Dile a Repsol que no coopere con genocidas.

Petición.

5 respuestas para “Dile a Repsol que no coopere con genocidas.”

  1. Armando le propongo cree otro sitio web con una carta de apoyo y solidaridad a Repsol y a la extraccion de petroleo en Cuba, Para que respetando la democracia ellos puedan recibir y medir tambien el alcance de nuestra opinion. En defenza de la democracia y la opinion de todos los que vivimos fuera de Cuba. Yo me sumo a los que opinamos diferente a ustedes en este tema y estamos totalmente en contra de medidas que como el bloqueo afectan al final al pueblo en su gran mayoria

  2. Y despues de firmar la cartica que?? cartica pa’ qui cartica pa’ lla cartica del trillo, del camino, de los 74 de los 140, carticas a obama a Repsol, a castristas y anticastrista firmitas pa’ los presos los huelguitas que no se sabe si comen o no, y luego que terminan con la huelga estan mas gordos carticas para los desparecidos que luego aparecen, cartica para los 75 y han resultado ser muchos mas, carticas para el papa y asi y todo miren para arriba que hay quien esta perdido en el llano de cual blokeo hablarà? vamos hacer otra cartica

  3. Chris:
    Después de firmar la cartita no se que pasará, al menos, los señores de Repsol sabrán cual es nuestra opinión respecto a sus acciones. ¿Que propone usted Chris?

    Dagoberto:
    Si quiere usted apoyar a Repsol para que Castro se siga enriqueciendo hagale una carta. Esto es una democracia y aquÍ cualquiera puede hacer cartas de lo que quiera y pedir lo que considere justo. Nadie se lo prohibira. En Cuba, parece que usted no se ha enterado aún, es donde no se pueden hacer esas cosas.
    Yo le puedo dar una idea y es que vaya y se aliste como trabajador de la plataforma petrolífera de Repsol en Cuba a cambio de un mísero salario y sin derecho a prostestar ni a asociarse. Como considera que es beneficioso para el pueblo de Cuba que Repsol se instale allí con esas condiciones usted estará encantado de aceptarlas.

    Haga usted una carta a favor de Repsol, estoy absolutamente seguro que, por desgracia, la firmarán mas personas que la mia. Del mismo modo que hay mas cubanos apaleando, acosando y maltratando a Damas de Blanco indefensas que cubanos pidiendo libertad. Hay mas cubanos deseosos de ir a Cuba a dejar a Castro el dinero que obtienen en EE.UU y mas cubanos dispuestos a ir a bailar con el castrista y defensor de asesinos Juan Formel que cubanos dispuestos manifestrase y pedir a Repsol que no expolien nuestras riquezas naturales, que no enriquezcan aún mas a la familia Castro y no financien indirectamente el terrorismo y el narcotráfico a través del castrismo. Me hace mucha gracia que usted, desde la democracia, defienda un régimen que de democrático tiene nada.
    Si no les gusta la carta no la firme, es asi de simple.

    Quiero agradecer a Zoé Valdés por poner el enlace en el blog. Muchas Gracias.

  4. Ar caro ya yo hice mi propuesta o no leyò el final del comentario pero para que no le cueste fatiga dije «vamos hacer otra cartica» y los que quieran que pongan su autografo el tema de la carta es libre

  5. Dagoberto yo creo que los cubanos que se atrincheran en contra o a favor del bloqueo están bastante desinformados de las nuevas tendencias éticas que conciernen a las empresas, y que se pueden resumir en lo que se llama Responsabilidad Social Corporativa ( RSC). Justamente mi ultimo articulo versa sobre esta cuestión: http://uncuentoviejo.blogspot.com/2011/12/cuba-ante-la-responsabilidad-social.html

    La postura contra el bloqueo, durante muchos años amparada también en las resoluciones de la ONU, se basan en la soberanía no en la ética del régimen. Lo que se está pidiendo entre lineas ( o no tanto) es que Cuba pueda jugar en igualdad de condiciones, pero en las mismas que el resto de Estados villanos, para que las empresas sin escrúpulos puedan comerciar con el gobierno cubano. Las personas de bien, incluida la oposición deberían pensar los reclamos sobre la ética de respeto a los derechos humanos, porque a ellos se les supone una actitud reivindicativa en tal sentido. En estos tiempos que corren las empresas saben que la ética es rentable y aumenta el valor añadido a sus productos, la propia ONU lo recomienda a través del Pacto Mundial, e incluso existe una certificación en este sentido al igual que las hay de calidad o medio ambiente. No es ético construir un discurso reivindicativo sobre la base de querer ser igual que otros delincuentes sino sobre una ética ajustada a los nuevos tiempos y a los que están por venir.