Las puertas se cerraron. Monseñor Agustín Roman.

«La visita a Cuba sería el callarnos y no denunciar y yo creo que un profeta no puede callar.  Si un profeta se calla, verdaderamente no es profeta y un cristiano tiene que ser profeta.  Sería muy fácil regresar como un turista pero no sería honesto»

Msgr. Agustín Roman.

Gracias a Marta Menor.

5 respuestas para “Las puertas se cerraron. Monseñor Agustín Roman.”

  1. dos HOMBRES habian en Cuba pastores del señor uno Monseñor Pedro Meurice y el otro Agustin Roman historia narrada en primera persona y me pregunto sabrà Benedicto XVI de todo esto? Ms, Agustin Roman como buen guajiro ha dicho las cosas con y por su nombre al pan pan ir a Cuba significa callar, traicionar, obedecer y ser complices mejor descripcion de Jaime Ortega y de Dionisio Garcia no podia haberla hecho mejor

  2. Amen y gracias a dios que tenemos un hombre con la enteresa y la fe del profeta que todos los cubanos necesitamos .

  3. Monseñor Roman, gracias por mantener la dignidad cubana enalto, que tanta falta nos hace.

    No creo que al Papa le interese hablar con Monseñor Roman. Los que estamos en Miami no contamos para nada. Solo para mantener vivos a miles de cubanos para que no se mueran de hambre. Y ahora cuando la gran mayoria empiece a viajar de Miami a Cuba, muchos mas dinero le llegara al castrocomunismo..

    Pobre Cuba, pobre los cubanos. Un pueblo sin dignidad, ni verguenza no puede salir adelante.

    Por eso cuando vemos a seres como Ms. Roman, se no alegra el corazon un poco, y sabemos que todavia existen cubanos decentes y dignos que mantienen su cubania en alto. No muchos pero lo suficiente para mantener viva la llama de la esperanza.

  4. Ya pondere lo suficiente a Mons. Meurice en este espacio. Sumo entonces mis ponderaciones a Mons. Roman. Debajo de la sotana parece tener dos atributos masculinos bien puestos, que les faltan a algunos de sus hermanos en el episcopado cubano.