Cónsul non grata. Por David Alandete.

Barras y estrellas, blog de El País.