La luna llena. Por Esteban Fernández.

por Esteban Fernández

                               LA LUNA LLENA

 

Hoy voy a hablarles del argot anticastrista. Comencemos por decir que a todas las actividades contra la tiranía se les llamaban “LA COSA CUBANA”. Al referirnos a alguien decíamos: “Ese está en la cosa cubana, o ese nunca ha estado en la cosa cubana”…

 

“El viejo”,  siempre fue Andrés Nazario Sargén;  “el Médico” era Orlando Bosch, aunque sus íntimos amigos le decían “Piro”.  En los predios de Alpha 66,  Diego Medina era también “El Médico”;  “El Bambi” es Luis Posada Carriles y  con decir simplemente “Carlay” ya sabemos que hablamos de Carlos Rodríguez Santana el primer mártir de la Brigada que asume su número  como símbolo: 2506…

 

“Rendez-vous” era cuando  los combatientes salían de los muelles en el Barco Madre completamente desarmados y se encontraban con una lancha en el medio del mar que traía uniformes y pertrechos de guerra.

 

“El olvidado de Lucumberri” era Henry Agüeros,  porque estaba preso allá en México por sus actividades anticastristas y recibía poca ayuda del exterior.  A Aldo Rosado lo conocíamos como “Cantaclaro”…

 

El “Ingeniero” era Manolo Ray;  el “Titán” era Manolo Artime;  “Las Tres Letras” o “La Compañía” era la Agencia Central de Inteligencia (CIA) norteamericana.  El Coronel Vicente Méndez era “El Guajiro”…

 

Las gestiones realizadas  por José Elías de la Torriente fueron bautizadas como “El Plan Torriente”;  el mártir de la causa cubana,   Rogelio González Corzo, era el ultra famoso “Francisco”; Héctor Alfonso era “Fabián”;  los “gordos” eran el “Gordo” Carlos Zárraga y el “Gordo” Juan Manuel Salvat del Directorio; el ”Poeta” era Alberto Laucerica…Y cuando se menciona al “Sheriff” no hablamos de Wyatt Earp,  sino que todos los combatientes saben que se trata del brigadista Jorge Gutiérrez Izaguirre.

El bravo que se le enfrentó públicamente, cara a cara, a Castro después de la invasión de Bahía de Cochinos: Tomás Cruz.  Siempre se hablaba de “los equipos de infiltración” y de “los ataques comandos” al Bakú  y al puerto de Samá”. Y Pepito Regalado nos habla siempre del “Punto Fundora”…

 

Los botes más usados eran conocidos como “catamaranes”;  el arma predilecta: “La calibre 50”. Aunque Guillermo Novo prefería la buzuca. Se comentaba constantemente que el error más grande de la lucha fue atacar de madrugada al barco español Sierra Aránzazu creyendo que era el barco cubano Sierra Maestra.

 

Algunos ex combatientes del Escambray eran conocidos como “El Guapo”, “Espiritico”, “El Venado”, “Rabo de Nube”, “La Niña de Placetas”.  Mientras Amancio Mosqueda era “El Comandante Yarey” quien desembarcó en Baracoa el 3 de mayo de 1969 en una operación de la organización RECE.

 

Y cuando yo llegué a la Motonave Venus, joven y novato, descubrí algo inaudito: El temor  por la luna llena. Uno de los hombres más valientes  que yo he conocido en mi vida,  Edel Montiel, se paraba en la proa todas las noches y  preocupado miraba  el cielo…

 

 

Al final, después de varios días allí, le pregunté al capitán del barco, Blas Enrique Castro: “Chico ¿por qué los hombres mas aguerridos que ha dado este proceso le huyen a la luna llena?” Y me contestó: “Porque de madrugada la luna llena ilumina todo el mar y las patrulleras castristas nos pueden divisar a millas de distancia”…   Yo que vivía acostumbrado a que la luna llena era símbolo de romanticismo, ahora ante mis ojos,  la causa cubana la convertía en señal de peligro.

 

Nota: Este artículo ha sido publicado por amabilidad de su autor, para reproducirlo se deberá pedir su autorización. En caso de que sea linkeado se agradecerá la fuente.

8 Replies to “La luna llena. Por Esteban Fernández.”

  1. Experiencia de cuando me iba a ir en balsa:
    Embadurnarse la cara con aceite de motor, ropa clara manchada con el mismo aceite.
    Una buena tira o manta de polietileno negro, para cubrir la balsa. Cabos (sogas) sinteticas, tambien, para atarse.
    Y siempre a mano, el calendario de mareas y fases de la luna, plastificado, tambien plastificado, la pagina del carnet con nombre y apellidos, foto y direccion, por si algo pasaba. Hay gente que viene con los numeros de la familia o plastificados o en botellitas pequeñas.

    Me gusta

  2. Este evita mirar la luna llena!
    Serà un hombre lobo Estebita?

    Me gusta

  3. Vergüenza debía darnos a todos los demás cubanos no haber pertenecido a este grupo de seres EXCEPCIONALES. No tengo palabras suficientes para agradecerles su sacrificio y su continua dedicación a la causa cubana. GLORIA ETERNA A TODOS ESTOS HEROES y legendarios personajes que Esteban nos menciona. Gracias, L10

    Me gusta

  4. Buenos días a todos. Luisa 10, algunos cubanos, una gran mayoría, no tuvieron edad ni posibilidades de hacer lo que hizo ese grupo de “seres excepcionales” como los llama usted. Yo no creo que haya nada de excepcional en querer defender su país, pero bueno, usted sí lo cree. Creo, además, que ningún cubano tiene que sentirse avergonzado de nada, como no sean los esbirros del régimen, pero otros cubanos han ido más lejos y a otras partes del mundo, y allí han dejado huellas imborrables, pidiendo la libertad de su país. Estoy de acuerdo que estas personas han sido muy valientes, y que merecen el reconocimiento que les ha dado Estebita, incluso si no consiguieron su objetivo, liberar a Cuba de los Castro.
    Para otros, los que nacimos con el monstruo crecido y engordado, qué responsabilidad nos achacan, espero que ninguna, porque los que tienen la responsabilidad son los que lo pusieron, y bastante que hemos cargado nosotros con esa responsabilidad, y bastante que nos hemos quemado con ella, y que hemos quemado nuestro trabajo con ella. Gracias. Por cierto, también podrían dejar comentarios en otros posts de este blog.

    Me gusta

  5. Es que para la señora Luisa 10, valemos todos los demas lo mismo que para los esbirros del castrismo, y por tanto, segun ella, debiamos estar avergonzados de no formar parte de un selecto grupo que ella se encarga de elegir.
    Pues si, estoy avergonzado, y mucho, de que haya gente que aun nos insulte solo por estimar que los que hacen unos es mejor que lo que hacen otros, y por desconocer a unos en favor de otros.
    Es decir, que el anticastrismo de unos es “mas igual” que el anticastrismo de otros, en el libro de la señora. Lo siento…..

    Me gusta

  6. Cuando vi el título de “La Luna Llena”, pensé que el mismo era una referencia a Castracula, el vampiro que le ha chupado la sangre a Cuba, que de Conde paso a Rey por obra y gracia de sus artes maquiavélicas. Para matarlo hay que atravesarle el corazón con una estaca, pero ¿Quién le pone la estaca al caballo? Al comenzar su lectura me di cuenta de mi error, pues en realidad se trata de las actividades contra la tiranía castrista.

    Aldo Rosado Tuero, periodista y novelista, en la actualidad es director del blog Nuevo Acción, y todavía sigue cantando claro, en el cual encontré en “Recuerdos de una Antigua Cámara”, las siguientes fotos:

    Esta es una foto verdaderamente histórica. En ella aparecen: a la izquierda, en prácticas de telegrafía, un joven, casi púber, Esteban Fernández y a la derecha accionando el dinamo el glorioso Coronel Vicente Mendez. Ambos probaban los equipos de telegrafía suministrados por Luis Conte Agüero. Campamento de los Everglades, 1965. (Foto: Archivo de Esteban Fernández)

    El Coronel Vicente Méndez, miembro del Alpha 66, se infiltro en Cuba por la zona de Baracoa en 1970, y murió en combate luchando contra el ejército castrista.

    Otra foto del campamento de entrenamiento de Vicente Méndez. De izquierda a derecha, Mirta Borrás, Pedro García, el hoy locutor de Radio Martí Jorge Riopedre y (con sombrero) el periodista y escritor costumbrista Esteban Fernández. Año 1965. (Foto: Archivo de Esteban Fernández)

    Gracias Esteban por tu aporte a la causa de la libertad de Cuba con el rifle y con la pluma, y también a agradezco a Zoé, que tan eficazmente lo hace con la pluma, por publicar tus artículos, medio por el cual lo continuas haciendo.

    Me gusta

  7. El código que utilicé par las fotos no funciono, las envío de nuevo:

    Me gusta

  8. ¿Así que Estebita, el de las notas costumbristas, era un contrarevolucionario de armas tomar, que incursionaba a las órdenes de Edel Montiel? Mis respetos por jugarse la vida, mi rechazo si hizo sufrir a inocentes.
    La forma en que Luisa 10 expresó su reconocimiento a Estebita puede no ser feliz, pero creo que el concepto se comprende. Así que si entre Uds. no se entienden o se cuestionan…. mal los veo.
    Ahora, lo que sí no es feliz es el remate que Estebita utiliza para develar la causa del temor a la luna llena. ¿No es obvio que cualquier fuente de luz delata una posición? Lo que tenía de valiente, lo tenía de obtuso. Yo le hubiera contestado ¿Nene, a vos que te parece?
    Saludos cordiales a la bella titular del blog y a sus seguidores. Me retiro para apreciar las fotos de Estebita.

    El Sr. Sentimiento rides again and still in love.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .