Cuba sí, 1961. Chris Marker.

Con guión de Eduardo Manet y Chris Marker, entre otros. Y aunque no es domingo, es lunes, cualquier día es bueno para recordar cómo empezó todo, para que no vuelva a empezar de la misma manera, y no hundamos cada vez más bajo el país.

7 respuestas a “Cuba sí, 1961. Chris Marker.”

  1. Ahí,en ese preciso año nacía yo y desde entonces todo fue negro.Que pena por todo y,por tantos los culpables.
    Por que nos parieron padres y no se esperaron para mas tarde?
    Quienes somos?
    Los arrepentidos de nacimiento cuando vieron la tristeza que nos parían los mayores.

    Me gusta

  2. Que tristeza me ha dado ver nuevamente éste documental de Chris Marker, que triste todo. Hasta Juan Villar bailando su conga. Es un documento de gran valor, porque visto hoy a través del cristal de la historia, nos muestra como todo fue cambiando en aquellos primeros años, como Cuba se fue desintegrando, desapareciendo. Esa Cuba de los Reyes Magos, de los vendedores ambulantes, de las tiendas llenas de ropas y juguetes, de las calles limpias, arregladas, de los edificios pintados… de la gente espontanea, alegre y como todo poco a poco fue languideciendo, como Cuba en tan pocos años se transformó en un país militarizado a ritmo de conga, con indolencia… Cuan falsas suenan esas palabras de Fidel Castro en nuestros oídos hoy. ¿Dónde quedó todo aquello que prometió? La gran farsa, el gran timo, la gran desilusión. Un país hecho ruinas. Y todavía hay quienes escuchan esos cantos de sirena. ¡Que locura!

    Me gusta

  3. Ya en 1961 se habia destruido y fusilado bastante….
    En dos años se habia expropiado, encarcelado, fusilado, y perseguido a todo aquel que no comulgaba con el sistema o al que cualquiera envidiaba y se le denunciaba como «batistiano» aunque no hubiera seguido un acontecimiento politico en su vida.
    Presentar a la Cuba de aquella epoca como un remanso de optimismo y felicidad es criminal, porque ya la sangre corria y el paredon en la Cabaña funcionaba a diario, con el Che Guevara dando el tiro de gracia y sin juicios «burgueses» de por medio.
    Solo preguntense: cuantos de esos felices y sonrientes no gritaban paredon al minuto siguiente y no lo habian gritado en el minuto anterior. Fidel Castro se aprovecho de los peores rasgos de la poblacion, los azuzo unos contra otros -y muchos lo hicieron con mucha alegria y dedicacion- y sobretodos, muchos se dejaron llevar por la conga y la rumba revolucionaria, por envidia y odio a los que siempre envidiaron y odiaron, que esos sentimientos no surgieron en 24 horas. Y si asi fue, peor aun. Ver estos documentales me empaña el poco optimismo que me queda. Ya no puedo creer que ese pais no esta perdido. Estaba perdido desde el primer dia, desde que las multitudes sedientas de sangre pedian paredon y saqueaban. Hoy por hoy, al cabo de casi 53 años, estan mucho peor. Y van por el camino de aupar a otro caudillo cuando este no este, o por el caminio del oscurantismo. Realmente, no se cual es la solucion, y me perdonan por lo que muchos llaman pesimismo y yo llamo realismo.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: