Socios del exclusivo ‘fondo de reptiles’.

Por eso España está como está.