La ventanita: ¿Papelillos o croquinol?

LA VENTANITA: ¿PAPELILLOS O CROQUINOL?

Acabo de leer que la dictadura castrista censura a Pablo Milanés en la isla, seguramente debido a sus recientes declaraciones en Miami. Puedo imaginar que Pablo Milanés sabía que esta reacción de los cáncamos dictadores sucedería de tal modo, y que debe de estar arrepintiéndose de no haber sido más contundente con sus críticas, porque ya que hay que lanzarse pues a lanzarse con todas, puesto que, se diga poco o mucho, los represores siempre tendrán la última palabra, por el momento.

Resulta curioso que traten de este modo a uno de los máximos exponentes de la Nueva Trova castrista, siendo Pablo Milanés un revolucionario confirmado, fidelista, que le deseó, carta y mimos mediante, a Castro I cuando cayó enfermo que se recuperara lo más pronto posible porque él era imprescindible y el blablablá de siempre…. Asombra que se dé la orden de prohibir sus canciones, cuando algunas de sus composiciones musicales han sido verdaderas descomposiciones rimbombantes al fidelato y al raulato.

Lo cierto es que todo eso se va poniendo cada vez más agónicamente absurdo, y el huéleme el nabo que se traen deja claro que en cuanto a la censura y a la represión la dictadura no sabe si hacerse papelillos o croquinol; porque mientras a Martha Beatriz Roque, a Sarah Martha Fonseca Quevedo, Iris Tamara Aguilera, entre otros, los golpean, reprimen, torturan y arrestan, hay a quienes les dejan decir y enviar mensajes sin descanso al exterior, acerca de lo que les dé la real gana, a través de los medios de nueva tecnología, y de la
prensa izquierdista del mundo.

En cuanto a Pablo Milanés, es un artista, y sinceramente siento que sea censurado, pero más pena me da que sea censurado por haber sido tan parco, por no decir flojo, y todavía más, por seguir declarándose revolucionario, cuando es esa misma revolución la que lo acalla, e intenta borrarlo y ningunearlo.

¿Cómo es posible, vuelvo y me repito, que suceda esto con Pablo Milanés, un alabador incondicional del régimen, y por otro lado, se quiera rescatar, a través de un libro plagado de mentiras (cuyo único acierto es que desenmascaran a Alfredo Guevara), la figura de uno de los mayores “gusanos” anticastristas, Guillermo Cabrera Infante? Claro, sin que todavía los cubanos de a pie tengan acceso a su obra, salvo en condiciones de clandestinidad.

¿Cómo pueden querer reivindicar a Reinaldo Arenas, a Severo Sarduy, a Guillermo Cabrera Infante, manoseando sus vidas? ¿Cómo se atreven a apoderarse de Lydia Cabrera, más anticastrista había que mandarla a hacer, y declaren que son los dueños de su obra convirtiéndola en un producto de exportación? ¿Por qué siguen entonces prohibiendo y queriendo borrar del mapa a otros escritores y artistas, y por el contrario, pactando con algunos que, a cambio de un viaje, de seguir viviendo cómodamente en Cuba, o fingiendo que viven en la isla cuando en realidad sólo van allí para marcar la tarjeta, y sobre todo de hablar maravillas del castrismo, o de ser ambiguos, sean editados en el exterior, con el objetivo de lavar la imagen?

Abriéndoles ventanitas a los “gusanos de gusanos”, les cierran las puertas a Milanés, que –como dice una amiga mía- les dio su pluma, su voz, su guitarra y parte de su alma. Pero esas ventanitas tienen comején, ya verán por qué…

Tan perdidos están que no les queda otra que volver a sacar a la Maruga Antillana para amenazar al mundo con las mismas loquerías de siempre, escritas, porque aquel que hacía discursos de siete horas y media se ha quedado más mudo que Don Rafael del Junco. En los ojos se le nota que está más p’allá que p’acá. Se permite volver a tratar de tonto al presidente de los Estados Unidos, cuando él es un viejo cagalitroso y gagá, con la mente entre Guaracabuya y Jaimanitas, entre la nada y el infinito.

