Wendy Guerra y el travestismo en Cuba. Por Humberto López y Guerra.

Wendy Guerra y el travestismo en Cuba.

 

 

Por Humberto López y Guerra

Si nos detenemos un instante para ver el caudal de artículos, entrevistas y vídeos que circulan en Internet con y sobre la poetisa, actriz, cineasta y escritora cubana-francesa de visita reciente a España, podemos comprobar sin esfuerzo que Wendy Guerra es una verdadera experta en travestismo político, una dulce guerrera que incesantemente divaga entre lo subliminal a lo metafórico, esquivando con gracia y fingida inmadurez, casi infantil, pero humedecida de premeditada fémina ironía. Su ambigüedad y actitud no es única, hay muchos otros ejemplos, desde Leonardo Padura, Amaury Pérez, Perrugoría o Silvio Rodríguez entre otros; en realidad, casi todos los artistas e intelectuales cubanos que salen al exterior (muchos de ellos con pasaportes extranjeros) y que viven del dinero que ganan en el exterior: la nueva clase de artistas e intelectuales que se mojan, pero saben guardar su ropa. 

En realidad Guerra no es nada original: cabalga alegremente por el oblicuo trillo con sus compañeros en el arte de ser artistas inconformes, pero plagados de un conformismo rayano con la complicidad de un régimen que se aprovecha de sus talentos, fama, entrevistas y giras internacionales, para apuntalar la falsa hipótesis de que en Cuba hay libertad de expresión, que artistas inconformes, críticos, reconocen los logros revolucionarios desde una posición crítica.

Todos ellos tienen un denominador común, una misma forma de proyección internacional: Utilizan hábilmente la parábola de críticos desde adentro, para de alguna forma invalidar, o al menos desfavorecer a los intelectuales y artistas cubanos que viven en el exilio, o forman parte de la diáspora cubana. Lo cual es un eufemismo ya que hay también intelectuales y artistas que prefieren denunciar los abusos del régimen y la violación de los derechos humanos y tampoco piensan dejar Cuba. Esa es la diferencia, no la única, pero si la más evidente entre ellos y Yoani Sánchez, por ejemplo, o incluso muchos otros jóvenes artistas e intelectuales que dentro de Cuba prefieren hoy decir lo que piensan, sin tapujos, antes de bambolear sus declaraciones con frases maniqueas y ambiguas.

Lo que distingue a Wendy Guerra del resto de sus colegas es que es una de las pocas mujeres jóvenes cubanas con una trayectoria intelectual que se apuntala dentro del feminismo tan en boga en los círculos intelectuales-políticos de las metrópolis del planeta, para mediatizar su presencia fuera de la Isla. Está mucho más cerca de una Mariela Castro Espín que de un Leonardo Padura. Su rápida verborrea, su gracia natural, su físico, sus poses atrevidas, son el mejunje perfecto para que la diva tropical pueda acaparar la atención necesaria para convertirla en un personaje interesante y evidentemente original de la fauna cubana.

Son expresiones contundentes de un exclusivismo que el régimen ha cultivado con gran éxito y que define la nueva camada de artistas e intelectuales cubanos, más interesados en perfilarse ellos mismos que en denunciar la represión y las injusticias sociales en Cuba. Una nueva clase intelectual-artística que no se le exige desde el Ministerio de Cultura o la UNEAC, como antaño, obediencia ciega al Máximo Líder y a su revolución, sino solamente una actitud benevolente aunque crítica, dispuestos a matizar con hipérboles y hasta con mentiras la verdadera esencia de la dictadura.

 

(Amabilidad del autor).

21 respuestas a “Wendy Guerra y el travestismo en Cuba. Por Humberto López y Guerra.”

  1. Desde cuando se ha prostituido de esta forma la condicion de «intelectual»? Exhibicionista, aprovechada, decandete del comunismo, cualquier cosa menos que intelectual, por favor

    Me gusta

  2. Ah! las «buenas virtudes» de los nuevos hombres y mujeres de Cuba. Y a esto se le llama ahora «intelectuales.

    Menos mal que todavia contamos con las Damas de Blanco, Paya, Beatriz, Biscet y unos cuantos mas, que aunque sean pocos, son valiosisimos, con mucha valentia y moral.

    Los hijos de la gran lina lograron destruir la moral de una gran parte del pueblo cubano. Los lavados de cerebro y las grandes mentiras que han dicho en los colegios han creado una poblacion, que aunque no sea toda, no tiene moral, civismo, decencia ni patriotismo.

    1959=Esta es tu casa fidel; si fidel es comunista me quedo con el.

    Y estoy seguro que la mayoria que grito toda esta basura esta :

    1 Fusilados
    2 Encarcelados
    3 Viviendo en Miami
    4 En el fondo del mar del Estrecho de la Florida
    5 Muriendose de hambre y cagandose en la madre de estos monstruos de biran.

    Me gusta

  3. Wendy, «la intelectual», solamente por autotitulación, aunque por otro lado el ser intelectual no es patente de corso, ni significa estar del lado correcto de la historia. Carpentier (solo para nombrar un ejemplo), sirvió hasta sus últimos días de su vida a la dictadura castrista, y fue uno de los intelectuales cubano-francés más conocidos, con perdón de Wendy 🙂 . Lo triste y trágico es que estos nuevos “intelectuales” del castrismo gozan de todas las prerrogativas de la prensa internacional que los aúpan. Es increíble y vergonzoso ver como El País y El Mundo en España, para citar los más recientes ejemplos, se desviven a codazos por hacerles penosas entrevistas y ponerles a chatear festivamente con los lectores, o gravar vídeos endúlcenos a esas personas que no sólo tienen una dudosa esquirla de actividades intelectuales, sino que, además, sin pudor, tratan de aupar un régimen de terror, censura, y represión.

    Me gusta

  4. Muy bueno el articulo de Humberto Lopez Guerra. Bien dicho, excepto donde menciona «la gracia natural» de Wendy Guerra.
    Estoy también de acuerdo con la observación de Charlie Bravo.
    Gracias por el post.

    Me gusta

  5. Exactamente Charlie, si Yoani pudiera entrar y salir de Cuba, fuera identica a la partida de descarados estos, a la wendy no la soporto por quererse hacer la exquisita y revolucionaria a la vez , ella misma sabe que «intelectual» no es, y el otro perrugoria tambien sabe que como actor esta muy mal y como pintor peor , por eso hacen lo unico que pueden hacer, que es colaborar con la dictadura para poder seguir viajando, comprarse 2 o 3 trapos y regresar a darse lija donde unico se la pueden dar, alla en la selva , donde todo el mundo esta en harapos, por favor que el caso de Carpentier se da de mil uno y de cien ninguno.

    Me gusta

  6. SI, HOY LA INTELECTUALIDAD PUEDE SER UNA TANGENTE DE LA FELACIÓN CULTURAL Y SOCIO-POLITICA AMBIGUA Y MANIQUEA, de editor a productor, a show-maker que no pidé más caché que ser jinetera cultural y politica, DE UNA CARA CUBANA castristilla sin rubor, raulista light, vamos, ….ya muy demacrada por cierto, sin más postín que pretender vivir de un lado a otro del atlantico, viajando desnuda en una falua llena de excrementos castristas, con destino para la progresía occidental.

    WENDY , Mrs. Pingas al francés pour touts!!

    Me gusta

  7. Un artículo como anillo para cualquier dedo de la Guerra. O, para entrar en contexto, como piercing para la “jovencita” Wendy. Tremenda figura esa de su “travestismo político”. Exquisita. Genial.

    Aunque, pensándolo bien, tanto ella como el resto de los impresentables que se nombran en el artículo, para mí no son más que máquinas repetidoras; y las máquinas no tienen género, solo números de serie. Son unidades selladas, irreparables, incorregibles, irrecuperables. Tienen la cara a prueba de taladro. Conciencia… ¿Qué es conciencia?, se preguntará alguno de ellos si de pronto sufre un shock de sinceridad o de civismo. Cosa poco probable, pero… quién sabe.

    Podría decir que, a la fecha, son ellos quienes mejor representan la cuádruple moral de los “añejos” Hombres Nuevos del castrismo. No son siquiera tibios. Qué va, son líquidos. Toman la forma del envase según la etiqueta “Made in” que lleve impresa.

    Pero, calma, ¡no os desesperéis! Tiempo al tiempo (¡salud para Luisa Mesa!). Si no rectifican, en cualquier momento nos enteramos que alguno de ellos murió de una sobredosis. De una sobredosis de cinismo, claro; porque lo cierto es que rebasan el umbral de cinismo; y el que juega con fuego…

    Viven en un eterno aquelarre. Son codependientes del castrismo. Y como todos los codependientes: “No dicen lo que sienten, no sienten lo que dicen, no saben lo que sienten.”

    A estas aristas interactuantes del castrismo, perdón, a estos artistas e intelectuales del castrismo les conviene vivir en el país del “No me acuerdo”. En el exterior se hacen pasar por contestatarios, pero —¡mire usted!— por contestatarios de la misma filosofía que practican ellos cuando regresan a la isla. ¡Si serán hipócritas! Les importa un bledo la libertad del pueblo de Cuba. No les conviene, así de simple. ¡Qué los parió!

    Entro en total sintonía con el apunte de Charlie. Certero, como siempre.
    Gracias a Humberto López y Guerra por compartirnos su artículo.
    Gracias, Zoé.

    Me gusta

  8. Buen articulo. Yo prefiero dialogar o mejor dicho enfrentarme con un rebo duro y puro que con esa clase de camaleon,vividor.hipocrita y poca verguenza.

    Me gusta

  9. Ya el Sr. Bravo lo dijo todo. Yo agrego:
    El peor pecado de la Wendy esa (Dios,como alguien puede llamarse asi) es su petulancia. Para saber de lo que hablo intente leer algo de su literatura intelectual. De apaga y vamonos. Es aburrida. Y mucho. Ah, y por supuesto, todo lo que he mirado por arriba de la comoda (como diria Juana Bacallao)solo habla de ella misma.

    Me gusta

  10. Esas son «jineteras intelectuale»..que solo brillan por la expectatica hambrienta de la media por saber algo sobreCuba..en una sociedad abierta..no gastarian un renglon en hablar de ellas…aunque no esto de acuerdo con Charlie en cuanto a Yoani se refiere..todos saben como pienso…yo no podria elucubrar como se portaria si la dejaran salir..ya una vez la dejaron salir y regreso..ademas sus escritos no son nada agradables para el regimen..si lo son..se habrian convertido en masoquistas….pero..el valor o la repercusion internacional de estos personajes estan dado por la situacion actual de Cuba..si cambia la situacion en Cuba estos personajes se desvanecen..y…aqui si incluyo a Yoani y a muchos disidentes…claro..espero..I hope..que ellos no anden buscando protagonismo..pero..I’ll keep my hands off…just in case…

    Me gusta

  11. Muy buen articulo aderezado con muy buenas opiniones me goce leyendolo felicitaciones ………claro a la Yoannis la dejo afuera por ahora

    Me gusta

  12. AJJAJAJA… Intelectual la Wendy? Ahora si que se solto la GUERRA?… Dice una amiga, aqui a mi lado, y que la conoce de la escuela pues el preuniversitario la chica «intelectual» lo acabo por dirigido y frente a Coppelia, que era una rebruta y que aquel invento de la hoca con el que gano un premio de poesia era su madre quien lo escribia y no ella… Loca de la cintura para abajo y mitomana de la cintura para arriba nos salio nuestra version caribena de la Anais .. Shirley te manda saludos Wendy… dice que te conoce, que te conoce desde siempre y desde lejos!!! jajjajaja…

    Me gusta

  13. Reblogueó esto en patriciamireyay comentado:
    «los artistas e intelectuales cubanos que salen al exterior (muchos de ellos con pasaportes extranjeros) y que viven del dinero que ganan en el exterior: la nueva clase de artistas e intelectuales que se mojan, pero saben guardar su ropa»

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: