Diplomacia y derechos humanos en Cuba. De la Primavera Negra a la liberación de los presos políticos. Varios autores. Compilador Gabriel C. Salvia.

Cliquee en la imagen

 

«Acabo de terminar cinco años de servicio diplomático en la Embajada de Suecia en La Habana. Ha sido un gran privilegio haber tenido la oportunidad de conocer a fondo las difíciles condiciones de vida y el arduo trabajo de la oposición cubana. Durante mis 18 años en distintas funciones diplomáticas en América Latina no he conocido violaciones contra la libertad de expresión tan vilmente elaboradas como en el caso de Cuba. Por ejemplo, la violación de derecho a internet, del derecho de organizarse y reunirse. Nunca se me borrarán de la mente las fuertes impresiones que he sentido por los contactos humanos con los disidentes cubanos.

Mis viajes al interior del país me han confirmado la situación deplorable de los derechos en Cuba, viéndolo desde el punto de vista de los familiares de los presos políticos y los miembros activos de la sociedad civil. La persecusión por las autoridades ha sido muchas veces aún más intensa y cruel en el interior del país. Un aspecto muy especial en el caso de Cuba es cómo las autoridades instigan a los funcionarios del estado a organizar lo que se llama ‘actos de repudio’ contra manifestantes de la oposición. Es una forma de persecusión muy denigrante tanto para las víctimas como para los propios actores estatales.

Veo al premio no como algo personal para mí sino como un premio más bien institucional a la Embajada, a Suecia y a la Unión Europea. Seguiremos nuestra presencia en Cuba para apoyar los derechos de los cubanos propiciando una apertura en el país y hacia el mundo exterior.»

Ingemar Cederberg. (Texto de contraportada).

El libro está dedicado a la memoria de Laura Pollán, Gloria Amaya, y Orlando Zapata Tamayo. Es un libro que les recomiendo por su honestidad y precisión. Agradezco al diplomático anónimo su envío, su texto, excelente, al igual que los de los demás. Gracias.

Una respuesta para “Diplomacia y derechos humanos en Cuba. De la Primavera Negra a la liberación de los presos políticos. Varios autores. Compilador Gabriel C. Salvia.”

  1. Excelente compilación de Gabriel Salvia. Gracias a él tuve el grandísimo placer de poder leer el libro.

    Muchas son las calumnias de las que es objeto CADAL por estos lares. Hace muy poco una amiga me envió un texto (que circula por las páginas de los cómplices de la dictadura castrista en Argentina) en el que se dice que CADAL tiene unas lujosas oficinas en la capital federal de Buenos Aires. Le respondí a mi amiga: “¿Recuerdas mi apartamento? Bueno, pues las oficinas de CADAL son prácticamente la mitad de él. Te lo digo yo que vivo aquí”. (Aclaro: mi apartamento bien podría ser el baño de Cristina Fernández de Kirchner; tal vez más pequeño).

    Los castristas y sus cómplices son especialistas en la calumnia. “¡Agua y ajo con ellos!”, como diría mi abuela.

    ¡Bien por CADAL!

    Gracias, Zoé.