Por otra parte, han tenido que clausurar el ministerio del azúcar, una puerta se cierra; de aquel célebre slogan: “sin azúcar no hay país”, han tenido que pasar al “sin USA no hay país”, y así y todo la Matraca Guerrillera sigue metiéndole miedo, como el Coco terrorista que es, al presidente de esa misma USA. Sin una gota de vergüenza ponen, él y su hermanazo, a trabajar a todos los cómplices del mundo para obligar a los americanos a que los salven, chantajes mediante si es necesario, mientras que a los bobos como Chávez, arrastrando de ese modo a Venezuela, lo inducen a hacer la guerra a los americanos. Mientras, la Matraquilla Verdeolivo, como el limosnero escopetero que siempre ha sido, con su mentalidad arengadora propia de las piñas del Parque Central, de donde era un habitual, seatreve a insultar al presidente y en consecuencia al  pueblo americano que lo eligió.

Sí, quieren todas las ventanas abiertas, todos los cambios favorables para ellos, para sus bolsillos, sin condiciones, y no sé si sospechan o saben que por algunas ventanas que han abierto se les está colando gente que se están vengando como para comer y para llevar, como les da la gana, silenciosamente.

Conozco el caso de un cubano-americano que me dice que viaja a Cuba “para vengarme, porque no lo quiero dejar para mañana. Voy, entro y salgo dondequiera, donde esos hijos de puta, que me hicieron la vida imposible, a mí y a muchos de los míos, no pueden entrar. Los veo desdentados, harapientos, y yo, un gusano, un Supergusano, me doy el gusto que me tengan que tratar de primera, como un gran señor, donde ellos no son más que esclavos, y allí les doy gracias a Dios, y a mi ángel, porque me han premiado por portarme bien como ser humano y como cubano”. Por esas ventanitas con comején lo que se les está colando es mucho para un cartucho, la vieja y eficaz “vendetta”, la que ellos se merecen, aunque todavía resulta muy poco.

Seguramente ellos lo sepan ya, por eso los dos “viejos pánicos” están desesperados, más angustiados que nunca, tan asustadísimos que ya ni saben ser dictadores, ni policías, no dan pie con bola de cómo pisotear hasta desaparecer a sus víctimas, según las nuevas estrategias de los vengativos vengadores. Pero ellos sospecha, intuyen, porque siempre fueron astutos, sutileza jamás tuvieron, pero una cierta idea de la seducción sí. Ya no, tampoco les funciona el truquito de los guerrilleros románticos, paticochinos y barbudos, nadie les traga sus patrañas aromatizadas con grajo y cicotera.

Es probable que ahora, los artistas del mundo se unan en contra de la censura de todos, absolutamente todos, los artistas y escritores cubanos, aunque solo sea por principios, por sensibilidad, sería hermoso verlo. Porque no creo, que como Guillermo, Reinaldo, y Severo, los que de verdad respetamos el arte y la libertad estemos interesados en ser exhibidos como marionetas de los antojos de dos ancianos muertos de miedo, en las últimas.

Aunque verdaderamente, me gustaría saber, ¿abren ventanas, cierran puertas? ¿Se peinan, se hacen papelillos, o croquinol?

Zoé Valdés.

Anuncios

16 Replies to “La ventanita: ¿Papelillos o croquinol?”

  1. Este artículo es ya un clásico tuyo, querida Zoé.
    Con ese delicioso humor criollo y con la verdad de la mano haces sonreir y meditar.
    Muchas gracias.

    Me gusta

  2. A ver si le sirve al gato ( Pablo) para abrir los ojos, que a sus amos no le gusta que arane, ni gugando ni un poquito, en cuanto arana lo quieren votar a la basura.

