Una noche de ópera. Por Emma Zinsky.

No me quedó más remedio que comprármelo. Aunque era azul (que no es un color que me guste) la seda podías sentirla sólo de mirarla. Agarré el perchero y lo pagué. Esta DIANE von FÜRSTENBERG es peligrosa, no me deja ahorrar.

Entonces como la seda era china  y yo soy cubana-judia y difícil, escogí para estrenarlo una ópera china porque  como a  Puccini, me chifla el Oriente.

TURANDOT es una ópera sobre la corte de Peking: Una princesa casadera le ha cogido el gusto a degollar a cuantos la pretenden. Todo esto porque a una abuela suya unos bárbaros sometieron a la fuerza. ¿Y qué sabe TURANDOT -reflexionaba yo mientras la orquesta afinaba- si a la abuela hasta le gustó la barbarie? Pero como es un cuento chino a la princesa se le mueve el tablero cuando aparece Calàf y en un pis-pas le adivina los tres enigmas  (esperanza, sangre y turandot en ese orden) y encima le da un chance y le pone uno a ella. Adivinar su nombre antes que amanezca.  Y como el tumbe de la abuela no le vale ordena cortar cabezas ( a Ping, Pang y Pong , sus ministros), que es en verdad, lo que le gusta. Una tal Liù se inmola por amor. Bromas aparte, nadie canta ese papel como la Caballé.

Hasta aquí, escribió Puccini. Vino la muerte y se lo llevó. El final se lo dio un discipulo  llamado Franco Alfano. Estudiando las otras óperas del compositor y a pesar del verismo, no creo que hubiera escogido Puccini ese cierre pero… él lo conoció, fue su alumno y yo estoy muy lejana en cronología  y geografía.

En fin, lo que intento decir es que alguien puede ser tu alumno y no saber nada de tí.

No me imagino a la TURANDOT proclamando que el nombre es amor. Si alguien no es capaz de vivir su propia historia y se aferra a una venganza como motivo de vida es una estrecha pero ya sabemos que la gente de principios del siglo XX no era muy exigente, comían lo que tocaba. Ahora es que somos más complicados y aburridos, pero me estoy poniendo sicológica y eso si que no.

No obstante, el NESSUN DORMA cantado por Pavarrotti es una de las canciones de amor más hermosas que conozco, escuchándola me pongo a un tiempo guerrera y melancolica.

Amo el secretismo de los chinos, su rojo esplendor. Su paciencia, ésa que los ha conducido a vencer. Como a Calaf, en silencio.

Sali a la noche, después de la ovación final. Llovía, se me mojó mi vestido nuevo. Me dolían los pies de los tacones que insisto en ponerme con mis casi cuarenta años en las costillas, me falta poco. Mordisquée un sandwich en la esquina porque mi nevera es cubana. Puse el vestido a secar y me dormí soñando con mi príncipe, aún por llegar.

Nota de la autora: Todos los conocimientos operísticos  fueron brindados por el pintor cubano Ramón Unzueta, quien también gentilmente pintó esta TURANDOT para mí y a quien ya no le importa la ópera.

Emma Zinsky.

(Amabilidad de la autora).

15 respuestas para “Una noche de ópera. Por Emma Zinsky.”

  1. Emma Zinsky me deja trastocado esta vez… Gracias, Turandot es mi ópera preferida. Unzueta siempre mejor cada vez.

  2. Qué graciosa es esta Emma Zinsky. Me he reído a carcajadas.

  3. Gracias Emma Zinsky por preferir Turandot. Aunque su punto de vista es algo cinico, no dejo de presentir que conoce a fondo a Turandot y la obra de Puccini en general. Y como Pablo, Unzueta cada vez, mejor.

  4. PUES SI UNZUETA CADA VEZ MEJOR
    PERO LA EMMA ZINSKY ME REFRESCO
    EL MEDIO DIA

  5. Emma Zinsky se puso hermética, pero me gusta así… Qué suerte que Unzueta le ilustró el escrito. Ambos cada vez mejor en un mundo peor.

  6. Estelar. Si Emma se parece a la china ya me entrampó…

  7. Soberbios, ambos.
    Gracias.

  8. No me gusta la ópera, pero este post me ha encantado, me dio ganas de oir Turandot.

  9. Si dejaran un rato la política, la cosa se abriría mejor, la prueba…

  10. Turandot es mi ópera predilecta… ¿Por qué Emma Zinsky se da esas tremendas perdidas y luego aparece así como así?

  11. Creo que en eso consiste su encanto, en aparecer y desaparecer, como el Guadiana.

  12. En las misteriosas apariciones de Emma Zinsky debe estar la clave; esta vez, la seda, la ópera Turandot y la magistral obra de Unzueta…todo un hechizo!!Gracias Emma y Zoé.

  13. buen dia, Zoe’, y a ENMA les felicito por tan buen gusto y nivel tan alto de conocimiento en esta materia, por lo menos ayudas a combatir a la jente con malos ratos, eso que llaman por alli chabaquismo, esta opera como tantas otras bajo la optica musical totalmente magistral, la historia asi lo aprueba atravez de los siglos permanecer dictando catedra, un saludo para las personas que montaron y ejecutaron esta obra que cada dia trasciente por encima de todos los fabricantes de estiercol a nivel comunicacional, un saludo.

Deja un comentario