Esperando a Céspedes.

A Alba de Céspedes.

Frente a mí tu letra

la carta finísima de Ana

reclamando el Diario a Sanguily.

Frente a mí el mar,

levanto el teléfono y no es tu voz,

es la simulación amada.

Esperar al verdadero y al antiguo,

esperar la nada            la valiente nada.

Eres el inconsolable silencio,

el buscado.

Hay espejos y te encuentro en ellos,

multiplicado en el azogue del tiempo.

Tus sueños,

esa mujer desconocida

que ha nacido muchos años después.

Hay que abrir el museo con urgencia,

para que escapen los corazones fantasmas.

Y estemos tú y yo solos

y nos hablemos

y nadie diga que es imposible.

Sólo se ven los inspirados,

sólo los locos,

sólo los muertos.

Y yo estoy loca y tú estas muerto.

(1980) Del poemario Todo para una sombra.

Zoé Valdés.

Entre los años 1980 y 1982 trabajé en el Museo de la Ciudad de La Habana en la transcripción paleográfica de los dos últimos Diarios de campaña de Carlos Manuel de Céspedes, hasta el día de su muerte en San Lorenzo, fue mi trabajo de producción social. Fue un trabajo silencioso, por el que debía guardar discreción, dado que Fidel Castro se oponía a su publicación (en el diario Carlos Manuel de Céspedes escribe “la historia dictará su fallo“. A Fidel Castro le desagradó observar que Céspedes se le había adelantado con esa frase tan parecida a La Historia me Absolverá, que tampoco es suya). El Diario fue publicado finalmente en Colombia, y luego en Cuba, mi nombre y el del hijo del presidente Zayas, el anciano que hizo la transcripción del glosario, fue minimizada, los nombres de Rayda Mara, y de Eusebio Leal (quien hacía el prólogo y para quien yo trabajaba, fueron destacados más que los nuestros). Pero lo más importante de ese trabajo es que yo entré en una comunicación muy especial, espiritual, con Carlos Manuel de Céspedes, y después pude trabajar con Alba de Céspedes, ayudándola en la elaboración de los diálogos del guión de cine que ella escribió de El Siglo de las Luces. Alba de Céspedes era nieta de Céspedes, y escritora muy reconocida. De la época de mi trabajo en el Museo data este poema, entre otros dedicados a Carlos Manuel de Céspedes.

En años anteriores he colgado en este blog artículos y material personal sobre Carlos Manuel de Céspedes.

Ahora les dejo este documento en video de quien fue presidente de Cuba, aunque por poco tiempo, Carlos Manuel de Céspedes y Quesada, hijo del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes y de Ana de Quesada, y que fue el padre de Alba de Céspedes y Bertini.

En el blogroll encontrarán dos videos titulados Le livre blanc de l’édition française donde aparece Alba de Céspedes, en la sección Cine y Video.

Anuncios

5 Replies to “Esperando a Céspedes.”

  1. Zoé entrañable poema, que nos transporta a la época de los Grandes Cubanos.Da risa que te trataran de escamotear en los créditos…ahora cada quién está donde le corresponde.Gracias amiga y saludos a todos.

    Me gusta

  2. Hermoso… “Sólo se ven los inspirados,

    sólo los locos,

    sólo los muertos.

    Y yo estoy loca y tú estas muerto”.

    Me gusta

  3. Zoé, no solo la frase no es de él, sino que la falsifico. El Dr. Antonio de la Cova, doctorado en Historia de la Universidad de West Virginia, es autor del libro “El Asalto al Cuartel Moncada: el nacimiento de la revolución cubana”, en el cual empleó 31 años en la investigación y la redacción, dice que la revista Bohemia, de diciembre 27, 1953, página 70, en el recuento sobre el juicio de Fidel Castro, este terminó su defensa diciendo: “La historia, definitivamente, lo dirá todo”, y no con la frase “La historia me absolverá.” De la Cova demuestra que Castro falsifico dicha frase, sustituyéndola en las versiones posteriores del discurso. Este es otro de los mitos del castrismo destruido por De la Cova. De Castro podemos decir que “Miente más que habla”. Megalómano sin ética alguna, por lo que constantemente miente para lograr sus fines.

    Gracias Zoé por el material que has aportado sobre Carlos Manuel de Céspedes, su hijo y su nieta Alba de Céspedes. Que nombre más adecuado el de Alba, pues el Padre de la Patria fue la primera luz del amanecer, en la lucha armada, por la independencia de Cuba. .

    Me gusta

  4. Una multitud de los anos treinta decorosamente vestidos y casi todos con sombreros elegantes, comparada con una turba actual de brigadistas castrofascistas, agresores de mujeres pacificas, nos da la medida del regreso al paleolitico. Al Padre de la patria lo sustituyeron de manera expedita y lo dejaron al pairo de los vientos y sin la proteccion que merecia su investidura, un pasaje directo a la muerte heroica que protagonizo en San Lorenzo, al hijo un grupo de estudiantes imberbes lo expulsa del poder sin consideraciones juridicas,constitucionales. La suma de tantos relajos no podia traer otra cosa que un ser abominable y una nacion hecha picadillo.

    Me gusta

  5. Algo se me atragantó en la garganta.
    Una belleza, de principio a fin.
    Gracias, Zoé.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.