    Me gusta

  3. Siguen con el timon pero estan absolutamente desmoralizados, Milanes era una pieza de mucho valor en esa vitrina de los horrores y creemos que la perdieron, al menos su Yolanda parece que no halagara mas a los asesinos de negritos ladrones de una lanchita para desembarcar en USA, la tierra donde segun esos mentirosos contumaces, los perros no dejaban vivir a los negros. El parrafo sobre el cubano-americano no tiene desperdicio, millones no se imaginan cuanta verguenza y decepcion acumulan otros millones de idiotas castroestalinistas tirapiedras , cederistas ,m ilitares, policias, ex miembros de brigadas terroristas de respuesta rapida, cdo aprecian que los que ellos vilipendiaron a huevazos y cabillazos ahora se aparecen chuleandolos por pueblos, bateyes y ciudades, como si fueran noruegos o hijos de la familia feudal del punto cero y con un billete que ellos no ganan. Envidiable la capacidad de la autora para ofrecernos un panorama anunciado con el estilo que mas se ajusta a nuestra idiosincracia. Ya debiera terminar, pero los grandes escritores como Cabrera Infante y Zoe heredaron ese don de desdoblarse, cultisimos cuando se requiere y amenos y populares cdo el tema lo exige. Felicidades.

    Me gusta

  4. Me ha gustado mucho el comentario, salvo………por la alusión innecesaria de la persona a la que creia que ya estaban dejando descansar un poco. Pena.

    Me gusta

  5. La verdad que es dificilísimo entender el “chenche buchenche” que se traen ahora los castristas. Ahora bien, en cuanto a Pablo Milanés, me parece que este personaje elucubró muy bien sus sinsentidos. Muy audaz su actuación. Porque él sabía lo que se le vendría encima luego de sus alusiones ambivalentes; sabía lo del repudio de unos, sabía de la obsecuencia de otros, sabía lo de la censura castrista; pero lo que más claro tenía es que con su “actuación” se aseguraría un puesto en el centro de la polémica. Al día de la fecha, sabiendo que se viene abajo el castillo de naipes en cuyos aquelarres él amenizó como el primero, su objetivo se concreta en hacer ruido por dondequiera que pase; porque eso, señoras y señores, vende. Y eso es lo único que le interesa a PM: vender. Y por supuesto, para vender, en este mundo seudoprogre, necesita mantener el sello de “revolucionario”. De ahí el aberrante mimetismo político-geográfico de su discurso: si viene a la Argentina, la revolución cubana es perfecta; si está en España, a la revolución hay que salvarla; si está en Miami, reformarla. No es bobo. Ahora mismo Pablo Milanés sabe muy bien que ser censurado en Cuba (siendo un “revolucionario”, como él jura y perjura ser) es noticia de primera plana. Al toque su foto inundará los diarios, de izquierda o de derecha, de todas las latitudes. Y eso, señoras y señores, VENDE. Mientras tanto, se sigue moviendo el foco de lo que verdaderamente está sucediendo en la isla.
    Gracias, Zoé.

    Me gusta

  6. Este artículo es una disección artística del castrismo, para coleccionar!, me lo voy a releer porque ésto está de rechupete…Me imagino a nuevas generaciones de cubanos en una Cuba LIBRE estudiando las obras maestras de la MAESTRA Zoé Valdés entre otros grandes como GCI, Arenas.. y me escalofrío porque se que así será y quizás menos tarde de lo que imaginemos; sus nietos leyendo con Luna en este blog cuando salió por primera vez el artículo…No perdamos la esperanza, aún es posible, sino ya para nosotros quizás para la próxima generación. Saludos a todos, excepto a los trolls, que todo tiene su excepción.

    Me gusta

  7. ¡Bravo¡ Zoé, en mi opinión con este artículo te has ganado las dos orejas y el rabo. Es una estocada directa al corazón de la satrapía castrista.

    Me gusta

  8. a proposito de robarse los artistas e intelectuales he visto un Twitt de la twittera mayor donde dice que Belkis Cuza Malè esta publicando en la revistica Voces cubanas, lo cual me ha sorpendido a decir poco me ha dejado anonadada quiere decir esto que nos olvidamos del quinquenio gris?? de que las humillaciones a Heberto Padilla se volvieron borron y cuenta nueva?? de ser asi apaga y vamonos….

    #cuba #GY La excelente poeta Belkis Cuza Male tambien publica en esta #revistavoces sus poemas

    Me gusta

  9. Magnifico escrito y me alegro que sigas nombrando a quien te de la gana,no tienes porque dejar de decir que en Cuba ay quien escribe lo que desea para el exterior sin ser ni molestado ni golpeado,para eso nos marchamos,para decir la verdad el que no este de acuerdo que no te lea que bastante tienes en todo el mundo,se alude a todo el que no hace nada y de otorga todo,cien puntos por el escrito.

    Me gusta

  10. Ya sabia que ese estilo tan cubanisimo y poderoso no podia ser de otra persona. Me encanta lo directa y fulminante que eres con esos cabrones. El trato para con ellos y sus secuaces tiene que ser sin compasion,”duro y a la cabeza”.
    Gracias y Bravo, Zoe.

    Me gusta

  11. Bienvenido Pablito Milanes al exilio con sus contradicciones y todo….ellos perdieron..nosotros sumamos uno mas..que sigan llegando!!

    Me gusta

  12. AL SAI BABA CANTARÍN DEL CASTRO-FASCISMO LE EMPIEZAN A ESTALLAR LAS CONTRIDICCIONES EN SU CARA.

    Me gusta

  13. Muy bien por tus menciones a quien quieras (con nombre, nombretes, o sin darle bola) que para eso eres una mujer libre, lejos de toda censura. Y Pablo Milanes…. este no se hace papelillos, ni el croquinol. Ni siquiera se peina, vamos, que se ha afeitado la cabeza. Lo cual es el equivalente de la abstencion, en terminos politicos. Si no eres capaz de asumir la pasa, el pelo, o la calvicie, bien jodido estas. Y ese es el caso de Milanes -que pesele a quien le pese no se ha incorporado al exilio, siendo como es un grandisimo buen revolucionario. Es decir, una plasta de mierda con sobrepeso. Y como tal apesta.

    Me gusta

  14. Esa gente mí querida Zoe, son una banda de facinerosos que asaltaron el poder en Cuba e hicieron y hacen lo que cualquier delincuente haría. Imaginaos pues que Al capone hubiera llegado al poder en Estados Unidos o Pablo Escobar en Colombia o cualquier delincuente común.
    De hecho hacen lo que el instinto les ordena, se roban hasta la memoria de sus enemigos con tal de extorsionar y sacar partido. Reinaldo Arena, Cabrera infante, Lezama, todos no son otra cosa para ellos que una fuente de ingresos, y esperan su desaparición física para no tener reclamos.

    A Pabilito lo censuran y luego echan pa’tras y dicen que no, que fue la postura intransigente de un funcionario de bajo nivel de las provincias orientales, sin embargo, el mensaje le llegó claro al artista. No sólo a él, si no a todos. De hecho a la mayoría de los artistas cubanos les ha llegado el mensaje. A los que están fuera de Cuba les llegó el mensaje cuando se robaron la memoria de Lezama, Cabrera y los demás, y les dijeron que si se mueren podrán entrar a formar parte de la cultura cubana porque ellos se los van a robar, igual que se robaron a Todos, empezando por Martí y no digo que terminando por ti porque tu no te has muerto y ellos se van a morir diez veces antes que tú. Pero si no, se robaban también tu intelecto. Porque son hijos de putas por excelencia mi querida Zoe.

    A los que está dentro de Cuba y para hacerlo le lamen como cerdos sus cochinas botas, no hay que explicarles mucho, de hecho ellos saben que deben seguir comportándose como siempre y que Pablo no puede ser un ejemplo, pero lo que le está pasando, con todo y lo cuidadoso que se comportó, que les sirva de ejemplo.

    Coño yo espero que esta pesadilla pase pronto, porque sino me voy a morir del desespero, me va a dar un infarto a la paciencia que no aguanta más. Muy bueno tu artículo, me encantó. eL K2.

    Me gusta

  15. Gran artticulo Zoe, a la Milanesa hace rato que no le presto atencion, siempre la desprecie. Desgraciadamente encontrara algunos brazos abiertod en el exilio de Miami.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.