Aprietan tuercas a la prensa extranjera en Cuba.

El Nuevo Herald.

“Cuando ambos regímenes sean un mal sueño, como lo acabarán siendo más pronto que tarde, el hecho de haber recibido la orden de callar será un motivo de orgullo para quienes, como los dos corresponsales de El País, se han ocupado de dar cuenta de la realidad”, escribió el periódico.

“Porque cuando un régimen político percibe la verdad como amenaza es porque la mentira sobre la que se asienta tiene el tiempo contado”, agregó.

Nota mía: Pero como han cotribuído ellos a engordar esa mentira. Sobre todo negándole la publicación de artículos a Reinaldo Arenas, eliminando a escritores del exilio de sus reportajes literarios en Babelía (a mí misma) y dándole bombos a los que representan al régimen, dándole voz a los que piensan que sólo con el castrismo podrían haber cambios. Pero claro, Libia ha venido a cambiar el panorama.

 

 

3 respuestas a “Aprietan tuercas a la prensa extranjera en Cuba.”

  1. Hola, en estos momentos, desde Vermont es más fácil acceder a informaciones,. Al leer el artículo del N.H., la duda que nos queda es, cual es la opinión del resto de «colegas» de M.V. en La Habana?.. Mutis por el Foro…. ningún actor de aquel Teatro dirá algún «bocadillo», aunque sea entre dientes???
    En mi casa de La Habana, se guarda un serial que he visto varias veces, no recuerdo el nombre ahora, en que un oficial le dice a su colega: «… un oficial en desgracia no debe visitar»
    Saludos,

    Me gusta

  2. «Cuando un régimen político percibe la verdad como amenaza, es porque la mentira sobre la que se asienta tiene el tiempo contado»

    Editorial El País Septiembre del 2011

    Me gusta

  3. Esto se llama «damage control» o «positive spin» en americano, o sea, ponerle la mejor cara posible a algo impresentable. La gente de El País, igual que otros medios extranjeros acreditados (permitidos por el castrismo) en Cuba, han aceptado obedecer las reglas de juego impuestas por la dictadura. O sea, han aceptado prostituírse para tener un buró de prensa en Cuba, pero a diferencia de las putas clásicas, pretenden tener una moral impecable. Escasamente hay peor puta que la que se quiere hacer pasar por vestal.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: