Capturado Raúl Castro en Birán. Por Miguel Cossío.

Faltaron Chacumbele I y el Bizco de Irán. Muy buen artículo.

10 respuestas para “Capturado Raúl Castro en Birán. Por Miguel Cossío.”

  1. Será probablemente imposible leer un titular como el de este comentario: capturado Raúl Castro en Birán. ¿Será?

    No creo que «será», nada!
    Me sorprenderia mucho (gratamente,claro) que el pueblo cubano, reaccionara como el Rumano, el Libio o el de Irak, pero, no creo.
    A pesar de haber pasado y estar pasando tanto como ellos, hay que decir que, el cubano tiene otra mentalidad.La mentalidad del vago,del ventajista y del cobarde.Nonos han demostrado otra cosa
    Quieren que la Libertad se la busquen otros, y si no pues, mientras, siguen en la busqueda de la ropita buena, los celulares(con conexion y todo) y las fulitas
    Lo siento por esos pocos que hay en mi Cubita,jodiendose y exponiendose en contra de los HdPs pero no esperemos ese «Titular».
    Como digo, si llega a ser, me sorprenderian mucho.

  2. Desagraciadamente lo dudo. Hace dos dias vi un programa donde se mostraba que encima de toda la misera, el gobierno proporcionaba alcohol (ron) barato en unos envases de carton como los jugos y mas del 46% de la poblacion en alcoholica. Asi los mantiene, «endrogados» proporcionando una droga «social» y evita que piensen ni tengan el como de capturar a Raulo ni ha nadie.

  3. Te de todas forma, el titulo no dejo de llenarme de esperanzas

  4. Ojala que este equivocada, pero parece que van a morir como Francisco Franco en su cama y bien atendidos. Que verguenza!

  5. Castro II es muchas cosas, pero no es demente ni bobo, y si algo saben hacer los Castro es cuidar su pellejo. Lo hicieron desde el principio, desde el ataque al Moncada, donde convenientemente se mantuvieron a buen resguardo mientras los comemierdas engatuzados por ellos pusieron el muerto. Los Castro no tienen ni el más ligero peo de martirologio. Eso es para locos, idiotas o gente anormal (estrictamente hablando) cómo Martí.

  6. Muy bueno el articulo- NO creo que si el pueblo se lanza a las calles se atrevan ametrallarlos porque es una birria que estos tarados mueran en sus camas y que se atrevan a preparar tumbas en Cuba..miren los que sucedio hace zillion de años, cuando la caida de Machado-envio el link porsi las moscas.
    Chao Zoe.

    «La alegría popular estalló a lo largo de todo el
    país expresando el júbilo de las multitudes a la caída de la dictadura, con
    mucho de gran fiesta infantil que se desborda respondiendo a los años en que han
    vivido temerosas, rabiosas de impotencia, encorsetadas por la acción policial,
    por el abuso. En La Habana, millares de personas salieron a la calle festejando,
    insultando a Machado y pidiendo la detención de sus cómplices.
    Casi inmediatamente surgió la violencia. Se inician
    tres días de cacería en las calles. Residencia saqueadas, asaltadas por la
    muchedumbre. Fue incendiado y saqueado el Heraldo de Cuba de Orestes
    Ferrara, los muebles volaron por las ventanas. Un periodista observó el saqueo
    del palacio presidencial, donde una vieja salía con un extraño botín: dos
    almohadas. Mientras, otros se llevaban sillas y máquinas de escribir.
    En el Capitolio un grupo se dedicó a destruir con
    marros y martillos la efigie de Machado que se encontraba en la entrada, pero
    respetaron el edificio, que de alguna manera sentían como propio.
    La violencia popular se desata contra policías y
    porristas. La primera baja conocida será un sargento de la policía conocido como
    Pito Sampro que, perseguido por la multitud, se encierra en una casa y se
    suicida de un tiro. Su cadáver será objeto de fotografías que registran la
    terrible indiferencia de los mirones. Enrique Fernández registra: “De los cuatro
    puntos cardinales, la multitud, roto todo contén y dique, se precipita sobre la
    jauría en fuga. Está alegre, ferozmente alegre. Como un torrente, asolándolo
    todo, penetra en los cubiles machadistas. Son pocos los que pilla su cólera
    justiciera. El machadismo criminal y sórdido es abyectamente cobarde en la
    derrota. Huye como vulgar ratero”.
    El coronel José Antonio “Lico” Jiménez, jefe de la
    Porra, fue descubierto en la calle por un limpiabotas, que alertó a la gente.
    Perseguido por una multitud se escondió en una farmacia en Prado y Virtudes.
    Lico estaba armado y mantuvo a la multitud a raya hasta que un camión del
    ejército llegó. Los soldados lo invitaron a rendirse y respondió disparando,
    contestaron al fuego y cayó muerto con un tiro en el pómulo. Existe una foto de
    Pegudo publicada en la revista Carteles que se ha vuelto emblemática de
    la revolución del 33 y símbolo de la caída de Machado. El soldado, muy joven,
    que ha ejecutado al jefe de la Porra está de pie sobre el techo de un automóvil
    con sombrero de ala ancha y varios cargadores al cinto, en la mano derecha
    sostiene el fusil en alto y tiene el brazo izquierdo extendido, como si flotara
    en el aire, sostenido por la multitud que lo aplaude. Pareciera un torero
    agradeciendo, tiene la mirada perdida en la distancia.
    Los cuerpos de los porristas son paseados en
    automóviles. A mitad de la calle, retratos de Machado destruidos. El pueblo
    saquea veintiséis mansiones, entre ella la casa de Zubizarreta y un teatro
    dedicado a la pornografía. propiedad del barbero de Machado. Al grito de “dale
    candela” incendian la casa de Pepito Izquierdo. Se contaba que la casa de Carlos
    Miguel de Céspedes fue saqueada, los asaltantes mataron y luego se comieron a un
    oso que tenía en su zoológico privado, más tarde vendieron la piel en un peso.
    Un grupo del ABC asaltó la casa de Baldomero Grau, yerno de Machado, y los
    porristas se defendieron con ametralladoras hiriendo a los manifestantes. El
    ejército intervino atacándolos y desalojándolos.»

    http://www.cubaliteraria.cu/revista/laletradelescriba/n76/articulo-6.html

  7. Bueno, la verdad es que esto ya pasó. Cuando los derrotados atacantes al cuartel Moncada se desbandaron, Raul fué capturado en la linea del ferrocarril camino hacia Birán. En verdad se portó como un cobarde y trató de ocultar su identidad. Fracasó en su intento y lo arrestaron (no lo torturaron ni lo asesinaron) todavia lejos de su destino (Birán).

  8. Raúl se quizo hacer pasar por guagirito de la zona y lo descubrieron por usar calzoncillos atléticos, un acto muy revolucionario y liberal para esa época…

Deja un comentario