Más que un simple pastor.

Editorial El País.

Una respuesta para “Más que un simple pastor.”

  1. El Vaticano es un estado preocupado de sus asuntos, y su viaje a la isla tiene ese solo objeto. Los cubanos y sus disidentes no le interesan, ni lo que pueda pasar al negro que gritó contra el comunismo durante la misa que ofrecía en Santiago de cuba.

    El sentido común me dice que el resucitado Jesús de Nazaret no debe aprobar conducta semejante de su representante en la tierra. Ni esta ni otras conductas de sus antesesores como Pío XII, y mucho antes, allá por el siglo XV, otro también vestido de blanco llamado Alejandro VI, con sus 10 hijos, sus orgías, sus queridas, sus bacanales en el Vaticano. Empiezo a comprender a Savonarola, aquel monje benedictino, contemporáneo de Alejandro, que horrorizado ante la corrupción de aquellos tiempos hizo pública su inconformidad, y Alejandro ordenó su
    tormento y muerte por estrangulación, y sus restos quemados en la plaza pública, que todavía se conserva en Florencia.

Deja un comentario