Capriles Radonski y los desafíos venezolanos en política exterior. Por Nelson Castellano-Hernández.

Capriles Radonski y los desafíos venezolanos en Política Exterior.

 

Por Nelson Castellano-Hernández Ex Cónsul de Venezuela en Paris Presidente de Venezuela Futura

Capriles Radonski enfrenta grandes retos en Venezuela: rescatar la democracia y reconstruir un país en el que puedan vivir y desarrollarse todos sus ciudadanos. Esa es la empresa titánica que se dispone a realizar el Campeón de la Unidad. Además de la ardua tarea nacional lo que evidentemente es su prioridad, el gobierno de Capriles Radonski, tendrá paralelamente que atender los desafíos en política exterior que enfrenta Venezuela. El gobierno saliente, de la mano de Chávez, radicalizó su actuación internacional, la palabra que él utiliza como un arma, lo llevó a desarrollar un discurso agresivo que blandió contra los E.E.U.U., Alemania, Francia, México, Colombia, Perú, Inglaterra, Israel, España, por solo nombrar unos pocos. Su preferencia marcada por ciertos regímenes tales como: El Irak de Saddam Hussein, La Libia de Gadafi, Siria, Irán, Zimbawe, Bielorrusia etc. En su mayoría de escasa reputación democrática. Y al lado de ello, la permanente defensa al terrorista Carlos, de los grupos terroristas colombianos y su apoyo al extremismo Islámico, se sumaron a todo el resto y nos hicieron perder muchos de nuestros espacios internacionales. Sus posiciones dogmáticas, lo han llevado a desarrollar una política de importación y beneficencia, destruyendo toda la inversión extranjera en el país; privilegiando las relaciones comerciales y políticas con Cuba, Irán, Rusia y China, llegando a hipotecar el futuro económico del país y su sistema de seguridad nacional. La primera prioridad Internacional del nuevo presidente, deberá incluir la revisión de todas esas relaciones, así como los compromisos contraídos que se derivan de la infinidad de acuerdos que se han firmado de espaldas a los intereses de los venezolanos. Segundo: reconstruir nuestra imagen internacional. Construir una buena imagen a nivel internacional implica un largo proceso de relaciones con los otros Estados, durante las cuales se prueba la fidelidad a los valores de convivencia mundialmente reconocidos. Cuesta muchos años obtenerla pero puede destruirse rápidamente. Para los intereses internacionales venezolanos es ese uno de los peores crímenes del Gobierno del actual Presidente. Cuando se pierde un mercado internacional el puesto es ocupado definitivamente por otro país u otro producto. Cuando se pierde la representación en una organización internacional, la plaza vacante la ocupa otro que sí defiende a los suyos y cuando el Presidente de una Nación se comporta como un payaso nos muestra al mundo como un circo. Reconstruir el país será difícil, pero dependerá de nosotros; reconstruir nuestra imagen de país serio dependerá en gran parte de los otros. Superar esta situación de minusválidos a las que nos ha arrastrado Chávez y su política gubernamental, se convertirá en uno de los grandes retos del futuro venezolano. Tendremos que recuperar un respeto por lo que somos y no porque regalamos petróleo fácil o hacemos compras millonarias. Deberemos obtener el apoyo de otros países porque nuestras posiciones son correctas y por los valores que representamos y no porque les compramos la deuda externa o financiamos sus campañas electorales. Tendremos que recuperar el respeto de los países que piensan, que antes de querer darle lecciones a los otros y andar promoviendo revoluciones en el continente, un gobierno serio, es aquel que se ocupa de que sus ciudadanos puedan tener cubiertas sus propias necesidades. Como tercera prioridad, la Venezuela-Futura deberá asumir el reto de representar un proyecto político-económico-social que dé respuesta a la problemática latinoamericana, dentro del ejercicio de la democracia en un estado de derecho y el respeto de sus pilares fundamentales: La separación de los poderes. Un proyecto que prevea el desarrollo personal de los ciudadanos, su ingreso a los procesos productivos y la erradicación de la extrema pobreza, rechazando cualquier distinción entre ellos. Que tomara en cuenta el respeto de las libertades fundamentales, los derechos humanos y constitucionales, la libertad de expresión y en el que la justicia sea igual para todos los miembros de la sociedad. Dentro del contexto actual, en América Latina existe un proyecto Supra-Nacional que se extiende en el sub-continente, sus miembros principales son Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua, otros Estados les siguen el juego para aprovechar los beneficios económicos que les brinda el petróleo venezolano. Frente a ellos algunos países como Colombia, Chile, México, Panamá, recientemente Honduras se encuentran luchando solos, cada quien por su lado, frente al bloque del ALBA. La situación en América Latina es alarmante, la crisis y la violencia reinan en muchos países, las sociedades se encuentran polarizadas, el odio y el rencor como proyecto y programa de algunos gobiernos es lo cotidiano, transformando a los ciudadanos en rehenes de esa nueva visión. La tendencia indica que dichos gobiernos se están radicalizando en la forma y en la acción. Una nueva forma de régimen se ha impuesto en el sub-continente: la democracia totalitaria o dictadura democrática; en donde el opinar contra el gobierno, es un delito grave, en donde hacer parte de una oposición, la cual debe existir en toda democracia verdadera, es ser considerado, no como un adversario político sino un enemigo. El miedo social, laboral, institucional, recorre los países de la región. Y ello es un peligro para la construcción de las nuevas sociedades que se encuentran en proceso de afirmación. En el continente Europeo frente a los conflictos bélicos y sus crímenes de guerra, contra la ola de violencia terrorista, frente al rencor y las crisis económicas, los países han asociado a todos los ciudadanos para poner fin a ello y encauzarla hacia un modelo diferente. En América Latina, al contrario, se remonta el pasado con odio, no como historiadores críticos, ni tampoco con la búsqueda de soluciones judiciales objetivas necesarias, sino jugando con las conciencias nacionales, manipulando, utilizando el pasado triste, doloroso, evitando la reconciliación. Jamás América Latina se había encontrado en una situación tan difícil, en el pasado los regímenes totalitarios se encontraban definidos y en la lucha por la libertad los caminos estaban claros, el proyecto perverso que ha intentado instalarse, se sirve de los mecanismos democráticos para introducirse dentro del sistema, destruirlo desde adentro, paralizarlo, desmantelarlo, tomar el control total de las instituciones e instalarse indefinidamente. Una Venezuela de la esperanza se vislumbra con Capriles Radonski y la unidad democrática venezolana, la historia nos muestra que han sido necesarios cataclismos, guerras, dolor para que surja un hombre nuevo. Venezuela, conjuntamente con los otros países hermanos deberá luchar por encontrar nuevas respuestas, que les permitan desarrollar estrategias adecuadas para desarrollar “Políticas Alternativas” en América Latina. Estamos seguros que después de estos años de oscurantismo, el “Campeón de la Unidad”, les mostrará que si hay un camino.

