimiento es nefasto.

 

10 respuestas para “Más información, menos conocimiento. Por Mario Vargas Llosa.”

  1. El fenómeno que se comenta en el artículo está avanzando a marchas forzadas y no creo que pueda revertirse… cosa que, a todo esto, me preocupa bastante.
    La información ha dejado de conectarse de un modo jerárquico en el imaginario colectivo para pasar a conectarse de un modo transversal que no estoy del todo seguro de que sirva de demasiado a la hora de la verdad.
    Desde el éxito de la Trilogía Nocilla de Agustín Fernández Mallo está de moda hablar de las estructuras rizomáticas, de lo que suponen estas conexiones transversales entre pequeños bits de información procedentes de disciplinas a priori alejadas entre sí (me resultó especialmente interesante el ensayo ‘Los bárbaros’ del italiano Alessandro Baricco aunque hay muchas obras sobre el tema), pero creo, en los casos en los que esto aporta algún valor añadido, lo hace más por una afortunada casualidad que porque sea un camino realmente efectivo.
    Me parece que estas relaciones entre disciplinas deberían hacerse una vez conocido todo lo que es posible saber sobre las disciplinas que se van a relacionar.
    Todo lo demás me parece reducir el mundo a su capa más superficial y hacer, por qué no, de la ignorancia una útil moneda de cambio.
    Felicidades por el blog…

  2. Eso ser comer p de Mr. Vargas Llosa. Me leyendo Turgenyv en my kindle for PC. Me visitar el Louvre next year, aqui. Yes?

  3. No hay marcha atras en Internet y solo queda proyectarse en su Futuro.

  4. Muy buen escrito de Mario la incultura que se lee en internet es terrible y dentro de poco surjira un nuevo espanol pues escriben en nomenclatura y para mi si es un placer leer escritores rusos son maestros de la literatura:Tolstoy,Dostoyevsky e Ivan Turguenev,dije rusos no sovieticos,ojo.

  5. Todo ser miedo a perder la astilla.

  6. Internet no es la causa de que la gente no se lea un Libro completo, de que no disfrute o reflexione, es la vida moderna, no hay tiempo, tiempo es dinero. Mario tiene bastante, pero el ciudadano de abajo no. Dejemos a Internet tranquilo, no ataquemos el Desarrollo. Esos alumnos no se leyeron el Libro o los Libros porque no lo necesitaron, aún así promovieron, de quién es la culpa entonces? Del PROMOCIONISMO, todo el mundo promueve, con par de recortes de Informaciones de Internet y sin ellos también.

  7. IMAGINATE VOLVER A CONTAR CON LOS DEDOS,CALCULAR CON UN LAPIZ EN UNA HOJA DE PAPEL,EMPLEAR TIEMPO PARA UN QUEBRADO O UNA ECUACION,PINTAR LOS CUADERNOS DE GEOGRAFIA CON DISTINTOS LAPICES DE COLORES,EN BIOLOGIA SABER DISTINGUIR EL FEMENINO DEL MASCULINO EN CIERTOS ANIMALES,DE FISICA NI ME HABLES,LA HISTORIA ME FACINA(PERO LA ESCRIBEN LOS QUE TRIUNFAN?).PERO COMO LA INTERNET NO HAY NADA MEJOR EN ADELANTOS Y RAPIDES TECNOLOGICO.ME FACINA LEER PORQUE EDUCA Y ADQUIERES CONOCIMIENTOS ABUNDANTES,PERO EN LA RED ME SIENTO MAS LIBRE Y MAS DINAMICO EN VARIADOS TEMAS Y VIAS CON EL SOLO CLICK,I LIKE THAT!.VIVA LA @.(NO LA CONOCIAMOS Y HOY ES NUESTRA ID.

  8. q bueno estos apotes ojala leyeramos mas

  9. Hay que decir que la Internet y la tecnología han ampliado y generalizado el saber. Uno mismo se da cuenta de que la información disponible es harto bastante y está a disposición de cada vez más personas. Es un bien en definitiva, no podemos sustraernos de ello. Pero hay algo que se pierde, siempre se ganan y se pierden cosas a lo largo de la historia y la evolución cultural. Me dispongo a dar cuenta de aquellas cosas que se pierden porque son las menos evidentes y las más frágiles, las que de alguna manera hay que apadrinar porque son la otra historia.
    Lo veo, y es notable, como las relaciones interpersonales son cada vez más públicas a través de las redes sociales y a la vez más superficiales. Uno no se compromete mucho con el otro. En una conversación por Chat por ejemplo, las relaciones son cada vez más frías, y las reuniones escasas. Cada quien está frente a su pantalla y desde ahí se relaciona. El afecto es posible que esté tomando otro color, ni mejor, ni peor, quizás distante. Lo mismo sucede creo con los libros, la relación con las obras literarias y académicas se está transformando. En la Internet, por ejemplo, la gente sale a cazar una información y no apasionarse con una novela. Los ebooks, por lo pronto, no registran la memoria del lector sobre el soporte, quizás puedan ser marcados, pero no subrayados con el pulso del estudiante o el apasionado. Los libros, en cambio, pueden registrar hasta la huella de sus lágrimas en las hojas… Estamos a caballo de dos edades históricas pienso y me propongo defender la relación de intimidad entre los libros y la gente. Mi argumento es sentimental y no racional, aunque la razón sea la más ponderada siempre. La razón y ya se ha visto, ha sido instrumento del bien y del mal en toda la historia. Por eso me paro sobre el sentimiento, eso que ha sido humus de grandes obras de arte y de expresión humana. ¿Cómo hacer una pintura impresionista con un programa multimedia? La Internet es de amplia comunicación y democracia, pero le falta algo de humano, de calor corporal, de sentir el libro entre las manos y oler el papel. Reitero que quiero apadrinar lo frágil, lo que se va a extinguir y creo que hasta podamos llorar. Estoy llorando, lo estoy. Sí, no es una argumentación válida, racional y fría, es mi simple opinión. Los años pasan y la tecnología avanza, y el ser humano es cada vez más dependiente de eso y menos entre sí. ¡Cuantas manos artesanas se atrofiarán! Temo a lo virtual, a lo sin cuerpo, porque de alguna manera estamos borrando huellas hacia el futuro.