Día Mundial de la Poesía: Dulce María Loynaz. Premio Cervantes 1992.

Imágenes tomadas del documental de Jana Boková, Havana, fragmento colgado por Ricardo Vega en mi cadena de Youtube en el 2009. La voz que escuchan al principio es la de Severo Sarduy leyendo a Carpentier.

Fui amiga de Dulce María Loynaz, en mi libro Los Misterios de La Habana, hay un cuento dedicado a ella, donde publiqué parte de mi correspondencia con ella. La visitaba los jueves a la cinco de la tarde, pero nos carteábamos, ella desde el Vedado, yo desde La Habana Vieja.

Jardín: Novela Lírica.

Últimos días de una casa.

«A Zoe Valdes que no sabe aun si Bárbara ha muerto.
Bien quisiera decírselo -porque ella es digna de saberlo-
su vieja amiga Dulce María Loynaz.
18 de febrero de 1982»

8 respuestas para “Día Mundial de la Poesía: Dulce María Loynaz. Premio Cervantes 1992.”

  1. Jardìn… poètica y delirante… Hay una introducciòn de Juan Ramòn Jimènez absolutamente desgustable… a mì me impresionò… casi pude tocar con mis ojos, a travès de la pal~abra a esa gran señora… «papel de seda fòsil»… «Sí, santa teresita de talco, exverde, ya comida por dentro de las hormigas menores de la vida cosquilleante; cantorcilla disecada, clavada hueca también, como un imperdible de espina, a esa vida. Como si su exhalación, su alma perdida, la dejara entre los otros, seca. Pero no para morir. Como ella, ardiente y nieve, carne y espectro, volcancito en flor; no pesadilla de otro ni, en sí, sonámbula».

    Dulce, si el Jardìn eres tù… poema…

  2. ADORABLE Y DULCE COMO SU NOMBRE

  3. Para mi una de las personas mas dulce que he conocido.

  4. En Cuba hubo gente muy grande, de la mejor, en muchos campos, pero hubo demasiada gente mediocre, inservible o miserable, y por eso el barco se hundió. Gente como la Loynaz, por no hablar de gente como Martí, son algo muy fuera de serie y, estrictamente hablando, anormal.

  5. Una de las dedicatorias que me hizo Dulce María Loynaz, que por supuesto, nada tenía que ver con la farándula habanera, al contrario, abría las puertas de su casa a muy pocas personas, elegidas todas por ella. Y a quien conocí por mi trabajo de filológa y de paleografía en los Diarios de campaña de Carlos Manuel de Céspedes, cuando hacía mi servicio social en el Museo de La Habana: http://zoevaldes.skyrock.com/1604086544-Dedicatoria-de-El-Jardin-Novela-Lirica-Dulce-Maria-Loynaz.html
    Yo jamás estuve detrás de nadie, sin embargo, las contadas amistades artísticas y literarias que tuve y que tengo, fueron y siguen siendo muchas y buenas, las mejores.

  6. Hermosa… soy cultora de dedicatorias… esta, efectivamente, es un Preludio… eres digna de saberlo… pero todas, «estamos condenadas»…

    Leì la novela… digital… para mì, una tortura… No prescindirè en tenerla algùn dìa en un libro de «verdad»…

  7. Solo quien lo sabe todo puede escribir:
    Dame senor, un buen olvido
    para las pequenas
    injusticias de cada dia;
    dame que la mentira y la torpeza
    no puedan ya quitarme la sonrisa.

    Recuerdo cuando ibas a verla.

  8. janczeck……leyendo atentamente su poesia tambien se le descubre, fiera.