La jerigonza de los cubanos de hoy. Por Juan Abreu.

Emanaciones.

9 respuestas para “La jerigonza de los cubanos de hoy. Por Juan Abreu.”

  1. Muy acertado su comentario. Eso es lo que vengo diciendo desde hace mucho tiempo sobre los documentales sobre Cuba, que veo en Miami . A mi como cubano me da verguenza. No se parece en nada a La Habana que yo deje en el 1960. Principalmente la gente. La chusmeria, la forma tan baja de hablar. No parecen cubanos. Y claro cuando digo esto, algunos me dicen racista. Pero la realidad esta ahi, en los documentales. Y todo la gente decente, se pregunta de donde salio tanta mierda?

    Y te das cuenta, que el gran problema cubano es que la gente cubana cambio para peor. Y con este tipo de gente no se puede construir una Nacion.

    Gracias fidelito, fidelona, hijo de la gran lina, pero destruir a Cuba, fisica y moralmente.

    El nuevo cubano, en su gran mayoria, es una gran verguenza para todos.

    Chusmas, chabacanos, no sabe hablar, hablan como si hubiesen venido de la selva.

  2. Es verdad sr. Benitez, yo vivo en miami beach, y hasta verguenza me da cuando veo las cubanas en el salon de belleza que frecuento y un programa de tv de casos de la corte, la forma de expresarse de las cubanas recien llegadas, son la representacion de la «chusmeria», «chabacaneria» y vulgaridad, hablan moviendo no solamente mucho las manos sino los brazos, contonean todo el cuerpo como si estuvieran bailando una especie de baile desconocido al ritmo de la palabreria vulgar y ordinaria que sale de sus bocas, yo soy cubana y a veces ni digo que lo soy cuando ademas hay presentes damas americanas y de otros paises bien educadas, (aunque para ser honesta tambien hay cubanas (os) jovenes recien llegados que son los mismos de siempre en educacion), pero toda esa forma de actuar de la cual ellos ni cuenta se dan, no es mas que el producto de lo que aprendieron bajo aquel regimen donde impera la «plebe» seguidora de los Castro que ademas de destruir fisicamente nuestra isla tambien ha destruido la educacion, la moral y el civismo que caracterizaba al pueblo cubano

  3. Esa jerigonza es solamente un síntoma, entre otros, de una grave enfermedad degenerativa. Los afectados, por supuesto, no saben o no admiten su problema, lo cual hace cualquier cura imposible. Triste.

  4. El problema es global. Por cuanto, antes se subia a un avión, a una obra de Broadway o al cine en short y chancletas ? De Cuba, no lo niego, la chusmeria rampante y tratando de ser la mejor y graciosa. Si algunos recuerdan, cuando se vió la minifalda sobre la rodilla en las películas, comenzamos a ver nalgas en las calles. Claro que no todas, pero se notaba y se veían bien. Que somos exagerados.

  5. Al llegar a la big apple, pensaba encontrar el NY de la lluvia y los paraguas, el buen traje y el «the way you wear your hat», Manhattan y Stardust. Nada de aquello hollywoodense, que fué real hasta finales de los 50. Gente cooriendo, snikers, shorts y chancletas, trapos en la cabeza y el f…king por todas partes.

  6. Cuando comenzó esto, con los Beattles o con la guerra ?
    Guerras siempre hubo.

  7. Casi generalizado, pero en Cuba se pasa de las castañas…

  8. Lo que sucede es que en Cuba no hubo una revolucion..hubo una involucion en todas las esferas..pero se manifiesta mas en el lenguaje oral y peor..en el corporal..llegan cubanos que yo no entiendo lo que dicen y todos ..a hacerse millonarios en tres dias..por supuesto..sin trabajar..esos nos hacen sentir mal pues desdicen de los cubanos que hemos luchado tanto para progresar por la via del sacrificio..estudio y perseverancia..claro..hay excepciones..pero no son la regla..con esos bueyes hay que arar.?!..en el mar…