2 respuestas para “Capriles Radonski y los desafíos venezolanos en política exterior. Por Nelson Castellano-Hernández.”

  1. Randonski no era mi candidato… pero ahora lo es… debo reconocer su enfoque… altamente enfocado… sòlo me gustarìa que se deshiciera de los modos populistas utilizados por Chàvez para encantar a sus ovejas y dejar a un lado tanta frasecita y discurso bolivariano… porque Bolìvar me tiene hasta las pelotas!… (Por cierto, soy Paecista)…

    Radonski es de signo Càncer… O.o

  2. El caos siempre ha sido el modo de vida en este sufrido planeta, pero no es el caos el modo definitivo de la vida humana, debe existir un equilibrio que aparte al hombre de la desesperanza. La armonia no es un estado natural, pero si existe el equilibrio, no es posible que lo negativo halla desplazado a lo positivo de la forma en que vemos hoy. Crisis financiera, Guerras a doquier, dictaduras, enfermedades, corporaciones esclavistas, en fin un Mundo lleno de las peores consecuencias que los egoismos han creado..El equilibrio es alcanzable y con ello un Planeta mejor…Americalatina necesita de ese equilibrio y las fuerzas naturales del progreso la estan empujando, los punteros mayores: Hugo Chavez y los castros, tienen una crisi que cada dia se va convirtiendo en algo insuperable, y , muerase Hugo Chavez o no, de todos modos Venezuela va a transitar hacia un estadio mas justo y humano, la caida del regimen chavista arrastrara al regimen cubano o lo obligara a mutar hacia un sistema que ya la crapula castrista tiene previsto…El equilibrio llega cuando la crisis es mayor, es una ley universal, por eso en este ciclo definitivo, creo ver llegar la soucion para toda la America y el planeta….Mas caos no es posible, y quien crea que las cosas en el planeta seguiran complcandose, les digo que no…La solucion esta ahi afuera y si la solucion no llegare, veriamos a un Planeta Tierra sucumbir por una hecatombe definitiva y entonces si se cumpliria el radicalismo absoluto: Caos- Armonia- Caos- Armonia y estamos en la prefase armonica….Gracias

Deja un comentario