La guerra perdida. Por Mario Vargas Llosa.

El País.

5 respuestas para “La guerra perdida. Por Mario Vargas Llosa.”

  1. Desde ya que por nada del mundo me atrevería a cerrar filas con Repsol; si esa empresa no tiene ningún escrúpulo en comerciar con dictaduras como la castrista, obviamente que no lo tiene para nada. Los dueños de Repsol, lo mismo que los de los Bancos, se defecan olímpicamente en los intereses y el bienestar de los pueblos. De manera que, como cubana, para mí Repsol puede irse ahora mismo a la peor de las bancarrotas.

    No obstante, sí considero muy atinado el planteo de Vargas Llosa sobre la estrecha relación entre la resurrección (fallida, por ahora) del tema Malvinas y la reciente (y abrupta) expropiación de YPF por parte del gobierno kirchnerista. Y sí, porque el manejo que ha hecho el “modelo” nacional y popular de la Sra. Kirchner con el tema de la estatización de YPF me recuerda mucho lo que me comentó hace algunos años una amiga argentina, justamente cuando a la palestra pública comenzaron a salir casos como Skanka, caso Felisa Miceli, caso Ricardo Jaime, caso valija de Antonini Wilson, caso corrupción en “Sueños Compartidos”(compartidos con Bonafini, aclaro) y en definitiva otros muchos casos de corrupción estatal que llevaban al más ingenuo de los ciudadanos argentinos a plantearse muchísimas preguntas (http://www.lanacion.com.ar/924516-muchas-preguntas), preguntas que este gobierno no sabía ni aún sabe cómo responder. Mi amiga me dijo: “Espera y verás que en un par de meses la frase ¡Las Malvinas son argentinas¡ se instalará en los discursos de este gobierno”. No se equivocó.

    Confieso que cuando se anunció lo de la expropiación de YPF me quedé un poco descolocada. No entendía nada. En principio lo que más llamó mi atención fue que era precisamente el mismo partido que impulsó la privatización de las empresas en la Argentina el que decidía intervenir estatalmente a YPF. Pero bueno, pongamos que sin necesidad de una sola autocrítica (como corresponde a los kirchneristas) decidieron rectificar el “errorcito” de antaño (errorcito defendido y recontradefendido por Néstor y Cristina de Kirchner; a no olvidar esto, ¿eh?). Pues bien, a mí no hay forma de que me cierre este cuentico. Todo me suena a cortina de humo, a parche, tal cual el tema de Malvinas.

    ¿Las Malvinas son argentinas? No lo sé. Simplemente no lo sé y no creo que hiera a ningún amigo argentino cuando planteo de mi ignorancia al respecto. El reclamo puede ser legítimo, está bien, pero de lo que sí no cabe ninguna duda (y esto es opinión de muchos de mis amigos argentinos) es que el tema Malvinas siempre ha funcionado como un parche para llamar a la unificación nacional tapando errores y horrores. Funcionó así para la dictadura militar y funciona así para el actual gobierno kirchnerista. Un Parche Nac ^ Pop ®, que diría un amigo.

    Sin embargo, como bien lo apunta Vargas Llosa, dado que en la pasada cumbre de Cartagena el reclamo por Malvinas no hizo ruido y, además, a las escabrosas preguntas que no ha podido responder este gobierno se le sumó el escándalo Boudou/Ciccone (http://www.lanacion.com.ar/1459235-la-justicia-avanza-en-el-caso-boudou-y-allano-la-ex-ciccone), los kirchneristas supieron fabricarse un nuevo parche Nac ^ Pop: la expropiación de YPF. ¡Eureka! ¡Anestesia para todos y todas!

    Pero… ¿y Malvinas? Bien, gracias, en el Atlántico Sur, supongo. De momento, digo, Malvinas no es tema de tapa. Pero allá vamos; porque cuando, dados los antecedentes de corrupción de este gobierno y, sobre todo, el actual déficit de organismos de control, salte a la luz pública algún caso de corrupción en YPF estatal o el petróleo empiece a oler a banana y el pueblo argentino supere la amnesia inducida dándose cuenta de la tomadura de pelo, entonces sí, entonces los kirchneristas volverán a gritar: ¡Las Malvinas son argentinas!

  2. ¿Quiénes entran en YPF argentina? Minuto 8:35 del programa “Periodismo para Todos (y Todas)”, de Jorge Lanata:

  3. En Periodismo para Todos (y Todas) sale a la luz la “rentabilidad” del modelo Nac ^ Pop ® de Cristina de Kirchner (rentable para ella y sus amigos, claro). En el minuto 1:40 comienza el recorrido por uno de los hoteles Nac ^ Pop ® de la Sra. Kirchner. En el minuto 14:28 se pueden ver las costosas comodidades de la suite Evita (cuando Lanata menciona al Tango 01 se refiere al avión presidencial):

  4. ¿Por dónde le entra el dinero al coco? Acá tá (minuto 1:24):

Deja un comentario