Una buena manera de aguantarse en el Metro.

Un poco de humor no nos viene mal, se avecinan días duros…

Gracias a Timour Lam.

 

15 respuestas para “Una buena manera de aguantarse en el Metro.”

  1. Ja ja ja buena imagen.

  2. mmmm, eso debe ser fotoshop… ¡qué clase nalgamen! Aquí en Tokio yo no sé cómo lo hacen, pero ves a la gente de pie, leyendo o mirando el movil, sin agarrarse a ningún lado, tambaleándose un poco, pero sin caer ni mover siquiera los pies de posición, como si nada se moviera bajo sus pies!. Yo estoy aprendiendo, pero es difícil.

    Saludos!

  3. Coñó, esa Ninfa tiene tremendo «Perro», yo soy el que tengo que aguantarme pa evitarme problemas…

  4. Muy bueno el chiste y la foto. Mi esposa ni pensar que pueda aguantarse de esa manera !!!
    Esta la pobre -como decia mi abuela- parece que le paso una aplanadora por la espalda.

  5. Tremenda maleta… y sin rueditas!…

  6. Eso, eso, eso… sólo las negras, coño! Podría haber fotoshop, pero podría también ser muy, muy real.

  7. Ay, q asco, por favor!!, pobre del niño q se agarre a ese tubo depués…, q´infección y q´peste!!!

  8. …Y d dónde es ese metro?, pq hace rato, q por suerte, yo no veo negro. No sé a dónde se llevan las negra jineteras chusmonas q tanto buscan los folloneros españoles,…, las esconderán pq aquí se ve muy poco…, al menos en Catalunya, nunca…, y déjame cruzar los dedos, pq allá, en Cuba, kedaron los empujones, puñetasos y groserías d esas negronas q no repetaban ni a las personas mayores, eran como unas paraniocas d la esclavitud, el abuso y el racismo…, uf, q´aire puro!

  9. …sí , hombre, ya sé q la negrá no es una exclusividad cubana, q hay en Francia…, pero me acordé del grajerío dejado atrás con alivio. Adeu

  10. JAJAJA, y felizmente gozando su viaje en el metro esta esta langosta azul de anaranjada disfrazada, puliendo el palo esta, bien caliento lo debe haber dejado, disfrutando a su manera esta……….vivir, es so~ar JAJAJA

  11. Muy bueno y simpatico.
    Un chistesito sobre el tema del fondillo (asi deciamos los cubanos finos, ja, ja)

    Una cubana bien proporcionada llega a La Habana, despues de muchos años de ausencia
    Se monta en un taxi
    Y empieza a recordar, y dice mira el teatro Blanquita,
    A lo que el taxista le dice «compañera eso se llama ahora Karl Max»
    Y sigue, mira el teatro Radio Centro, y el taxista le dice » companera es se llama ahora Yara
    Mira el teatro Nacional, y el taxista vuelve y dice» compañera eso se llama ahora Garcia Lorca.

    Cuando llegan a su destino, la mujer se baja y el taxista le mira su tremendo trasero y dice con esa picardia cubana » oiga y eso… que es?

    Y la cubana ni corta ni perezosa le contesta: No se como lo llaman ahora pero en mis tiempos a este le decian culo.

  12. HABIA UNA VEZ UN TUBO,QUE ESTUVO EN…….SE LO TRAGO….,QUE PERRO,NO MUERDE PERO COMO LADRA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!.

Deja un comentario