La diferencia que debió evitar Benedicto XVI.

Sobre el cubano que gritó «¡Abajo el comunismo!» a pocos pasos de la tribuna donde se hallaba Benedicto XVI en Santiago de Cuba alguien me hizo la reflexión siguiente: Cualquier persona que se acerque al Papa gritando lo que sea será interrumpido al instante por los guardias de seguridad, lo que ha sucedido en otras ocasiones cuando el Papa ha sido agredido.

Bien, hay una gran diferencia entre una agresión al Papa, y un hombre que se manifiesta públicamente en medio de una plaza llena y que grita «¡Abajo el comunismo!», frase que por demás concuerda con las manifestaciones que había hecho el mismo Papa días antes de viajar a la isla, cuando dijo que el marxismo no servía para nada. En buena lid, el hombre solamente estaba subrayando lo que había ya declarado el Sumo Pontífice.

Pero veamos, en dos videos o en tres, cómo fue aquella violenta agresión al Papa por una mujer en una iglesia italiana, en Roma, y lo que sucedió recientemente en Cuba. La mujer le mete un guantazo al Papa, el Papa se cae y exclama un «¡Ay!» adolorido. No vi en ninguno de los videos que la agresora fuera tratada con la crueldad con la que ella trató al Papa, mereciéndolo incluso. Si eso hubiera sucedido en Cuba, la persona no estuviera haciendo el cuento, ya estuviera en el Reparto Bocarriba. Es más, ni siquiera hubiera llegado a saltar la barrera. El tiro en la frente la hubiera paralizado en el intento.

En Cuba, sucedió de manera muy diferente, el hombre bastante alejado todavía del Papa, exclama su protesta, y no ha terminado aún cuando le caen arriba y es conducido a palo y a trompones hasta desaparecerlo. Al día siguiente no veremos su foto en los periódicos cubanos, ni sabremos su nombre. Esa es la gran diferencia que debió de haber evitado Benedicto XVI no dándole la oportunidad a los dictadores con su ausencia de haber reprimido a todo un pueblo, de manera pública inclusive. Pero no la evitó, allí fue a restregarse con los dictadores, y a balbucear cualquier tipo de justificaciones para su visita, una visita que no cambiará nada. al contrario empeorará todavía más todo, porque lo que se ha visto es un apoyo total y sobre todo político al régimen.

Otro video tomado desde otros ángulos de lo sucedido con el cubano que gritó en medio de la misa:

 

11 respuestas para “La diferencia que debió evitar Benedicto XVI.”

  1. Qué tiene esa Isla que por pasarse unas horas allí, tanta gente se arrastra ante los Dictasaurios? Hasta el Papa!!!

  2. Bueno podemos sentirnos orgullosos, por lo menos uno tuvo los Timbales de gritar lo que muchos piensan, la Honra ha sido salvada, aunque salvajemente reprimida, sin importar cámaras, prensa internacional, egal. Pero un Maceo estuvo allí.

  3. Parte del comentario que me dejaron ayer en otro post, por eso y por otros comentarios escribí este post:
    Ivan
    ibi_estella6@hotmail.com
    62.37.150.114
    Enviado el 27/03/2012 a las 8:34 pm
    Quieres que los presidentes condenen la detención de una persona, por irrumpir en un acto del Papa, igual que un asesinato? pues vamos bien…

  4. Donde estan los disidentes con nombres famosos?????…..posible estan esperando al Papa en La Habana para hacer lo mismo que este senor con TREMENDA VALENTIA….

  5. Ya yo no creo-como decia mi abuela-ni en mi madre. Como nadie tenia los timbis para protestar despues de una reunion de Seguridad de Estado concluir, enviar a un seguroso para protestar pues asi le daba al SHOW un sabor interesante y no vieran a los cubanos como Zombis o carneros….

  6. Si, Chocolatico, nuestra Honra ha sido salvada, De aqui, hasta el Final.

  7. Por supuesto, ese individuo que protagonizo tan valiente gesto, es hombre muerto. Pero le ha dado Vida Eterna a la Nacion.

  8. Y Uds, los que dubitan, los incredulos y otros, tienen otro Camino que escoger.

  9. Si,a Uds, que piensan que este valiente traspaso las lineas de la seguridad por si solo ,dejenos decir que estan equivocados. La oposicion al gobierno de Cuba pervade TODOS los estratos sociales y es imparable ya.

  10. Y el papa continuó su misa como si nada hubiera sucedido. Me da una rabia. Qué diferencia tan grande entre los mal llamados católicos y Jesucristo! Fui criada en la religión católica, pero cada día me siento más alejada de ella.

  11. Para ibi_estella6@hotmail.com, quizá no seas una persona de fe o quiza sí y tú comentario sólo muestra que tal es la de las peores. Te invito entonces a que busques como un papa y la iglesia que representa tratan a quienes les ofenden, increpan e incluso, como en el caso que te sugiero a continuación, a quienes intentan asesinar a sus miembros. Busca el video de Juan Pablo II perdonando a Mehmet Ali Agca y verás como el vicario de Cristo, uno de los ejemplos más gloriosos de la resistencia pacífica y la no violencia, ofrece a un asesino su otra mejilla. Sin embargo, donde tu insidioso comentario oculta aún más tu cobarde y mezquina persona es la de insinuar que un hombre indefenso cuya única arma fue la palabra se merezca ser golpeado, apaleado y, hasta la fecha, detenido y sin paradero conocido, y, por si fuera poco, comparado con un asesino por personas tan bajas como tú; vuelvo a repetir, quizá al no ser cristinana esto no te parezco algo ya visto, conocido…pero ese Otro que te mencione anteriormente también fue humillado, apaleado, golpeado, condenado por violar la ley y crucificado como un vulgar criminal por su propia gente por usar la palabra como punta de lanza para unir a la humanidad en el amor y la aceptación del prójimo. Entonces, mi querida ibis, vuela muy lejos y muy alto con tus canijas patas y pico retorcido, que eso no es lo único que tienes canijo y retorcido, para que si alguna vez desde la altura divisas cubanos y te sientes con el derecho inalienable de graznar tu simpatía por los asesinos, torturadores y represores de Cuba, cuando te tiremos piedras y palos acatando tu propia ley, no te quedes sin pluma y cacareando.

Deja un comentario