  9. CRÍA CUERVOS…

    Por Andrés Pascual

    Se pudiera estar hablando años de las razones que diferencian la lucha contra el castro-comunismo de la “oposición al chavismo”, en primer lugar, todavía no llega a Miami el primer preso político con 10 años cumplidos; nadie conoce que se haya celebrado ni un juicio cuyo fallo sea el asesinato de un hombre, de uno solo, porque se alzó o porque cometió el sabotaje obligado que condimente la lucha por la libertad.
    A fin de cuentas, Venezuela no es Cuba en nada, a pesar de todo lo que digan… y cayó por voluntad propia, una vez que existía el ejemplo tácito de Cuba y el de Nicaragua.
    ¿Cuántos cubanos exiliados había en Venezuela? Pero el venezolano no creyó en ellos, porque es de raíz antiamericana, o ¿Contra qué país hispanoamericano fue que Estados Unidos puso, por única vez, sus tropas en alerta máxima? Vamos a refrescar la memoria: contra el pueblo de Rómulo Betancourt cuando agredieron, con intención de asesinarlo, el auto de Richard Nixon, corría 1959…
    La congresista Ileana Ross le ha hecho “un llamado” al Dpto de Seguridad Nacional para que revise las concesiones de asilo político a los venezolanos. La verdad es que “nuestros congresistas” son miopes y sordos de cañón, no obstante, el lector inteligente debe suponer que quise decir otra cosa que, posiblemente, no encaje en los moldes de “lo políticamente correcto”.
    Cuando la legisladora llama a revisar los asilos de los venezolanos aquí, dudo mucho que esté fabricando un bloque amplio y fuerte de oposición al castro-chavismo; sino que enfila a crear una nueva comunidad económica estilo la castrista que, por sus pertinentes certificados de ciudadanía, cree ella, que se convertirán en votos a su favor mañana.
    Yo hice un trabajo para un periódico comunitario hace 8 años cuyo título es “No pierda de vista a los venezolanos…” en el que me arriesgaba a comentar que, en el 98 % de ellos, quieren los beneficios de residencia y ciudadanía para desmontar lo que algunos llaman “el Imperio Cubano”.
    ¿Podría suceder? por supuesto, que todos llegan con dinero porque pueden liquidar casas, autos… y, si se les recibe con congresistas dispuestos a suicidarse a mediano plazo al aceptar la categoría de buenos, tan buenos que comen mierda, detrás de un posible votante que le odia y quiere su poder, no digo yo.
    Del dinero de venezolanos que corre por aquí ¿Qué cantidad es aportado por el propio tirano de Miraflores con vistas a “tomar este nuevo Toledo” que es el Miami de hoy? Porque Chávez lo debe estar mandando hacia acá por tuberías, si lo hace La Habana, máxime cuando no necesitan de un “intercambio” para que Chino y Nacho canten en la AAA de Biscayne, ni para que Maglio Ordóñez ni quién sabe cuántos, más jueguen “un amistoso” en un estadio de pelota.
    Hace un tiempo, como 4 años, se alborotó el avispero con un inicio de escándalo que descubrió que una cantidad más que generosa de venezolanas casaban por dinero con cubanos, supongo que de “los nuevos”; sin embargo, “el bochinche” se apagó en menos de un día y era, es, una verdad más grande que un templo.
    ¿Quiénes le aplicaron la ley del silencio a una noticia que involucraba a elementos de “ambas comunidades económicas en el exterior”? ¿Por qué Radio Mambí no hizo como siempre, cuando del exilio cubano se trata, “abanderarse con la verdad”? o, ¿Acaso hay ciertas verdades dignas de saberse que no le convienen a la emisora y a quien sabe cuántos más? Por favor…
    Los periódicos venezolanos son los de mejor edición en el sur de la Florida; no hay un programa de televisión que no contemple una sección venezolana y lo mismo sucede en radio; en algunas, el personal de comunidad económica venezolana supera al de cualquier otro país en empleados.
    Todos los “analistas políticos”, según dicen, tan perseguidos por el chavismo como por los medios de aquí que los contratan, fueron oficialistas con mucho que ver en la victoria del gorila con cáncer hace 13 años.
    Más de 200,000 venezolanos pusieron el grito en el cielo cuando Chávez decidió cerrar el consulado venezolano de Miami, la principal justificación de su ira fue, es, “dificultades en la solicitud o renovación del pasaporte”, ¿Pasaporte para qué? ¿Para poder oficializar el voto? No, para el viaje allá, como cualquier vulgar cubano de reciente edición, que recibe el asilo y se acoge al Ajuste Cubano, porque, “Figúrate, con el asilo no puede ir a Cuba…”
    Todo eso lo saben Ileana, los Díaz Balart, Pérez Roura y el que se pegue; pero, como lo que muchas veces hacen sin tener en cuenta el daño que le producen al exilio nuestro, único en todo el mundo, primero va el voto posible o el rating y, si para esa época queda algún exiliado cubano, bien; si no, también.