Contradicciones. Por Julio César Gálvez.

Contradicciones.                                                                          Por: Julio César Gálvez.

Sección: Una isla perdida en el mar.

Sin duda alguna que el régimen cubano está en una situación de profunda crisis. La intensificación de la represión ha puesto de manifiesto el rechazo de la mayoría del pueblo cubano en contra de la junta militar impuesta en la isla, al tiempo que muestran que este no tiene otra opción que sacudirse de encima el totalitarismo de los Castro para alcanzar la democracia.

Después de la celebración de la Conferencia del Partido Comunista de Cuba, la tiranía envió un claro mensaje para todo el que aspiraba o soñaba,  cerrando el camino para un cambio, demostrando que el terror es la única vía que está dispuesta a utilizar. El abismo entre el régimen y el pueblo es insalvable ya.

Y es en este ámbito donde  resultan paradójicas las declaraciones de la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe  — CEPAL  — durante la conferencia dictada en el  Aula  Magna  de  la  Universidad  de  la  Habana,  donde  señaló  que     “ América Latina tiene que aprender mucho de Cuba ”, en una clara concesión unilateral hacia la tiranía, justamente a pocos días de una brutal ola represiva contra opositores pacíficos, que arrojó más de 300 detenciones en enero y la muerte del preso político Wilmar Villar, producto de una huelga de hambre en reclamo de sus derechos.

América Latina sigue siendo la región con más probabilidades de desarrollo para este 2012, donde la CEPAL pronostica un crecimiento de 3,7 por ciento después de lograr 4,3 por ciento en el 2011, algo que Cuba no logra hace años, a pesar de sus infladas estadísticas oficiales brindadas por la Oficina Nacional de Estadísticas.

No satisfecha con lo expresado en la citada conferencia, durante la rueda de prensa de este miércoles,  manifestó  “  Veo  con  mucho  entusiasmo  lo que se está haciendo aquí ( … ) hay una dinámica de seguimiento, de ir adelante con mucha firmeza ”, refiriéndose a los cambios económicos anunciados por Raúl Castro, los que consideró “ muy atinados ”

Su amplio curriculum merece mi mayor respeto, pero nunca había sabido de una persona con un aval tan amplio, y mucho menos con una Maestría en Administración Pública realizada en la Universidad de Harvad, tan desconocedora de la realidad por la que atraviesa la población cubana.

Alicia Bárcena fue nombrada por el Secretario General de la ONU, Bank Ki Moon, para el cargo que desempeña el 1 de julio de 2008, después de haber ocupado diversos cargos en la propia CEPAL, la administración de las Naciones Unidas, entidades adscriptas al organismo internacional y en el gobierno mexicano. Se supone que tiene experiencia sobrada para estos desempeños, pero sus palabras dichas en tierra cubana se contradicen.

De “ promesas, entusiasmos, ir hacia adelante con mucha firmeza,  victoria futura ” es el mismo discurso con que han engañado los Castro al pueblo cubano durante más de 50 años de disfrute unipersonal del poder. ¿ Lo escribió ella o le dieron el papel para que lo leyera ?

A su juicio, el gran desafío del régimen totalitario cubano es preservar y consolidar los logros de la revolución cubana en materia de salud, educación e igualdad social a través de la sostenibilidad de la economía. Solo que esos llamados logros hace rato pasaron al olvido. La debacle económica por la que atraviesa el país acabó con los puntales de la propaganda del socialismo tropical caribeño.

A la señora Bárcena se le olvidó mencionar o no le informaron antes de hacer el viaje a la isla, que Cuba es un país dependiente económicamente y vive de los subsidios proporcionados  por otros países desde hace 50 años, lo cual ha incidido seriamente en el deterioro de estos sectores.

En la actualidad es Venezuela el país al que Cuba chupa como una sanguijuela, que  suministra más 100 mil barriles diarios de petróleo y está enfrascada en la reparación y modernización de toda la infraestructura petroquímica cubana, como pago por los educadores, entrenadores y técnicos deportivos, agrícolas, azucareros y los más de 60 mil médicos, enfermeras y personal de salud que brindan sus servicios en ese país latinoamericano en detrimento de los cubanos. A esto hay que agregar los asesores militares, miembros de los cuerpos represivos, la inteligencia y los cuerpos de seguridad cubana que operan en ese país.

Tampoco le deben haber informado que la educación cubana está centralizada y dirigida por los lineamientos de Partido Comunista de Cuba – el único autorizado en la isla –; que el acceso a los estudios universitarios solo es para los “ revolucionarios ”, que el propio Raúl Castro fue quien anunció el despido de más de medio millón de trabajadores que engrosan las plantillas infladas del aparato burocrático estatal, de que cada cubano vive con menos de 50 centavos de dólar diario, contradiciendo los parámetros de la propia CEPAL, que considera el umbral de pobreza a quien vive con menos de dos dólares diarios. De la existencia de una libreta de racionamientos alimentarios que ya cumple 50 años de implementada que sirve para mal alimentarse durante 10 días al mes.

El régimen que desgobierna en la isla ha hecho posible que la agricultura y la industria cubana se encuentren depauperadas totalmente, teniendo que importar el 80 por ciento de sus necesidades alimentarias básicas, principalmente de Estados Unidos donde realiza compras por valor de más de 500 millones de dólares anualmente. Donde no existe propiedad privada alguna, ni se brindan micros ni macro créditos para la creación de pequeñas empresas, no existe liberación de mercados, ni mucho menos intenciones por parte del Estado  de permitir trabajar en función del desarrollo a partir de la base de la pirámide en ningún sector de la industria, la agricultura y los servicios.

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe lamentó, durante su rueda de prensa, que 177 millones de latinoamericanos vivan en condiciones de pobreza, de ellos 73 millones en la indigencia, pero  no mencionó a los cubanos incluidos en esta categoría. Tampoco habló de los planes concretos del organismo que preside para reducir la pobreza en la región e incrementar el trabajo y la productividad. Quizá se le olvidó o no formaba parte de la agenda que la llevó a la Mayor de las Antillas.

Son cosas que pasan, pero no existe justificación alguna para su desinformación sobre país alguno, y mucho menos para que en el futuro la Comisión que dirige otorgue un préstamo o ayuda económica alguna a la tiranía cubana. Es una duda que me surgió de improviso. ¿ De acuerdo?

Julio César Gálvez es ex prisionero político de la Primavera Negra de Cuba, del Grupo de los 75. Fue desterrado a España.

3 respuestas para “Contradicciones. Por Julio César Gálvez.”

  1. O es una cinica petrocomprada, una comunistona tapinada, o navega en una espesa tiniebla de ignorancia propia de una indigena amazonica de las tribus que ha poco descubrieron y esta tercera opcion no es.

  2. Que es la ONU, sencillamente un centro, unlugar donde se va ha ganar buen salario, votar por el que le indique los poderes o por el que mas beneficios reciban, todo menos utilizar, la honradez y la sensatez, este es un magnifico lugar para degustar los buenos vinos y mangares, aunque no asi pueden alimentarse el alma porque las mayorias de sus miembros no la tienen, es sencillamente compararla con la OEA otra de las pestilentes organizaciones que se gasta el mundo. Que pueden elegir o quien puede ser elegido, por favor refierance ha cosas mas elegantes moralmente.

Deja un comentario