La elegancia de La Habana. Por Tania Quintero.

En su blog.

3 respuestas para “La elegancia de La Habana. Por Tania Quintero.”

  1. Cuando era nino vivi varios anos a finales de los 50, en la calle Coco, Santos Suarez, un barrio de medio pelo, pero limpisimo, atorado de kioskos, bares, bodegas, quincallas, heladerias, tiendas de ropa, peleterias, vendedores ambulantes, por la Calzada las guaguas se movian 24-7 una detras de la otra, los limpiabotas usaban sus saquitos con corbata, recuerdo que al levantarnos siempre estaban como centinelas los litros de leche enfrente de las casas, sigo impregnado de los olores a cafe con leche, frituras, y una brisa saludable. Mi padre era un dependiente bodeguero, mi madre, costurera. Un compas de tiempo , anduve por otros lugares y retorno por los 90 junto a mi hermano mayor. ?Que podre describir que no se haya ya filmado y descrito? Colinas de basura pestilente, calles bombardeadas, una placita inmunda con un carton que anunciaba el chicharo a tres pesos liberado, gente ezquizofrenica esperando una remota guagua con caras amargadas, edificios decrepitos, chamuchina por doquier. En los paises de regimenes comunistas de Europa no se vio nunca paisaje lunar tan deprimente. Retama de guayacol fue lo que nos toco. Un engendro diabolico reciclado en hombre fulmina una ciudad esplendorosa en breves anos. Que mala suerte tuvimos. Exquista la breve descripcion y la foto historica.

  2. !Y que diferencia hoy! Ya no somos humildes, pero por lo general cada uno tiene solo una muda de ropa que tiene que ponerse todos los días para ir a trabajar. Y cuando todos se reunen en una guagua vaya Ud a ver quién aguanta más.

Deja un comentario